Skip to main content

Full text of "Antigüedad maritima de la republica de Cartago"

See other formats


Google 



This is a digital copy of a book that was prcscrvod for gcncrations on library shclvcs bcforc it was carcfully scannod by Google as parí of a projcct 

to make the world's books discoverablc onlinc. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 

to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 

are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and other maiginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journcy from the 

publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with libraries to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prcvcnt abuse by commercial parties, including placing lechnical restrictions on automated querying. 
We also ask that you: 

+ Make non-commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfivm automated querying Do nol send automated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other áreas where access to a laige amount of text is helpful, picase contact us. We encouragc the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attributionTht GoogXt "watermark" you see on each file is essential for informingpcoplcabout this projcct and hclping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remove it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are lesponsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can'l offer guidance on whether any specific use of 
any specific book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
anywhere in the world. Copyright infringement liabili^ can be quite severe. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organizc the world's information and to make it univcrsally accessible and uscful. Google Book Search hclps rcadcrs 
discover the world's books while hclping authors and publishers rcach ncw audicnccs. You can search through the full icxi of this book on the web 

at |http: //books. google .com/l 



Google 



Acerca de este libro 

Esta es una copia digital de un libro que, durante generaciones, se ha conservado en las estanterías de una biblioteca, hasta que Google ha decidido 

cscancarlo como parte de un proyecto que pretende que sea posible descubrir en línea libros de todo el mundo. 

Ha sobrevivido tantos años como para que los derechos de autor hayan expirado y el libro pase a ser de dominio público. El que un libro sea de 

dominio público significa que nunca ha estado protegido por derechos de autor, o bien que el período legal de estos derechos ya ha expirado. Es 

posible que una misma obra sea de dominio público en unos países y, sin embaigo, no lo sea en otros. Los libros de dominio público son nuestras 

puertas hacia el pasado, suponen un patrimonio histórico, cultural y de conocimientos que, a menudo, resulta difícil de descubrir. 

Todas las anotaciones, marcas y otras señales en los márgenes que estén presentes en el volumen original aparecerán también en este archivo como 

tesümonio del laigo viaje que el libro ha recorrido desde el editor hasta la biblioteca y, finalmente, hasta usted. 

Normas de uso 

Google se enorgullece de poder colaborar con distintas bibliotecas para digitalizar los materiales de dominio público a fin de hacerlos accesibles 
a todo el mundo. Los libros de dominio público son patrimonio de todos, nosotros somos sus humildes guardianes. No obstante, se trata de un 
trabajo caro. Por este motivo, y para poder ofrecer este recurso, hemos tomado medidas para evitar que se produzca un abuso por parte de terceros 
con fines comerciales, y hemos incluido restricciones técnicas sobre las solicitudes automatizadas. 
Asimismo, le pedimos que: 

+ Haga un uso exclusivamente no comercial de estos archivos Hemos diseñado la Búsqueda de libros de Google para el uso de particulares: 
como tal, le pedimos que utilice estos archivos con fines personales, y no comerciales. 

+ No envíe solicitudes automatizadas Por favor, no envíe solicitudes automatizadas de ningún tipo al sistema de Google. Si está llevando a 
cabo una investigación sobre traducción automática, reconocimiento óptico de caracteres u otros campos para los que resulte útil disfrutar 
de acceso a una gran cantidad de texto, por favor, envíenos un mensaje. Fomentamos el uso de materiales de dominio público con estos 
propósitos y seguro que podremos ayudarle. 

+ Conserve la atribución La filigrana de Google que verá en todos los archivos es fundamental para informar a los usuarios sobre este proyecto 
y ayudarles a encontrar materiales adicionales en la Búsqueda de libros de Google. Por favor, no la elimine. 

+ Manténgase siempre dentro de la legalidad Sea cual sea el uso que haga de estos materiales, recuerde que es responsable de asegurarse de 
que todo lo que hace es legal. No dé por sentado que, por el hecho de que una obra se considere de dominio público para los usuarios de 
los Estados Unidos, lo será también para los usuarios de otros países. La l^islación sobre derechos de autor varía de un país a otro, y no 
podemos facilitar información sobre si está permitido un uso específico de algún libro. Por favor, no suponga que la aparición de un libro en 
nuestro programa significa que se puede utilizar de igual manera en todo el mundo. La responsabilidad ante la infracción de los derechos de 
autor puede ser muy grave. 

Acerca de la Búsqueda de libros de Google 



El objetivo de Google consiste en organizar información procedente de todo el mundo y hacerla accesible y útil de forma universal. El programa de 
Búsqueda de libros de Google ayuda a los lectores a descubrir los libros de todo el mundo a la vez que ayuda a autores y editores a llegar a nuevas 
audiencias. Podrá realizar búsquedas en el texto completo de este libro en la web, en la página |http : / /books . google . com| 



-'\ ^ 




b 



'3T 



usueis empruñtés"! notre age et 
aux siécles derniers. Paris, 1856, 
in-i8, dein.-rel., épuisé. (52) 2 fr. 

fl 4295. Campomanes (Pedro Rodi- 
*'-' guez). Antigüedad maritinla déla 

república de cartago con el Periplo 
de su general Hannon, traducido 
del Griego á ilustrado. Madrid, 
1756. in-8 dem.-chag. planches se 
dépliant. (51) 5 fr. 

1296. Chaignet (Ed.). La rhélori- 
que et son histoire. París,. 1888, 
in-8, br. (42) 3 fr. 60 

1207. Chants et chansons popu- 
laires de la France. Paris, 1854, 



1303. Chomel (Noel). Dictionnaire 
oeconomique/ contenant divers 
moyens d'augmenter son bien et 
deconserversa santéavec plusieurs 
remedes assnrez et éprouvez poar 
un tres grand nombre de maladies, 
et de beaux secrets pour parvenir 
á une longue et heureuse vieillesse. 
Commercy, 1741, 2 volQqnes et 2 
volümes de supplément, ensemble 
4 vol. in-fol. veau. 25 fí. 

. Ouvrage tres curieux contenant 
un grand nombre d'articles sur 
les moyens d'élever toutes sortes 
d'animaux domestk]ues,renfermant 
toutes cortes de notions sur la 



!A.NTIGUEDAD 

marítima 

DE LA 

REPÚBLICA 

DE CARTAGO. 

CON EL PERIPLO DE SU GENERAL 
Hannon , traducido del Griego, 
eiluftrado ; 

Fa- J). PEDRO rodríguez QAMfOMJNES, 

Abogado lie los Coníips , AJ/ifarGenerítl de ¡os 

Corries,JFofiasáeEfpiiña &c. 



E N M A D R I D. 

En la Immenta de Antonio Pe&;z,de Soto, 

MPCCLVI. 



/" 



SEÑOR, 






^ 



Iwviejf¿ l¿i fe- 
licidad de 
agradar h 
V. Mag, en el intento 
de pan eren clarólos mo- 




^ 



^) 



numentos deJ poder 
Cartaginés en nueftra 
lengua entrefacados de 
las reliquias de la anti- 
güedad y y difperfos en 
tantos Idiomas Orienta- 
les \ bavré confeguido 
el fruto de mi eftudio. 
Confio en la benignidad 



Mag. 



fedéfdi 



ífdr lavifii 





tinas memorias y en qae 
fe "ilujiran h cofta dé 

una 

chas antigüe dadeí acer- 
ca del Comercia ^y Na- 
vegación dé los primi- 
tivos Efpanol es ianto 
ál Mar Mediterráneo, 
como di O c ce ano iyfoh 
cómo haja del Imperio 
del yhr propio dé la Co- 
rona déK: Mág. Tcomo 



í 



de aquí tdmo principia 

m 

á la Hiftoria Nautiea 
de Eípaña ^faltaria en\ 
na procurar acercarla 
al Solio ^ para ^üe con 
el patrocinio deV.Mag. 



"^fi 



^fi 



fe 



esfuerzo , y pericia de 
mar de la Nación Ef- 

y los tambres, de 




/ 



fus fafñofos Almirátt- 
tes ',y CaudfllosV, y tó 




« 

y Conquiftadores en me- 
morables Empreñas ^y 
lejanos defeubrimien- 
tos con aumento del nom- 
bre Cbrifliano , enf alza- 
miento de la Nación Ef- 
pañol a y é inmortal glo- 
ria de fus Auguftos Mo- 
narchm ; de que es un 




tengo Já fattuná de^po^ 




\ » 



«^ • 



"WsAúi y Jufio 3. de 175^ 



* * ^á 






' r • ;, 



<■ ,> 






-. J 



V. 






T r 



^ >». • ■^-/ 



« . 



% : 



* r ^. 



b «. ^ < 



* -j 



Vj * 



^V. 



•■ * 



/ 



-■ fl» 






2)tf » Píííf ó Rídgtgti4x 
Camptthátus 



.^ 



■inMlioBiUlUiíM'íliPIÍ») Pt9lí»UI'fiMt¡'ii^ 

arsT» nt*(í> 0ki«HE>i*eiW».*e«iiwii iMííimifri 

JT, ócraduccion fobrsel Gr¡eí8'*Pfl aVSlie|* 

cita Cíimsiriellft aecif^iCtMalIfttKtl^tAjftéíll^X 

.yk il Jas recónditas noticias bebidas ea-t^^Sñe^Wi 
BTaliprft^ nSimUéPíVIyí^iíbSilSidm'f^U er- 
■M»J<íarmfem)°i''<)¡i&ifí3 IV<M? (Jli^Rtfieá elVÍS» 
riéiíij.aup , fiiatn'iíl cí sLiaai 3tjp 6 f Midnruííoa 

¿lit^ircitiiK'jidw^é m'm!m''fm &Mi«k«i9 

nuevas ¡a7epciones.^uanto-^Sjá^^if)^é%Arneí(fí¿ 



1 . . . 

terarfe de háehíMQtiiijIrabigthEJpaHo/a^qiie j6 
tengo prevenida , y crabajada para darla al publico ; fi 
fe confideran acencamence las circtinHancias del lug^r, 
y de 1q$ ciempoi. ;Paes es conllaoée , que losCarta- 
ginefes , venidos defde el Oriente hafta EfpaSa , di- 
lataron fus Conquiftas , Colonias , y Comercio por 
las mifínas caufas , y medios, que los Árabes defíie el 
Rey Don Rodrigo. 

Effa fue la caula de parecerme al leer el ZXi^ 
curfo fíi/krfcory Notas fobre los hechosde los Car- 
caginefes ; q/ue con poca diferencia la Hííloría de efkos^ 
y la de los Árabes enEfpaña ^ y África parecía una 
naifma por la femejanza ealas columbres , y policiá de 
unos,y Qcros. 

Por otro lado nada encuentro ea toda^que íe 
oponga á mieftra Santa Fé Catbolica , y buenas 
coftumbres , ó que retarde la licencia , que Iblt* 
cita de V. S. para la impr^ísion ;. antes de eHa feguiri 
mucha utilidad al publico. Oe eíla Real Bibliothecar 
hoy 2^3^. de Abril dé 1754.. 

^ D. Miguel CafirL 

LICENCIA DEL ORDINARIO. 

NOS el LiceficMOd Don TBomás ie Náxeray. 
Salivador , del Orden de Samiagd^Capellan 
de Honor de fuMageftad^ ^ Vicario de efta VUla^ 
de Madrid^ y fu Partido , &c. Per la prefente , y> 
por lo queá nos toca , damos licencia para que fe pue- 
da imprimirá é imprima ellii^o intitulado : Peri- 
pío de Hannon , que ba traducido del Griego Don 
Pedro Rodríguez Cámpomanes , JÍhgado de los^ 
Reales Confejos : mediante , que denmeftraorden. 
bafido Ȓ/?<? , jf rMinocidOryp^e^eno ^omienecofa 

* opuef 



fipuefía h nueflra Santa Fé Catboüca , f buenas^ 
toflumbres. Fecha en Madrid en veinte y tres de 
Abril de mil fetecientes cin quema y qaatre. 

Lie. Naxera. 

Por fu mandado. 

D.ManuelGilyJyefa. 



CENSURA DEL DOCTOR DON JUAN 
de Riambáu , Abogado de los Reales Coonjejos ; y 
ExDecane de fu Colegio de efta Corte» 

U. P. S. 

DE orden de Y. A. he vifto , y reconocido con 
igual cuidado , y güilo el Libro , que mi com-^ 
pafiero Don Pedro Rodríguez Campománes há tra- 
ducido del idioma turiego (en que originalmente fe 
cfcribib ) al (Caftellano , intitulado : Periplo , que 
concíenela Navegación , que Hannon Cartaginense 
hizo muchos figlos antes de la Encarnación del Ver- 
bo Eterno , i la Cofta Ocddental del África , por 
ipándado,^ de la República de Carthago , iluftrado 
cont^otaseruditirsimas, y con varias reflexiones no 
menos importantes , que poUticas. Afsímifmo he 
^dílo el Difcurro Hiftorico , que precede á efta Obra^ 
fobreel Poder Maritiitio de aquella República , en 
que fe contiene fu principio , y iundacion : la erec- 
ción ^ y fabrica de fu Puerto : las artes con que le 
fortificaron <, y adornaron: el cuidado con que forma- 
ron los Arfenales : la providencia con que cuidaron , 
de abaftecerlesde todo lonecelTario parala conftruc- 
dóp 9 y armamento de Navios , Galeras , y otnm 

bj Enh 



PRO LOGO, 

Y mSCVRSO LTTEKASJO 

SOBRE EL PERIPLO 
DE HAN NON. 



tmimmmmfiammmmammitmm 



OCiofo es qofi yo molefte al Lcélof , encare- 
ciendo' la utilidad de la Obra , ni con 1^ 
demás prevenciones , cpie de cftilo fuelen Henar 
eftos razonamientos. Cada uno es libre ^ tenien- 
do prefente el amor ¿ la vadad , para hacer jui- 
cio de ella, ó mejorarla. 

Detendreme folo en la Hiftoria literaria de 
efta navegación del Cartaginés Hannon , la qual 
en vez de fer un defcubrimíenco , 6 hallazgo mió, 
cftá citada ^ y feguida de Efcritores Efpañoles de la 
mejor nota , por &í conocimiento, de nueftra His- 
toria , y de la de África. 

Floriande Ocampo (i) hace un reíiimen del 
Derrotero de efte viage por la Cofta Occidental 
Athlantica , y eftablece la épocha en que pienfa 
haveríe^fcrito efte Monumento en el año 440. 
antes del nacimiento del Sajador. La defcrip- 

cion 



clon topográphica ^ que hace de cfta Cofta , no& 
ayudó mucho por lo cxado de ella , para levan- 
tar nudfara Carta Hydrographica > en que van los 
nombres antiguos con las correfpondencias mo- 
demás. Es precifo confeflarle áFlorian de Ocam- 
po j que fue el primero y que entre los nueftros, 
y aun de los Eílrangeros Uuftrb > y des&utó con 
conocimiento efte monunKnto y por mas que al- 
gunos « aprovcchandoíc de fus noticias , fupri-« 
mieflen fu memoria. 

Convengo con él en que paflGindo la Equi* 
noccial , entró Hannon en las Islas de Santo Tho* 
me hafta la punta de Lope GonZ£ilezj> pero no 
en que deíde alli pehetrafle hafta el Setio Arábico, 
conftwdo lo contrario del texto del mifmo Perir 
pío , á menos que efto fueíTe en ftgunda expedi- 
ción, (i) No conftando por Monumento antiguo 
fidedigno de las vidoriasque le atribuye Plorian 
de Ocampo > nos es precifo apartamos en efto dé 
iii fentir. 

Arriano , citado de Florian y no favorece íu 
opinión y porque en los treinta y cinco dias que 
feñala de navegación hafta la punta lioy de Lope 
González y haru diligencia hizo Hannon >fm que 
fea pofsible entender que en tan corto tiempo 
pudiefle alargarfe á la Cofta de Arabia y doblando 
el Cabo de Buena-E(peranza^ 

Añade Florian , que 'Hannon efcribió de ftj, 

via^ 

' (i) Yeafcrol)iecft«Io<]iiedeciiiMsalfindelafiii^rMMii. 








volumen , además de no haveí:i@ía@^%i^^g^ 
^J^4tft^^í%13é^e£fe |4iPf%álSf^^líd>doc- 
t§ ÉS:fif 8f í^de doáte1^^flí^Tí6í|á>9^co tot9P 

rj-rT^fíifífffle-'SVafcol^^íega&^ia VÍa^oí^W 

«e!^1b(Pd«:¥fif«Í](^(^p;'^P(»llP6<>lH'G^e^ 
tal de Eípaña acia el mar del Norte > 'i^S^m 

Íhmm^fdli»-é0mÁJ ^í'-^áánt<5>'1«HP^bra 




Éti>;^p^'en«árá^4ds' Mi^l{éásrtf<6b^éK:ioti7 
d mar del Norte. Pltíád^m' <te'ííá{'^«iPdt? 

1^ #IotÍ!in «le Ocatnpo «tíA. lU. }. c^. fill'. 



tyth^s algaiíü ves , f dtfós antigaoi.Gebgfah 
fhos. •'.''.• •) 

El Dodifsimo Hiftomdor Padre Joan dci 
Mariana (i) de la Compañía « dá cabal noticá» 
cambien de la Navegación de Hannon. Su cono* 
cimiento en las Lenguas Orientales le facilitó ti 
ufo de eñe monumento 5 aísi como k havia he-* 
cho igualmente Florian de Ocampo , también- 
yerfado en el Gnego. 

yy La Navegación ( dice el Fadíe Mariana ha- 
¿^ blando de eíla ) fue mas larga quela de Himü-- 
99 con, y la mas famóíá > que íucedio , y fe* 
¿y hi¿o en los dehipos antiguos > y que fe puede 
9> igualar con las Navegaciones modernas de 
,> nueftro tiempo » qüando ía Ü^acion Eípa!k>la' 
«; con esfiíoio invencible há pciletfado las partes 
^ de Levante , y de Pohiaite, y aun aventajaríe 
0y á ¿lias por no tener noticia entonces de la 
Piedra Imán y fdch aguja y ni faber d ufo aís¿ 
dedlaVcomo del Quadr^ite : pof dondb no fe 
ff atrcvian á meter ^ y alargarle muy adentro en el> 
«>mar. 

Lácpocha , (^uc feñalá efte Eícritor á la Nar 
vegacíon de Hannon , és él año 367. de la ftirl-^ 
dación de Roma , y en él ruíiíao coloca hcpc^ 
Himilcon emprendió por el mar de F<xuente 
hacia el Norte. 



•> 
»> 



B tcrtoddP«í|rfo nd conforma con cfteh* 
comparable Hiftoriador en punto del tamaño de 
las Navc^ , que llevó Hiannon h en cuya Relación 
omlla eran Pentecontoros , ó Naves explorato- • 
rias de poco tamaño 9 y el Padre Mariana las Ha-. 
ttia Gateras grandes. ; 

Fienía dte Dofto Efcritor que la Ejqpedi- : 
don fe hizodeíde Cádiz, y es muy muy verofi- 
mil , que en aquel Puerto íe equipaílen las mas de 
las Naves i bien , que algunas vinieron de Carta-> 
go á lo que puede colegirfe del Periplo : quan-^ 
do en él fe dice , que emparejaron las Colunas de. 
Hercules , faliendo del Eftrecho : lo que no ne*-. 
cefsitaban hacer , fíno vinieflen del mar interior,, 
cftañdo Cádiz fob;re la Cofta del Occeano : á me*- 
nos que efto no fe deba entender de la Navega-^ 
cion ^ que defde Cádiz hicieron á la Cofta 
opucfta de África en cuya travesía haviaa de 
paflar frente del Eftrecho 5 con lo qual fe falva el 
original , y la refpetable autpridad de un hom- 
bre tan doGto en nueftra Hiftoria. 

Acaba Mariana el refümen del Periplo fín 
hablar de las Colonias fiel Seno Empórico , por 
no contemplarlas fin duda pertenecientes á la Hid. 
toria de Efpaña. Refiere también , que Hannoii 
defpacho á Cartago Embaxadores con relación 
del fuceífo y y que efto lo dice el mifmo , General. 
Cartaginés en fu relación > pero en el original, 
qne nofotros hemos &gqidp áka tí&c partioila^^ y; 



átaíb dimana la v&riédad di las copias del texto 
CvkqjOu Pero en Jo demás fe conforma con el 
fiueftro el que figuió aquel |uicioíó Hiftoriador. 
. Luis del Adármol Carvajal (i )Autor' peritiísimo 
en las cofas de los Árabes , y Africanos , refirió las 
Navegaciones conocidas por los antiguos por el 
4nar Athlantico al cabo de Buena^Efperanza i an-* 
tes que la volvieflfen á defcubrir los Portuguefes, 
y hace una efpecial digrcfsion de efte viage ^ refi- 
jiendofe á Pomponio Mela , y Plinio. 

Advierte, pues ,, como Hannone, Capitán fa^ 
„ mofo de los Cartí^eícs , por orden del Sena- 
^, do file cpn fefenta Peritecontorios , que eran 
^yUnosNaviosdecinquentaremos y á poblar las 
„ Ciudades Libias Phenicias (2) del otro cabo del 
^y Eftrecho de Gibraltar , y navegó, tanto por la 
^) Cofíiz de A&ica , que llegó quaíi debaxo de la 
^y linea equinoccial s porque del difcurfo , que de- 
^j xó eícrito de íii mano en el Templo de Saturno, 
^^y y de las íeñiües , que dio de lo que vio enel via- 
'97 ge 9 fe entiende (3) claramente , que paísó de 
9, aquel Cabo de la Sierra , que modernamente 
^y llaman los Portuguefes Sierra Leonay y es la 
sy que Ptholoméo (+) lUmó Carro de los Diofes. 

d Don 

(X) DeCcripciofide. Afi:lca^/¿, i.C4^. }«. 

(1) No eran Gradéeles Ubío-Fenkias ; poique aun nA eftaban fundadas, 
luego fe denominaroQ a£si p^ fer los Colonos Libio-Fenicw, 

<;) Por eíla ¿xprc&ion fe viene en coaoclmtento de que Marmol leyó el 
]f triplo , no contencandofe con verle ciudo en Mela , y Plinio. 

(4) No folo Ptholomco la denodüaó aisi > mas también Iqs otros Geor 
;|;aÍQ{ iotiguos. 



DónlfrancScó £an!bl de ftómanlí , Dodl&^í 
mo Amiqaairio Valenciano ^ e Uuftrador de h 
Geographia antigua de Efpaña , de quien hace 

* nueñro -Don Kicolás Antonio ( i ) honoiífíca 
mención , dexo para pubbcar entre otras Obras ^ 

La defcripcion de Jfrica ^ y en particular 

dje la Na'Pe^aáon de Hannón cún ady^erten^ 

,cias álaS' natas de Flarian de Ocampa fobr§ 

* ejie Peripia : que prcfumo ion las mifmas , que 
trae infertas en íu Hiftoria de Efpaña. De efta 
Obra 4e Lanfol no tenemos xnas ^ que la mo* 

-moría* . . 

El Sabio Marcfues de Mmdexar , t^rinci- 
pe de los Antiquarios Elpañolcs efcribio un tra- 
tado con el titulo de Cades Pheniciae , que en d 
Cathalogo de las Obras del Marqués pone el Dc^ 
de Ahcuite Don Aíantiel Aíarti. Por la afi^- 
nidad de la materia havria dado mucha kiz > pera 
no me fue poíslble adquirir eíla Obra para apro* 
vechar de íus obfcrvaciones en la mia pM la pro* 
ñmda ledura , y deípejada critica ^ que reyna 
en todas las que efcribio el Marqués. 

De los Eflrangeros fe han dedicado algu- 
nos á iluifarar con notas efte monumento : los 
principales fueron Samuel Bochart , Abraham 
Berchelioy y 'Juan Hudfon > recopilando cftc ul- 
timo todas las que hicieron varios Críticos > qtnfi 

dio 



í^ i !i]£ m fu Edkion de los Géogtaphos rncno^ 
tes en 1 6 9 s • que v^ también al jpie de la nueíbra. 

Las imprcfsíoncs , que yo he vifta con d 
texto Gri^o fon tres : una puramente Griega 
con otros Oeografhos mentores en Bajtléay 
año de 1 5 3 3. en quarto en lá Imprenta de Fro-- 
benio\ cuidando h Edición Seglfmundo Gcle-- 
nio > que reputan todos, ppr original por no ha^ 
ver otra mas antigua , íobxe la qual hice miTra^ 
duccton. 

La de Abraham Berchelw á continuación ddl 
StephanQ de Z/rbibus en o^vo , en Ley den 
ano 4e 1 674^ con notas del mifmo BerchelU 
queipa puramente gramáticas, y en lo demás 
de poca monta, Al fin ttae reimprefías las notas 
de. Bpchart. Efta Ediccioñi . es muy conefta , y 
bien acentuada. 

Últimamente eftando efta Obra fobrc la pren- 
ía , Ji^ó á mis manos la Colección de Geogra- 
phos- menores de Juan i%í^o;^ de 1698. en 
Oxama 9 habiendpmela franqueado para 61 ich 
conocimiento el R. P. Hcorique FloreZj^ 

Además de las notas tiene una Dillertacion 

de Henrique Dodv^ell en que pretende debilitan 

, el crédito de efte- monmíacnto , la que me óbligp 

á fotisfecer por menor fus objeciones á continua- 

. cion del Prólogo. 

B\ IzBibliotheca Griega de Juan Albei8Í 
Fabricio fe dan otras noticia^ pertenecientes á la 

hüt 



hiftoria üterada de eflre monumento , y fe pueden 
ccnfultar también las que trae en fu Bibliotheca 
Geographica Antonio de León Pinelo adicio- 
nada por el laboriofo eftudio del feñor Don An- 
drés Gonzalez^de Barcia , que faé del Confejo, 
y Cámara de S. M. 

En lengua vulgar publico en Italiano efta Na?- 
vegacion de Hannonjuan Bap. Kamufio (i) enla 
Imprenta de los 'Juntas en Vemcia año de 1 5 8 7. 
precedida de un Difcurfo , en que dá muy bue- 
na razón de la obra , y ligue el derrotero con- 
frontado con relaciones de ííi tiempo. Facilitóme 
efta Colección (que es rara) Don Juan de Chin-- 
durz^ , Caballero del Orden de Santiago , á cuyo , 
delicado gufto en toda buena ledura, es deudora 
efta Obra de haver dado yo mayw extenfíon de 
pmcbas a la certeza del Periplo. 

Repara entre otras cofas Kamufio , que fien-^ 
do los Pentecantoros de la Efquadra de Hannon 
Naves ligeras , y de pequeño buque , folo pudie- 
ron íervir para los defcubrimientor , y facilidad de 
coftear 5 pero que para ios viveres , y flete de los 
Calónos , necdOTariamente llevo diferentes Baxeles 
de tranfporte. 

Es muy sólida también la reflexión que ha¿e 
acerca de los fuegos , que fe hail tenido por £a- 
bulofos en eíle Periplo 5 atribuyéndolos á las w¿- 
% ja^ 



99 



jadas de los Negros , qucacofedosdd calor, de 
dia citan encerrados en iiis chozas > y de noche 
falen á todas fus j^enás con . teas encendidas , y . 
fe valen de bacinas , gritería , y otros medios 
para Uamarfe. 

Confícíla con todq cfíb Ramufio , que el 
aífiínto requiere para la perfeda declaración. 
dcJ Periplo mayor eftudio , y que fusobfervacio- 
nes cfperaba firvieílen de eftimulo á algún fu- 
blime , y elevado ingenio á penfar en lo veni- 
dero mas exadamente fobre el Juan Alberto 
Fabricio conoce la necefsidad de un Anotador 
que de intento iluftre á Hannon , y que aunque 
Ifaac V^ojio lo havia ofrecido , no havia cum- 
plido ) fu palabra : á menos que fu Diícurfo de 
la grtmdezíi de Cartago^ impreffo entre fus Ob* 
fervaciones, no fe eftinie por tal 

apología POKELVIAGB 

de Ha/nnofi, 

■> A » 

> 

ES de admirar quanto fe há variado en la in- 
teligencia de una obra tan poco volumino- 
ía como efta de Hannoriy dando lugar efta varié-»' 
dad de penfar , á dpdar de fu certeza. 

Aflegura un moderno^quc defde la Isla Cerne^ 
no tomo conocimiento de la tierra firme de Áfri- 
ca el Navegador Cartaginés Hannon j quando de 
|a viage aparécete contrario, por los vark)sfi- 
• tios, 



tids, ycdlás que defctibc OiraCdía esmojf 

diferente que lo poco poblado de la cofta,lo calu- 
rofo del Pais , y íufticidad de los naturales no te 
pcrnimeíTea laformaríe de las coíhunbrcs de eftos* 

Es particular el elogio que efte mifmo Autoí 
hace del Pcriplo, dice: „Quc fu contenido es 
„ otro tanto mas apreciaole por fer un motiu-^ 
„ mentó Púnico : y por lo mifmo que es Pánico 
„ le han conceptuado algunos de fabulofo. Pof 
„ que los Romanos confervaron fu ^ocrecimien- 
„ to contra los Cartagineíes > aun deípues de ha* ^ 
,; verles deflxuido. t folo la visoria decidió 
9, 11 fe havia de temer la palabra de los Cartagi^ 
,^ ncfes , ó de los (antiguos) Romanos* 

De cohíiguieMe ícfíita á Heñriifi^e Dód)^^ 
yül y que en una (fpecial DiprtdciúP^ pi«fttidc'« 
pflobar fer fabuloíb , ó incierta efte viage. Su ar- 
gumento mayor eftá en la ninguna memoria de 
las Colonks contenidas en él. Pero lo íátís&co 
preguntando í donde eftá la mifma Capital de 
Cartago armiñada tantos (%Íos há \ Sin que pos 
cfíb pueda poncrfe en duda que la huvo. 

Y pudiera añadir que el teftimonio de los an* 
tiguos confirma lá verdad del viagc deHarinon^' 
y el contexto del que hoy cónfervamos convie- 
ne con las noticias fided^ás , que citándole to- 
mítíroii de fu reUcion los mejores Efcritores de la 
iwitigüedad. . ' 

Los nombres Fenic'm tortfervaítos eti éli 

4;^a 



\ 



ttó pudieron fer ficción de ningún Griego ; y la 
corrupción , que en algunos fe nota , es prueba de 
que los copiantes Griegos por no entenderlQS,éran 
capaces de copiarlos mal 5 pero no de fingirlos. 

La serie mifma del Periplo manifiefta la na- 
turalidad , y encadenamiento que tiene aquella 
Relación con el terreno natural : eflb no podia 
fingirlo , quien no huvieílc ellado en los mifinos 
{garages , y vifto aquellos lugares , y Colonias an- 
tiguas. Por otro lado ^ que interés puede alegar- 
le en ninguna Nación para fingir un Documen^ 
To, que mantiene la gloria de una República arrui- 
nada de tantos figlos acá í Yo no puedo atribuir 
cfta opinión de Henrique Dodwell , preocupado 
á favor del PerijA) de ArrianOy mas que á un eí* 
■pirim de fingularizarfe. 

A la verdad los demás argumentos con qué 
fíenriéfue Dadví^ll combztc c\ CTcdito de efta 
^Dbra , no pueden hacer mayor fuerza. 

El que toma de la diferente denominación 
<OVí queHaimon WsjxíqlG orillas las Islas que los 
Griegos Gorgonides ( que hoy fon las de Santa 
Thome) es muy fcMe : pues la raíz Arabe^é 
Gaur , Caverna^ yy^\ Ahla ; Nación , de don- 
de uniéndolas vino el nombre át G orillas j b 
Gaur-ahla fignifica un terreno aislado , y ca- 
Vernofo , tal como el que Hannon pinta de eftas 
Islas y manteniendofc permanente la raiz en la 
yozGorilUs , que es la que ufa Hannon* 



r ' Pero fin perjuicio de lá vetdad , conCaiaíck 
,|)or un momento á Dodwell, que las voces proí 
pias del Pcriplo fueflfen^nVg^í < Por venrura , de 
ai que podía inferir contra la autoridad de eQ:e 
monumento s fino que Hannon al paílb que eí^ 
cribio fu relación en Griego y traduxo al miünó 
tiempo en eñe idioma las voces Púnicas de íiis 
Colonias \ poniendo acafo en Púnico , y Griego 
efte monumento , como hizo Hahnibal con fus 
Trofeos en Italia , fegun fe dice en nucftra lluf-^ 
tracion. 

Últimamente y forzado de la verdad de los 
.hechos y confiefla Henrique Dodwell la exiften- 
cia antigua de Colonias Cartagineías mas allá de 
las Cdlunas , 6 Eftrecho Gaditano , y las dif- 
tingue de las Fenicias , ó de los Paletyrios. No 
comprehendeinos como fe pueda compadecer 
efta confefsion con la impugnación del Periplo 
Hannoniano , que es el monumento por donde 
diftintamente refuka el origen de las Colonias 
Cartaginefas fobre el Mar Athlantico. A eftas con- 
trapoficiones fuek exponer la fingularidad de pen> 
far , como ya entre los antiguos acaeció á Arte^^ 
midoro en la difputa , que fobre eftas Colonias 
tuvo contra Eratoflhenes^ (i) 

Para dexar radicalmente aílegurada la verdad 
de efte monumento , y de las antiguas Colonias 

(i ) Eílraboo lih . x 7 . Ctúgra^h* 



PúmcaSíCn toda la Cofta del Mar Athlantico puc-^ 
de confultarfc la7¿/?^,quc vá al pk ( i)de diferentes 
Pueblos j y fitios conocidos de los antiguos en 
aquella Cofta .-cuyos nombres Púnicos no de- 
xan duda en que cfta Nación les domino , y fun^ 
do en ella. 

Si á eftas voces añadimos otras , que fe leen 
en ios mifmos Autores , y las del Pcriplo inter- 
pretadas en todo el progreífo de nueftra Obra,qpe- 

da 

(♦) Acamar nombre de Ciudad , y Rio riene de tl.„.^tú tátfitíó. 
Kacat faentt , htimn/intiAl del Nilo de 2Ü>j¿Í que fignifica ruid^ de U 

Arfinarium Cabo-verde de iL-Á)^jjju1 t Cabo dtl Harp » 6 rfft 
las Uáces. 

Ch Aunaría Cabo Non de lyAs L/wtu Sana ras Cabo ako , y el 

nombre de Cabo Hon , cjue hoy confeiva viene de M^iJLd^ ,vít»to^ 
paitada la afpitacion ha. 

Atlas , nombre de monte viene de ^Xt } Afhlaa Atalaya en grande 

tminencia , 6 altura. 
pfardir , es puramente ArAhigo , tSsí como fe l«e en TUiuq , y . decimos 

en la Ilufracm > y viene de ^.>J ^J^jRafd-dair. 

. , M4uin , en Ptholoméo de (JwJJ^ Veaíe U Jlt/ftracicn Hannonidna. 

Lo mifmofuccde con la voz Dirin, que también fe lee en P/í»ío , y Efira^ 
kon ; y es dual (J-^^^^^ó de ^p> J p^jr. 

Dtfrií/ nombre de Rio en Tlimo es Fénico '¿jO igaalmeate como 

fuena , y fe le halla fu fignifícacion genuina en el Árabe : al qu;íl corref- 
poudiá en fel fondo d Púnico ^ como prueba el cotejo de los verfos Túnicos, 
que ?iahe Plauto en el Tenttlo, Varían folo á veces el dialeao en las 
tterttviaacion , no en las ietras radicales que fon el goviemo en ^íkas lenguas 
Oiicntaki. Sobre el que hizo Bochatt con el Hebreo ha trabajado onro nue- 
vamente Don Miguel Cafiri en GiBiblioth.Arabko'Hifpana-Scurial, biea 
conocido por tu ungular inecUgencjia en las lenguas Oriemalcs , y erudición 
de ellas. 



Bl textoddPcrifHo 00 confefma con efteflv 

comparable Hiftoriador en punto, del tamaño de 
bs Navc$ , que flcvó Hiannon , en cuj^ Relación * 
confia eran Pentccontoros , 6 Naves explorato- • 
rias de poco tamaño ^ y el Padre Mariana las llar 
ma Galeras grandes. . 

Pienía cite Dodo Efcritor que la Expedí'- r 
cioii fe hizo deíde Cádiz , y es muy muy verofi- 
mil , que en aquel Puerto fe equipaflen las mas de 
las Naves i bien , qae algunas vinieron de Carta-^ 
go á lo que puede colegirfe del Periplp : quan-^ 
do en él fe dice , que emparejaron las Colunas dc^ 
Hercules , faliendo del Eftrccho : lo que no nc-. 
cefsitaban hacer , fino vinieflen del mar interior,, 
cftaiido Gadiz fobre la Cofta del Occeano : á me- 
nos que efto no fe deba entender de la Navega-, 
cion y que defde Cádiz hicieron á la Coda 
opuefta de África en cuya travesía haviají de 
¡¿flar frente del Eftrecho 5 con lo qual fe falva el 
original , y la refpetable autpridad de un hom- 
bre tan do£l:o en nueílra Hiíloria. 

Acaba Mariana el refvimen del Periplo fin 
hablar de las Colonias del Seno Empórico , por 
no contemplarlas fin duda pertenecientes á la Hifi, 
toria de Efpaña. Refiere también , que Hannoii 
defpacho á Cartí^o Embaxadores con relación 
del fuceífo y y que efto lo dice el mifmo . General^ 
Cartaginés en fu relación 5 pero en el original, 
que nofotros hanos ¿gélido áka lefte particular*» y 



átafo dimana la v&riédad dé las copias de! texto 
jGncga Pero en Jo demis fe conforma . con el 
soeftro el que figuio aquel jukioíó Biftoriador. 

Luis del Marmol Carvajal (i )Aütor' peritifsimo 
en las cofas de los Árabes , y Añricanos , refirió las 
Navegaciones conocidas por los antiguos pord 
mar AthJantico al cabo de Buenar*£fperanza i an-* 
les que la volvieflen á defcubrir los Poituguefes, 
y hace una efpecial digrefsion de efte viage , refí-^ 
xiendofe k Pomponio Mela , y Plinio. 

Advierte, pues „ como Hannone, Capitán fa- 
,, mofo de los Cart^inefes , por orden del Sena- 
-„do fue con fefenta Peritecontorios , que aan 
^, unos Navios de cinquenta remos , á poblar las 
,y Ciudades Libias Phenicias (z) del otro cabo del 
i,y Eftrecho de Gibraltar , y navegó, tanto por la 
^, Coda de A&ica , que llegó quaíl debaxo de la 
^y linea equinoccial 5 porque del difcurfo , que de- 
^y xó efcrito de ííi mano en el Templo de Saturno, 
.^, y de Jas íeñftles , que dio de lo que vio enel via- 
:» ^€, fe entiende (3) claramente , que pausó de 
jj aquel Cabio de la Sierra y que modernamente 
^y llaman los Portuguefes Sierra Leonay y es la 
sy que Ptholoméo (+) Ikmó Carro de los Diofes. 

d Don 

(X) PeCcripcion de. A&ica {ib. x. cap, 3^. 

(1) No-eran Ciudades Ubk)>f eniclas ; porque aun iiA edaban fundadas. 
ILttBgo lie deáominaroQ a£si p^ (tr los Colonos Lifrio-Frmcio/. 

<5) Por efta ¿xpreüion Ce viene en coaocimteoto de que Marmol leyó el 
Iferiplo , no contencandofe con verle ciudo en Mela , y Plinio. 

(4) No (blo Ptholomco la deaoitiffló aísi > mas también los otros Gcor 
igcafcy üitigttof. 



da el alTunto fuera de toda dificultad. No c$ 
mucho , pues , que bufcando Doch\>ell , y otros 
modernos en el Griego la raíz , y cthymologia de 
ellas np la encuentren : si es de admirar quieran 
íacar eíla ilación , que ellos hacen. Suponen que 
las Voces fon Griegas , aunque no lo prueban, 
ni les feñalan origen determinado : de ai dedu^ 
ccn con tan ruinofo cimiento : luego no fon Pú- 
nicas 3 por mas que Bochart empezó á darles fus 
correfpondencias , y a trazar el plano para aflcgu- 
rar la fé de efte monumento. 

De las tres partes , que componen efta Obra> 
folo refta advertir, que en el Difcurfo preliminar' 
fc ha reducido a una serie de tiempo todo lo que 
puede contribuir á tomar una idea ordenada de 
la Marina , Colonias , y Comercio de los Cartuh 
ginefes , que es la primera Nación foraftera , que 
en Efpaña tuvo el dominio del Mar. Creemos, 
que la Chronologta de los Governadores Carta-, 
ginefes en Efpaña, y la diftincionde fus Colonias, 
y de las de Fenicios reciba en él mayor claridad, 
que la que fe ha tenido hafta ahora. 

Ifaac Fofío , Hendreich , y Kollin efcribic . 
ron de la Hifloria de los Cartaginefes de inten- 
to. Vofio ateniendofe mas á la philologia del 
Periplo i Hendreich difcurriendo con los GriefoS: 
fobre el fyfthéma Republicano Cart^inés> y jK^ 
Ilin ceñido á las combinaciones de Bochart. . 
Nofotros que no perdíamos de vifta las combi*; 

na- 



riacíoncs ífpañolas /ítccmos havcr dado á h 
fíifioria Cartaginefa un nuevo punto de vifta 
en el Difcurío , y aun en toda la Obra , remitién- 
donos al cotejo de los inteligentes. 

El Viagc marítimo , 6 Periplo de Hannon, 
es una prueba del poder marítimo de los Cartagi- 
neíb,yde fuextcnüon al Mar Athlantico. Por 
cfto le doy en Griego con mi traducción , que he 
procurado fea literal en todo lo pofsible,a)aidan- 
do mucho á ello la facilidad de la knguaCaítellana. 
Para no aventurar en la acentuación del texto 
Griego la puntualidad , ha contribuido mucho el 
cftudio de Don Juan de Triarte , Bibliotheca- 
rio de fu Mageftad , ayudándome en la correc- 
ción de las pruebas con aquella puntualidad , que 
le es genial , y nropia de fus muchas letras. 

En la Ilujir ación , huyendo de traer erudi- 
ción afeitada , he procurado aclarar el Periplo, 
íatisfacicndo de mi parte los repetidos defeos del 
Publico , en que eftc monumento tuviefle un 
Anotador , que de intento tratafle el pormenor 
de la Expedición que contiene. El Publico juzgará 
por el mérito que dé á las Motas el trabajo que 
puede haver coftado fu formación. 

De paffo fe habla en ellas de los Erythréos^ 
Gaditanos , y Griegos de Efpaña en lo petenc- 
ciente á fu venida , Comercio , y Marina , ponien- 
do en la pofsible claridad las noticias tocantes á 
cflje obfcuro tiempo de la Hiftoria náutica. 

La 



La Obr^ afsi mirada puede confidefarft 
como una Introducción á la Hiftoria de nueílta 
Marina , que iré continuando por la utilidad , que 
píenfo traerá á la Nación eñe trabajo. Los que fur 
pieílen mas , tendrán con ella motivo de adelan- 
tarle 5 y los que deíconocieílen eíle eftudio > paca 
dedicaríe á él con mayor &ciUdad. 



DlSr 



•i 



^.^'(>^^<>^^<h-<^^<^<^4 



DIS CURSO 

PRELIMINAR, 

S O B R É L A M A R IÑ A^ 

NAVEGACIÓN, 

COMERCIO, 

Y EXPEDICI.O¡\ÍES\ 

DE LA REPÚBLICA 




PAra compréhdet los orígenes áe'k 
Hiftoria 'Nautñcá'f é^aí tditféÉiód 
de ■ tódós^ iá Nav^adonde-Maim^ ^ £iía> 
de bs monuníeótóis ttiás árltígjicís ; íjtic 



' la» * i' . «k 



(1) 

nos hayan quedado de los tiempos mas 
remotos. 

No pretendo yo con líáac Vofio , CO 
Varón benemérito , del eftudio de la an- 
tigüedad , atribuirle tanta , que le haa^ 
tocar con los tiempos heroycos de Her- 
cules , y Perfeo i antes bien en las notas, 
^eduzco la epocha deefta Navegación al 
tiempo de las Guerras , que en Sicilia 
trataban los Cartaginefes con Dioniíio el 
Maypf , conocido con el nombre de Dio- 
niTió^d Tyrartó de Sicilia, por las razo- 
nes que alli diíuíamente fe deducen de los 
monumentos mas fidedignos. 

Pero como en d difcurfo de las mif- 
días, notas i^ ofreciere hablar xle la Re<- 
publica de Cartago , no ferian eítas baf^ 
lantem^nte comprenfibles^», fino pre- 
íentaílemos al publico para mayor co- 
nocimiento de --^fte-PeripIo *, una id^ 
jibreyíada del origen. i progreflbs j y de- 
ficiencia . de eíjta R^ubÜca. , 

i¿^(7gmú Edit. Londin. anni 1685. 



r "• " "- ■. *. V ":?" 



(3) 

Como las íúccaas . principales de ella 
confiílieron én fus Armadas , y Colonias 
Maricimas , mirara cfta mifma Introduc- 
don a maniféílar el manejo > que efta 
República adquiíid en los Negocios de 
Mar. . 

La Ciudad de Cartago , como todas 
las populofas , e ilüílres , afedo una anti* 
guedad muy remota. Las fábulas , que 
frecuentemente le leen en todos los ííi* 
ceílbs anteñores a la Guerra de Troya, 
no permiten > que a puntó fíjo > íe pue» 
da avcriguíu: en la hiíloria Profana la 
Chrónologia de los hechos. 
, De todos los Efcritores prefiero en. 
las notas , la Jiotkáa j que Apiano Ale- 
xandríno nos da de fu fundación , eñi-' 
pezanc^Xu libro 'dd lasr Guerras Púnicas, 
donde k atribuye a los Fenicios cinquén-? 
ta años antes de la pérdida de Troya. 

I>examos a los Curiofos la-ayerigua-^ 
cion de los Géres > que conduxerba la 
fundación de efta Cobnia. Pues el mif* 

mo ApiíuiQ .vapia en eíle pupto. :•■. 



(i) 

Él Ecrreiio , fobre que le fiínáo ef- 
ta Colonia Fenicia , íeguñ el eftado anri-r 
güo , formaba una Peninfula , rodeada de 
Mar , y que íe unia al Continente de 
África , por el lado del Medio-dia. La fi- 
gura imitaba la de un cuero de Baca 
eftendido. De hay vino lá fábula , que 
divulgaron Apiano , Virgilio , y otros 
Antiguos a faber , que al tiempo de 
fiíndarfe efta Colonia , viendo la reíiften^ 
cia de los Africanos naturales del País, ' 
y de íii Rey Hiarbas , a permitir en el eCt 
ta nueva Población , pidieron los nuevos 
Colonos el terreno , que correípondiefle 
a un cuero tendido. Que los Fenicios, 
haviendo obtenido efta licencia , . le; re-! 
duxeron a íutiliísimas correas , incluyen- 
do codo el terreno de la Pehinfulá , que 
eftas demarcaron para fu nueva Pobla- 
ción de Cartago. Ya íe reconoce , que 
cBoL 6ibula pueril íe explica claramente 
con la materialidad del terreno. .' 

Es de admirar , que entre los mo- 
dernos i quQ uñatiimeniíente ¿o&axtm 

H 



^- -^ 



(5) 

efta fábula no penfaíle alguno en una ex*, 
plidacion tdn natural de efte origen. 

Dividiafe efta Ciudad en tres partes 
principales. La primera , y mas antigua 
era el Caílíllo , que llamaban Byría. Era 
íln duda la parte mas pequeña de Car- 
tago , quando llego a íú auge , firviendo 
foTo de fortaleza , para la Guarnición , o 
Gente de Guerra. El , nombre de- Byría» 
le vino de ay , porque Bajra 0>) en Púni- 
co es lo mifmo , que Fortaleza , ó Ciu- 
dadela. Los Grifos corrompieron efta 
voz en la de Byría , y a ííi imitación los 
Latinos , que la tomaron de ellos. 

, El amoito de efta Fortaleza , fegun 
Servio , CO era de veinte y dos eftadios, 
o como dice Eutropio , de mas de dos mil 
paílbs. En lo mas alto W de efta Forta- 



(b) Viene^del Verbo Púnico , y Árabe ^^^ que 

fignifica atalaya , para reglftrar defde lo alto, en cuya 
forma' eftaba la fortaleza de Byrfa. 
■ ^c) Serv. lib. i. ^neid. 

(d) Apiano dice , que la altura de efte Templó 
de Efculapio , el mas rico de Carthago , era tanta , que 
fe fóbian Icteata: efcalohes para entrar en él ,-y que et- 

' taba- 



(O 

kza y eftaba un Templo de Efculápio , can 
grande , que quando Scipion fe apode^ 
ró de eíb Fortaleza de Byría , eíbvieron 
en él ocultos íiece días cinquenca mil hom- 
bres. 

Al rededor de Byríá fe hizo con el 
tiempo una Población extremadamente 
grande > en que confiftia el gran vecin- 
dario de Cartago ^ y cfta Población ro- 
deaba por todos lados la Fortaleza de 
Byría , ó antigua Cartago , como dice 
claramente Apiano. Efta íegunda parte íe 
nombra con variedad Aícg¿¡li4 pcn: algu- 
nos , de la voz Griega , que denota gran- 
de : Megara , ó Megaria , fcgun otros. 
Servio ) en quien íe lee Magalia ,- y lo 
lomo de Cornelio Nepote , afirma > que 
fe denominaba aísi > por fer lá parte exte- 
rior de la Ciudad. Nofotros creemos íe 



taba colocado encima de unos peñaícos elevados íbbre 
el demks terreno de Byría. Lo tnifiuo refiere Eílrabón, 
que añade haverle pegado fuego la muger de Afdru- 
bal; donde quifo mas quemarfe con el Templo , que 
venir á poder de los Romanos, en la tercera Guerra 



Pubica. 



(7) 

debe leer MeháUt , (O que es lo itiiímo, 
que jihergue , en Púnico , y Árabe i por- 
que allí fe alvergaron muchos Africanos 
naturales dd Pais , mezclados con los 
Carcagineícs , y otras gentes advenedizas, 
dedicadas a la mercancia » baxo la pro- 
tección , leyes , y lengua de Cartago. 

Con el tiempo „ hechos eftos Pobla- 
dores a las coftumbres Cartaginelas , for- 
maron una miíma Ciudad, que los Grie- 
gos llamaron Megala , ó M^ra , con al- 
;una corrapcion de la raíz Fenicia , Me- 
lalat , o Alverguería. Eftas dos Ciudades 
formaron en adelante la de Carts^ : cu- 
yo nombre fué muy pofterior a ííi íún* 
dación > y vale tanto como Ciudad Do» 
minante, (O 

Fortifica nueftras congeturasel obíer- 
var y que Saluítio , y otros Antigaos , co- 
mo Silior-Italico , llaman Magalia los Al- 



ttfiíi^mmamiafmmmmmmmfmmmmmmm^f^'to^^i^^mitmami^mmtK^rmmamiim^m^fi^^^'^^^^^^'^ 



• (e) Es i¿>Ls?y-^ Ja vúz de efta voz* 

(f ) Dos vocea forman la palabra Carraco , h 

Kflrtakor; Y fon 'i^ y jj¡i efto qs Ciu4aá de ¡a^ 

Ciudades , exprefsion Oriental , que denota Iq niifma 
que Ciudad dominante , 6 Capitah 



l?eigues dé los Numidas-, y ótfos África- 
Hos , que viven, en Aduares. Y el haver 
los Cartagineíes dado el mifmo nombre 
a la Ciudad exterior , prueba , que íii ve-: 
cindario le « compufo en gran parte de 
los Africanos ; que antes diíperfós por 
aquel Gairipo circunvecino , vinieron a dP 
Éablecerfe'alpicdelos muros de Byría. 

' Tenia dh Ciudad exterior muchoí^ 
Jardines dentro déla Población, como fe 
lee en los Eícritores Rottianos : que es. 
otra' prueba de haver íido al principio 
una agregación de Quinterías , y Gafas 
de Campo. Su fituacion era mucho mas 
baxa , que la de Byría , a la qüal íe Iti- 
bia por unas cueíbs » deíHe Mehalat , o la 
Ciudad exterior , fegun es de ver tam- 
bién dé Apiano , en quien efta fnas bien 
confervada la fituacion de Carcí^o , y 
noticia de fus fámofos Templos, ya que 
remitimos al curiofo. 

En Mehalat , ó la- Ciudad exteri<^r, 
eílaba la gran Plaza , como que en ejda 
vivian los Negociantes > " y la otra fe ré- 



(9) 

potaba como Cíudaclela , para rcfiígiáríc 
en cafo de íer íitiados. Afci lo hicieron , 
en la tercera Guerra Púnica , poco an- 
tes de fer defpoblada Cartago. 

Qúando los Romanos empezaron a 
pelear con los Cartaginefes , ya Byrfa , y 
Mehalat , componían una miíma Ciudad, 
aunque Byrfa tenia tres muros interiores, 
ademas del exterior, que rodeaba toda la 
Población , que no eftaba can bien for-< 
tincado , como el de Byrfa. 

La tercera parte principal de Carta- 
gdi era el Puerto , íituado a la Punta Orien- 
tal de la Peninfula de Cartago. Llaman- 
le Cothc^ generalmente los Eícritores \ 
cfte Puerto. Edificáronle a mano los Car- 
G^itieies , para hacer alli el Emporio de 
fu cftendido Comercio , y el Arfenal de 
i\j& Armadas Maritimas. Efta voz es Fe- 
nicia , y fignifíca m4»j£>» , 6 »4rada» CÚ 




Cg) LavoztyJflá* es la raíz de la vulgar Cothon. 
Y aísi fe engañan los que fócan eíla voz del Griega 
pqr alulíon k fer redondo eñe Puerto. Pues esina&iuf- 
tsxsú, 4ue ios Cartaginefes dieüén nombre en /u pro- 
pio' 



Cío) 

Tal era la que allí legaban las Embarca- 
ciones mercantes , que en crecido nume- 
ro frecuentaban efte Puerco , por eauía 
del Comercio, 

Fué tan ííintuofa la gran obra de 
cfte Puerto , que Fefto , antiguo Autóc 
Romano , aflegura , que los Latinos lla- 
maban Cothones a todos los Puertos he- 
chos de mano. Sin duda nació efto , de 
que los Romanos aprendieron de los Car- 
cagineíes el arte de fabricar a mano Puer- 
tos cómodos en los terrenos , que la 
naturaleza no los ofrece , y íe neceíitan. ^^ 
Nada hay mas ordinario , que coníérvar 
con los nombres las invenciones, el ori- 
gen de ííi inventor. 

Efta Isla de Cothón , rodeada del Rio 
Euripo , que era el Caiwl hecha a ma^ 



pió idioma auna obra tan magnifica, como efte Páérto» 
y no los Griegos, que jamStsle dominaron» 

(ii ji Él gran Arqnitefto Vitrubio , preícrivé lis re- 
glas para fóbricar Puertos , Muelles , y Canales en el 
(Cap. 1 2» del lib. 5. de fu famoia Árquite(5lura , donde 
pone la antigua argamaía de Porcelana de la Coila, d^ 
Ñapóles , que fe empleaba ea los Diqueá , y Muelles 
para refiftir k las aguas. /' : ' 



00 
no , por todo íu ámbito al rededor for- 
maba el Puerto , y arícnal de Cartago: 
dominado uno , y otro de la fortaleza 
de: eíla Ciudad. Para la íéguridad de cC- 
ta,eíbba toda la Marina de laPeníníu- 
la de Cartago , cercada de una coníidera- 
ble muralla » que corría de Mar a Mar, 
como dice Eftrabori. Y fe manifiefta de 
iVpiano , que las murallas eran de una 
gran altura > y labradas de piedra gran< 
do de filíela. 

Cerca de efte muro tenían los Car- 
tagineíés los eftablos de fus Elephantes, 
que.lcsíarvian mucho para ííis combates, 
hafta que por las Capitulaciones hechas al 
fin de la íegunda Guerra Púnica , fe vieron 
precifadús á entr^arles a los Romanos , y 
a no poder reemplazarlos en adelante. 

La Isla, y Pueno de Cothón > efta- 
ba defendido por otra muralla bien forti- 
ficada. Una fola era la entrada del Puer- 
to , para la mayor íéguridad de la Ciudad, 
y de las Embarcaciones , que eftaban fur* 
gidasen él. 

SÍ 



1 

Era tal la diftribucion , que el Puct" 
to por dentro fe dividía en dos. Elprime^ 
to eftaba deítinado para los Navios mer- 
cantes , con fus Almacenes, para defembar- 
car cómodamente las mercancías. 

El fegundo mas interior , elbba fepa« 
rado, con fu puerta,, y muro , para lasGale-» 
ras, ó Naves de Guerra: Alli eftaba el arfenal. 
En ^ havia copiofos Almacenes de madera, 
hierro , jarcia , y velamen. Alli havia 
para cada Embarcación de Guerra fus Al-' 
macenes particulares para los peltrechos, 
y víveres. Alli tenian el Aftilléro , en 
que fe fabricaban , y carenaban las Em- 
barcaciones. Del mifmo modo habitaban 
en la Isla , y Puerto de Cothón la Ma- 
rinería , y todos los Carpinteros, Herre- 
ros , y demás meneftrales empleados en 
la Conftruccion , y ícrvicio de la Arma- 
da Naval. 

' En todo tiempo , cftos , como aíle- 
guran Polybio , y Eftrabon , tenian ía- 
lario, continuo del Publico , aunque ije (af- 
raile por algún tiempo en la coollxuccion 



03) 

» 

de Vageles de GUerra , para que firvicflcn 
en la ocafion. Por lo qué luego dirémc», 
fe vera el gran numero , que cftaban 
empleados en la conftrucción ^ en la Ar-f 
mada , y en las obras del Puerto. De 
manera , que adhialmente no creemos 
haya Aítilléro en el mundo con tantos' 
empleados. Havia dodentós y veinte Di-- 
ques , para poner á un tiempo otras tati^ 
tas Quillas , y conftruir de una vez 
tan crecido numero de Embarcaciones, 
con Almacenes deftinados para cada una 
de las Galeras , que fe cónftmian. 

Las Galeras de quatro ordenes de re- 
mos ^ fueron invención CO de Ariftotelés 
Cartaginés , G>nftra¿lor en los Arícnalés 
de la República. Su nombre indica íér 
originariamente Griego. Y eílb nos hace 
ver la vigilancia del Govierno de Carta- 
jo , en oufcar de todas partes los hom- 
►res hábiles en el importantifsimo arte 
de la Conftrucción de Vageles. " 

mÉí^mmmmmmmmmmmm^mmmmmmmmmmmmmmmmmmmm' 



^ 



(O PIiü.lÍb.VU.'cap.5(í. 



. En la mifma Isla , y Puerto , habita?- 
ba el Almirante de la Mar , que tenía 
d fuptcmo mando de los ^ftiüeros , Ma- 
Óna > y ftierzas de Mí^r de la Repúbli- 
ca. Hacia las fdíales por medio de Clári-^ 
neros > y tenia fus Oficiales para publi^ 
car fus Vandos > y Ordenes a la gente de 
la Marina. La Cafa ^ a Palacio, en cpie 
refidia ) eñabá de tal manera ^ que def- 
eubria ^ fín ier viflo , quanto paíl^ba en el 
Puerto , y en el Aríénal. Cada uno de 
gUos tenia fu puerta acia la Ciudad ^ par^ 
entrar , y fiílií en ella ^ como ocurría. ^ 
. A la entrada de cada uno de los Aí^ 
tilleros , y Puerto > havia fus colunas de 
twrden Jónico ^ para reprefentar luia 
efpecie de Pórtico en la Isla ., y en el 
Puerto , a los que miraban al rededor 
^d Puerto ,,c tía de. Cothon. 

Apolo era la Deydad fcgun , fe lee 
en Apiano ^ que íeverenciaban en el Puer- 
to de Cothón. Su .Eftatua eftaba cubier- 
tsuxjie planchíis. de oro, , y d techo defu 
Tabernáculo. Su valor era de rñil talen- 



(15) 

tos. Scipion íaqueo efte Templo en. k ter- 
cera Guerra Púnica. 

Para que ie comprenda el podet 
de efta Capital déla República deCartago> 
baila faber j que deípues de tanca& per- 
didas 3 tenia en Tolos los Ciudadanos íe- 
tenta mil hombres > capaces de tomar ar- 
mas al tiempo de la tercera Guerra Pá- 
nica 3 en que fiíc deftraida. , 

En eíla míima íazon. havíendotes oblí- 
gado los Romanos , a que no pudíeí]^ 
tener amaas , elepliantes » ni mas » que diez 
Naves lon^s , o fean Galeras , por Ja 
paz hecha en la íegmda Guerra Punica„ 
€Ón prohibición de aflalariar Tropas de 
los ' Galos 5 y Ligures , efto es France- 
(es , y Genovefes i íe hallaron al prinpi^ 
piodéefta tercera, deíproveidos de todo, 
y de repente cercados con un Exercitó , y 
una Armada Romana por Mar , y Tier- 
ra. Era tal ííi induftria ^ y pericia en las 
cofas de Mar j que en dos meíes íecre- 
tamente conftrayerón , y equiparon de 
to,madera^^tí§u^,:que cbnfetvabaQea 



00 
IcK Alínacetíes > ciento y veinte Naves Ca-r * 
taphraólas , ó de Guerra. Cinquenta años> 
mantavieron eílos materiales , y á ios 
Oficiales , y Artiííces de los Atfenales,. 
a cófta del publico , para efte lance. 

No folo hicieron eítos progreílbs,. 
íino que, entretanto ííis Ingenieros , y 
Ganadores , teniendo los Romanos toma- 
da la boca del Puerto de Cothon , abrieroíi. 
otro , por medio de un caaal , por donde 
íalio r^entinamente íu Armada. 

Peíproveidos de armas , labraban ca- 
da día cientQ y qviarenta e^dos , que 
íe ponían en el Armero publico i tre- 
cientas eípadas , . quinientas lanzas , y nlil 
dardos , para arrojarles de las catapultólas» 
o balleftas > íiryiendofe, por felta de oaro 
jrnac^rial de las trenza? de pelo de las 
Eíckiyas , para hacer las cuerdas , o ti- 
rantes de los arCos. 

, ,; Efta deícripcioii breve de Cartago, 
da baftahteinence a entender el poder, 
a que la induílria la liavia levantado. De 
fu gpyí^rno. feria mjjy. oportuno, li^ar 



(17) 

cftc , para tratar de él , íi intcntaflcmos 
cícrivir la Hiftoria entera de efla Repú- 
blica. Pero hueftro Plan no permite efla 
digrefsion. Ya en las notas apuntamos 
algo de las Magiftraturas de Cartago. El 
que quiíiere ver mas por menor el íyC"^ 
tema de efla República , y fu goviernó, 
puede confukar a Ariftoteles , y Polybio, 
que hablan de intento. 00 Solo diremos, 
que quando eflaba mas floreciente^ el prin* 
cipal influjo en el Govierrio era del Se- 
nado i y en la decadencia por la divi- 
fion de los Senadores , todo caminaba por 
la inconflante voluntad del Pueblo. 

Luego que fe fundo Byrlá , fe dedi- 
taroh fus naturales a hacer la guerra a 
los Pueblos Comarcanos de la Áfri- 
ca ,'" a la Navegación , y ál Comer- 
cio. La Sudación de otras Colonias Fe- 
nicias en la cercanía de Cartago , pudo fa- 
QÜcarles la íiibíiílencia , para explayar (u 

Marina , y tráfico , y defenderfe de los 
• h 




Qi) Aii&oKiPolit» Ub.2. capU I . ?olybMtfiMi.$» 



(18) 

naturales Africanos de tierra dentro ; acce- 
diendo muchos de eftos a las Colonias 
Fenicias a emplearíé en la mercancía , y 
en las artes. 

A la parte Occidental de Cartago , y 
a orillas del Rio , que los anti^os lla« 
marón Bragada , eftuvo la Colonia de *Uíf- 
ca en la Eníenada , que formaba el Ca> 
bo , o Promontorio jij^hmo „ que era 
el Occidental de la Peniníula de Carta* 
;o. Utica , por ííi grandeza , y Comercio 
le íiis naturales , y fu buetu átuadon, 
era la Ciudad mas populoía '^ que tenia 
África , dcípues de Cartago , en tentir de 
Eflxabon , y otros antiguos. Por lá fig- 
niñcacion de ella voz Fenicia » que va- 
le lo miímo , que Ciudad Confideraaa , CO 
ó Aliada, íé percibe, que Utica formaba una 
cfpecic de República govemada fobre sí, 
y Aliada de Cartago. C^izas eíb. fiíe &l 



(1) Viene de \<Jíj^^ <P^ es lo mifino que con- 
fideraáa , del verbo. u>l» aüarfe^ 6 cotfeáerarfi» 



primera Colonia , y Ic concedieron ci- 
ta independencia por lo mifmo. Eíla 
congetura es una de lasque le comprue- 
ban con la mífma Hiftoria. Plinio (*) 
hablando del íamoíb Templo de Apolo en 
Úrica , y de líis maderas de cedro de 
Numidia ; aílegura , que elks fe conferva- 
ban con el Templo deíHe la miíma fiín- 
dacíon de Uricaj y que havian corrido deíHe 
^lla al riempo, en que cferibia (efto es 
en el Imperio de Vei^afíano) 1 1 8 S. años. 
Con corta diferencia efle mifmo riempo 
havia paílado entonces deíHe la íiindacion 
de Cartago , por la cuenta de Apiano de 
Alexandtia. Provino de ay , que en lo fuceC- 
•íívo, quando Cartago llego a fu mayor 
poder , tomando ;telos eíÉ República de 
Úrica , fe alio primero con los Sicilianos, 
y decaes con los Romanos , contra fu ma- 
triz Cartago. 

Por cflb Agapdes , Tyrano de Sicilia, 



(♦) PKn. Hiji, Nat. lib. i6.cap.io. 



fiuido ii treinta efladÍQs de Utíca fu Alia^ 
da , un Puerto , y Aríenal , para los deíém- 
barcos , que hizo en África contra la 
R,epubÍica de Cajrtago ; y de ay fe 11a- 
mo eHa Colonia Siciliana la Torre de 
Agatocles. 

Acia la mifma banda de Poniente 
eftaban las dos Hiponas, Colonias , que 
igualmente íundaton muy a los princi- 
pios los Cartaginefes. Efte nombre Hir 
,pond , C™) equivale en antiguo Chaldeo 
i a lo mifmo que Patria mejlra i por ferio 
de aquellos Colonos , que fixaron allí 
fu aíiento , dejando en la voz memoria 
de fu origen. 

Por el lado Oriental de la Peniníu* 
la de Cartago , que formaba el Cabo , o 
.Promontorio llamado Hennéo , (°) ef- 
taba la Ciudad de Túnez , que llama 
iTbina también Eftrabon. Por ambas de- 



.. (m) Es uj.«jLab efta voz Gialdea cojtDpueíla,v 

(ti) Hermeo es lo mifnio que Promontorio de 
Mercurio , \. quien los GrKgos llaman ííi¿¡^í ¡ierres. 



iiDmlnacionés puede táier eíb . nombra 
En la fegunda , (<>> denota un fitio pa»- 
tantíf) , como era el en que.íe.íúndo^ 
inmediato al gran lago , que formaba el 
lado Oriental de la Peninfula de Cartagoi 
y en la otra , Cp) es lomiímo que Ciudad 
iS^oti/. La cercanía de eíle Pueblo es una 
prueba de fu antigüedad , y la continua 
memoria , que como de los otros , fe l:ub> 
ccen los monumentos de el. 
: ^ £n la áindacion de ^as Colonias» 
y algunas otras de la cercanía de efta 
Cóím , pudo confumir dos coituris^ la nav 
cíente República de Cartago, Faltandonds 
-k>s Anales públicos, que ie coiiíenrabaii 
en d Templo de Samrno en Cartagoi, 
na es mucho , que omideílen los. Hiío 
dadores Griegois ; y Romanos , por no 
-tener enlace; cda la de aquellas Is^acioncs^ 
efla notable porción de la Hiftorra Cau- 



■rfa 



(o) En Árabe ¿J^ fignifica lodo , 6 harto , ¡qiÍQ 
*cs regular en fitios pantanófos. ' ' ; "^ - ^ í . j * 
/ (p) Es de '\J^ /Í€ompüñaáQ\h Süciák 1 



. <í 



.catg^neía , y <|ue hace los orígenes ¿e ef- 
ta República. Sus Colonias en eftos dos 
iñglos.) ie eftendieron deíHcla regbnde 
Cy rene, comarcana a Egyptx) , halStn las Co~ 
Junas de Merades , o cercanías de Ceú« 
la en el £0;recho de Gibralcar. 

Con ellas ioíorearon loda eík Coila, 
^y aun los Africanos de tierra dentro. En;* 
lazáronle edos , que los Griegos llaman 
Lybkos y por medio de caíamtentos con 
los Cartagitieles , y Ibrmaroii de eíle 
modo un cuerpo de Nación , que en 
memoria de <efta unión fe llamó de Xy- 
itorFetaces. Componían las Ciudades íí- 
tuadas ibbre sella Colla el prodigidíb nu- 
mero de irecientas Colonias : todas ííib- 
<litas de la Riepablica de Cartago , en que 
conviene Eífarabon con los demás Gosy- 
gra&ts , le Hiftoríadores Griegos , y Ro- 
manos. £1' diHeentiiHmo Polybio , que 
viíito por ¿ mirnio eOie terreno , atribuye 
ellos proereííbs tan rápidos del poder Caf- 
ta^es , a la deítreza , y aplicación de la 
^Aaxms , quer heredaron de los Fenicios, 
o de Tiro ííi matríz. 



(43) 

1^ eñe tiempo no tenían los Camt*. 
gineies mas compedciores del Impeiio.de' 
la Mar Occidental , que a los Focenfcs, 
Eílos ñmoíos Griegos eftendian íiis Ccm 
lonias por laCo^ opueíla de. Italia » Fran- 
cia y y. Eíp^úía.. Entre otras muchas fiíe 
la mas Éuñoía Muflía , oy Marí^a y de 
quien depen(Heroa en addante otras me- 
nores Colonias de la Cofta de Franciai 
Encorios: C<!>.en Eíp^ eraC^íoal de las 
que en ííi Coila eftablederon los mif- 
mos Fócenles» : 

De ay provino la guerra ^ que He^^ 
rodotó dice haveríe hecho por mar, 
entre Fócenles , y Cartaonefes» Eftos uk 
timos, íinembamoj no. fe atrevieron ío^ 
los aparecer en la mar conlosprime-^^ 
ros; valiendofe de los Thyrrenos. ,. qoff. 
dominaban en laCofta deSicüia, y oy, 
Reyno de Ñapóles , y. en algunas Islas a;d ja-? 
caites. Con. efto pddfctonea jtt.fiasdivoi 



^mmmtm 



• QÚ yo2 Griega de \nnn^m Mereada > 6 Plaza 






.r 



les <^rcág!ne(es quitar, é imperio dct^ mar 
a. los.de Focea, y poner termino, a hsGó* 
lonjas 3e eftos , quei intentaban apode- 
raríe de Erytria y 6 Cádiz , aliack de los 
Carcagineíes , y de que hablamos particur 
larmente en nueOxas notas. 
', Efta Guerra Naval , que es de los 
íkceilbs mas antiguos referidos en Hero-> 
dcto , pudo correíponder a los ciento y 
dnquenca iñós de la fimdación de Car- 
tago , o den años defpues de la de(^ 
tmccion de Troya , como fe deja com? 
pténderidd nrifmo Herodmo. 

Jufttno Cr) cuenta las Guerras de Fq- 
cerifes , ó Marfellefeis con los de Carta- 
go. Los Ligurcs , y Galos fueron los que 
primero hicioron rompimiento contra \os< 
de Marfellai Los Cartagineícs, para deflxuic 
efta pujante Colonia , emula de íii Comer-* 
ck> , fe aliaron con los Ligures , con quie- 
nes mantuVo £n adelante eílrecba.ami£- 



^ (r) Lib. 4(í. de hfíifi.Univ^ Thucydides refier^ 
la villoría , que los Focenfes alcanzaron por mar de leí 
Carcagineíes. 



(as) 

cgrí la República de Cartago , hafta cl fin 
de la feguiida Guerra Púnica : en que 
por el Tratado de Paz con la de Roma, 
fe le prohibió tomar a fu fueldo Tropas 
de los Ligures } como havia hecho h^ 
ta entonces con gran provecho fuyo. 

Los de Marfella por el contrario man^ 
tuvieron perpetua alianza con los Roma- 
nos, y por medio de las Colonias Fo- 
ceníes de la Cofta dé Ei^aña , con los £í^ 
pañoles , como reííilta de Juftino. 

La primei^a ocafion , ó cauía de la 
Guerra entre los de. Focea , y los de 
Cartago, fué haverfe aprifionado depar- 
te a parte diferentes Naves de Pefca- 
^oress Los Cartaginefes , fegun el miíino 
Juftino , deíembárcarori en la Coftá de 
Francia con Exercitos formidables contra 
Marfella 5 pero ella , reteniendo el domir 
uió del niar , derrotó a fus ágreílbres , y 
ajuftó k Paz a fu medida. En Juftino ay 
a^nas confuías memorias de efta Cuer- 
ea. Eftrabon, cuya puntualidad alaba Adte-í 
Qéo ., ¿k mas notiáa de los ccoíeos^ 



que por mar ganaron los Maríélleíes, 
contra varias Naciones , foftenidos de los 
Romanos , los que aún fe confervaban 
en tiempo del mifmo Eftrabon. Sin du- 
da , que por ella quedaron las Colonias 
de Emporias , y Marfella con las demás, 
que dependian de ellas , reconocidas por 
independientes , y en el libre ufo del 
Comercio , y de la Navegación : en que 
florecieron por mas largo tiempo , que 
Cartago , cediendo a eíu en la ambición 
de conquiílas : opueílas al efpiritu de 
una República de Comercio Maríti- 
mo. 

Por eftos medios , bolyiendo a nuef- 
tro diícuríb , la República de Cautago, 
dudía ya de toda la Cofta de África , pen- 
só en apoderarle de las Islas del Medi- 
terráneo. 

En etóo , dice Diodoro de Sicilia 
expreíl^mente , en comprobación de nüef^ 
tra Chronologia , que a los ciento y íe* 
(enta años de fundada Cartago, embiaron 
l,ma Colonia eftos Republicanos a h i^ 



de Ibiza , atraídos del Comercio de la 
Jana,íal , y otras mercancías, que pro^ 
ducia eíla Isla , y traníportabati a otras 
partes. La bondad de íú Puerto fue otra 
de las cauías para fundar eíb Col&nia, 
que fortificaron coü buenas murallas, y 
llamaron Erejim ; acáfo por reípedo a 
la Navegación , que les Éicilitaba cfte Ef- 
tablecimiento ala Tierra-Firme de Eípaña» 
que eflaba dividida en tres ciaíles cnton' 
ees. 

Una era de Colonias Fenicias anti* 
güas , como Cádiz , y otras , que por el 
Cirto , o Betis íubian háfta Cordova , y 
por la Marina de Andalucía. Todas eíbs 
componían con Gadir , o Cádiz un cuer- 
po ífe Ciudades Mercantiles , como oy 
las Ciudades Aníeaticas. Eílas , bien lejos 
de depender de Cartago , hadan una Re- 
publica muy feparada. Cádiz , como la 
mas bien íituada para el Comercio , te- 
nia los SuííbteSyO Ma^ftrados fiípremos, 
a imitación de todas las demás Cdonias 

'i. 



, » ... . - 

Oriéntales íuprctnas. (.0 Eílos Colonos 
Fenicios hadan trabajar las minas inte- 
riores de Efpaña , y desfrutaban la mayor 
parte de fu Comercio. Su eftablecimientó 
toca con el tiempo heroyco , ó fábuloíb, 
y es mas antiguo, que la fiíndacion de 
Cartago algunos figlos. De eftos Feni- 
cios Hablan Diodoro de Sicilia , y los mas 
de los Efcritores antiguos. * 

La venida de eftas Colonias fué por 
el Mar Occidental , defdeel Seno Arábi- 
go , y délos Erythreos , de quien prove- 
nían los Fenicios. (O Aísi fe vé , <Kie las 
Fábulas de las Navegaciones antiquifst- 
mas , ííempre traen configo el caraóleí 
hiftorico de haverfe hecho defde el Mar 
de las Indias al Athlantico , doblando el 
Cabo oy de Buena Eíperanza , hafta Ca- 




C O EngaSanfe algunos modernos , que por el 
exemplo de Cádiz intentan probar, que todas las Co- 
lonias Cartaginefas tenian Suffetes. No reparan la dife- 
rencia. Pues ni Cádiz era Colonia de Cartago, ni fub- 
dita de fu República ,.sl folo Aliada, por elcedproc» 
interés del Comercio, y Navegación. 

(t) Eftrab6n lib. i(5. f." 1 1 3 1 . ed.de Amílerdán. 



diz. De Hercules también fe dice por d 
mlfmo Diodoro , que navegó al Mar de 
las Indias. En una palabra , por aquella 
paite colocan todos los monumentos an* 
tiguo^ la Navegación , y Comercio , <yic 
havia entre los Eípíñoles primitivos , y 
Erytbreos , que eran los habitantes dd 
Mar-Rojo, y de quienes fe denominó a Ca^ 
diz Eryéria» 00 

Aísi , por íer de un mííino origen, 
como por la ünion "de intereíles , folicit» 
Cartago ^^ lu^o que empezó a navegar ai 
Eftrecho de Gibralbrar , la amiíbd con la 
República de Cádiz. Como quiera los 
Car^cagincfes también tuvieron guerras 
►r cítos antiguos tiempos con ktRepu»- 
y Ciudad de Cádiz > quedando con 



'por e\ 
blica , 




(«> En fluefttó niotas al Periph (e 'demuellran 
',Jím \}f^ larga I9S origei?e»de Cádiz, Solo ¡afiadiréinoé, 

que algunos Mercaderes fubditos de Cartago , fe efta- 
.blederon eneílas Colonias EfpaSolas, en bañante hA- 

niero, para hacer el con\ercio de frutos, y de metales. 
,^ efTa fué la caufa de mlr^ralgunos las antiguas Colo- 
¡loiás Fenicias de Etpaña , cpmo fundadas.por Cartag^ 

íiendo en realidad aun mas antiguas que eíla República. 



r- 



(30) 

influjo en ella, defde que vinieron a Iot 
correrla Contra los Turdetanos , ó Eipa- 
ñoks de Tierra-Firme. 

Adienéo trae el modo con que batie- 
ron los muros de Cádiz los Girtagineles, 
afirmando , que entonces inventaron eftos 
el ufo de los cuñetes para batir las mura- 
llas. La mifma invaicion de arietes refie- 
re Vitravio \ cotejando los paíages dé d- 
tos dos celebres Eícritores antiguos Adrián 
Turnebo. W Horian de Ocanipo cuen^ 
muy bien efta guerra de ambas Repúbli- 
cas. Cy) Perfeveró la amiftad entre Ery- 
tbreos , y Cartaginefes , tratándoles el- 
los como Aliados , y no como a Sub- 
^<^ , bafta ios tiónpos de la íegunda 
Guerra Púnica ; en que por ííi duro tra- 
to la República de Cádiz íé alio con 
los Romanos , reteniendo ííis Leyes , ó 
foberama > como manifieíb Lmo , que 



Cx) Turnebo Adverfar. lib, ^3. cap. 31. 

Cy) Hift. de EJpaña antigua líb. 2. cap.34 . y 35* 
éonát pone la figura , y uíb de eda invención de 
'Arietes. 



(30 

llama a Cádiz Pueblo Socio, y Aliado de 
Cartago. 

La otra claíe era de Colonias Grie* 
gas , que eftaban en lo üue oy es Cofta de 
Valencia , Cataluña , y RofeUón. Depen- 
dían de la de Emporias , que aun oy retie- 
ne el nombre de Empurias en Catalimai 
Gomo Aliada de los MarfeUefes , y eftos de 
los Romanos tenian interefles muy dife- 
rentes, que las Colonias Erydireo-Feni- 
cias de la Betica > y eran de configuiente 
opueftas al Partido Cartaginés i aunque 
eftaban en comercio con efta República. 
!pílas Colonias Emporitanas hablaban el 
Idioma Griego , y por eílb fe ííi^n lla- 
mar Colonias Griegas de muchos Autores: 
antiguos. Los Zacyndbíos tenían también- 
de mas antiguo (*) íu Colonia de Sagm-- 



■■■ 



(* ) . Plín. Hifi. N/Jt. \iK i6. cap. 40. defcribe la. 
antigüedad de la Colonia dcSagunto, y fu Templo de. 
efta. maneta. ,, Y en Eípalia dicen áy un Templo de 
„ Diana traída de Zacyntho , por los fundadores (de 
„ Sagunto ) dofcientos años antes de la Guerra de, 
„ Troya , como lo refiere Bocho, y que el Templo eC-, 
ii taba debáJQ de la PoWatííon: Al <fiiírf movido de la. 
„ religión, dej6 en pié Hannibil j permaneciendo aua 
„ las bigas de henebro. 



(30 

tAy y Otras : que fin duda eraií confe- 
deradas de los Embórnanos f por la cerca-,' 
nk del origen , y íer de un raifmo Idio- 
ma. 

- Defde la Guerra de Troya en adelan- 
te, empiézala memoria de Tus Colonias. 
Griegas en Eípaña. Los de Focea , c}ue 
embiaron tantas , aniquüados por los Pee- 
fas , fe rcfiígiaton en gran numero a Ef- 
pa&a , y a fu imitación otros Griegos 
Celtas , que mezclados con los Iberos, 
o Efpañotes , formaroa una Nación 
mixta de O¿á»fro/. 

: No folo en ; lo que oy llaman Ca- 
taluña , y Aragón fe eftendieron j find" 
también en el refto de Efoaña faafta (Ali- 
cia , como dice Eftraboa expreílamente, . 
Funtlaron en Galicia -a Hellenes , que. es- 
lo mifmo que Paebb ¿e Griegiu , y a 
A'mplíilódiia , que es' Orenfi oy , y Hdle- 
ñes Ponte'vedrA , y íú Territorio , como 
me he certincado por la autoridad del Pa-, 
dre Fray Martin Sarmiento , Benediólino, 
laonorde.PQátevedra fu Patria, y de la^ 



i ' , • « • . ' ' 



X 



(33) 

¿etrás en cfte figlo , que cónfervo én unas 
Reflexiones , queefcrivió a mi inttancia, fo> 
bre la explicación que yo hize , de una Ins- 
cripción Griega de Merida. Sus obíervacio- 
fies, que en todo ion excelentes , en punto 
de antigüedad, íbn de lo mas sólido , que íc 
piede deíear. Solo fentirá el publico , que 
con efte hombre incomparable fe fepul- 
ten fus defcubrimientos. ? 

Con animo de quitar la libertad a et- 
tas Colonias Griegas ^ puíieron en Ibizai 
los Cartaginefcs la de Erefrn , (*) teniendo 
enfrente la de Dianeo,oy Deniá, (que era de 
Griegos Zacynthios ) en el Continente dé 
Eípaña , en la que ad^almeme eonocei- 
mos por Corta de Valencia. Y la denomi¿- 
naron aísi, a lo que creemos,como venera- 
dores que eran qe Diana. . : 

Los Efpañoles indianas . , ó natura 
del País, que componen la tercera dafe> 

k • • 



( * ) Efta voz es Fenicia , y Árabe ii^ynj\ El- 
refun , que es lo mifino que Colonia de los Marinai 
tvs t i> Navegantes Cartáginefes, que la poblaron. '^ 



(34) 

ta nada aplicaban al Comercio , lii a lá 
Navegación , dejando todo efto a las Co- 
lonias Erythreas, yFocenfes. Sus exercü 
dos eran los de la labranza , cria de gana- 
dos , ó el de las armas. Tuftino dice eran, 
tan belicofos , que fino hallaban cnemi-» 
gos eftrímos con quienes pelear , íé ha- 
cían entre si mifmos la guerra. Reflexio- 
na el mifmo Juftino , que fiendo tan guer- 
reros los EÍpaiíoles , folo les falto General 
4en Cus empreflas j no haviendo produd- 
da k Eípíuía ninguno íamoíb en loa 
tiempos antiguos , a excepción de Viriato; 
Pero Livio nombra muchos liarto. Cele- 
tes. Yo atribuiría a la deíunion de los 
Éípímoles antiguos Cu& malos íiiceílbs. 

Los Cartaginefes en efte eftado duifie- 
ron aprovecharle también de los metales, y 
producciones de Eípaña. Llamóles la aten- 
ción la guerra , que los Eípañoles hacían a 
las Colonias Erythreas ííis Aliadas : mo- 
vidos acaíb de los Griegos , deíeoíbs de 
■quedar foJos con el Cometcip de Eípaña. 
£íla fue otra caufa de las guerras entre 



(35) 

■ios i'occnfés , y Ips Cartaginefes , y dé 
me eftos fe inftruyeflen de U Colla , y 
Comercio de Elp^a. 

Es vcrofimil , que pocos años def- 
pues de fundada la Colonia de £reío$ eí^ 
tablecieron la de Pueno^Máhon en la I$lj 
menor de las Baleares , oy Mettarca } dán- 
dole el nombre d Capitán Ivlagon , qti? 
comando efta íjqíedicion , de cuyo nom:^ 
bte huvo muchos Generales Cartagincr 
fes, Eibs Islas Baleares coníervaron fax 
pmbargo fu libertad , y en ellas hacían 
goindes^ levas de hpnderQS ^aíál^griado^pa'- 
lafus guerras > W Cattaginefes» 

Los Griegos, que llamaban Gymner 
fioí eíks Islas , tuvieron eh ellas Colonias, 
que aun una de ellas x:0níerva el nombre 
de Pantaleü , corrompido , que quiere do- 
cir los cinco Pueblos, CO De ay podemos 



mí 



t*m 



( z ) Es ^i^i'Xica oy un Puertezuelo ^ llamado 
Pantaleu , cofa de dos leguas: diftante de la Capital 
Palma , k la banda de Medio-dia ^ como me alTegiuja 
Don Juan de Riambau , célebre , y erudito AJ^ogado 
en eítá Corte, y muy inftriddo ea el idicíma Griego. 



inferir , me los Foccníés poblaron antes 
cftas Colonias í y echados de alU queda- 
ron los Baleares a la protección de Clartí^ 
go. Diodoro de Sicilia , Polibio , Eftrabon, 
y Ariftoteles , traen mucho de las coftum-; 
ores de los Baleares* 

Los Cartaginefes , Tentadas íiis Colo- 
nias en Ibiza , y las Baleares > y hechas las 
paces con los Marfelleíés , y Emporita- 
nos, emprendieron la guerra contra los 
•Tyrrhenos , que tenian en la Hetruria , en 
la Calabria , en las Islas de Lipari ^ Sicilia» 
Cerddía , y Córcega , poderoíás Colo^ 
nias , y con ellas el dominio de aquellcK 
mares. 

La cauía de efte rompimiento entre 
Cartaginefes , y Tyrrhenos , que por mu- 
cho tiempo fiíeron ellreclws aliados , íe 
defcubre en Diodoro de Sicilia. Los Tyrr- 
henos , abandonadas las artes . manufaíhi- 
ras , y comercio , fe dieron al Corlo , y 
ala Pyirateria , exercicio propio de Pueblos 
barbaros , y perezoíbs. 
... .^^'tIb!?^.. te ^s ;did. Mediterráneo!, 



(37) 

ien eípecial las del Mar Tyrrheno, que caen 
hafta Córcega. En las EoUdes , o de Lipa- 
ri , hicieron tales correrlas , que los nam- 
les fe vieron obligados a armar en cor- 
fo , y períeguir en alca mar eftós crueles 
I^ratas , como aflegura el miímo Dio- 
doro. Llamáronfe EoMes de Eolo. (*) 

Por fer tan célebres en el corfo entre 
los antiguos , lo mifmo era decir Nave 
Tyrrhcna, que Nave coríaria. Philoftra- 
to C») én fus Icones, ó Reprejentacioneí,^ 
habla con particularidad de las correrías 
de bs Tyrrnenos por mar. Plinio dice, que 
en la navegación íé debe a éftos la in- 
vención dé las ancoras. Las tempeftades 
regulares en el mar , a que ellos dieron el 
nombre de Tyrrheno , y íü oíladía a na- 
vegar con todos temporales, les preciso a 
la invención de las ancoras , ultimo re- 
curíb de los navegantes. También les atri- 
buyen la invención del roflrum , ó eípo- 



(♦) Feftus Avien. Defcriptio OrbiSf verf. 62^ 
(&) Philoftrat. /írí»«w lib. I. • 



Ion de las Galeras , que eta la machina mas 
terrible en los antiguos combates de mar» 

Ya íe ve , que eftos Isleños no podían 
folos deftruir unos enemigos tan formi- 
dables £fte fue el motivo de recurrir á 
las fuerzas Navales de Cartago. Efta |lc- 
publica entro muy bien en la fianza, de 
los Liparinos ^ é Isleños : ya para hacer 
florecer mas el Comercio , limpiando el 
mar de Pyracas , y libertar ííis Navios mer- 
cantiles ) y Vandera de inííiltos : ya por 
deftruir el poder de los Tyrrhenos , que 
le daban zelos coníii coríb. Declararon 
los Cartaginefes la guerra como Aliados 
de los de Lipari , y demás Isleños. Acaeció 
cfte rompimiento de L^ári , y los Tyrrhe- 
nos , por la Olimpiada xc. fegun el mií^ 
moDiodoro. 

Por faltamos algunos libros de la Bi- 
bliotbeca de Diodoro de Sicilia , ignorar 
mos las particularidades de efta guerra, 
que en la mayor parte fué marítima , ni 
es muy fecil afignar la Chronologia. Lo fe- 
guro es , que los Cartaginefes invadiéroa 



(39) 

ai eftas Islas, las Colonias áe los Tyrrhcnos, 
como eran Lipari , lalaos , 0>^ oy Cfr<Íerú<, 
Cyrno , ó Córcega, De algunos reencuen- 
tros , aue en eftas Islas tuvieron los Car- 
tagineíes , ay memoria. A Míéa , y Gaula 
ocuparon también con fus Colonias , y de 
efta manera fe pufiercm iníénfíblemente 
en diípoíicion de feñorear a Sicilia, Qic 
Eíquadras marítimas no ferian menefter 
para deípojar de eftas Islas a los Tyrrhe- 
nos , que eran los Pyratas mas numero-i 
ios, y formidables de aquellos tiempos? 
Los Cnidios , y lobre todo los Rjiodios, 
aunque tan pujantes , havian fido echador 
de las Islas de Lipari por los Tyrrhenos. 
Veafe por lo mifino, que poder noneceísi- 
taba Cartago para deftrair a los Tyrrhenos, 
que havian triunfado de los Rhodios? 



y* 



(b) Jalaos es lo mifino que Eolos , famofo Na- 
vegante , que por fu deftreza en la Náutica le conce-, 
d¡6 el Vulgo la apótheofis. Fenicia es la raíz de la 

voz algo tralpweíla. Hauael de V^^ y J^\ fegun los. 
tíebreos , que es lo mifíno , que Dios de los vientos, 
y«»ié Feíto Ayíeno Defendí. Qtit. v. éa5. y fig. 



(40) 

Con la poíleísion de eftas Islas , au- 
menco la República coníiderablementc 
fii navegación , y ííi comercio. De las de 
Gerdeña , y Córcega llevaban miel , ce- 
ra , y madera de cejo , cobrando en eftas 
cípecies los tributos. De la Isla Aetalia 
hierro en barras , y udles para la labranza, 
y para los oficios en toda eípecie de inf- 
trumencos. £n las Islas de Malta , y Gau- 
lo , oy G9:;¡^o , tenian ^bricas eíquilitas de 
telas de algodón. Todos eftos géneros, 
afirma Diodoro de Sicilia , qiee les tranC-' 
portaban les Cartaginefes a los Emporios, 
o Plazas de Comercio Occidentales. 

De Cartago mifma traficaban manu- 
fafhíras excelentes , en . que fe aventaja- 
ban íbbrem añera los Cartaginefes. Las 
aromas , y eípecerias del Oriente , eran 
un renglón coníiderable de fu comercio- 
por la proximidad de Alexandria. Las 
drogas medicinales también fe llevaban a 
los Emporios , de Cartago. Atheiiéo CO 



(c) Athenéo Ddpno-jppbiftar. lib. i . circa mcdjr 
Era un balfaíno que fuelen Ihm^LvJuco cyrenaico. 



C4i) 

dice, que entre otros medicamentos • íc" 
Hevaba de Cartago el lajerpitium. De eftc 
balfamo , que es del íilphio , ó maípeto^ 
ademas de Diofcorides, ay en Theophrafto 
gran noticia , y en otros antiguos Botáni- 
cos. De los modernos Proípero Alpina 
en íús plantas de Egypto trae una Difer- ' 
tacion del kferpitio , y lotho Egypciaca; 
Dodoneo habla también de él , y Ruelio 
trae íii ufo moderno en medicina. Deay 
podemos inferir , que la botánica íe cul- 
tivaba con mucha aplicación entre los 
Carta^nefes , atentos a todo lo intéreflan- 
te , y útil a fu negocio. 

Por Apuleyo en íu obra de la virtud 
de las hiervas , coníervamos aun el nom- 
bre Púnico de muchas plantas. Aefte Ef- 
critor , como Africano , debemos eíta an- 
tigüedad Cartagineía. Deeftas memorias 
doducimos y que los Cartaginefes por fii 
conocimiento en la botánica , efcrivie- 
ron obras en efte genero , y en fu idio^ 
ma , de que traslado Apuleyo , ú otro , de 

quien lo tomaífe , el nombre de eftas hier* 

■ i 



(4») 

vas. El curioíb podra recurrir a efta obra, 
para extraer , y cotejar eftos nombres de 
plantas Púnicos. 

£l tranco interior con los Garaman- 
tes , Ethiopes , Egypcios , y demás Pueblos 
de África , traía a Cartago un. provecho 
confiderable. Era mucha la cantidad de 
oro , aromas , marfil , y pedrería , que de 
aquellos parages extraían , y llevaban a 
vender en todas partes. Plinio C*) alaba 
los Cashunclos Carchedmios ^ o Cartagine- 
fes , que dice Je ¡Umaron api por la opulen-' 
ciade la Gran Cartago^ que era el famofo 
mercado de la pedrería. Alli mifmo habla 
cfte diligente Eícritor del Gjmercio , que 
de los Naíamones , y otros Pueblos de la 
África interior , havia con la Ciudad dé 
Cartago. 

De Eípaíía por los Cartagineíés íe tra* 
fiicaba , como aílegura Juftino , C<^) y EC- 
trabón, ademas del oro , plata , efrneralda, 

( * ) Plin. Hiflon Nat. líb. 3;^, cap. 7. y en otrat 
partes^ 
(d^ Híílor, lib* uldm* Eftrabon, Qeogr. Iib.3^ ^ 



(43) . 

cobre , azogues > plomo , y otros métales; 
gran porción de lino , eíparto , camtao^ 
minio , vino , trigo /accyte , y diferentes 
ingredientes para tintes , y colores de que 
ay exada mención en la Hiftoria natu- 
ral de Plinio. Con efto hadan de Colonia 
en Colonia un comercio muy lucroíb 
para Cartago ; fiendo fu Vandera la prin- 
cipal, que íe conocia del mar Tyrrheno 
al Eftrecho , y Coila de Eípaña j y no 
menos reípe^ble en los mares de Le- 
víante. 

Su eípirítu de comercio excluíivo de 
las demás Naciones era tal , que no per- 
mitian a ninguna otra navegaíle a hacet 
el de Cádiz , y Cus Colonias dependien- 
tes de cfta > reteniéndole para si íblos , y 
el dominio de los mares circunvecinos. 
Tan vigilantes fe moftraban en efto , que 
fegun dice Eftrabon , (O echaban a pi- 



(e) Lib. 3. Geogr.Feño Avieno en fu Or^e Mari' 
tima habla del comercio de los antiguos Tartefios , 6 
Andaluces coa la Inglaterra; y como de los Eípaiíoles 

apren- 



C44) 

que las Embarcaciones Eftrangeras , que 
.tomaban , haciendo ilicito comercio. 

Efte comercio ; que tanto ocultabais 
Gaditanos , Fenicios , y Carta^eíes, 
íégun el mifmo Eflxabon , era el que fe 
hacia a las Islas Cajiteredes , que eílaa 
íbbre la Cofta de Galicia , y íegun el 
mifmo Geógrafo , fon diez , a la banda dd 
Norte del Puerto de los Artabros , que 
como me dice el dodlifsimo Padre Sar- 
-miento y es el que oy llaman Puerto de 
jMuros , ó él de Curcuhion, 

Los Fenicios tomaban en eílas Islas 
eftíttio , y plomo , y a lo que puede creerfe 
liierro. En trueque daban a los Isldoos 



ma 



aprendieron las Colonias Carta^nefas efta navega- 
ción, y trafico. Defde el verfo i lo.dice afsi Aviend del 
origen de efte comercio de Efpañoles , y Cartagiriefes 
con los Britanos , ü Oeftrymnides: 
, Hac Ínter undas multum Cefpitis jacet^ 
Eamque late Gens Hibermrum (Irlanda) colit. 
Propincua rurfus ínfula Albionum (Gran Bretaña) 
TarteJsUfque in términos Oeftrymnidum, Q>atet', 
JNegociando MOS erat^ Cartaginis 
Etiam Colonis , & Fulgus inter Herculis 
/igitans Columnas (los d^l Eftrecho) bacadihant 
<equora, ^ 



(45) 
pides , lal , y algunos inftramentos , o 
utenfilios de metal. * 

Ellas Islas debían de fer una ía£tona, 
ó emporio confiderable de comercio. 
P. Crafo Romano , quando ella Repúbli- 
ca ocupo a Galicia , hallo los de las Idas 
Cafiterides, (ó Islas iklEJlaño,C^c[ae es 
lo mifmo ) dieftrifsimos en la naveeacion, 
y mar Septentrional. Lo que es iSial de 
que navegaban a comerciar en la Gran 
Bretaña , y Paifes del Norte , con quie- 
nes entabló por medio de los Gallegos de 
las Cafiteredes , y fu cercanía , comercio, 
y conocimiento. Eftrabón refiere todo eílo. 



C*) Avieno Ora Marítima v.a5o.y Cg.poueiíl 
^efcrípcioQ. 



C46) 

SEGUNDA EDAD 

DE LA REPÚBLICA. 

V Eneldos los Tyrrhenos , íbio los 
Griegos podían hacerle frente. Pe- 
ro las guerras del continente de Afra no 
les permitían oponerfe a los progreílbs de 
Cartago. Efta República mucho havia 
que tenia meditada la Conquifra de Sici- 
lia. Hizo para ello eftablecer la Colonia 
deMotya, CO quefegun la raíz Púnica 
vale tanto como Coloma. Tomaron tam- 
bién el Pueno de Girgente , ya lo que 
yo congeturo quantos eftablecimientos tu- 
vieron Tos Tyrrhenos ; antes de íer venci- 
dos , y de que íé apodcraíen los Carta- 
gineíes como vencedores. 

Su politica no era tan poca , que no 



( f) La voz {¡^jLa fignífica Patria , y fim- 

dación de Colonia : paes eftás fe reputan por la mifína 
Patria que la Matriz , ün embargo de eftkr tralplan* 
tadas en terreno ageno. 



(47) 

procuraflén para Heftmir los Tyrrhenos, 
y preparar la invaíion de Sicilia , bufcar 
Alianzas muy ventajoías. Una fíié la que 
hicieron con la República de Roma , que 
empezaba a eftender en el Conrinencc 
de Italia fus conquííbs , íujetando los 
Pueblos coiiñnantes. Efte Tratado de 
Alianza , que nos coníervo Polibio , fúc 
ajuftado en la Olimpiada LXVIII. año 
145. de la fundación de Roma , y año 
513. de la fundación de Carrago , que 
precedió a la de Roma por efte com- 
puto z68. años. Aílegurados de parte 
de los Romanos , ningún otro Pueblo 
de Italia podia hacer frente a fus conqulf* 
cas en el Mediterráneo. 

Los Romanos entraron guftofos , o 
lo que es mas creíble , íblicitaron efta 
AUanza , para foftener el nuevo íyftéma 
de goviemo que iban a entablar. Por- 
que favorecidos fin duda de los Cartagi- 
aeíés , eíperaban coníervar la libertad Re- 
publicana , que en el miímo año del Tra- 
tado havian adquirido , con la expulíion de 



(48) 

fus Reyes , que es can conocida en la hiftó- 
ria ) aunque no libre de fábulas poliricas. 

La Alianza mas poderofa rué la que 
Contrajeron con Xerxes , hijo de Dario 
Hiftafpes. Los intereílcs de efte eran di- 
rigidos a apoderarfe de la Grecia. Para- 
efta empreífe juntó un Exercico , que fué 
el mas numeroíb , que fe conoció en la 
antigüedad. Acompíwóle de una podero- 
fa Armada Naval , compuefta de Feni- 
cios , de quienes fe valian todos los Re- 
yes del Oriente , para íús Expediciones 
Navales , fegun hizo también Salomón. 

Conio lo eran también los Cartagi- 
neíes > y ííis intereíles confiftian en que 
no huvieíle otra Potencia Maritima , que 
les impidieífe las conquiftas* del Mediter- 
ráneo; entraron fácilmente en la Alianza 
conWPcrfas, para deftmir la Marina de los 
Griegos, que les hacia íbmbra. Cg) El tiem- 



• 



<g) Thucldides aíTegura , que por eftos tiempos 
intentaban los Athenienfes, y otros Pueblos de laGre- 
cit jbacer un defembarco en África , psrra aniquilar k 
Cartago , cuyo poder marítimo les afombraba. 



C49) 

po de ella . le reducimos a h Olimpiada . 
74. ca que Xerxes pafso de la Afia a Gre-; 
cía : en el ano ultimo de efta Olimpiada: . 
debiendo por la ferie de los hechos ha-i. 
verfe ajuftado aiices la Alianza con Gar-, 
tago y que regularmente íeria en e} año 
primero de ella i neceísitandoíe los otros 
dps ,para etaprefto delospoderofpsExer--, 
citos Terreílres , y Navales de Xerxes. : 

No deícuidaron los Cartagineíes de 
fu parte en acometer a los Grí(^os enl$ 
lá^ de Sicilia, donde eílos tenian poderoías 
Colonias , al tiempo mifino , que Xerxes 
Jiacia la guerra en Aíia. 

Los preparativos de los Cartagineíé$ 
fiíeron tan a0bmbrofos como los de fu 
^liado. : í 

El Exercito de tierra eftaba com- 
puefto no menos que de 5 oog. hombr€s;^ 
$u General flic Himilcon , c¡ue • fegun 
Piodoro deSicilig , era un Varón dota- 
da de admirable, ingenio , y dieítrifsimQ 
en el arte de la guerra, .i 

. . L£i Armada era igualmente, numero^ 



\ 



m 



(50) 

iá. Componiafe de mas de dos mil Na- 
ves Longas, ó de Guerra. Las detranC- 
porte para la conducción de la cavailc* 
na , del viraje , viveres , pekrechos , y 
del teíbro, aícendian al numero de tres 
mil. El Almirante de cftaprodigiofa Ar- 
mada era Amilcar , oue defpues de una 
tormenta , en que perdió muchas de las 
del traníporte de la cavalleria ^ y carros 
£ilcatos de £le£uites , tomo puerco en Pa- 
lermo de Sidlia. 

Es muy de obícrvar el infeliz íúccílb 
de un Armamento tan poderoíb. 

El defcuido de Amilcar en colocar 
fií Armada en un Puerto enemigo^, fm 
ponerla en eftado de defeníá , íúe cauía 
de que Gelon , principal Señor en Sicilia, 
por lo tocante a las Colonias Griegas ( de 
«me era Gipital Siracufa ) hicieíle quemar 
toda la Armada eti el mifnfio Puerto» 
mientras que defeuidado Amilcar eílaba 
íácrificando a Nepcuno en Selinunte por 
la proípera venida de fií Armada : íe-» 
Ipa la coibmbre recibida entre los Car- 



tagincíés de hacer eftos íácníicios-y luego 
<nie (altaban en cierra. 

Si los Carcagineíes Tupieran la Nau< 
machia y ó Guerra Naval, como enten- 
dían la Náutica , avrian hecho con ÜO' 
Eíquadras bloquear a Síracnfay y> demás 
Puertos de Sicilia , donde hacían la guerra. 
De efta manera ^ no teniendo fus Ene- 
ijaigos Armada que c^xmer , lognrdo el 
dominio del mar, impedirían a Gelonet 
iécorro de Qiegos y que íblo podia ve- 
mcle por mar. Al miímo dempo le huvic- 
ra £do impraétícable a Gebn ibrpreía 
ninguna contra la Armada Caxcagineia* 
No es eíla ^ (ola vez , que en aquettos 
mares igual defcuido arruino Armadas 
muy pujantes. 

Efte fúnefto Ciceflo, trajo por tíon- 
figuiencela roca del Exercico de cierra de 
Gartago. Himüconifii Gcneml , fiado etí, 
fu numero ^ ^ívia d:er¿a«dadQ la di&ipir-i^ 
na militar, y rezclaba poco de los Sid- 
lianos|v pero fu Caudilla Qelon , mas vi«: 

mj 



Mif» ■» • 



la Armada reduciéndole a cenizas^ en él 
Puerto de Palermo. Fué tal la coníterna- 
cion de los Cartagineíes al verefta def- 
gracia, que defmayarotí en el<:ombate, 
t»n perdida de 1 50^. homl*es , fi cree- 
mos al mifino Diodorp. Los Sicilianos 
conducidos de Gelon , no daban qüartel 
a ninguno del Excrcito Cartaginés. 

De los que éícaparon del combate» 
los mas fueron hechos priíiorieros. Em- 
pleóles Gclon, que íabía tan. bien lapo- 
litica como la guerra , ai las obras. pu- 
blicad del Puerto de Acragentc , oy Gir- 
géñte , en conftruir acüedudos para el 
riego dé las tierras , templos , y baiíos 
admirables* 

Afsila República de Cartago , como 
los Perlas (que por ííi mala condüda 
fiíeron igualmente vencidos de los Grie- 
gos ch tíla 'guerra', ai:las bátaHaside lás' 

fos Leoiiidás , y TbeiiiiftQcles , ji0 me- 
n6^ c^ebres^ queja; de Selinuoce ) ^peen--^ 



(53) 

ducír tan grandes Exercitos,y la dificul- 
tad de difciplinarlcs. Prueban fin cmbar^ 
go eftos dos poderoíbs Armamentos^ 
qual era el poder de los Perfas , y Car- 
taginefes, pudiendo liíohjearíe la memo^' 
na de eftos , que no fe vio antes , ni des- 
pués enel Mediterráneo un Armamauo 
Naval tan poderoíb. 

Las Paces , que ajufto la República 
ccMi Gelon , ion otra prueba de la riqui$- 
za deCartago. Sus Artículos trae Diodo 
ro , que es el Autor mas puntual , qué 
nos aya quedado de las guerras de Sicilia 
entre los Cartaginefes , y Griegos. 
, ív Que fe olyidaflen las injurias de parte 

aTparte- '" 

.11. Qic los Cartaginefes pagaílen a Íos 

Griegos de Sidlia , por los gaftos de b 

guerra , dos mil talentos de plata. 
III. Qie cmbiaflen a Geloii dos Naves 

xie guerra , armadas , en íeñal , y íeguri- 

dad de la Paz. Ch) 




(h) Con efto fe aclara la elpecie , que con aa»- 

ri- 



(54> 

Ademas , por vía de tc^\o , enibia< 
fpn a Datnaraca > muger de Gelon , que 
le avía inclinado a ajuílar la Paz , una 
corona de oro de confiderable valor , y 
cien talentos de la mííma eípecie. 

Toda efl:a íiima , reducida a nuéíira 
moneda corriente , fin incluir el precio de 
la corona , afciende ay 5|j, mdrcos EJfañoíet, 

Últimamente , Gdon , por la Paz tan 
honroía , fué declarado Rey por los Grie- 
gos ^ y Sicilianos delá Isla. Los premios 
que repartió a fu Exercito viéloriofe , con- 
fumieron el rico botin , cjue avia hecho 
en d Campo de los-Cartí^inefcs. Para 
reemplazar el numero de los Ciudada- 



rídad de Heraclides Pontícd , refiere Eftrabóq Geogr. 
fib. 2. pag. 155. de.haver defpachMo Cekft un hom- 
bre fabio k coftear coda la África « dándole para ello 
una Nave « que fin dudaTeria con buque , y tripula'-^ 
cien una de ellas dos , que le regáU) la República , en 
fuerza del Tratado. Afsi los Sicanos, y SicUiatrós apren- 
^ dieron k comerciar con la Efpaña en elle viage. Cíle - 
origen del trafico de Sicanos , y Efpáñoles, es mas ve- 
rofimil, que como fe lee vulgarmente en nuellras hif- 
torías , aunque no paflTa los limice^ de una fundada. 
ceogBCunu: ' •■...•'•■; 



(55) 

nos , que havian perecido en la campa* 
ña , naniralizo , o dio el derecho de Ciu- 
dadanos a j og. Soldados Eílrangeros , que 
aí&lariados le havian íervido en aquella 
gloriofa guerra. £s de admirar , que los 
Carcagineíes ,. por otro lado tan pditicos, 
no aprendieílen de Gelon a natutalizar 
los Éftrangeros , que componían todos 
fus Excrcitos , y a premiar ms Generales, 
y Soldados , coma lo Jiizo el Siciliano 
con (ús Oficiales. Si la República huvieíle 
atendido eftas inftrucciones , huviera ve- 
roíimilmente evitado los malos luceflbs, 
que regularmente fufrian fu&Exercitos. 

Retuvieron íin embargo lc« Cartagi- 
neíés en Sicilia ííis antiguas Colonias y que 
Diodoro íupone mucho anteriores a la 
guerra con Gelon. El Comercio entre 
Cartago , y Sicilia florecia con el benefi- 
cio de la Paz. Girgenti era el Puerto por 
donde íe futrían los Cartagineíés para ííi 
Capital , y Colonias Afi"icanas de viveres; 
porque como anota el niifino DiodcMro,' 
Cn Afiica no fe culrívaba el campo , em» 



(5 O 

píeandofe los naturales en la Guerra , ei\ 
{4 Marina , y, en el Comercio. Y afsi Car- 
¡@igp dependía para la fubfiftencia , del co- 
i^iépcio entecamentje ; política a la verdad 
poco solida. 

, - Enla Olirnpiada 9z. y año tercero» 
de ella , que era el 3 4 5 . de la fundación 
de Roma , y en el Cónfulado de QjFa- 
bio Vibulanó Ambufto , y de C. Furio- 
Pacilo ,, determino el Senado , y Pueblo 
Cartaginés, reintegrar la guerra en Sici^ 
lia, íeientayíiete años delpues de la an- 
tecedente contra Gelon. Creyeron fin du« 
da , que la falta de elle Caudillo les faci- 
litaba la conquifta , que tanto anhelaban 
de efta abundante Isla. Los preparativos 
[ue hicieron al principio fueron muy in- 
íriores , refpedo a la primera Expedicioa 
contra Gelon. 

.51 Exercito de tierra íe componía 
de zog.; Infantes , y 4|j. Cavallos , al man- 
ijo de Hannibal , muy anterior al ¿moíb 
Capitán de efte nombre. Eftas Tropas 
eran la ñor del Exercito de Carcago, coin- 



(57) 

pueíiías todas de Eípañoles mercenarios , y 
de Africanos. 

La Armada. Naval fe. componía, de 
^o. Naves Longas, ó Galeías, y 1 500. 
de Traníporte , paca las Tropas , y. ma- 
quinas de guerra , que haciendoíe a la vela 
de Cartago , furgieron cerca del famofo 
Promontorio^ ó^ Cabo Lilibéo de Sicilia. 

Tras efte Exercito , para acalorar maS; 
la guerra ofeníiva , formaron, otro al 
mando de Himilcon , hijo de Hannon,; 
de izog. hombres , que fe havian ler^, 
vantado en los Pueblos afedos a Carca- 

- * 

go , como eran Eípañoles , Baleares , Afri- 
canos , y Campanos ( Pueblos de Italia ) 
todos al íiiddo de la República. La Ar^ 
madá fué igualmente reforzada de mu- 
chas Naves. La condudla de Himilcon, 
utilizó efte Armamento , con la toma 
del importante Emporio , o Puerto de 
Girgente > fortificando en la obediencia 
de la República , todas las Colonias , que 
efta. mantenía en Sicilia , y haciéndola 
dudóa del Comercio de efta Isla. ' i- ^ 



(58) 

Dioniíío el mayor , a quien llama- 
ron el Tyrano , fe levantó en Siracu^ a 
íbftener el Partido de los Griegos , y apo- 
yado al mifmo tiempo de los Cartagine* 
íes , tomo el íiipremo mando de las Co- 
lonias Griegas en Sidlía , adonde havia 
venido defde Corinto. Con cfte motivo 
fe ajuftó la Paz entre Himilcon , y Dio-* 
nifio , reducida. 

I. A confervar los Cartagindés el íuprc- 
mo dominio de fus Colonias Púnicas an- 
tenas en Sicilia , y de los Pueblos Sica- 
nos , que eran los mas antiguos Pobla^^ 
dores , ó naturales de la Isla : dividida 
entonces en ellas dos claíes de Poblado-* 
res , y de Griegos , que hadan la tercera^ 

II. Los Selinuntes , Girgentinos , Hime- 
reos, Geloes, y Camerinos , quedaron 
por tributarios de los Carts^neícs , con 
la qualidad de que fe arraíMen las forti- 
ficaciones de todas eíbs Colonias. ' 

III. Que los naturales Sicanos , vívidlen 
bajo de íiis leyes antiguas en la obediencia 
déla República. 



11 ■* » • ^ 

í,» '■- ^- >, 



C59) 

IV. Sirácuíá , Capital de las Colonias 
Griegas , quedaflc a Dioniíío. 

V. y que íe reíHtuycflen de parte a 
parte las Naves , y Freías hechas , durante 
la guerra. 

Los preparativos de efta , y rápidos 
progreflbs de Himilcon , dan bien a en- 
cender el floreciente eflado de la Repu<* 
blica. 

Acabada eík guerra no eíluvo ocio« 
ib Himilcon. La RqniUtca , fiando de (it 
condu¿b , le deítino al reconocimiento 
de las Coilas del Mar Occéano , acia el 
Septentrión. De íú Cofteamicnto , ó Pe» 
ripio hace mención Plinio d mayor i y 
lo mas de el lo traslado Feílo Avieno, 
Eícritor Eípañol , en íú Poema Gec^ra* 
fico , que intitula de Oris Maritims, CO 

A eíla miíma época , reducimos d 

n.j 

(i) Fefto Avieno v. 4 1 4 . 
Mac olim Himilco Posnus Occeano fuper 
SpeEtaffe fcmet , & probajfe retulit. 
Hac nos ab imis Punicorum Annalibus 
froíata longo icmpore , tdidimus tibí. 



cbfteamiento , " que al Mar ÁthlanticcJ 
executo Hannón , cuyo Pcriplo fe confer- 
va , y de que damos la traducción en ef- 
ca obra, y fu iluftracion. 

Eftas dos Expediciones , prueban la 
penetración, y vigilancia de losCartagi- 
nefes , para eltender fu Marina , fus Co- 
lonias , y íú Comercio. En eftoíé aven- 
tajaron a todas las Repúblicas de la anti- 
güedad , debiendo a lola éfta adlividad los 
medios, para hacer tan formidables Arma-" 
mentos , y Expediciones. 

Nueftro Florian de Ocampo , 00 va- 
rón dodiísimo , íino íe huvieíle dejado 
impoflxirar del falíb Bieroíb de Fray Juaií 
• Anio, deícrive muy a la larga efte viage 
de Hannón. Por ííi relación , parece usó 
en parte un original algo diferente del 
nueftro. Es loable fu diligencia , y fu 
eftudio , a que han súíadido poco mu- 
chos Eftrarigeros , que han hablado del 
Periplo , y no le han citado como de- 



mm 



(k ) Lib.3.cap..7.8-y 9'^^fuIftjioriaáe^Jpañat, 



(60 

bierati. Trató también dd víí^e de Hi- 
milcon. Coloca el de Hannón 440. años 
antes del nacimiento de Chrifto. ■ 

En el lairgo teynado de Dioniíio, 
que llegó a treinta y ocho ímos , y con- 
currió con la Olimpiada 103. al íin de el 
hicieron los Cartaginefes otras quatro Ex- 
pediciones a Sicilia , enVque íe pdeó con 
ventaja de parte de los: Cartí^inefesi no 
obftante , que Dioniíio tuvielle a fu favor 
las&erzás mariómas deprecia; ; ^ ; 
' • Enmedia déla ríaué¿a>, y poder, de 
Cartago, y grandes Excrcitos, que po- 
nia en tiempo de guerra , la menor con- 
moción' de la mifma Capital ,0 de las 
Cetonias Púnicas de fu cercanía /la caú- 
íába el mayor temor , por la mala poli- 
tica de reformar todas ítis: Tropas, ai el 
tiempo de Paz i íirviendoíe- en . la 'guerra 
de Soldados agregadizos , no hechos ala 
diíciplina militar. A cfta fegunda guerra 
,con Dioniíio , dio motivo el de^otacb 
manejo de los Coverhadcsres de la Re* 
publica en la Sicüia Carcagineía > que.ies 



(64) 

attájo el odio Hcl Pueblo Siciliano , y dio 
animo a Dionifio para declarar la guerra 
a Cartago ; em blando para eíb declara- 
ción un Fecial , ó Rey de Armas , íegun 
la columbre antigua. Intimidoíe el Pue< 
blo Cartaginés de una reíblucion tan po- 
co eíperadi de un Tyrano de Sicilia. 

Los preparativos , que prcHitamen-t 
te hicieron los Sufetes , y Senado Car- 
taginés > no fueron menos coníiderables, 
que los antecédales* Al cargo ád esíor- 
zado General Himilcon , levantar<»i un 
Exercito de joog. In&ntes , y 4^. Ca- 
vallos. 

Para el traníporce íé juntaron 400. 
Naves! longas » que es lo miíino que Ga^ 
leras , que por íervir al rraniporte , no 
llevaban d Roftrum , ó Eípolon con que 
ib armaban en la guerra : 400. para ei 
craniporte de los víveres , ¿00. para las 
maquinas , y municiones de guerra. To- 
das llevaban orden en pliego cerrado, 
que no abrieron hada que emivieron en 
wta mar , para iaber d deílino » que gol 



a Sicilia , y Puerto de Palermo. Efla pre- 
vención filé íin duda , para evitar otro in- 
cendio de la Armada , como el que 
experimentaron en tiempo dcGelon, y 
en el mifmo Puerto de Palermo. 

A tan pujante Exercito de tierra, 
acompañó otro marítimo de 500. Naves 
roftratas , a modo de nueOxas Galeras, 
que bien tripuladas iban al cargo de Ma-) 
gon , Almirante 'General de las fuerzas 
marítimas de Cartago. 

Al príncipio fiícroii muy proípe-* 
ros los ííiceííbs de los Cartagioefés . por 
mar i tomando mas de 100. Naves de 
guerra a Dionifio , y fus Aliados , de 
quienes logró Magon una victoria com- 
pleta en la altura de Catanea , y Himilcon, 
General dé rierra , entrar libremente en Si^ 
racufa. Era tal el deícuido de los Carts^- 
nefes en hacer ot^ervar la difciplina mir- 
litar , pra k feguridad dc-fus ¿Kéucitios, 
y Armadas (íi acaíb no mediaba akuna 
{negociado^ . fecreca con Dionifio de par^ 
«¿ de algun(B¿ .(^eaiCaita^iK&ÍV' cc^n0 



confta de Juftino.) que al cabo Dionifio; 
l<»ró, como Gelon. , quemar la Armada^ 
marítima de Carcago j muriendo de re-, 
fultas armiñado Himilcon ,. Generalifsi- 
mode las Armas de la República en Si" 

•t • 

<íilia; : . . 

Ella pérdida ocaíiono a la Republí": 
ca una guerra dvil. Los Africanos Socios 
de Carcago ,. movidos de efta deígracia^ 
y omifion culpabb de 'los Generales Car- 
taginefes, íe levantaron , y apoderaron de 
Túnez , Ciudad muy inmediata a la Ca- 
pital. Los Cartaginefes , ni tcnian Gene-* 
rales dieft ros j ni Soldados propios para 
atender a fu propia defenía. Porque cílos 
Republicanos , ;a diterencia de los Roma- 
nos: j fe. dedicaban enteramente al cq- 
mereio j y a laá artes , negados entera- 
mente al exercicio de las armas ; jalean- 
do íus! Exercitoá de los Pueblos: Subditos. 
gr^Mados:, 4 .coQ:aixl¿ crecida^ íñmas^ 
'.■"■■:liSi dlv^on de; bis Magiflxados, af- 
pirafido todos a los. cargos íupremos de 
bkiRfip^blíb[('¿neEft iia. d^a :cominiia(Í9 



(65) 

íie la deftnedida ambición de la nobleza 
Cartagineía. Y el apego del interés pro- 
pio hacia deícuidar el del publico. Por 
otro lado , como dicen Diodoro , y Apia- 
no de Sicilia , el premio de los mejores 
Generales , folia parar en el oftracifmo , ó 
peores refuítas. , 

No huvieran fido menos perjudicia- 
les las de efta rebelión de los Africanos, 
fi eftos huvieílen tenido un General dief- 
tro a la frente ; y íbbre todo viveres , que 
íblo les venian por mar , y tenian impe- 
dido el paílb los Guarda-coilas de Car- 
tago. 

Reducidos a fu deber los Africanos, 
bajo la conducta de Magon , le hizo nue- 
va Expedición contra Dionifio. Compu- 
fofe de Tropas facadas de la Libia , y de 
Cerdeíia 5 y fe reclutaron al fueldo de la 
República 8by. MontíAefes Italianos , que 
eran verofimilmente Ligures, enemigos de 
los Romanos , y Griegos , y afedos por 
lo mifmo al Partido Cartaginés: a quien 
ayudaron valeroíamente en todas oóiíio- 



nes. La Armada maririma , fiíé de tan 
corto numero de Vageles , que los hif- 
toriadores no dan razón puntual de él. 
Tal era la perdida , que havian fufrido en 
Sicilia en la antecedente guerra. 

Los fuceflbs de efta Expedición fue- 
ron varios , por las mifmas cauías , que 
en las otras. Las Tropas Cartaginefas , a 
mas de fu poca difciplina , ignoraban el 
terreno en que hacian la guerra , y calan 
en frequentes embofcadas , con que les 
-iban difminuyendo infenfiblemente los 
aguerridos Toldados de Dionifio , muy 
prácticos del Pais. De otra manera no hu- 
vieran podido los Sicilianos refiftir las 
avenidas de los Exercitos de la Repú- 
blica. 

Efta finalmente pidió la Paz a Dio- 
nifio , que entró en ella bajo de tres Ar- 
ticulos. 

L El principal fué , de que el dominio 
Cartaginés , en Sicilia , fe redujeíé a las 
Colonias Púnicas , y Pueblos a ellas cer- 
canos. 



II. Que los Sicilianos Subditos , por la 
primera Paz con Dioniíio de la Repú- 
blica , lo fucilen en adelante de efte j que- 
riendo mas fometerfe a Dionifio , aun- 
que Tyrano , que al aípero , y avariento 
yugo de los Governadores Cartagineíes. 
• IIÍ, Y finalmente fe ajuftó , que la im- 
portante Plaza de Tauromenio , oy Tor- 
mini , quedafle a Dionifio. 

Efte en breve reftimyó en la quar- 
ta guerra a los Cartagineíes las mas de 
ellas Ciudades , y otras de coníideracion: 
haviendo fufrido una rota confiderable, 
)unto \ un Templo dedicado a Saturno, 
bajo la Gonduóh de un General Carta- 
ginés , hijo del íamoíb Magon. Por el 
mifmo Tratado de Paz , ademas de reí- 
tituir Dionifio lo conquiftado , fe ajufto 
diefle mil talentos por los gallos de la 
guerra. En efta ocafion conocieron los 
Cartaginefes la importancia de confervar 
las Tropas Veteranas , fin necesidad de 
tanto numero , para lograr buenos fu- 
ceílbsé 



(68) 

Sin embargo de eftos , que eran tan 
fevorables a la República , experimentó 
efta una pefte en íus Eflados , que deí- . 
tmyó gran numero de gentes , por la efca-» 
séz , a que por lo regular es configuiente 
la epidemia. Bolvieron con efte moti- 
vo a levantarfe los Africanos , y los Sar- 
dos } fubfilHendo las mifmas caufas en d 
govierno Cartaginés. 

Aunque efte levantamiento fe foíle- 
gó luego, experimentó la República de 
parte de eftos rebeldes un daño irrepara- 
ble, por muchos años: qual fué la que- 
ma de fus aftilleros , maderas , y demás 
preparativos para la conftmccion. 

Que fué la mas cruel venganza , que 
pudieron tomar los rebeldes de ííi Capi- 
tal. Eftos incendios tan firequentes en las 
Armadas , y Aftilleros de Cartago, de- 
ben atribuirfe a la £dta de difciplina de 
fu Marina , y ningunas Guarniciones en 
los Puertos , para defender los Aftilleros, 
y Armadas , de tan funeftos iníultos. 

Dionifio , que fué uno de los mas 



(69) 

poderofos enemigos , que jamas aya ce- 
nido efta República , es verofunil foftu- 
vieíle a los rebeldes , y aun pagafle a los 
Incendiarios de los Artilleros. El cfeófco da 
mueftras de lo fundado de efta congetura. 

Pues no obíknte las perdidas , que 
fufrió en las dos guerras antecedentes , fe 
declaró contra los Cartaginefes , y en fa- 
vor de los rebeldes. Diodoro dice clara- 
mente , que nada le movia mas para ef- 
te rompimiento , que el incendio padeci- 
do en los Aftilleros de Cartago. 

Lo mas aííbmbrofo fué para Dioni- 
íio ver , que no obftante dle fracaíb, 
prontamente conftruyeron , ^ y equipa- 
ron al punto 200. Naves longas j ó de 
guerra. El terror , que causó a los Sici- 
lianos efte inopinado Armamento de la 
República , obligó a Dioniíio a pedir la 
Paz : que con efedlo fe hizo , con ven- 
taja , a lo que entiendo , de la República. 
Efta debió en todas ocafiones mas a fus 
Armadas Navales , governadas , y tripu- 
ladas de Cartagineíes j que a los Excrci-* 



(70) 

tos de tierra , compueftos ílcmprie de Eí- 
trangeros mal difciplinados , y avenidos 
entre si. 

Murió Dionilio en efte tiempo , y 
acabó con el un cruel enemigó de Carta- 
go. Dionifio II. por el crédito de fu pa- 
dre ; fe levantó con el mando de los 
Griegos en Sicilia. Sucedió efto en el año 
primero de la Olimpiada CIII. 

Las guerras civiles , que los Griegos, 
conducidos de Dion , le movieron en el 
año quatro de la Olimpiada CV. debili- 
taron a los Sicilianos de manera j que no 
pudieron dañar a los CartaginefeSi Eftos 
fomentaban las difcordias , para fometer 
mas fácilmente toda la Isla. El año pri- 
mero de la Olimpiada CVI. Dion echó a 
Dionifio de Sicilia. Pero muerto efte Ge- 
neral el año fegundo de la mifma Olim- 
piada ; pudo Dionifio , con focorro de 
Jpliicrates , General Atlicnienfe , recupe- 
rar a Sicilia el año fegundo de la Olim- 
piada CVIII. Es creíble , que los Carta- 
gincfes ayudaron a reftablecer a Dio- 



(70 

nifio el menor , de quien rezelaban po- 
co. 

En la Olimpiada CVII. bolvieron los 
Cartaginefes a renovar la Alianza , y Tra- 
tado de Navegación , y Comercio con 
los Romanos , empleados aun en íbme- 
ter los Pueblos de Italia independientes. 
Mantuvieron buena correípondencia am- 
bas Repúblicas , hafta que llegaron a en- 
contrarle en las Conquiftas. 

En eftas difcordias íe apoderaron los 
Cartaginefes de Sicilia > pero Timoleon, 
famoío Corintio, en Armada poderoía, 
navegó deíHe Corinto con un gran re- 
fuerzo , en favor de las Colonias Griegas 
de Sicilia , de las qualcs Siracufa havia íi- 
do poblada por los Corintios en lo anti- 
guo. Efta Expedición acaeció en el año 
quarto de la mifma Olimpiada CVIII. 

En el íiguiente año , que era el pri- 
mero de la Olimpiada CIX. echó Timo- 
leon a los Cartaginefes de Siracuía , reP- 
timyendola a íu antigua libertad. Y en el 
íégundo año dio forma en reftablecer las 



C70 

antiguas leyes antes de los Dioniíios» A 
Dionifio el menor le expelió del Govier^ 
no , y deínólió la Ciudadela , que el ma- 
yor fabricó en Siracuía , para fujetar aquel 
Pueblo , y hacer valer fu deípotifmo. 

Al año figuiente , ó tercero de la 
propia Olimpiada , defterró los Sicilianos 
Partidarios de los Dionifios , y fe prepa- 
ró , reftituido di orden en las Colonias 
Griegas , a hacer k guerra abierta , y 
ofenuva a los Cartagineíes , a quienes 
venció en campal batalla junto a Crimefo, 
en el año primero de la Olimpiada CX. 

En el año fegundo los Cartagineíes 
Iblicitaron ajuftar la Paz con Timoleon, 
como aísi lo lograron. El principal Arti- 
culo filé, como dice Diodoro de Sicilia, 
oblio-aríe los Cartacrineíes a no favorecer 
en adelante los Tyranos , que en las Co- 
bnias Griegas fe levantaban para uíiir- 
par el fupremp mando , en perjuicio de 
fu Govierno Republicano. Es de admi- 
rar la moderación de Timoleon , que 
ofreciéndole los Sicilianos el Cetrq , fe 



(73) 

eícusó , cómo, afirma Cornelio Nepote, 
aíTeguraado , que fu animo era reftituir 
la libertad , y uíb de las leyes a los Sici- 
lianos -, pero no con eftc pretexto ufur- 
parla , como havian hecho los Dioniíios. 
Coritentofe en lo fuceísivo , con paí&r 
|ina vida particular retirado. Afsi por, un 
corto efpado gozo Sicilia de tranquilidad. 

En efte tiempo eftuvo temerofa Car- 
fago de fu total ruina. Las rápidas con- 
quiftas de Alexandro én el Afia , y en el 
Égypto , les acercaban un enemigo afor- 
tunado , y valeroíb. Sobre todo , nada 
les confternó tanto como el fitio , y to- 
ma de Tiro , fu antigua matriz , la ma- 
yor empreíla de efte Conquiftador. Los 
Tirios retiraron por mar fus hijos , mu- 
geres , viejos , y omenaje , a fu antigua 
Colonia Cartago. La conquifta , y def- 
tmccion de Tiro por Alexandro , acaeció, 
íégun Diodoro de Sicilia , en el año pri- 
merp de la Olimpiada CXIL y en el quar- 
to del reynado de Ajexandro. 
. Los Cartagineíes , para evitar igual 



(70 
ruina , cmbiaron a Amilcar Rhodano , C*) 
para que de cerca oblervafle los proyec- 
tos de Cartago. Hizolo aísi , fingiendofe 
aventurero , que havia defterrado de fu 
Kcpublica , y defeaba entrar al fervicio 
de eíle héroe. Logrólo aísi , fin olvidar- 
íe de fu comiísioñ. Pues por fu medíoy 
como refiere Frontino , íiipieron los de- 
signios de Alexandro , efcrivicndo en ta- 
blas lo que paílaba i abriendo en ellas¿ 
como en lamina , las letras , y llenando- 
las de cera , para disfrazar lo eícrito. Es 
increíble la ingratitud con que le trató la 
República , condenando a muerte un reí^ 
taurador de la Patria. Ella emulación de 
los amantes del bien publico en CartagO) 
lué la mayor cauíá de íii ruina. 

Sicilia era el thcatro de la guerra , en- 
tre Cartaginefes , y Griegos. Muerto Ti- 
moleon , trataron de tiranizar a Siracu- 
ía , Sofiftrato , y Agatocles. Prevaleció cC- 
le al cabo , y fe hizo declarar Rey de 

(*) Creo deba Iterk Rcé/tMño , apellido., que 
oy dura enere los Arab^& 



(75) 

Síracuía , y Colonias Griegas. Amilcar 
govcrnaba las Colonias , y Exercico de 
Cartago , en Sicilig. Su conduda fíié de 
las mas acreditadas , que los Carcagine* 
fes experimentaron en aquella Islas. £l, 
en pocos años , a peíar del esfuerzo de 
Agacocies , íupo atraeríe el cariño de los 
Pueblos , y reducir por efte medio , y d 
de las armas a la obediencia de Carcago 
toda la Isla , a excepción de Siracuía. Su 
Exerdto no era tan numeroío , como 
los que hada entonces folian embiar los 
Cartogüíeíes. Su numero llegaba a 40^. 
Infantes , y 5^. Cavallos. La Eíquadra 
deftinada para eíla Expedición , era de 
1 30. Galeras, ó Naves roítratas de guer- 
ra. Tenia efte Exercito la ventaja , de 
que ig. hombres eran naturales de la mií- 
ma Ciudad de Cartago , y de la primera 
nobleza muchos. Los honderos Baleári- 
cos llegaban a ip. y íirvieron de gran 
utilidad en eík guerra , para los hvoisL- 
bles fuceílbs, que logro Amilcac contra 
Agatodes. 

Pl 



Nota Diddoro , hablando de los Ba- 
leares , que las piedras que arrojaban , eran 
delpefo deuna mindy que enriendo ati- 
<:a \ y equivale a doce onzas y media. 
Su impullo era mas fuerte , que el de 
una bala de fufil y pues no folo daba la 
muerte al enemigo , fino que rompía el 
efcudo , y las cotas de malla contrarias. Los 
Soldados de Agatocles no podian refiftir a 
las pedradas de las hondas Mallorquinas. 

Por mar no fueron menores las per- 
didas de Agatocles. En el Puerto de Sira- 
cufd le tomaron diferentes Naves de guer- 
ra , y en alta mar otras cargadas de vi- 
veres , y Tropas, En ninguna Expedi- 
ción íe condujeron generalmente los Car- 
tagineles con tan bueña conduda po^ 
mar , y tierra. 

Agatocles ; íiendo fu Partido caíi 
armiñado , emprendió la temeraria acción 
de hacer la guerra en África a la Repú- 
blica. Parecióle •, que el ocio , y la ri- 
queza tenian afeminados los ánimos de 
los Cartaginefes. Por otro lado no kno- 



taBa él defatóo de las Africanos al go- 
vierno de Cartago. Salió , pues , de Sirar» 
cuía con 6 o. Galeras ^ y 1 4g. hombres 
de Tropa. Arribo a Zama en el Conti- 
nente de África. Perf^ido de la Arma- 
da Cart^ineía , hizo poner fiíego a la 
ííiya , y fe deftinó a Iñcer. k; gü^a en 
derechura a Cartago. 

El conocía muy bien , que confter-, 
nada efta Capital j ó lograría una Capi- 
tulación honro/a , para íus negodoi ext 
Sicilia ) o atraería las Ciudades Africanas 
de Cartago a íii Partido: y que en todo 
cafó el laqueo de las Plazas Marítámaá 
alentaría fus Tropas. Efla Expedición fit- 
vio de norte , a la que delpues hizo Sci- 
pion, para obligar los Cartagineíes a 11a- 
rñat a- Annibal de Italia. Eíla Expedición 
de Agatóclesj fegun DiodprOj fué en el 
año quarto de la Olimpiada CXVII. eri 
que fueron Confules Q¿y€railio Barbuk 
la inunda vez , y C. Junio Bruto Babaloá 
la tercera. ApianoJ con ' variedad les nom'-í» 
bra C. Julio , y .Q^^milio. ■■■■_ 



(78) 

Es increíble el terror que causo a ios 
Carcagincíes efta Expedición , y los rá- 
pidos progreílós de Agatocles en África* 
Afsi con nocicias.de eftos , los Siracuíanos, 
que aun le reconocían , deftrozaron de 
todo punco a Amilcar* Soló íiendo due- 
los de la nlar los Cartagineícs , pudíe< 
ran evitar , que AgacocTes no conquif-» 
taíle la mirma Capital de la República. 
África eftaba fin Guarnición > y fin Pía* 
zas bien £>rtificadas > y fabia bien Aga- 
lodes , que para deftruir efta ambicioía 
República > era menefter combatirla en 
ib caía. La deíunion con íus miímas Co* 
lonias Africanas > por íu afpero govierno, 
facilitaba a los enemigos de la República 
k iny^on , y aun la conquifta. 

Es regular > que los Pueblos ambi- 
tBoTos de conquiftas j deícuidcii fu propia 
feguridad. Ninguna vce peligro tanto Ro- 
ma , como quando los Galos la hicieron 
b. guerra, a la mifma Capital j o quando 
Annibal , deipoíes de la jornada de Cannas, 
pudo Iiaverla deftruido. Agatocles havría 



(79) 

acafo hecho lo mifmo con Cartago, fi 
las revoluciones de Sicilia no lo huvieíTea 
llamado > cediendo , mientras bolvio íe^ 
gunda vez a África , en la reputación fus 
Tropas. De manera , que íblo- a eícon- 
didas pudo huir de los Cartagineíes ; per- 
dioido a íiis dos hijos, a mano de íüs 
propios íbldados , y todo el Exercitp, 
que pafso a engrofar el de la República. 
Efta , por medio de íus Armadas , a pe- 
íar de íii mal govierno , y diíciplina mi- 
litar , pudo reíutir tan dieftro , y podero- 
lo enemigo. 

' En elta guerra , quien detuvo los 
progreílbs de Agatocles , fue la Saeta 
(O Cohorte , que era como nueílros 
Regimientos de Guardias modernos ,. com- 
puefla de lo mas efcogido de ¡la nobleza, 

( 1 ) Es de conjeturar fe Uamafle Sacra por el Sa- 
cramento , 5 juramento militar de defender Ja Patria 
hada el ultimo extremo. Efte juramenta fe hacia en el 
Templo d^ Júpiter > en Cartago » al tiempo de Jos fa-, 
crificios, Afsi le hizo Annibal en manos de Hamilcar 
fu padre , quando paflaba á la Expedición de Efpafia% 
Cornelio Nepote ^n la vida de Annibal cap. % « 



(8o) 

y Pueblo de Cartago, Eftos y como pe- 
leaban, jior el honor , y libércad de la 
Patria , no cedían el terreno con facili- 
dad. Era corto el numero de efta Sacra 
Gjhorte , aunque llegaíle a quatro , ó 
cinco mil iiombres. , en comparación, de 
las Tropas mercenarias. , que ellaban al 
íiieldo de la República. 
. La República , libre de efte rápido 
Gonquiftador , concedió k Paz.a Agató- 
eíes i reteniendo en Sicilia , quanto antes 
de la guerra la pertenecía. Nunca podra 
falvarfe el inconveniente , que a, las Na- 
ciones trae el Govierno Republicano , que 
para mantener fu. fyftcma de íéguridad,- 
íblo confíente Tropas en fus fronteras , ó 
en fus Colonias remotas ; hallandoíe eií 
tiempos de guerra fin defcnfa , en caíb 
de invafiones en el centro de fu País. Por 
eílb han fido grandes los eftragos , que 
en .ííi decadencia han fufrido las Repú- 
blicas. Dejo aparte los partidos , y ren- 
cores fobre la elección de los Gefes del 
govierno y y de las armas : ó la lenciud 




(80 

peligroíá para los prcpararivos de la guer* 
ra , ó ajuftes de una Paz. 

Recuperadas en Sicilia por los Gar- 
taginefes todas las Plazas de fu antigua 
poílefsion, hallando embuelco en nueva 
juerra civil a Agatocles , le tomaron en 
íu protección. Para hacer la guerra le 
concedieron 1 5 o. talentos de oro , y 5 oog. 
modios de trigo. Quien no ve el poder, 
y riqueza de eília República , acabada de 
íálir de tan prolija guerra. 

El íamoíp . Pirro ., Rey de Epiro, 
pensó tíchar de Sicilia los Cartaginelés, 
ílai^ados de los Griegos , y aun de pab- 
lar a África > pero eftos , con íus Efqua- 
dras , le obligaron a dejar la Isla , y el 
proycdo j que a imitación' de Agatocles 
navia formado de inyadir por si a la Áfri- 
ca. En el paflb de Sicilia a Italia , fué der- 
rotado enteramente por la Armada Gar- 
tagineía , efcapando con íblas diez velas. 
El dominio de la mar entonces era de 
los Cartaginefes , y les. ponia en eftado 
de impe(ür los íbcorros al mas pujante 



C8>) 
enemigp , reduciéndole a la mayor eftre- 
chéz. Por efte medio eviuron la mina, 
que les amenazaba el defembarco de 
Pirro , Maeftro de la Milicia , y de la 
Taílica de la antigüedad. Como quiera, 
las dos Repúblicas de Cartago, y Roma, 
triunfaron de efte valerofo héroe , que 
havia emprendido el proyedo de re- 
ducirlas a Provincias 
fuyas. 



ÜL- 



(83) 

ULTIMO ESTADO 
'DE LA %E'PU'BLICJ. 

YA los Sicilianos no tenían recuríb 
en las flierzas de los Grifos , para 
concrareílar el odiado mandó de Carcago. 
En Sicilia las parcialidades eran fírequcn- 
tes > foftenidas de los Carcagineíés , por 
policica) e interés propio. 

Hicron , que le levanto con el man* 
do de Sicilia > viendoíe en eílado para 
foflieneríé , fe unió a la República , y tra- 
bó Alianza contra la Romana » para oprí< 
mir a los.Mamertinois Aliados del Pue- 
Ho Romano. No fiíé a efte dificultoíb 
hallar pretextos de rompimiento contra 
los Cartagineíes , y Sicilianos , que ori¿- 
xvaron la primera guerjra Púnica. 

Empezó efta , í^n Polibio , en el 
año quarco de la Olimpiada CXXVIII. ó 
48 9i de. la fundación de Roma. De 
Aliados de los Mamertinos > fe hideroa 
los Romanos principales agrtílbres en la 



(84) 

guerra de Sicilia coiítra- Hieron , y las 
Colonias de la República. Conociéronlos 
Romanos, que fin Armada Naval nada 
podían adelantar , impidiéndoles la co- 
municación con la Sicilia , los Cartagl- 
nefes con fus Efquadras. £s admirable el 
principio de la Marina de Romanos. 

Polibio aílegiira , que haviendo eC* 
tos podido apoderaríe de iina Galera 
Cartaginefa , fe valieron de ella , co- 
mo de un modelo , para ^bdcar otras. 
De naanera , que en el breve termino de 
dos mefes , pufieron en mar una Arma- 
da de fefcnta Galeras , al cargo del Confuí 
Cn. Duílio , que fué la primera vez , que 
los Romanos tuvieron Armada. Mientraf- 
tanto en Sicilia ios Romanos hacían la guer- 
ra a Hieron , de quien alcanzaron muchas 
villorías , y al cabo le concedieron la Paz. 
Libres de efte enemigo , que bol- 
vieron en Aliado del Pueblo Romano, 
( política , que ignoró íiempre la adereza 
Africana de los Cartágiñeíes ) hicieron 
los Romanos la guerra a aquellos abier-. 



(85) 

tamentc. Duilio peleó en alca mar coa 
los Cartaginefes , y les derroto entera* 
mente. En aquellos tiempos la guerra 
Naval conTiília mas en la ñierza éc k 
tripulación. Como los Romanos eran 
gente aguerrida , y difciplinada , fácil-, 
mente vencieron la chufma Cartagineía: 
que^ la verdad , como dice Polibio , ha- 
cia las maniobras con grandeftreza; pe» 
ro en el abordaje, a que obligaban por 
medio de los Corvos , o maquina de afer- 
rar , las Galeras enemigas , cedían al va- 
lor Romano. Eíta victoria de Duilio fu- 
cedió en el año quarto de la (limpiada 
ir 9. El Epitomador de Livio afiebra,* 
que la República honró con diftintivos 
muy relevantes efta vidoria del Confuí 
Duilio. Ademas de decretaríele el triun- 
fo , llevando los eípolones de h& Galtítasj,* 
due llamaban* los Latinos rofi-a , en fe- 
rial de Ja villoría , mandó el Senado , y 
Pueblo Romano colocarles en el foco Ro^ 
mano , para pei?petuo mónüifi|etttol li^ 
yantofe una Cobná roítrata ^ ÍXiilÍ€)>'(|^ 



(86) 

aun (e coT^cm con la deícrípcion de la 
Bacalk Naval. A Duilío íé le concedió la 
particular prerrogativa ) de que al tiem- 
po de fu cena y todas las noches (e Üu> 
minaíle > a coíb del pi^lico » la caía , y íe 
le dieíle una muíica^ Aísi ¿dentaban los 
Romanos a fus Ciudadanos para las ma- 
yores empreflas > dejandples a la viíh un 
padrón de las glorias de íus mayóte. Y 
Hes coía notable > que nada de efto íe 
encontrafle en Cartago al tiempo de ííi 
^efolacioñ» . 

Al ttiiímo tiempo los Romanos ha- 
cían la guerra a los Gartagineíes en Cor- 
cpga , y Cerdena ^ idc que era Governa- 
tior por kRi^ablica Cartagindá Hannon^ 
Efla vi¿t<MÍa Naval les facilitaba el do- 
minio ddmar : neceílarío para pelear con 
ycntaja en las Islas. 

. i «AtilioR^lo, también Coníul> bol- 
vio a íalir al mar con otra poderoiQi Ar- 
mada >. y iMcnció. a, la de los Cartagiaeíes, 
iij?ín4íídíi :pof: un Almirante fuyo» Uaraa- 
dp jAt^Uibül rElb rfegunda. vi<5bria abrió 



el paílb a Atilio R^lo, para <3[ue a imi- 
tación de Agatocles paíl^ a defembar- 
car en África , a hacer mas de cerca 
la guerra a Cartago. Tanto ílntieronlos 
Carcagineíes efta rota , que al Almirante 
Annibal le punercMi en un ítiplicio fus 
miímos Toldados , por fu mala conduiíia. 
La Armada con que Atilio pafso a Áfri- 
ca , cuenta Apiano conftaba de 550^ 
Naves. 

El odio de las Colonias a Oirtago^^ 
abrió a Atilio modo de hacer progreílos. 
Los. Romanos* entretanto ya' fe naviaa 
apoderadp de las G>lonias Cártaginefas , y 
dotoinio de eftos en Sicilia. Apiano co-;" 
loca efta conquiíla de la Sicilia Cartagi-> 
néía en el aííó 700.. de la fundación de 
Carcago. 

Los Carc3^^eíes , por los malos íu- 
ceflós en Sicilia, y en las otras Islas, co-; 
nocieron i al cabo la incsmacidad de íusl 
Generales. AtÜio por otro lado , ayuda- 
do de los rebeldes de África , l^ ponía 
eh. el 'mifiho ttíUecho i áue- Aisatodeá 



(88) 

cdniá íúperioridad de tener los Roma- 
nos libre el mar , y mucha Tropa , pa-» 
ca reforzarle» Afsi determinaron pedir a 
los Lacedemonic^ un General dieftro , que 
les enábió a Xantipp. Su conduela íué taly 
que en la batalla deClipéa :, de treinta 
mil hombres , que tenia Atilio , apenas 
efcapo alguno vivo. Los demás , ó fue- 
ron hedios cautivos , ó paílados a cuchi» 
lio en el alcance. El mifmo Proconfüt 
Acilio.Ri^lo fu General , fué hecho pri- 
íionero. La ^bulá de la muerte crud 
dada a eñe Goieral por los Cartagineícs;. 
fo^ inventada en Rói¡na , para defácrc- 
ditar publicamente la conduela de los 
Cartaginefes. 

En efta guerra , y la íegunda Piinif 
ca , fe íirvieron los Cartaginefes de \ós! 
Elefantes , que caufarón bailante terror, 
y deftrozD en los Exercitos Roinanos^En 
Cartago havia dentro! dd^^miiro QuártCK 
les , donde amaeftrabaa ellos ^ahiíaales 
feroces pata los combates , como adver-* 
$imos:6;i la..Defq:ipcioti.de eftaiíGiiidad;) 



Púi Apiano biabemos , que uno db los 
Generales de- la Republicx. cenia el cuida-^ 
do de hacer- cazar en el it^oíor decAfri* 
ca \os E\éünies ^adiuíb cid la guerra: 
{lendo coníigáience , iqiae ú amaeftraT 
xniencó de ellos icorríeíle bajo de iu di^ 
lección.. Debian de feír muy utüles eá 
bs batallas a los Cartagincfes : porque &í 
la fegunda guerra Púnica nb hicieron la 
Paz los Romanos ; hada que Cartago les 
enervo los Ele^nces, y le obligó ^ nd 
ufarles jamas en adelante. ■ 

. Los Romanos, por mar , íufiíeron 
por ignorancia de la* marina tantos nau- 
¿agios ,' que' caü peirdieron quanto ' cim- 
bre havían logrado con iús Vidórm th.- 
vales , y mucho numero de Cále- 
las. £1 Obiípo Huec 4tioca bien , que los 
naufragios amonaron íiempre la Marina 
Romana, poi: ignorar l^!riautr<^r Él Con- 
fuí Claudio Pulchéc , haviendo peleado 
con laiAimad« Cattaginefa:, fiíé vencí~ 
do: de' efta , f depuefto . por ^ S&ksÁo 

Romano» '^ '■■'..:-:■:. r ';:■.: i, •:.-/.•:■ ¿ /.'i 




Eftos fued^'*^ obKgairoh ambas Ré* 
publica! a yenk .a uq acomodami^uo de 
Paz ., Y cáoge de pñGonesos. : quedan^ 
do b Sicíltá. Qnfís^oeík r los Rómahos^ 
por fruto <fe íu .íup«rioddad 5 y d co-^ 
mercio , y nav^cioa libre entre las dos 
Repúblicas j íobrc^ el pier, y "baía de los 
anteriores i Tratados , qiíe íc pueden vét 
cii PoUbio. Efte grattero de la Italia , fir* 
.vio en lo fuccíivo a Roipa para deftruir a 
Canagp, , , . . • 

Eftá República^ fen vez.de alentar 
fus Generales con el premia por los íer- 
vicios» dice E^ódoro de Sieiüa, (peno 
huvo calguno j a ej^íi jsn, vez de triun* 
fo-, no le Je jfiílniinaíle una cauía calum*' 
nioía para quitarle, la vida. Xantipo , cos' 
mo Ellr^ngéro;,. no pudo tampoco librar* 
fe, del , eftk infeHcidadi Pues . con pretexto 
dciembiarle aiE^rtaoQKii los demas.Ofí^ 
ciaksXacedeiñoáio^ , IdliicierQn perecer 
abog^o..cqnj.ék»i.ea:alca;jinar« De eña 

m aborrecimiento eeneral de ius'&ibd^^ 



C90 

CQs„ Y ^e tsodos (u& ÁHádbs. £Í caxsL&et 
Africauo, ha degcncirado ficmprc en cfta 
abatida ,emulacion ,de los beneméritos de 
lá Patria. Qje eftado puede florecer, 
quando el bien pabüco íiempre cede a 
la ambición de los pamculares ? Aía era 
íbrzoía coníequencia de la corrupción del 
goviemo Cartaginés , b nnna dé la Re- 
publica. 

Acabo , pues , eña primer guerra dé 
Cartagincíes , y Romanos , el ^o terce- 
ro de la Olimpiada CXXXIV. Y fcgun 
Polibio , a quien leguimos , duro veinte 
y quatro :años. El tefon de ambas Re- 
públicas , es de los mayores que jamas 
íe han vifto. 

Los teíóros de, Gutag* , quedaron 
con los armamentos tan grandes total-» 
mente exauftos. l^i guerra, que inundo 
jtodos ; fus Eftados , intercumpio de todo 
punto fu comercia Los Soldados Libran-» 
geros extraían por íus fueldos todo él 
dinero del Erario , y del Eftado ; fin 
bolver jamas a. fu circuladon. Íjoí Ro* 



o 



(90 

manos mas políticos , componíati d fuer- 
te de fusilegioiies de Ciudadanos í y la 
parte menos principal , de los Pueblos So- 
cios, que tenian obligación de fobminií^ 
trar un numero determinado de Tropas 
a fu co(b. Haíb la Armada Naval fe 
repartía en los Pueblos marítimos délas 
Coilas, de Italia íbbre el mar Tirrheno, 
y Adriático. Los deípojos eran fruto de 
ías visorias de los Exercitos Romanos. 
La í^ridad del triunfo , y de los aí^ 
cenfos el aliciente de los Generales Ro- 
manos a las mayores empreílas« Qian- 
do en Cartago todo era períécucion de 
los buenos Generales , y carga contra d 
publico. 

Vioíe por conícquenda de eftos 
bpueílos fyftémas de govierno , que los 
Romanos, acabada la giTCrra de Carta- 
go;, continuaron con felicidad grandes 
empreílas. Poc el contrario a la República 
Cartagíñ'eía , no teniendo con que pa- 
;ar el fueldo a las Tropas Eftrarigeras, 
le. rebelaron ítis precios íbldados. Mcic2^ 



nos , y Franccfcs , en numera de' aog# 
fegun Cornelio Nepote , C*> por cau- 
fa de los fueldos. Guerra fue eíta m3& 
peligrofa que la de los Romanos : pues 
los Africanos iubditos de CaTCágo ^ com- 
bidaron a aquellos para que los admí- 
úeíSén. bajo de fu protección , y íéñorio. 
Por obfervancia de los Tratados , lo 
reuíaron los Romanos , y aun petmicie* 
ron a los Cartagineíes , para eíu guerra^ 
levantar Tropas a ííi íiiddo en Italia , y . 
mediaron para la compoíicion. La í^ta 
Je víveres y que las guerras hacían 
íúftir a la África , y dlar tomados los . 
Puertos de las Armadas Cartaginefas > r^ 
dujo a la obediencia los rebeldes , que 
liaban ya al numero de i oou. El ^mo- 
fo Amilcar con íii valor difipó eftos re- 
beldes : foílego el Afíríca : eníáncho en 
ella los dominios de la República, reftt- 
tuyendo a efta en una perfeda tranquili- 



" (*y £n la Vida de Amilcar Padre de Haiu^M 
d Grande. 



CP4) 

dad. Qóméío Nepote efcrivió k Vida de 
cfte mtittórable General Cartaginés. 

LlamÓJÍe JCemca efla guerra , que 
vale lama tomo guerra ¿e hs EJlrdn^- 
tu». Su duración filé defde el mifmo 
año lerceró de la Olimpiada CXXXiVi 
en que aicabo la primera guerra Púnica, 
ha(b ú año fegundo de la Oliinpiacb 
ítguiente CXXXV« que Ion quatxo años, 
como ts de ver en Polibio. 

La íálta del Comercio , durante ella, 
bolvio Piratas a los Cartagineícs. Apre- 
íában indiítintamente a las Naves Ro- 
manas mercantes ^ como otras quálef- 
iquier neutrales , o aliadas. Apiano exa- 
gera eftá ccMiio violación manifiefta de 
los Tratados. Ariftoteles í*) refiere muy 
diftintamente el cafo. Dice^ que falta de 
dinero la República , bufeo un arbitrio, 
para falir «del ahogo en que eftaba , para 
pagar la Tropa de Eftrangeros. Que pa- 
ra ello puUico un vando , para que qual- 




C * ) Ariftoteles üecomm, lib. a. cap. i . 



CP5> 

qtieca GindadañQ » o SuWitfa , que tü- 
vieíle crédito contra Navios j o Mercan- 
cías , que entraflén en los Puertos > a 
€c»itra el Erario publico ^ lo denun- 
ciadle j para proceder a emb^gar los 
eíbStos* Hizoie aísi , y muchos Emiía- 
rios de la República j^ fingieron deudast» 
para autorizar eftos embaimos en las Na- 
ves Eílrangeras , por via de repreíalias* 
De todos eftos efectos íe íacaron íumas 
coíiíiderables , para pag^r los Eftrange- 
rós;^ íVemáioíc luego á los mereflados a 
jiAicia , y íe les reintegro de todo jj y-dc 
los perjuicios cauíados a cofta del . Era*-; 
rio. De njanera , que quedaron pecfec-í 
tamente reembolíados. Efte íiicdlb ¡aísi 
entendido , es muy .diítinto de como le 
pinta Apiano , Autor apiísionado por los 
Romanos 3> baja de cuyo domimo cfcri- 
via, Eíle golpe de politica de la Repúbli- 
ca , le dio fondo para reformar los mer- 
cenarios , y es uno de los exemplos mas 
anchos del uío' de lasrepreí^ias» 
LosRomanos ^ en la realidad mas am-« 



bitíoíbs que losCatcagíncfes, tomaron eftp 
apacenté pretexto , para apoderaríé deCer- 
¿Srut , por vía deiadcsíaccion, o repre- 
lalia. Y aunque tos ;Cartagmefes rcem-/ 
bolfaron a los interesados particularesy 
retuvieron los Romanos la Isla ; multan* 
do , como dice Apiano , la infracción 
de los Tratados. Lo íeguro es, que los 
Romanos íe vallan de todos los pretex- 
tas imaginables para eníanchar iu domi- 
nio ; poniendo en mala fee con todos los 
Poten^dos a efta República : en que le 
hizo Roma una guerra política , harto 
mas fet^ble. £n los Principes confinan- 
tes impuíb una defconíianza implacable 
contra los Cartagíneíes. 

Diodoro dice , que vencidos los 
mercenarios , por Decreto del Senado, 
codos los que de dios havian entrad en 
la conípiradon , con pretexto de otra 
guerra, fueron embiados a una pequeña 
Ma de las de Lípari defierta } para que 
dejados en caíjBgo allí íin víveres , mu- 
ridObi de hambre , como havia íucedif 



¿o cu humero de 6op* hombres , y que 
por eílb le diercMi el nombre de Ojlioísy 
ó Oftrh a la Isla. Creo y que fea afeóhda 
también efla relación , y en odio de la 
República , por fer Diodoro de partido 
-contrario. Si los mercenarios rebolcoíbs 
jeran loy. ícgun Cornelio Nepote , y mu- 
chos perecieron en la guarra , y de ham- 
bre y no era poísible quedaílen <^og. pa- 
lai efte ' c^iftigo. Lomas cierto es, que a 
4os cabezas de motin les caftigaron de 
cfte modo lecreto , porque los demás 
que quedaban no fe fublevaíTen. Efta, 
«bien Iqos de fer tiranía , era muy prU' 
dente rcfolucion de una República, cu- 
yas fuerzas confiftián en las Tropas Ef- 
trangeras. 

Ni por eílb defenderé , que Cairi- 
tago" tenia la mas buena fe en guardar 
feljgiolamente..los Tratados ; ni que ef- 
tuvieííe fu conduela libre de exceílbs en 
los caftigos. Pero uno. , y otro vicio es 
climatérico de los Africanos en todos 
tiempos. 



La careftia de víveres, con. las guer- 
ras , que les impedian el íiirtimiento de 
ellos . por mar , defpertó al Govieirno 
Cartaginés , para .cuicíar de la agricultura 
en fu terreno : afsi como eran aventaja- 
dos etx las artes mecánicas. Magón , doc- 
to Cartaginés , eícrivio una, dilatada obra 
■de lá cultura de las tierras* Prefiímimbs 
fué en efte tiempo j porque hafta él con- 
£eílan los Efcritorea antiguos ,: que los. 
Cartaginefes. tenian abandonada elcdtií- 
vo del campo* Efta obra fué tan. exce- 
lente , que los Romanos la hicieron tra- 
ducir en fu lengua* C») Aun oy lavemos 
citada en varios Autores; Geopohicos;, A Ib 
que yo creo , los Árabes Eípañoles la con- 
ícrvaban ; pues el famoíb El^n el. Atan la. 
cita muchas veces* C^^ . , 

A la guerra mercotiaria ílguió la de 
Eípaña* El Autor de ella fiíé Amilcar,, 



(i) Coluniela . ¿k Re ruftica lib. r. cap. i * circi. 
nied. donde hace un ejogio de. ella obra de Magda. 

C'') En fu obra ¿el cultivo de las tierras, de que 
tradugimos D. Miguel Cáflri ,y yo dos capiculos> im- 
preflbs en Madrid el año de 175 1.. 



por fobretibmbre Barca, Conoci&iáo ef- 
té quanto atxaílb padecía el Erario de 
Gartago , y defeoío de aumentar el fu- 
yo , para mejorar, de fortuna , aconféjq 
efta ínvafion en Eípaña. Al principio no 
era. otro d fin i, que hacer en ella corre- 
rías , para íaquear fus Pueblos ; y ricas 
^nihaSi y.en-^fpecial los Emporios de las 
Colonias Gribas Eípañolas. 

' peíembartíó en Cádiz coa Aídrubal 
jSj yerno , teniendo los dos todo el fa- 
vor de la República. Puede colocarfe ef- 
ta. Expedición por la ferie de la hiftoria en 
filies déla, Olinujiada CXXX V. Ni Apia- 
no-, ni PoUbio ter»alan para efta invafion 
otra caufa , que la ambición del oro , y 
plata de E^ia* 

bi\í¡dia' U cpnfiderable preía j que 
Hacia en las Provincias de Efpaíia en tres 
partes:. Uña daba al Exercito para tener- 
le ',nias' puntual, én las empreflas : Otra 
«Murte ícrmal Erario de la República r Y 
la tercera empicaba en los valedores j que 
léfóíbenian con el sovierno de Cártaeo. . 




- Sus empreflas eran por el lado Oric»- 
tal de Efpaña : de acuerdo fin duda 
con ■ ks Colonias antiguas Fenicias Ef- 
pañolas. A)aida 1 creer , que los de Cá- 
diz le favorecerían^ el haver hecho en aquel 
Puerto fu defcmbarco í fin que fe cuente 
la menor rcfiftencia. 

La codicia de los teforos Efpsmolies^ 
hizo correr a Amilcar Barca todalaCof^ 
ta de Efpaña , por el Mediterráneo y haf- 
ta los Pirineos. Yo conjeturo , que para 
hacer la guerra a las Colonias GriegaS;, 
cftablecio la Colonia Cartaginefa , que de 
fu apellido llamo Barchino , oy Barcelo^ 
na. La im mediación a Empuñas mani-^ 
fiefta era efte el proyedo. Rmmo CO fue 
cambien Colonia Cartagineía , de que 1^ 
denomino en adelante el Ro/^/Z»». 

Los Reguíos de las Provincias de £{^ 
paña , viendo eíla defmandada codicia^ 
y atropdlada fu libenád , y &S haciendas 



itm 



(o) Efte nombre tom6 naturalmente effa Colo- 
nia ,. por fer fus nuevos^ Pobladores de la d& Rufiin$ 
^ñ Aftícá 9 eii las cercanías de Carcagp. 



üe ios Cartaginefes ; a fuerza cíe una ef- 
aatagema , pufieron en deforden al Exer- 
cito de Barca , con muerte de efte , y de 
ki mayor parte de fus Tropas en los Ve^ 
iones Pueblos , que habitaban d Pais^, 
que oy fe llama U Rioja, Su Capital 
era la Ciudad ¿tTrkh ^ óNagera : afsi 
fe lee en Ptholomeo , y Plinio. Como te- 
nían ya las Cetonias de Rufcino , Barce- 
lona, y otras , eran dueños de la mar 
los Cartaginefes , y fácilmente repaf aron 
cfte daáo? ; mirando ya como cofa de 
fuma importancia , y produdo al eftado,. 
lo que Barca empezó por correrías. Efte 
és ¿origen dd dominio Cartaginés en 
Éfpaña , y de fus Colonias propias , fm 
confimdirlas con las Fenicias de la Bctica, 
y Celtiberia. C*) 




- (d) En los Cefetams , 6 Ilercauones de la Celti- 
beria ^9 havia entre Tarragona ,.y Barcelona otra Car- 
lago j, conocida en Ptholemea con el diftincivo de 

TíTcLÁcLict , 6 Fe tus , 6 fea Cartago la Fieja^ k dife- 
rencia de Cartagena , 6 la Nueva. 

Lá cthy raologia de jj5 ü^ que es la dé Gartago 

fia África , perfuade , c^ue Cartago Vetus , 6 Celtibe- 

rka^ 



(loa) 

Diodóro de Sicilia hace una relación 
muy puntual de las riquezas de Eípaha. 



ma 



rica 5 era Capital de las Colonias Fenicias antiquifii- 
mas de los Celtiberos , 5 Provincia Tarraconenfe. 
Confiando por Eufebio , y otros , que ios Fenicios 
fueron los primeros navegantes del mar interior , es 
muy configuiente , que ellas Colonias fueflen las ma^i 
antiguas de Efpafia. 

En ella claíTe entra Tarraco , oy Taragona de 

^^ y de iji Tur-kora que fignifica Población , 6 

Colonia de Tyrios^ que es lo mifmo quede Cananeos, 
Fenicios , 5 Syros. 

Dertufa , 6 Tortofa , con alguna* alteración de- 

voz, es también Fenicia de ^J!^ y de^^¿^ que file- 
na Tur-TarsbSy 5 Mercado de los Tyrios. Porque eti 
aquella Colonia empezaron ^ traficar los Fenicios , í> 
tenian comercio coníiderable en ella. 

Ilerda era otra dé eílas Colonias , oy Lérida. Sa 

raíz es Fenicia ¡Jo^^^ Elard , tierra. Por eílár 

ella Colonia tierra adentro , y fer la mas diftante Co- 
lonia de la Coda; es lo mifmo , que llamarle C$lonia 
de tierra adentro. 

El Rio Tyrio , oy Turia , en Valencia , por fií 
mifmo nombre denota , que los Tyrios le dieron efte 

apejlido , y k la Ciudad de i^ji^ Tyrin^ que efta- 

ba h fu orilla ; y en cuyas cercanías comerciaban los 
Tyrios. Fefto Avieno en fus Cofias verf. 481Í hace 
mención: 

Ñeque longé ab bujus fluminis divorcio^ 
Prafiringit armis Tfjrius qppidum Tyrin* 



Ya Herodoto antes havia dado mayor 
norida. Dice , pues , Diodoro , que los 
Fenicios antiquifsimos empezaron a cof- 
ta de vilifsimas mercaderías , a extraer el 
oro , y k plata y no conociendo aun fu 
üía los Eípañoles* 

Que los mifmos Fenicios, enfeñaron 
a labrar las minas con inmeníb benefi- 
cio fuyo» Herodoto > Ariftotetes , y Dio- 
<loro de Sicilia „ hacen una relación muy 
eftcndida de las riquezas de efta Región, 
y- las que en ellas adquirieron los. Feni- 
dós , y aun los Griegos. Fundaron , para 
d^esfrutarlaSj^unoSj, y otros Colonias , de que 

* MBBBH^BBI^HVHHiHIHIHHBBHi^HBHIMHiBIHlH^lHBBWIIHHnHHiHBIBH^IBlIlBiiHB' 
m _ • I ■ ' ' ' ■' ' I I' " -■■ > I I I — — —— ^n 

Otras Colonias Fenicias , por fu nombre fe recono- 
cen en efta Cofta. Pero baftark. efta. noticia , para que 
otro mas de intento examine todas las Colonias Féni- 
icias de Efpafia en la Celtiberia , y en la Betica; dif* 
tinguiendolas. de aquellas , que en ambas. Provincias 
fueron entablando defpues. los Cártaginefes^ 

^ El que quifiere mayor noticia ^ coníulte á nueftró 
Don; Bernardo. Aldrete (cuya erudición en lenguas 
Orientales alaba Juan Seiseno') y kSzmxxéíBochart. 
Bieti que todavía han dejado eftos dos Sabios baftan- 
te , que reconocer fobre las. antiguas Colonias , y 
Poblaciones de Efpaña: objeto de un trabajo muy ut(í. 
para aclarar nueftra Geografía ^ y Cbronologia.. 



hablamos al principio de efte difcuríb , y 
las de la Celtiberia junco a Cartago la 
Vieja. 

Los Efpañoles aprendieron de Ftni- 
cios , y Griegos , el modo de laborear las 
minas de oro , plata , y otros metales. 
La quarta parte del produdo era para 
los dueños de la mina. Cada hombre de 
los que fe ocupaban en las labores , y cx- 
cabaciones , ganaba un talento Etéo^o, 
(*) cada tres dias , íegun Diodoro : que 
es pnieba de lo abundante , que eran 
eftas minas , quando los jornales de. un 
trabajador eran tan exeefsivos. Era dafeh 
del trabajo tan pefado , que no fe ceC- 
faba de dia , ni de noche en éL El rigor 
con que trataban a los jornaleros , conf- 
ta del mifmo Diodoro , CO fer tal , que fi 
^Iguíi peón ceílaba en el trabajo , era azo- 
tado cruelmente. Efta inhumanidad des- 
pobló en aquella edad mucho a la Efpa- 

(e) El talento Euboico , fegun Don Diego Co^ 
marrubias , valia 5675. reates de plata antigua, 
(Q Diodoro de Sicilia lib. 5. cap. 9« 



jk , que era abundantifsimá de gente, 
para defaguar las minas , ufaban de la 
cochkd y 6 maquina de Archimedes , de 
que da noticia el mifmQ Diodoro de Sici- 
lia , y Vitruvio. 

Los Cartagineíbs , que hada la pri- 
mera guerra Puniqa fe contentaban con el 
comercio de Efpaha,y oro, que efte les pro- 
ducía } defde Amilcar Barca , quiíieron 
apoderarle de todo. Eña. empreíla bol vio a 
enriquecer el Erario de Cartago, empobre- 
cido con la perdida de Sicilia , y Cerdeña. 

Afdrubal , yerno de Amilcar , fucedió 
a fu fuegro en el govierno de las Colonias 
Cartaginefas de Efpaña , que aquel havia 
fondado. Duró el govierno de Amilcar 
Barca el grande , nueve años , íegun Cor- 
nelb Nepote, (s) Efte mifmodice , que 



(g) Haviendo empezado la Expedición de Amil- 
car , defpues de la guerra mercenaria , viene h caer 
en el año tercero de la Olimpiada CXXXV. el prin- 
cipifeo del dominio Cartaginés en Efpaña : la muer- 
te de Amilcar en el año tercero de la OUffl{Mada 
ex XXVII. En el mifmo empieza el govierno de 
Afdrubal , fu yerno , y fuceflbr. 



(106) 

en el mando del Exercito , y de Eípa- 
ña , hizo Afdmbal cofas memorables. 
Añade , que fiendo el principal perfonage 
de la República , por medio de fus fran- 
quezas , dio caufa a que los Cartagine- 
íes dejaííen la fobriedad antigua. Efta 
mifma queja tuvieron los Romanos , lue- 
go que tocaron en los abundantes Paifes 
de Grecia > y Afia fus Exercitos. 

Su amor , y benevolencia , atrajo 
mas Pueblos en Eíp^a al dominio , y 
alianza de Cartago , que íus armas. 
Conquifto por efte medio , y por el de fu 
hijo Hannibal , toda la Efpaña , hafta el 
Ebro, que era la mas fértil. 

Los Romanos , zeloíbs de eftas ven" 
tajas de Carta^ineíes , fueron aviíados 
3or los Saguncinos , Emporitanos , y Co- 
pnias Griegas Eípañolas. Temían eítas 
caer en el dominio Cartaginés , y perder 
con la libertad el comercio. Embiaron 
los Romanos Embaxadores a Cartago , y 
fe convino : en que el Ebro fiíeflc termino' 
de las conquiftas de Cartago. Que a los 



Saguntinos , y Griegos fe les confervaíTe fu 
libertad, como Socios del Pueblo Romano. 
Con las ■ partidas de dinero , que Af- 
drubal, y íii fuegro íacaron de Éípaha, 
tnantenian-a ííi devoción el govierno de 
Cartago. De efto nació en el Pueblo Car- 
ta^nés un odio , ó embidia grande contra 
efta familia , y facción Barchina , que era 
k tnas ijominafíte. ■ 

"■.'■'■ Aídrubal , aílegurado por el Tratado 
cotí los Romanos , ceísó en las conquiftas, 
y ib aplicó a hacer florecer el comercio 
de la ''República en Eípaña , y fu Marina» 
• ! - Eíitré otras obras , que le adquirie- 
ron el renombre de Grandt , fiíé la Co- 
fonia de Cartago : llamada la üüeva Car- 
ta^ ;;ey CdrM¿énaf en la Cóftadd kSy- 
mj>de Murcia. Énella, por la cómodi- 
dad , y defenía de fu Puerto , puío él Af- 
filléifeí j - y PlaEa de Arbas de Efpañá. Po- 
Wdtp» ^ 4Í») qbt^por • si ' mifmó* vía éfte fa- 

i ti 




., (jh) - PoWb. Mb. , I o> tífior, Livio 4ec. 3,lib. 6. hi/l. 
Rom. copi5 muy dimihutaAiente de Pólibio lá defcrip- 
cioQ de Cartago Nova , ó Cartagena. 



Cio8) 

mofo Puerto , hace una dcfcripcion de 
las mas exa¿bis , que nos ayan quedado 
de Pueblo de la antigüedad. No fera in- 
grata en nueftra lengua , por fer uno de 
los monumentos apreciablJes de la Marina 
Cartaginefa , y Efpañola antigua. 

yy Efta fituada Canago la Nueva , en 
una Enfenada de mar y en el medio de 
la Coila de Efpaña , frente ú viento 
■ Ábrego , o Sur. Extiendefe acia dentra 
dos mil y quinientos paílbs , a la lar- 
go : eafi a la mitad de efte eípacioíe 
deJfcubre la boca del PiKrto , o fa en»? 
trada. Toda la Enfenada junta , por ef- 
ta caula , ba,ce una éoeác. de Puerco*- 
A la mifmá entrada is la Eníenada ib 
halla opueíla una- Jsleca , qu£ d$ja an-t 
gofta embocadura a las Naves , que 
entran en la Enfenada y 6 Puerto y de 
ambas partes,, a lados. Como» efta. Isla 
rebate <Íe feerite , y; rechaza, las olas , que 
vienen de alta mar; Cicede , que en to- 
da la Eníenada ay una gran tranquilla 
dad , o feguridad para hs Embarcado- 









(109) 

„ nes í a menos , que íbplcn vientos abre* 
gos , y levanten olas en, el Puerto , de 
los dos lados , ó embocaderos de la 
Isla. Pero a todos los demás vientos 
efta libre el Puerto de movimiento , ó 
agitación de olas, por ceñirle de todas 
partes el continente , a tierra-firme. 
De laEnfenada mas interior fe deC- 
„ prende , ó fale ua monte y. en forma 
yy de Peníníula ,. íbbre el qual efta ftia- 
), dada la Ciudad^ A efta , por el lado de 
„ Poniente y. y Medio-dia. , la baña d 
jj.mor : por el Poniente la encierra e! 
i^LagOyO Enfenada, que íceftieríde un. 
„ poco acia el Septentrión. De manera,^, 
,^ que el reftante eípacio» (queeslacer- 
„ viz , que une la Ciudad con el conti- 
„ nente ) no difta del mar , que efta en- 
„ &ente , dofcientos y cinquenta paílbs» 
y. La Ciudad miíma ,. por el medio de 
yy ella , efla ' mas baja , y honda. Por el 
j^y. lado , que efta mirando al Medio-dia,. 
„ es. llana , para los que entran en ella. 
^ por la mar. Los demás lados eftan ro- 






„ deados de alrillos : los dos montuoíbs, aí^ 
„ peros de andar: los otros tres mucho mas 
„ bajos ; pero cavernofos , é intranfitables. 
„ El mayor de eítos montecillos fe 
„ une con la Ciudad , por el lado orien- 
„ tal , que toca con el mar j y en lo al- 
„ to de efte fe halla un Templo dcdica- 
„do a Efculapio. CO El altillo de Po- 
niente tiene una fituacion , parecida al 
antecedente. En él fe conftruyo un Pa-r 
„ lacio Real , obra magnifica , por man- 
„ dado , fegun fe dice , de Afdrubal , C^O 
„ que intentó hacerfe Rey del dominip 
„ Cartaginés. El reliante ámbito de h 



CO También en Cartago , dentro de Bfríá, eftaba 
en lo mas alto el Templo de efta Deydad > ^ guien la 
vanidad Gentílica tenia confiada la fanidad del Pueblo. " 

(k) Si en tiempo de AíSrubal el grande fe fund6 
Cartagena , cómo prueba efte paíTage de Polibiq,; fe 
infiere , que errb Apiano en decir , que Cartagena fe 
edificó fobre las ruinas de Sagunto , que ftiédefolád» 
por Hannibal i foceíTor die fu cüfildo Afdrubal en el. 
Govierno de Eípaña. Además ^'qne Sagunto eftuvo 
en el fitio , que oy es Moriviedro , á quatro leguas 
de Valencia. Diodbro lib.35.dice cxpreírameftte,que. 
Afdrubal fundó k Cartagena año 537. de Romsu 



>^ 
iy 
yy _ 



(in) 

„ Ciudad , por el lado del Norte , efta ce- 
„ nido por medio de los otros collados me- 
j, ñores. De eftos tres ( altillos ) el que fe 
„ inclina al Oriente , cfta dedicado á Vul- 
cano : el otro inmediato a adieta : C*) al 
qual dicen , le concedieron honores, 
iguales a los de los Diofes inmortales, 
por haver defcubierto los mineros de 
plata *, y el tercero fe llama de Saturno. 
El Lago , ó Eníenada, p^ada a 
„ la Ciudad , para unir fus aguas con las 
„ del mar , y darles corriente , por bene- 
i, íicio de los que fe exercitan en la Ma- 
„ riña , tiene un muelle hecho de mano. 
En el muelle , o canal abierto , en- 
tre el iTiar , y el lago , ay un puente pa- 
„ ra paflar las coías que le deícargan , aísi 
„ de la campiña , cavallerks , ó carretas. 

Continúa Polibio hablando de las 
fortificaciones de Cartagena , y dice: 
5, Siendo efta la fituaci<m del terreno , y 
„ marina : por el lado, die tierra acia la 



. rr 



(*) \^enedeIavoz «JU\ ^//<?¿ común k Ara- 
bes , y Púnicos , que figniñca Dios. 



yy 



O") 
„ Ciudad , no havia otra fortificación, 
„ que el lago de una parte , y de la otra 
„ d mar , un arte alguna. Y en efte tre- 
„ cho , ó garganta de tierra , que entre d 
cllianque, y el mar, junta a la Ciudad, no 
havia vallado, fofo , ni otra defenfa. Mas 
adelante añade , que el ámbito , ó circui- 
to de los muros de Cartagena , no excedía 
de dos mil y quinientos paflbs. . 

La población de cía Qudad llega- 
ría a treinta mil períbnas. A mas de dio 
tenian en el Caftiílo , que fegun nueftras 
congeturas , eftaba en el altillo de Efcu- 
lapio , mil hombres de guarnición. Co- 
mo era una Colonia marítima , deícui- 
daron la fortificación de ella por tierna. 
Los Actifices empleados en d Aftillero 
de Carpinteros , Herreros , Armeros , y 
otros meneíliTales , paifaban de dos mú 
de continua dotación. 

En fu Puerto havia treinta y tres Ca- 
leras de Guerra , como afirma Apiano, 
al tiempo que la conquifto Scipion. La 
Marinería era tanta , que armo . diez y 



Cii3) 

ochó galeras de elbs, y reforzó ííi Eí- 
quadra Romana con k mitad mas de 
marineros : haciendo , que los del Puerto 
enfeñaílen a los Romanos el ufo del re- 
mo , y la náutica. 

Por la feguridad del Puerto , tenían 
los Cartagineíes alli fu Aftillero , fus Ef- 
quadras , fus teforos , y los rehenes , que 
. embiaban los Pueblos Aliados , ó Subdi- 
tos de la República' en Eípaña. Los Cau- 
tivos, y Armeros , con los vi veres para 
las Expediciones , fe confervaban en efta 
Ciudad. A mas de Apiano , y Polibio, 
hacen los Efcritores Romanos unas con- 
fideraciones muy: naturales fobre la im- 
portancia de efte Puerto, que miraban 
como la llave de Eípaña , y acogida pa- 
ra las Efquadras de la Potencia que le 
dominaíre. Afdmbal, que conocia bictj 
cílb , plantificó efta Colonia , a quien 
debió Cartago'la dominación por algur). 
tiempo de Elpítaía. 

Los Cartagineíes , bajo de fu man- 
ado., no íblo le aplicaron a las Colonia^ 

X 



0»4) 

fino que hicieron reconocer , y abrir 
quantas minas pudieron hallar en Eípa- 
ña : gravando a los Pueblos ^ y cautivos 
Eípañoles con efta dura fervidumbre» Af* 
drubal murió finalmente , aíleísinado de 
un eíclavo Eípaiíol y vengando la muer- 
te , que a fu amo havia mandado dar eP 
te General Cartaginés , con poco ^ ó mn- 
gun motivo. 

El govierno de Afdmbal duro poco 
mas de leis años , y vino a fenecer con el 
año primero de la Olimpiada CXXXIX» 
En eftc año fué proclamado del Exer- 
cito Hamibal , hijo de Amilcar , por Ge- 
neral de la República en Efpaña: íienda 
menor de veinte y cinco años , ó de vein- 
te- y quacro cumplidos de edad. CO 

En el tiempo ¿b íu anceceÜbt AÍV 



O) Por la edad de Hannibal » que feñala Corneüt^ 
nepote y. fe ajufta la Chronologia. Tenia .nueve aSos 
quando Amilcar Barca fu padre le llev6 k Efpafía. At 
año nono del govierno nnirí6 Barca , y eftaba en Ios- 
diez y, ocho de fu edad HannibaL A los veinte y quatr» 
de edad fucedib á Afdrubal fu cufiado, (faliendo á ^f 
tefeis de govierno) y adq^uiríii d cenombre áeGratufe^ 



ó »5) 

dnibal , fue General de la Cavallerla. £a 

tres años , luego que tomo el mando, 

íujeco quaíi coda la Eípaña. Deílmyó la 

Cdonia íamoía de Sagunto. Junco con 

las fuerzas , y riquezas de Eípaña , en- 

medio de caneas guerras , en los tres años, 

tres Exercicos. Uno dejó en Efpaña al 

mando de fu hermano AÍHmbal , que le 

íucedió en cfte goviemo. Ocro embió a 

África para la í^ridad de la Pacría. Y 

H tercero le preparó para la Expedición, 

que medicaba en Icalia. Los eres años de 

cfte goviemo fe cumplieron en fines del 

quarco mo de la Olimpiada CXXXIX. 

Con la buena adminiftracion de Eí^ 
paña , ya ios Carcagineíes no echaban me- 
nos a Sicilia. Pero tanto era ííi rigor,y excre- 
mada codicia , que exaíperaron los ánimos 
de los Eip^ñoles. Los Romanos , nocicioíbs 
de efte delabrimiento , y de que los Carta- 
gineíés , contra el Tratado hecho en tiem- 
po de AÍHmbal , havian paílado el Ebro, y 
aun invadido las G)lonias Orinas > les de- 
clararon la guerra , convidándoles antes 



con la Paz. Los Cartaginefes y a quienes 
huviera íldo efta vencajoíá , impelidos del 
belicofo Hanmbal, olvidaron fus interefles: 
que eran aílentar de raíz íú dominación 
en la Eípaña , que acababan de conquif- 
tar , y era el manantial de fus riquezas. 

De aquí tuvo principio la figmda 
guerra Pmica , ó HannihaUca , que es muy 
conocida ; y la mas fangriénta , que tnvie" 
Eon las dos Repúblicas i amagadas ambas 
jen ella a fu total ruma. Empezó efla guer- 
ra en el año primero de la Olimpia- 
da CXL. que era el quarto, deíHe que 
Hannibal fué degido Govemador ^ y Ge- 
neral en Efpafia. 

Hannibal fe Heno de triunfos en Italia, 
compuefto fu Exercito en gran parte de 
Eipañoles. En dos años iblos mato a \os 
Romanos toop. hombres. C™) En la ba- 

~ (m) Apiano etv la guerra Haftnibalica.Silio Inlico 
4ef<;rivi6 en verfoheroyco toda h,\ guerra Hannibíi' 
lic'a ; cuyo poema aun- confervaraos , y con él la ob» 
de un iluftre Efcritor EfpaSol , qual era Süio ItalicOk 
P. Nicolás Antonio habla con extenfion de efte Efcri- 
tor en fu Bibi.Vetut\ih. I. cap. iS.dcfde ^0.376. ea 
ftdelance.. 



talla de Cannas murieron hafta 505. Ro- 
manos. £s may notable la conduda , que 
los Romanos tuvieron deípues de ella 
derrota tan memorable. No obítante, 
que los Oficiales , y Soldados , que efca- 
paron de la muerte en la batalla , que- 
daron cautivos , y permitía Hannibal el 
refcate de ellos , y aun lo folicitaban los 
parientes : le refUÍió formalmente el Se- 
nado Romano , por un deaeto ííiyo: 
•„ porque no fe hkieílcn los Romanos a 
def^rtar , fiados en el refeate vfmo a pe- 
lear , hafta morir , ó Vencer- 
Porqué , fegun ellos , era cofaindigna, 
que el que cobardemente havia liuida^ex- 
perimencaíle compafsion, y beneficio de 
los fjyos» Anadio el Senado, que teqiendo 
4 Hannibal a la puerta , la piedad del 
•refcate fe bolveria en daño a la Repúbli- 
ca : que la feveñdad , e inhumanidad, 
€n efte cafo , feria muy provechoía en lo 
venidero. Refolucion me efta , que íalvó 
a Roma de la dcfolacion que la amena- 
zaba : teniendo a mengua los Romanos 



9) 



no vencer, quanto mas el ícr vencidos. 
Para borrar de fus Exercitos la ignomi- ' 
nia padecida en Cannas , embiaron a Si- 
cilia ias reliquias de las legiones , que ha- 
vian huido en la batalla. Los Romanos 
no fabian ceder a enemigo , ni a reípe- 
tos humanos , quando fe trataba del bien 
de la Patria. 

Diferente conducta íiguió Hannibal, 
y la República de Cartago. Ella , emula 
de las visorias de íú miímo General , le 
efcaseó focorros , con los quales pudie- 
ra haver deftruido a Roma, Tan vil era 
la envidia , que en Cartago perfeguia la 
virmd , y el valor* Hannibal , conocien- 
do la Ibbervia de fu República , y que 
deftmida Roma, no era menefteroíb , pof- 
puíb el bien del publico al fuyo particu- 
lar. Aísi , aunque defpues de la batalla 
de Cannas pudo deíolar a Roma , (i- 
guiendo los finitos , que le ofrecía efla 
victoria , y acabando con ella la guerra; 
hiea al contrarío (e alejo de efta Capí- 
tal. Dejola recobrar fus íiierzas , y 



C"9> 

levantar nuevos Excrdtos , al mando 
del célebre Q^Fabio , reftaurador de la 
República Romana. Maharbal , General 
de la Cavalleria Cartagineía > esforzó mu- 
cho , aunque íin fruto , d penfamien- 
to .y de que Hannibal fe encaminaíle a Ro* 
ma. (n) 

Mas bien los Romanos aprovecha- 
ban fus Exercitos. Conociendo , que la 
fiier?a de Cartago eftaba en la poílef- 
Con de Eípaña , determinaron hacerle 
alli la guerra. Muchas batallas perdieron 
a. manos de Afdrubal ^ con muerte de 
bs Genérales. Romanos' de la íamilia de 
bs Scipidnes. P. Scipion , hijo de Cor- 
nelio j, dé. edad de veinte y quatro años^ 
como Otro^ Anuibal ^ fue, a venga? la 
mueiíP de jfe .pairiqítes , y honor; dé 
las armas Romanas , en el oólavo año 
de la íégunda guerra Púnica , que fue 
^ruIíimQ ,^e Ja OUnipíada CXLI. Én 
cinco caño&echo^ dé todk;; Efpaña a los 



.(n> Liv. dec- 8- fib* 2í<^ 



.j ' • 



. i 



(rao) 

Carcaglneíes> eílo es ea el ultimo de la Oíim* 
piada CXLII. 

Empezó la guerra por la Ciudad 
de Cartagena : nociciofó , de que ni te- 
nia fortificaciones por tierra , ni de 
guarnición mas que mil hombres. X®) 
Con efedo en cinco dias conquifto efta 
Ciudad. En ella encontró un defpojo de 
dinero , armas , y vageles coa que ha- 
cer la guerra a los Cartaginefes. De trein- 
ta y tres galeras armó Tas diez y otího, 
y uniéndolas a íu Efquadra , íe halló 
en difpoficion de hacer frente por mar 
a ki República Cartagiítéía. ^ Litó maqui- 
nas de guerra , y armas ,• con las provi-' 
íiones , que confervaban en Cartagena 
íus enemigos , llenaron' , y abaíteciefotí 
fus Exeifcito$ > patfa- hst^er la guerra en' 
Eípaña. • • 

<o) • * Áfsí ebnfta dV P^rif*^^^ i'qué fuá teífig¿ dW 
Vifta 4e ijefl& É2q)ediciDD. Sb aiaccfrijdadr.dejbe pttffe* 
rirfe k Apiano ,,que.fuppne havia ipg. Cartaginefes 
de guarnición en Cartagena ; fiendo wí/ únicamente 
al cargo de Magón , que Ik defen4i5) valerQ&meat9# 



Sin cfte Puerto no podían los Car- 
taginefes tener acogida fegiira para fus 
armadas. En prueba del aprecio , que 
hacian de él , confta de Polibio , que 
al tiempo de conquiftarle Scipion , na- 
via en él , para el govierno , a mas del 
Governador Magón , que lo era de las 
armas , dos Senadores. Quiza eftos cui- 
darian de la policia , y de la Marina. El 
Ayuntamiento , ó Coníejo publico , te- 
nia XV. vocales. Es creíble , que eftos 
compondrían una Audiencia Cp) íupre- 



wm 



(^p) Efta congetura nueftra no eílk deftituida de 
hechos hiíloricos, que la ayudan. De Eftrabon confta, 
que la República de Marfella tenia una Audiencia 
igual de XV. Vocales , 6 Senadores : de los quales trea 
eran los Prefidences de Sala , y cuidaban de determi- 
nar todos los pleytos , y efpecialmente ferian los de 
Guerra , Marina , y Trafico. Strabon lib.j^. de fu Geo- 
grafía en la defcripcionde Marfella. Cartago,que fa» 
bía, y conocía la política de Marfella, era demafia- 
do penetrante , para olvidar en Cartagena eítablecer 
un govierno parecido, por ventaja de eíla Colonia.Los 
de h Audiencia de Cartagena fe dividirían por confi- 
guíeme en tres S^las , de á cinco Oidores cada una, 
cpn el Prefidente de' Sala , para determinar los nego- 
cios. Los Romanos borraron la memoria de eíla Po- 
licía 



0=0 
ma de apelaciones de los Magiftrados 
Cartagineíes en Elpaña : pues era la Ca- 
pital de fu dominio en ella. Scipion, (ii- 
po muy bien aprovediarfe de las venta- 
jas , que le ofrecía ella conquifta ; levan- 
tando los muros de Cartagena , por el la- 
do de la Marina, para libertarfe de alguna 
invafion matinma de los Cartaginefes» 
que C. huvieran entendida fus intereíles, 
la huvieran procurado recuperar. 

La benignidad , con que Scipion tra- 
to a los. priuoneros ^ foltando, todos los. 
rehenes Efpanoles , que en Cartagena 
guardaban, los Cartaginefes , le concilio 
la benevolencia de los namrdes : en6da- 
dos de la dureza del yugo Africano. De 
ola manera, ya con la política, ya con 
las armas , echo de toda Efpaña a los 
Cartaginefes en el año XIII. de la fegun- 
da guerra Púnica :. quinro, del govierno, 

licía de Cartagena , y fu Audiencia. Redujeron toda 
la jurifdiccion á un Pretor , que refidia feis mefes en 

aclis de Tortofa,. y feisen Cartagena, á modo. 

quilidor , para admíniftrar juílicia. Afsi fe de-- 

ie EHrabon , y de Livio.. 



de Scipion, íégun Livio, que concurrió con 
el íúio primero de la Olimpiada CXLIII. 

Cádiz inmediatamente fe declaró por 
los Romanos , perdiendo los Cartagine- 
fes efte otro Puerto , que era el único re- 
curío , para renovar la guerra de Eípaña 
Cq) perdida Cartagena. La Ciudad de Cá- 
diz tenia Aftillero famofo, ai tiempo de 
los Cartagineíes , y le uíaron aun mas los 
Romanos para la&brica de Galeras. 

Lelio , que mandaba la Armada Na- 
val Romana , fué a focorrerla revolución 
de Cádiz , en favor de fu Rq)ublica. Y 
como en Cartagena fe havia reforzado 
de Naves , y Marinería , no le fué difícil 
venc^ á Adherbal , y ííi Eíquadra Car- 
taginefa , cerca del Eftrecho ; falta de 

Puertos para facar víveres , y refuerzos de 
Eípaña. 

Scipion defde allí navego a África, 
hizo Alianzas a Eivor del Pueblo Roma- 
no ; y paílando a Roma , y de alli a Si- 




(q) Liv. dec. 3. lib. 8. 



ciíia , compufo un Exercito de volunta- 
rios , con que atrajo la guerra a Carta- 
go en íii Pais : obligándola a llamar de 
Italia a. Hannibal , a quien venció en la 
batalla de CiUa , y dio la Paz a Cartago, 
reducida a 

I, Que entregarían los Cartagineíes 
todas las Naves de Guerra , a excepción 
de diez , a los Romanos , y todos los 
Elefantes, En efto confiftia, toda la fuerza 
de la República Cartaginefa. 

II.. Que igualmente entregarían to^ 
idos los cautivos , y difertores , y los fol- 
, dadoS; veteranos , . que havian ¿guido a 
Hannibal. 

III. - Que dentro de feíénta dias 11a- 
maríaa a Magon y que tenia levantado 
un: Exercito en la Ribera, de Genova , y 
amenazaba a Italia. Y que igualmente íkr 
carian las Guarniciones de todos los Pue- 
blos , que tuvieílen fiíera de África. 

IV. Qie por el efpacio de 50. años, 
pagarían los Cartaginefes de tributo z 5 o., 
talentos Euboicos cada año» 



V. Que en adelante no podrían af- 
Éilariar Tropas de los Ligures , y Galosj 
ni hacer guerra a Mafanifa , u otro Alia- 
do del Pueblo Romano j ni dejar , que 
Cartaginefes dgunos militen contra el con- 
fentimiento publico. 

VI. Que al dominio de Cartago fcr^ 
yirian de limites las fofas Púnicas. 

VIL Que ferian Amigos , y Aliados 
del Pueblo Romano los Cartaginefes en 
adelante; 

VIII. Que dentro de 150. dias fal- 
dria Scipion con fu Exercito de África, 
ratificado el. Tratado. Ajuftófe eíte , y con 
el concluyó la fegunda guerra Púnica , en 
la Olimpiada CXLIV. y aáo 551. déla, 
fiíndacion de Roma.. 

Efta República , que dcfpues de la ba^ 
talla de Cannas ,. pudo acabar con la Ro» 
ma , íino mediaran los fines , y difcordias 
civiles: es obligada por efte ignominioíb 
Tratado a abandonar íu Marina , fu Exerr^ 
cito Veterano , y fus riquezas, al arbitrio 
de, Scipion* La unión de losRomanos , en 



fentir de Polibio , ha fido a la que debie- 
ron fus engrandecimientos , halla el Im- 
perio , y fin de la República. 

Hannibal , hecha la Paz , obtuvo los 
primeros cargos de la República. Su ad- 
miniftradon íiie tal , que en breve refta- 
bleció el Erario publico. Los Romanos, 
que no fe creían feguros con una Paz tan 
ventajoía , pidieron , que ios Cartagine- 
íe& les entregaíTen a los dos liermanos, 
Hannibal , y Magón. Con ckO:o lo hu- 
vieron exccutado^ íi con la íiiga no íe 
huvieíle falvado Hannibal , que tantos 
triunfos havia dado a Cartago. 

Deílruidos todos los recuríbs ^de las 
fuerzas de Cartago ^ y aniquilada fu At- 
mada , a la que en las guerras havla debido 
la feguridad, era con'íigaiente ííi ruina. Los 
Romanos , no folo por si , íinopor medio 
de los Numidas confinantes , debilitaron 
a los Cartagineíés. El odio que los Afiica- 
nos profdTaban a las CdlcHiias Cartagine- 
{ás , file una di&oficion favorable , para 
entrar en Alianza con los Romanos. 



Eftos , con pretexto de las difcordias, 
que Cartago tenia con Mafaniía , comen- 
zaron la tercera guerra Púnica , antes de 
declararla» Empezó en el año fc^ndo de 
la Olimpiada CLVII. Sitiada de repente 
por mar , y tierra Cartago ^ íin Tropas 
Eftrangeras , como antes , ni Armada con 
que traer viveres , y íocorros , eftaba en 
diípoílcion de rendirfc al tiempo mifmo 
en que fiíeíje acometida^ 

El dolo con que los. Romanos proce- 
dieron en efta guerra , efta claro en Apia- 
no. Ellos, tomaban por pretexto la dió>u- 
ta de confines entre Mafenifa ^ y la Repú- 
blica de Cartago.. Efta y, de ííi parte , con- 
denó a Afdrubal ,. y Cartalon ^ ííis Genera- 
les, como autores de efta diíenííoh , a la 
pena capital. Embio repetidos Embajado- 
res a Roma ^ ofreciendo toda laíatisfác* 
cion neceí&ria.. 

Vencido de* la jufticia el Senado , y 
Pueblo Romano , les prometió la Paz , con 
tal, quedieflen rehenes de 500. Nobles: 
quedando con fu foberana , y libertad los. 



¿artagtnefes , e inckmnizado Maíámía eií 
la difputa de confines. Pero fecretamentc 
dieron orden a Manilio , y Ceníbrino, 
Confules , y Generales de la Expedición, 
que tenían fecretamente difpuefta contra 
Cartago , para que hafta arruinarla , y 
echarla por tierra , no cdTaíIen de la 
guerra. 

Los dos Generales Romanos eran hom- 
bres de poco valor, y experiencia en las 
cofas de África. El propio Rey Mafanifa, 
Aliado del Pueblo Romano , ( cuya caufa 
fe tomaba por pretexto de efta irrupción 
repentina ) conoció el fin de los Roma- 
nos í y que ellos fe vallan de las victorias, 
cpje el havia logrado fobre los Car- 
tagineícs , para hacer a eftos la ultima 
guerra. Lo peor es, que tomaron los rehe- 
nes , y no fufpendieron el armamento con- 
tra efta cadente República. A no tener ea 
el Exercito a Scipion el menor , que deC- 

{)ues llamaron Africano , havria fido inutÜ 
a Expedición , que con efedo hicieroa 
contra Cartago los Confules, 



La Ciudad de Utica , émula de Car- 
t£^o , íuc la caufa de perderfe eíta. Alióíe 
lecretamence con los Romanos. Su Puerto 
^ra capaz , y apropofito para el defembar- 
co > y fu cercanía a la Capital de la Repú- 
blica , facilitaba el aíledio , y conquiíla a 
los Romanos , como conGdera el miímo 
Apiano. Hafta fu deftruccion , ni quiíb en- 
cender la República de Cartago , que íii 
duro mando , y fobervia de fu nobleza fe- 
natoria , fe hacia intolerable a fus mifmas 
Colonias. Utica , en la guerra antecedai- 
té, por haverfe mantenido firme, y lá 
Colonia de Hipona , obligaron a Scipion 
el inayor a venir a un Tratado de Paz con 
k República , y Senado Cartaginés, 

Los Cans^efes tenian entre si una 
jdivifion , que aiinenazaba fu ruma. El Se- 
nado , por la ambición de los. Nobles , ha- 
via perdido la autoridad. El Pueblo queja 
.recuperó , todo lo govemaba por tumul- 
to , y lacdon. Entre los principales del Se- 
nado , y del Pueblo cftaba U difcordia. 
.ynos ^xm apaísiopados de la Patria \ , p^ro 

z 



Peiro los ánimos Cartagineíés , con 
fu tiránico , y duro govierno , eftabati 
confternados , y abatidos. El ningún uíb 
de la Marina , defde la anterior guer- 
ra , les havia hecho perder aquella pre- 
fencia de ánimo , y facilidad en las mam- 
obras , para los combates Navales, Aísi no 
fe atrevieron a pelear } y haviendolo eje- 
cutado tres dias defpues , quedó indeciíb 
el choque ,. y fe retiraron los Cartagihefes. 

Himilcon Phameas , General de ía 
Cavalleria , fe pafsó con fu Tropí afrento- 
íamente a los Romanos ; íacññcando üi 
Patria. Es creíble ^e para ello íobomadó, 
por lo que añade Apiano» de haveríele Ra- 
tificado de orden del Senado Romano» 

Áfdriibal , General de tierra , y Sufete 
al parecer aquel aíío de la República , hi- 
zo tales tiranías con los Ciudadanc« Car- 
•tagineíes , durante el cerco,, por fus ren- 
'Hcilhs particulares : que füé-nias cruel con 
cUós , de lo que pódiaii feí los Rótíaani&i 
mifmos. 

La foEtútja , 5^ vatoí: di&ácÍpÍoi%el me- 

i y. 



•nca por otro lado , y focórros del Reyno - 
délos hijos de Maíaniía, le pufieron en 
citado de rendir a Cartago ; tomando de 
ai el renombre de Jfrkim ^ de^ues de 
havcr fufirido los Carcagineíes un cerco de 
tresdós. Falcóles para íii defenía caudillo, 
y no fiíerzas^ 

Afdmbal , para mas infamar ííi nom- 
bre,, fe pafso también a los enemigos : pre- 
firiendo las cadenas de la efclavitud ,. a la 
gloriofa defenía de ííi Patria,, de íús hijos, 
y de fu muger > que mas heroycamente la 
foftuvo halía el ultimo trance^ 

Luego que tomo Scipion a Cartago, 
la mando poner fiíego de todos lados» Sie- 
te días duro el incendio , el faquéo , y la 
í mortandad, halla que íiié reducida a ce- 
nizas aquella Capital de la pujante Repú- 
blica Africana ; librándole muy pocos 
de tan lamentable defokcion. Solo por efte 
medio íe contemplo Roma íegura del po* 
der ,' y esfoerzo Cartaginés. Etta Potencia 
Maritiirja , áko mas rezelos a Roma , que 
• todas las demás, con que pdeó» La felid- 



. • 1 



dad de la fituacion de fu Puerto , le fíid- 
litaba las Expediciones , y el Comercio. 

Sucedió eíb defolacion a los 791. 
años de fufuadacion. (*) La mifma ex- 
perimentaron todos las Colonias Púnicas, 
que en África fe havian confervado léales 
a fu Capital. Concluyófe efta tercera ^tet' 
rd Pmica en el sko fegundo de la Olim- 
piada CLVIII. haviendo tenido quatro de 
duración toda la guerra. El dominio de 
Cartago fue reducido coníecutivaraente, en 

(*) Aqui omitib Apiaiw los noventa y dos anos, 
ique corren ^ defde el año tercero de la Olimpiada 
CXXXIV. harta el año fegundo de la Olimpiada 
• CLVIII. en que fitializb la tercera guerra Puntea^ y 
fué defoladaCartago. De otro modo fe contradiría el 
Triífmo Apiano. £1 dice, que al tiempo en que' perdie- 
ron k SiciMa los Cartágineíes/ corría el año 700. de fu 
fundación. Los Cartáginefes , bajo de la condu¿ta de 
Amilcar Barca,raantuv¡eron á Eryx,ültima Plaza fuerte 
de Sicilia , harta que fué obligado erte á evacuarla por 
la Paz,que terminí) la primera guerra en el año tercero 
de la Olimpíada CXXXIV. De manera, que añadien- 
do los noventa y dos , que difcurrieron deíde efta épo- 
ca 9 harta la dertruccioh de Carrito : refuka, que , fe* 
gun el verdadero computo de Apiano , fué defolada 
en el año 79 a. de fú fundación. Dejamos para otro 
tíempo el examen mas paitícularízado de todaJ^ 
Chronologia de laiiiftoría Cartiaginefa. 



(135) 

forma de iProvincia. Gorria entonces , fe- 
gun el ccwnputo vulgar y. el año 607. de 
la fundación de Roma. 

Los Romanos , deíde entonces , due- 
ños de la mar , hacían en un año k con> 
quifta de una Provincia entera. La Eípa- 
ña les abaílecia de fu robuítírsima cavalle- 
ría , de Tropas , de Naves „ de ftutos , y 
de plata. A fus riquezas debió fus conquií^ 
tas aquella República. Las Tropas Elpa- 
ñolas de Hannibal , le dieron las villorías 
tan repetidas en Italia „ en eípecíal^ k Ca- 
vallería Eíp^ola. Los Romanos , cono* 
ciendo la3 ventajas de efia ^ reforzaron 
con ella íus legiones. Comparando a los. 
Cartaginefes ,. y Romanos , dice DibdorO;^ 
que los primeros eran gente viviísima, pa- 
ra defcubrír los medios de adelantar las. 
riquezas > y los Romanos habiUísimos pa- 
ra hacer , que todos paraílen. en fu ma- 
no. 

Omito tratar de la renovación de 
Canago por los Romanos , que colocaron 
mas tierra. adentro > y dd orden conque. 



C'30 
plantificaron d Goviemo , UeloqueerS 
Eftado de Carrago , bajo de un Proconful 
en Úrica i denominando todo el Pais de- 
pendiente Afincd Procmfiditr. Pues todo 
efto pertenece a la Hiftoria Romana , a 
que no fe extiende nuedio difcurfo , que 
finalizamos en la defolacion lallimola 
de la Ciudad , y República de 
Cartago. 



EL PERIPLO 

DE HAN NON 
ILUSTRADO. 






i - 



I . » 



k ^« ^, 




iméi^mmmmmmtmmtttmi'^éémmét^JSktmapmiitmimmmitmmmmm 



ÁNN0N02 



- KAPXHAONÍÍi-N *BASlAEfi2 








• í • » • 1 • 

V - ' ■ ' . • . • ' 

NAVEGACIÓN 

I 

"GENERAL DE LOS CARTAGINESES 

POR L4S COSTAS DE LAS PARTES 

áé Id Libia Jítuadas^, m^as aílá de lOi Caluñas dt 
• Hércules f cu^a relación >colot6 en et Templo de 
Sií{urno ^ la qual declara lo figuiente. 

A02EN Ko¿p- TpAREdO á^ los 

jJJ ;t4íW^7i?Aí *;K : : Hanrtt>n'navegafle fue- 
9-»A»K H/isütAeiw/X9c/ xadc Jías Colunas de 

A 2 Her- 

i:i flinjtt (. f «A {;eitmdii£emCarthagíaietifiiim ^xit , alibi imperatocem. 
Qjtf^trm» f, : Alirii^<£ie6(iavtt^lMeidftihiatf Vofsias. j Templom , in. 
^adefizipclo hatc dédkiueratf i |tmótiis fuifte irádunt Plinius & So^nus. 



Hetcides j y que^* 
'mafle Pueblos (ó Co- 
lonias) de LibicK-Fhóúi^ 
CCS. Navegó , pues , íle- 



• • * - .... > - 

t 

Vftn4o 

w;íí(?m (ó naves de J^m x<t¡ yuvciixSy, tU ¿^ 



cinquenta remos ) , 'y 
muchos hombres , y 
mügeres en numeró ;de 
treinta mHs víveres ; 'y 
toda la demás preven- 
ción ( ó pertrechos). 
Luego que , habiendo- 
nos hecho ihi mar>cn?L- 



CA^fioy jLUfejLcihfy re^Svy 

r 

ZyS^voTy íifjiifoiy i^Xev- 



pareamos con tas <b<!>li¿- ■ ^/^> > tyxr.íiiiíftitiia'fá^ 
ñas , y navegamos fuera i!w tcóx» > wTiyct. ¿yt^, 
de ellas dos dias i planti- ^¿^^^y ' ©.^<tTÍ,p.0K. 
ncaraos la poniera po- . . k' ■ ^y » * • / 
bladon , la qual llaia- ""^T^,, '^r ^^"^ 

Efta tiene una gran «««^«/•«w áKA^^érreí, e-Trí 
campiñx Y de alÜ do- ^ IloAoW* A»C«x¿k «. 

1 til>7phaak«,qtta<! «'Photnkibtts -adrcms; indígcni%¿ Afrhmi«L 
Vid* Plküttm in^ Hr^»..;*}». i. 5 . c . 4; & Sfi^haáiim ¡n vocc Bcí^itrrií, 
* AráyíiS-*taontnod¿ folvfcre , fed ctSamii^í^wai. .e^ iítc^ttantuf^ 
^*>rr. 3 Stephano et;/t<*Ttp»*. & Scybci eü/wctrép/ttí didtur. Fafi»* 
ftiendofé pro Bv^ttrifitK 4 Aftfü loihi TÍ4eaii ibmbieatibuMicam omñis 
poftColumjus navígró* cww Td •dfwrtUUetai yel #d *cci^íh, «i 



/ 



¿* 



»f*ii^itti*v\ Xct^mei» "l^íF" blandea val Pccidaitc,. 

/feoí <R«/{|A Ve^ «"^ ücgamos ^ Soloente, 

T-f ^~ /:íj ' \ 'n "^ ^^ KLybia, PP". 

^* ^ , bla4o de arboles : en 

^<r¿/4«/w , r**^*" «^^^- donde , habiendo erígi- 

jMjey ísr/oí '¿A/O» ic j'j^oKTct do Un tanplo á Nepm- 

Í^lpoí/Wu, ¿ o^, 4;fco. ^ ' ^"l'i^io? o»a vez 

' es. ' ' . ' , ' ^cia el Sol poniente 

,/u^fiey e.« A./*.í«/ ^ (navegando) m^o.dia, 

.^opp»-^ OAAttTTDS 5ca- hafta que Uegaitios i 

■Atévííí/ jc «stAíí^ .^«irí)' "" eftanque ( ó laguna) 

. \^~ '. ^ /^/ ' ~ -fituada no kxos del 

^^^ ^' r^^^- ^^^: .mar , llena de muchas, 

.«tv;^¿>tóíeA^^«y7tf¿íí Y grandes cañas.. Hay 

v,TSA\ct .9w/Hít ufKf&fj^^ -C^lli); elefantes , y otxos 

.-?r¿^7n)M(t;T;i)rT^Xi> .aiiünales quc paftaii en 

- ^, ,,,. ,♦ . gran numero. En paíTar 

/ ^^ ^ \ . nías allá del eftanque 

mv %íiif<x4 '3'X»^ "• xs¿- gañamos la navegación 

i'tá>xifaoL/zty *oAfiif w?jío$ -dc todo. un dia.. Funda- 

-TÍ ftaXá'í]., >C5tAV/i¿ya4 ^^^^ *^^^ ^baxQ junto 

, ' , ^ , , al mifmp mar. los pué- 

c- K<tt^y ^ ru^o^y^ blos (.ó colonias) lia- 

"■' •'-■•■• . ■„.:., ; .1 ma- 

^ t Liby2l«c«gio(ut 5oqu!tScyl«) lotaeft.celebe»imaÍ£6e«rm«.la 
•Ounmitíte raí. gromoritor^ Solosntisyt „,. „v,^,; yj^^.^ j¿ ^^^^^„ 

ccnftcata. i Malim K«»«x,V«^„ i ,„bo K«ro.*.'¿« qaod KT.&r» fie- 
•!á hí^^J 'T"^ •^:S*»' «Ep!«WW.&riWt.Vaif»ia«,«,e¿ éft 



4 

nladas Carkoff TeU Ti^txÁ^ y ^ Ákfói¥i^^l 

chas , Gyth , Jcra^ t M¿M'r\<^' ¿ AfctfiQyit. 
Aí^lítta , y Arambel ., r>,^ ^, , ., 
y partiendodealli-,Ue^ ^^^'^^'^^^^ ^ ctv^;^m5 
galanos -al gran Rio Li'^ 'Sa^d^i' etsr/ fiiyty * *7ni- 
^(? , qiie corre defdó la -to/caof Á/^k, a-TrJ *? Ai- 
Libia. A íü orilla afea- f»^^^»^ ^ *> * 
Cientan ganados los , 
Nómades , hombres '^^> No/^ácí^$ ¿.^«^^ 

jLixitdS : con ellos- ños ^At^imn y ^tüyíi\fiuüT íyi- 

4etuvimos^lgMa tiem- ^fu,y,7tóí^^:},U:\ttiiicLiw 

bo , y nos hicimos ámi^ ,^ . x, _. ^^ 

gos. Mas arriba de eftos *^^ 7' ' 'P'^*". 5^- 

jnioran Etiopes , gente ^o'- ^«•«m' ¿^^ 3(5t9* í?- 

jnhofpitable , que habi- •íriffler , , A<i9»wrí< «xsv 

tan una tietra «eiía de . g^iyoi, y w nfJt^/uBfjoi ^ 

fieras, dividida por gran, ^¿s^ ^^^f^.ta, '¿fe- 
da montanas , de hs , ,^ ^ ;^ 
quaks dicen qué? naee -«^r*AQ»5, .«^ :«r pet* 

-el Lixo 5 y que al rede- - <?!«w' tw Ai'^ox» íí^/ í<^¿ 
dor de ellas habitan los r¿ '¿p», k^idíkíTv. *rw 
'Trogloditas , hombres «^ /_^,, , > . . /^„ 
^de diverfa figura : de ■^'''^' ^o^Vf^m^ 
quienes dicen los Lixi- Tp«yAoJ^¿T«í. bus -t*- 
fas , que for^ más vélp- / j^vTtpyí .'¡^Tmy \v V^^- 




;^«C.50l, 



I 

CCS que los cd^allos ea > 
las carreras, TomandQ 
de cattc cftos interpren; 
tes , navegamos á )a vif- . 
tá de im deíietto , con ! 
mn^Q /al Medio - dia 
dos dias enteros. Y de 
alli continuamos duran^. 
te otro dia hacia el.Sol 
ponienta Aqui encon-í- 



\fimHct4 ^ 7taperrMp/^9 

^ -nvQ^ M^^^navv tramos en lo intaior 

tJUTífoiy yKvxhov ty\^m.9 <fc una enfenada una: 

Isleta ^ que tiene de cir-^ 
cuito ckiico eftadios : la 
qual poblamos ^ üz^ 
mandola Cerne* Por el 
boxeo de ella tuvimos 
íeñales ciertas de qui^ 
^ftabaíituada ea dere^ 
chura de Caitago $ pues 
la navegación defde 
Cartago d las Cólunas 
de Hercules ít aíTemeja 
á k que hay.de^eílas á 
Cerne* Defpucs de efto 

gu- 



TAJxíionx/^ , Kiplw oyó- 



aavigatio pro ae^ipUs. /¿jpn»,' 



•• V. 



cncontráíAos okr La*^- 
guna , y navegamos al- 
gún tiempo portel gran 
Kío Chmes: Tienda 
Laguna (ó en&na^)' 
tres Islas miayores ^U£: 
Cerne : defde las quales, 
empleando la nav^a-- 
cion de un dia., Ilega^- * 
mos á lo interior de: 
la Laguna. Sobre ella 
fe extienden . elevados 
montes:; yak falda de 
ellos habitan* hombres 
(o gantes) falvages , vef- 
tidas de pieles de ani- 
males : las quales arro- 
jándonos piedtas ^ nos 
obligaron á retiramos, 
impidiéndonos deíem-' 
barcar. Navegando def- 
de alli 9 Hilamos á otro 
Rio grande , y ancho- 
Eofo /lleno, de crocQ- 
dilos^é hippopotamos: 



■ K ' 

" • . **- 

r 

.ovni 6)c|8>íyot(.* eíceVj'íí'' 
^ActToy , yífjüoy^zvc xg^- 



*--! tegeftdtimomnmiMir* *^'9'patrbr;<?<j5w'fV i VctbwrteftrtríW, 
ab k'&tLfmrrUf cum imfttu & fragor t detUrBafi, ídath • • ^ * - 



dcfilé donde, vblvicndo^ 
nos , arribamos otra vez 
á Gcrnc. Y dcfdc aquí 
navegamos hacia el Me-^ 
dio-^dia (q Sor) doce 
días, dexando la tierra 
(o cofta). Toda la habiiíi 
tan Etiopes , que hiáan' 
denofotros,y nonos 
aguardaban. Decíannos 
defpropofitos 5 y á los 
Lixitas que iban con 
nofotros. En d ultimo 
4ia ñiimos ai^'oiados de 
ua temporal contra 
unos montes- cncum-? 
brados y cfpefos. Las 
maderas de los arboles 
eran de foave olor , y 
de gerentes maneras. 
Navegando por la coflá 
de ellos dos dias , dimos 
en un golfo (ó brazo de 
Mar) injiienfo (ó infon- 
.. B da-í-, 

i Saperiits fit^ fbLiffujA^^lAr ^ixít. Scitc uuien ^mulútudiiils numcf 
ro ponit. Sic PÍato inEpmomideS»vtf^«í Sc^rotroAáf.Iáewf. ilnnoftrtf 
tíibulisnon taítfíim fpatUviclemr liisVitoribus tribuí. 5 Marisopinor hiatu:» 
immtnfum vocat, fpatiam ipíum nwrls , íuperatis iüi mo«ribtts,longé , lace^oo- 
Yaftumapparens.dí/Mei"- ■' 



Ai^í'VU^. TM c/l' m TE* 



dable). A ambos lados 
de él por la parte de 
tierra hay urucampiña. 
De allí aviftamos de no^ 
che fuego , que nos ro- 
deaba por todas paites^ 
cerca de los alojainien-* 
tos 5 unas veces mayor, 
y otras menor. Habien*' 
do hecho aquí aguada, 
navegamos mas adelan- 
te cinco diastierra á tier- 
ra , hada que llegamos á 
otro gran golfo (ó enfe- 
nada) que dixeron nueO* 
tros interpretes { ó len- 
guas) llamarfe la Punta^ 
(ó Cabo Hefperio).Bn el 
( golfo) hay una grande 
Isla ^ y en la mífma 
Isla una Laguna marina, 
y en cfta hay otra Is- 



Tú) yy\&@^ y\Y /ityctÁTiy 

XJtí ey T« ; yÍKTút? ' Aíftyil 






Tf yw^-' «ré/ct. fí5 >fr 



> N 



¿^0^ 



T . Aiiro<j'Í(r*í$proJ'<*<ri/t«tr*tcc¡pio.7¿m.i Hoiuspromomórflirfe- 
mmit Mch, lih. 3. f4^. 5. nc &Pliniü$¡n Hift. Nst. L 6. t, jt. Eft vero, 
BíTtrtfwKtpAípKwioQiwiiiminudftmo^^ íjuod^r«¿*appellatttr. Valctó. 
ideo haUttcinawr Salmafius ,í&^ «um Gsqoitur , Harduraus ad Pli»- ^• 
*.^745.}c«nhí)C negat , acC4^»í Talm^rum interpreíatur : cócnim nlque 
aaipogrealiscft Hanno. rMut ad Mclam, /. 509. 5 I^cus fettiis , «t 
jnapiis forte ípecic maris. Gtftter* 



%gUÍ <Pwh (LifhSv IIX^O** 

&o$ oca/ eAct&eír )i/tct$, )^ 
oí /idv'nt^ hci\wo¥ €• 

V • 

«5 T ^etXot'^ótr, . í yi é/1* 



9 

h : y habiendo baxad^ 

á cUa de dia,no defcubri^ 
mos nada , ni aun leña«, 
De noche fe vieron mii« 
dios fíxegos encendido» 
y oímos un fonido d^ 
flautas y Y ruido de cinv 
balos y Y atabales , é iiv« 
&iita vocería. Sorpren^ 
diónos y pues , el miedo, 
y los adivinos manda-* 
ron dexar la Isla. AI 
punto habiéndonos he* 
chó i la mar , nos acer« 
camos á una región 
fogofifsima por fus va- 
pores- Arroyos Uenoi 
de íiiego corrían deí^ 
de eUa al mar. La tierra 
por cauía del calor es 
intraníkable. Con efto 
llenos de miedo volvi- 
mos prontamente á na* 
vegar* Y habiendo nave- 
gado quatro dias^ aviíla* 
Bz mos 



t H«c ac^juí^ojü isitopnte AtÍ»te faibit Pimías ia Ki/f ai». Nii/«f. 
Ith. f . C4^. I . ♦ in ex(^ ^tii¿7CUfáiHiS: Vidcfit ««nsB ngOzviÜr^r 
cas Aanocationes. Campomémef, 



«líos de noche la tiena 
JJena de. llamas (ó iiica> 
jJios),;En el ,medio ha- 
4>ia aereo, elevadioísioió 
^ggO , mayor que Jo$ 



> - <.- . _ . 

Píro^ j, quinos parccí?i ,c /» ^i ^: Íí^^m- i»> 
^om.con lasv^ftrellas. >^'^*tok ti .^.^ , ^ 



JPpi el di3 ft^xp ,ver un 
íacwnl>rad2$«no aiónr 
íe: , lUaj^ado; , 3l¿/íwi 

XJlfhemaiq. de^canpi de 






jToplado JQs vientos: . i^ ■^(c>m tym^ 1^^: 

fieíae: aqiw ^, dexando ^ ^ ^ ' 

atfas Joj arroyos de fiíe- -^^^ w'vfé^u^yf{ia.\s^^ 

go5 yjlcgamo&á unacn- ,/Q^7r\^¿<jz¡Lyn$ , ¿$ir 

<o ¿^/,jy). En lo inte. ^'^^^ Aeyí/^on j 
#ipí de éJ hay lioa Jslá V^e^S /f up^S ^ y )5<mf % 

^ r » ílAiiBíOirk Po€tls,«M«Uiii» fittificat per fyncopen,prd 5 A.*-»^ í^kr-¿^ ottf • 

tanquam rocabulo ab «Aíoí 5C ISouf» comj^oiito Gejner.- i QtiSr o^^* 

^át{iyDei>mm •véhhtdum ,9b áldtnt&e itá'clidüin.Hicinon^ ^par$^(^iÍ5 éflé^ "^i- 
detoTí qui DeM.c¿t> app^larar in noftristabttiis , nomine etiam vicino , quafi 
Théuochis: i quo non miltum dillat qui fovU mofts dicitur. Gefn, i Hzc 
qúidem ínfula teiminus fuit oayi^atiopam Haiinoi^is. .1^ deCcriptÍQne yerb ejus 
^anííéílé a^ñét «ahdem ei&^acqué üt i&a ,' qítí^ lxtídie'|*«^iNili^ir¿a^ ier5 



.\'.M.\s > .>;-*) .:r:.c; . ; . u(:<\ a J 



\ 



lí 

«Bjcui'flt *rw wptíTyjjy , ^ír padecida i:;Ía. " prip^mi 
}ivUv e^^crat. )9 W^vt^ q«e tieae tambieíi fuJUr 

v\, / * '• . , isla ü^na.dc.geittcs.ftlr 

- '^í.u r.. ►. vages. r.1 mayoL.4Mííi3i^ 
Xt> J^g -arAgíovs Vom' ro es de mügeres , las 

7ta/fluxe¿* JScta'€7¿| Wí quales fon I velludas de 

cá/jLcLoiy: á^ oí e/>Atía/íe$ ^^^^P^' Nueftros inter- 

> , . 3 -^ . ^ ^ / pretes las llaman Gori^ 

/ ;- -> /vi ^/^5, Aartque faltamos 

'ycávi^^ ni^(LfJ^c£^ >^r en tierra , no pudimos 

.<rtíMot€ery vx.,yiJ^ca/yi^)í- atraher á nofotros los 
>ev; i;^* : ttÍv^^ ^ey hombresj antes huyeron 
\r.^^ -. A . /^ ' todos por eftar acoíium- 
„ , ^ , brados a o:epar por ril- 
óme oü^i TOi í ^ ^erpioi^ ^^^ ^ y , defenderfe con 

kfAJu/jif^oi. ytwíU7iff.i piedras. Pero de las mu- 
H 7f eT$, etí J^á)CK^aw4 geres ( cogimos ) tres, 

TB ¿ air<tf¿^y<Toui rhv^ ^^^ mordían , y araña- 

,/ » >^A. banálosquelastrahian, 

^/ , porque no querían le- 

«TTEcC^. dTroxTÉ/vctyTií guimos. Habiendolas 

/livTOi duT¿^y t^ihífcL' muato , las defolla- 

mos 

I Non ttObi Hanaoni adííngit Mela , infalam hanc habicari á femiais 
folis } cam utriofque íiexiis bombes in ea Ínfula fuiíte fcribat , qaamvis maltó 
pitaes femlaas. i Dari íntegros pópalos toto corpore hircos «fatis oíbndune 
cum alia loca , tam pnecipue cerxz illz Cupra Japoniam (it2. Fóff. } Foif aa 

rópri^'i^ ab interpcetibus Lixitis vocabantax. 4 Eofdem iiAij3¿r«$ dixnis 
Oefntr. s Rcpono mr^ois ,ficMt ^ fupra legitur. JdtM. 



/ 



ti 
mos , y Uevamosiiispe^ 
Itejos k Cattago ; y no 
navegamos ina$ adclan^ 
te » por £Uta{no$ los 
iivetes. 






F I N. 



T E A O 2. 



ADVERTENCIA. 

Haíbjquilaf notas latinas «pie eflin eaU edición ánfuMM Hmifim de 
K98. M Ox*md i i ki qoal íe tt&nea algalias « citando por dU los folios. 
l>auunoslas en latin poique traducidas en CaAeUano bada perdieílén del ae- 
dito debido á las ezpreíslones oripnales de fiíS' Aittoces , y de la fuerza , y 
propiedad de algunas coiicípondieacias latinas , qam & aplkaa 4> difacntet 
roces Griegas i cuya Hgnificacion fe dificulta , y comnmote. 



. \, 



ILVS. 



Pag-í^F 




ILUSTRACIÓN 

AL PERIPLO 

DE HANNON. 

nEKPAOTS. Baxo de elle nombre fe conocen p 
muchas navegaciones k la Cofta en la an-*^^^'^* 
tíguedad : qual es eíla de Hannon 9 los Períplos de 
Arriano del Mar Erytréo , 6 Bermejo , y del Ponto 
Eusqno.; y el de Scylax al Mediterráneo. Por elle 
medio de puerto en puerto , y fiempre h la vida de 
tierra , fefu¿ entablando la navegación , y fundan* 
dofe las Colonias Marítimas. Hace mención particu* 
lar entre los antiguos de efte cofteamiento Plinío 
Ub.$é cap. i. y otros que citaremos en el difcnrfo 

de ellas notasv 

Bct(rtAé«í. El nombre de Rey ^ que ufa aqui Ibid» 

Hannon y nó féikia una dignidad , como la que re* 
tlarmente entendemos. Es un equivalente de la 
gnidad 9.que entre los Romanos fe Mamaba Con* 
ful y y eti4os AtherúQnks j4rcboftte ^b Governador^ 
dependiente de la elección del Pueblo , y fujeta al 
Senado , y al Pueblo. Cornelio Nepote CO ^" '* 
vida de Hannibat hace eíle mifmo cotejo de la po« 
teítad de Rey en la República de Cartago , y dice: 

.,Del 

f i) Comel. TIepoce vidA dt tíáttmbdl €ap, y, „ Ut enim Romz Con- 
fakr« fie Kacthagihe fadunnisbiiiiRe^f aeabaiitiu. 



J4 

„ Del propio modo , que fin Roma los Confules^ífe- 
jj^' eligían cada año en Cartago dos Reyes ^6 Regen-? 
,, ees. Livio con el termino propio les llama Suffetei 
\i los Confutes *dfl^ Cartago., acafa<le l»rvoi^.S«j^¿, 
que'ftgntóA ófpaiJa , ínfignia.deifu ipagtftr^tura j fe- 
gun congeturamos. (i) Solo reparo , que como ad.- 
vierte el mifino Nepote , de Rey pa&b á. fer Pretor 
Hannibal : de que ft puede cón^turar ,. ^"e la dig- 
nidad de Pretor era mas recomendable en Cartago, 
que la^ de Rey. El oficio (fe lajPretura cmrffília-en 
1¿ 0dmimílraciond€5J Erario de líi República ,y exac- 
ción de tributos 7y laliéTléy tendría la policia , y 
dirección dp la guerra.. Havia o^o MagíArado » -que 
cuidaba de las coftumbres de los Ciudadanos gener 
raimante. Llamí^bafe Corregidor de las cojlumbr^s^ 
fegun adviene Cornelio Nepote en la vida de Amil- 
car Barca el Grande. Eíla es una efpecie de MagíC 
erado, quede muy antiguo confervan auh los ChU 
nos: Nueftros Andqüários no han hecho mención, 
de elle oficio , 6 Juez de la República Cartagínefa. 
Efta obfervacion conduce no poco , para entender; 
el govierno de la República de Qartago. El zelo 
de ella acia la Marina fe puede facilinenxe coniprer 
hender , a vifta de que eile coftearaiénto fe. j^zgS 
con razón digna émpreíTa, de que la conduxeíTor 

:. ./ ... fu-., 

♦<i) S^ldeae halla en el Hebreo tS^tOñW ^* ^^7y¿*^^o^-.4« 1? vos 
Suffetes y porque Suffttim fignifica Jueces • bMaóftrados en Hebreo. Sfeldtái^ 
de Dits SyrisfroUg. cap. i. donde traca mucho de la' confotttiiiladvtldi P«^ 
nko con la lengua Hebrea , y deaus Ocieaules ', ^itandfi» i 6ú£cianp[ « x. S^vf 
Cerooifno. . / , ' 

' Los Alabes llaman (^^kk^.^aC So^Uts i los Reyes de'Períia ,' por la 

yeítidura.- de lana encamada ,' 6 de p9Qíí , .que. djcoílumbcoion traer c^ 

(^ AA^ que fignifica Una. en la lengua Arábiga • y aun llaman Sufhtsí 

ciertos RelígioTos fupeiilicioiibs Mahomecante , qu^ uCui |a mifina veíli4ara 
de lana i por no (er 'en' Abatan comna «ftá: ve^dufa^^de IjUí^ ^i c<H|if 
en Europa , por lo calurofo del clima. 



^5 

pcrfoi!alníentc>uno Se ios dos Reyes', <$ PottftadeSi 
fupremais de la mifraa República , qual era Hannon, 
fegun confta de la infcripcion del mífmo Periplo. 
( Podría fer motivo de una duda fobre la verdad 
de efte cofteamtento verle efcrito en Griego ; quan- 
do los Cartaginefes cenian fu idioma Púnico mez- 
clado del Fenicio , y del Libico , ó Africano anti- 
guo , fobre que empezó á difcurrir , con ocafion 
del Penulo de Plauto el dono Jofeph Scaligeró. 
Acerca del Africano antiguo , fe confervan muchas 
voces aun en los monumentos Arábigos , entre los 
quales es muy efpecial una infcripcion , que en ath> 
riguo Africano , 6 fea lengua Zanatia , y cñ el Árabe 
fe mantiene defde la conquiíla de Efpaña , puefta por 
los Moros en Cordova en la Cathedral 9 del tiempo 
que fué Mezquita. En las notas ^ la traducción Em- 
panóla del Geógrafo ScberifeUDrifi , ó Nuhienft 
del Arábigo , por lo tocante á la defcripcion de Ef^- 
paña y daré efte monumento ^queriendo Dios) á It 
luz publica 9 con la verfion latina del Señor Cafiri. 

Pero como no haya memoria , volviendo al Pe- 
riplo , de que efta obra fe traduxeíTe en Griego, 
eiloy perfuadido , . que originalmente la efcribi6 
Hannon en eíle idioma , que era común entre los 
Cartaginefes^ en el tiempo de Hannon ; y de a\ re- 
falca una prueba , para faber qual Hannon , entre los 
muchos Generales de Cartago de efte nombre , fué 
pl Autor de efte Periplo , y en qué tiempo floreció^ 
y fe hizo efte cofteamiento ? En lo qual pienfo ha- 
cer algún defcubrimiento útil k la Hiftoria literaria^ 
y á la marítima al mifmo tiempo. 

Dióme luz para toda efta combinación un paíTa- 
ge de Juftiao , (i) Abreviador de Trogo , quien 

C ha-' 

U) JuíliiiO Ub. xo. ié fu mfi. Vtfiv, Cdp, 5, di fit. Scá DyonifiBiA 
JO Sicilijun adventos Orcagiaeoíium reyocavic > qai leparaco Ejercita, 



Jiablando 4^ las gutfrras* porfiadas , que los Cáror^ 
¿inefes trataron en Sicilia con Dionifio Tirano de 
aquella Isla , fobre el dominio de eña , nombra por 
'General de una de eftas Expediciones á nueílro 
Hannon. AI mifmo tiempo advierte cfte Hrííoria- 
.dor fu pericia en el Griego^ que con ella defcubrid 
la traycion de Sunlato Cartaginés , por correfpon* 
idencias en lengua Griega con Dionifio , contra la 
.República ; y la Ley , que eña en adelante por tal 
jcaufa pufo , prohibiendo el ufo de aquella lengua, 
para precaver fe. Vés-aqui las palabras de Juftiiio, 
con que k pelara la fuerza de nueltra congetura. 

„ Atraxo otra vez Ji Srcilia á Dionifio la llegada 
99 de los Cartaginefes k la Isla. Eftos habiendo 
.„ reemplazado el Exercito , volvían á emprender 
„ la guerra^ que havian de&mparadoipor la epide- 
,» mia , con mayores fuerzas. Hannon era General 
„ de efta Expedición. Suniato fu enemigo ,el mas 
ji, poderofo de los Cartaginefes en aquel tiempo 
„ habiendo avifado anticipadamente k Dionifio por 
^, Carta en griego la partida del Exercito , y la 
,, deftreza del Qeneral , le cogieron las Cartas, 
„ y condenaron por traydorv Hicieron un Acuer* 
5, do al mifino tiempo : Que ningún Cartaginés, 
eíludiaíFe las ciencias en Griego , ni apren- 
diefi*^ ella lengua , para que. nadie pudieflTe hablar 
„ con el enemigo , ó efcribir fin valerfe de Interpre- 
„ te. Ño sé fi el haver aniquilado las ciencias con 
tan leve ipotívo (coluo fi k los traydores gilcafTea 

vo- 

bellum , quod las deferueratit , audis vmbus repetebímt. Dux bclU Hanno 
Cartagmeníis eral , cujus inlmicus Suniatuj , potcntifsimus eá tcmpdlate 
P<raonim v cum odio qus Gtecis literis Pyonifio , adventnm Exercitus, 
& fcgiiitiem Ducis faiHiliarket praepant^et , oompichenfis Epj.lolw pích. 
ditionis damrtaturMFaao 'Senatiís-Cpr^fulto : ,; hTequis poftei Cartagmeuj 
„í¡s , aui littcris graccis , aut fennrtii ftudcret ,, ne aut Joqui cain hqít? 
,, aat fcrittcfc fine interprtttí jfoífet» - 



55 
9Í 



vades en 'qüdll^uiért Iéngttti!>t)cáfiondkdedadend^^^ 
yconfiguíeme rbina de- Cartago» A lo menos yo, 
me períbado k ello ; creeré , que haya pocos , que, 
no convengan en la propia reflexión. 
• Infiero :por lo mifmo , que defpuesde efte tiem- 
po , contra ^ ki Ley del Senado , na pudo efdribirfe ^ 
en: griego efte viage marítimo v por eftkr prohibida 
aprender , ó ufar efte idioma en efpecial á Genera- 
les , y Senadores , 6 Magiftrados fupremos , que, 
pudieflen confpirar contra la República de Carcago. 
Por otro lado vemo«:, que para defcubrir Han- 
nón la traycion de Suniato , tenia .perfefta inteli- 
gencia del Idioma griego , y que feria el autor 
de hacer nueva Ley por fegurídad de fu Patria , y 
República. Con que es muy corréfpondiente , que 
fueflíe el mifmo Autor del Periplo , y que por la fe- 
licidad de £us defcubrimientos en efta navegación, 
y por ftí conduéta en el goviemo de Ja República, 
y de fus Exercítos ; le raovieíle tanta emulación Su- 
niato , que quería mas ver deprimida á fu mifma 
Patria , que celebradas las proezas y y conduela de 
Hannon fu Conciudadano; 

No tengo pues duda , en que Hannon efcrí- 
bi5 el Periplo , é hizo fu navegación antes de feí 
embiado á la expedición de Sicilia contra Dioñifia 
el Tirano , que la havia conquiftado fobre los Car- 
ta^inefes. Por lo que refulta haverfe hecho. efti^ 
navegación por los anos de 347. de la fundación 
de Roma , y Olimpíada XCIIL eñ que Díonifio fe 
apoderó de Sicilia , fubftrayendola en parte del do- 
minio de Cartago. Lo que di5 motivo á la expe- 
dición de Hannon , para recobrarla. Con efto fe 
excluye el intento de hacer pofterior k la expedición 
j^e Hannon en Sicilia efte Periplo , como quiere 
Juan Alberto Fabricio en fií Biblhtbeca Griega^ 

C a por- 



porqué deí|)u¿ií de' la expedición dé Sicilia yá eñt^: 
ha prohibido efcribir , ni ufar la Leagua Grie^^ 
ep que efcribíó Hannon fu Periplo ,. como vá dicho*. 
No fon folos Hannon , y Suniato los que apre-- 
ciaban , y Tupieron entre los Carcagínefes princi- 
pales el Griego , y efcribieron en él Obras. Pues: 
del Gran Hannibal lo afií^ma en fu vida Cornelia 
Nepote , y dice : (i) „ También efte gran varoa 
^y ocupado en tan grandes guerras , aplicó algo do 
y, tiempo á las letras. Porque corren algunos libros 
,víuyos compueftos en leagua griega ; entre los 
„ quales hay un Tratado dirigido á los Rhodios»de 
,^ias empreí&s , y hjechos de Cn^. Manilo Vulfoa 
,, en Afia. 

Del raifmo Hannibal' et Grande cuenta Livíov 
(t^^que en Italia haviendo levantado una. ara, ó 
Santuaria k Juno de Lacinia , pulo en ella una 
irtfcripcion de fus hazañas :en Púnico , y Griego: 
5, Pafs6 Hannibal el Verano cerca del Templo de 
9, Juno Lacinia : aJli levantó un Altar , ó. Santuario^ 
5, y fe te dedicó con una gran infcripcíon en Puni- 
99 co 9 y Griego de las hazañas de sí mifirio. 

* Parecióle á Nepote (o) tan recomendable en 
Hannibal efta noticia del ídioii^ Griego en prueba 
de fu erudición , que aun nos conferva el nombre 
de fu Maeílro de Hannibal en^ efta lengua ^.Sofílo 
Lacedemonio > que fue también; fu Chronifta. „ De 

„ efte 

. (1) Kepos efí fíannéal cap, idtm, „ Atque hic tantas vir , tanti^ 
•,, qoe bcllis diftradus , nor\ nihil tempóris txjibuit litteris , namqae aliqaoc 
¿ ejos libri funt grxco fcnnone coafedi : in his ad Rhodios . de Ctt. Man* 
„li¡ Vulfonis in Afia rcbtts geítís. ' 

, (i) ííí^. R(»w. Atcaá, 3. lxh.%, al fn : „ Proppe Junoiiis taciniaf 
„ teijiplum, eftatem Hannibal egit i ibique anun condidit , dédicayitque 
i, cuín ingenti. lerwix a fe geftarnm titulo Po^icis , GiíSfífqaB liiteris in^ 
n culpeo. . , 

(3) EttAa Vlií, ie efif General cap. XHT, „ Atque hoc Sopltilo ( cofl^ 
«• tinua Nepote ) Hanmbat' IkteirarmA Ore£anittirt¿U$ j eíl do^orpi 1 1 . . 



»9 
^*efte Sophila fe valfó Hannili^al para aprender la 

„ lengua , y. erudición Griega.. Creeré con lo dichq 

que mi opinión tenga k fu favor coda la probabilidad^ 

que dan de si las noticias , que nos redan de la 

antigüedad en efte aíTunto* 

LlegaíTeii efto , que afsi los Griegos ^ como 
ios Latinos Geógrafos antiguos recurren k eñe Perir 
pío , y le. citan frequencemente , lo que no harían; 
fi' fe buvieíFe efcrito en lengua Púnica defconocida 
de Griegos , y Romanos cad. Quando por el con- 
ti;ario la Griega era común hafta en África , efpe- 
cialmente en todos los Puertos , y Plazas maríti- 
mas de Comercio , por el mucho que los Griegos 
hacían ^y con ellos los Cartaginefes : (i) congci- 
tura y que no puede dexar de perfuadir al que aun 
iuperíicialmente fe halle iaftruído de la hidona dfi 
aquellos tiempos^ 

Xenopbanta Lampfaceno Efcrkoc Griego cita 
efte Periplo , como fe vé en C. Julio Solino , y 
jadelante fe advertirá. Strabon , aunque no hé ha- 
llado 9 que cite elle Periplo , inanifieíla tener pre» 
fentes fus noticias^ 

Nearcbo Efcrítor Griego , célebre en la hydro- 

graphia , cuya obra nos confervb Arríano ^ é intí- 

^tula Par apio , 6 Navegación ülterion ^ al fin de 

ella hace mención de efta navegación de nueftro 

Hannon , y dk de ella muy didinta cuenta ;' moftran- 

.do por ello baverla leído originalmente con toda re- 

fler 

(I) Nepote in.U lada de Di9» SyracufanOi qae floiecib en tiempo 
de les dos Dionlíios Tiranos de SicUia ', y fue Embáxador del piiitler 
Dloniiio á varios Soberanos , y feñaladamence á Cartago , dice al caf, x. 

2ae hizo fu harenga á efta República en Griego , con mucha admiíacion.. 
e los Caitagineres , por la elocuencia del Embaxador Dion. „ Hunc i. 
r^Dionifio miilum Kaithagineniés rufpexermc , ut nominen tuufuanl giraeca 
»*5Ung«a kxjuentem raagís fint admirati. Veafe , pues , como era uiual ]. y 
írequence en efte tiempo la.. lengua Griega en Caicágo , com« que oten 
las Embaxadas ca elUs y'admitsban laxloquencj» (W Embaxador.» > 






flexión. Difie; pues afsi Peguri la tradifccion , qüe^fle 
erte paflage- he hecho fobreef texto GHégó de Ár- 
nano. „ Hannon Africano , hiabiendó partido defde 
■5^ Gartago navegó mas allá de las Colünas de Hef- 
„ cules fuera hacia el eftrécho , dexando la Lybialk 
y, la Izquierda. Luego que volvib hacia Medio-dia 
,, padeció grandes trabajos , falto furaamente- dé 
'„ agua , y afligido del extremado calor : arroyos dé 
,, fuego defaguan allí en el mar. Pero Cyrene lá de 
5, Lybia(creo quiere decir Ctfrw,y afsi debe leerle 
*,^ por el texto de Hannon) aunque eftk fitüada etl 
-,^ paragesdelpób lados abunda de yerba , y praderías-, 
i^ y efta regada de aguas. Tiene bofqués ;-y -prados 
„ de todo genero de frutos hafta aquellos lugares 
•„ donde fe cria el Silphio. Los demhs fitios eílán de- 
•^ fiertos , y llenos de grandes arenales. Afsi con- 
cluye Arriano elParaplo de Nearcho , que es una de 
ias pruebas iiías authenticas que puedan apetecerfe 
para eftablecer la autoridad del Períplo de Hannon, 
-y queNearcho como Griego le leyó en efte Idioma', 
y no en el Púnico. Lo mifrao hizo fin duda Xeno- 
phonte Lampfaceno , debiendo prevalecer eftos he- 
chos áíaá débiles congeturas de algunos modernos 
como Henrique Dodwell^ de que tratamos en nueP» 
tro Prólogo á efta obra. La autoridad de Arriano, 
que nos confervb el Paraplo de Nearcho , eftk apo- 
yada por ínuchos Efcritores antiguos de todo cré- 
dito , y la del mifmo Nearcho , confta en otíos mu- 
chos de efta claíTe (i) como fon Plinto , Eftrabon^ 
; Pluiarcho , Arriano , y Quinto Curdo.' 

De los Latinos veo á Pomponio Mela (a) ha- 
' blar 

(t) Strabon Uh, i. Geo^Aph. Plutarcb. tn Alexadro, Pün.. Ub. 6, de U 
'.' Bifi' N^t, y en el 7, Quinto Curcio Ub, 9* de Reb, Mexatídri. Aaivxo Ub*Í4 
^id4 e^ípedk, AUxaidn, • . . 

(1). XíKs. capulí, de U fitutai^fi. del.Of^f^ . . 



^^—^ 



tíar^de eíle PecipIo^ó^^CofteattrientO de ifannon Car- 
taginés hecho de orden de fu República , extrañan*: 
do en fu obra , qua^nco pufo de mas importante Han- 
5on en la fuya;; y pilo no lo.pudo entender tampo««s 
ca M^ila en el ldion)$i Fuñico ^^rruinada yá Cartaga 
quanda efcribia; á,no b^verío leído en. Griego ^ y 
lopifmo fe ha deenteadendcar del Fefio Avieno. » 
Plinio el mayor ( i ) hace muy cabal , é individual 
i^iencion de ella obra > y dk un caraÁer , ó feñal 
^hronologíca^ , que apoya la antigüedad^ , que le 
líevamos feñalada» ,^ Huvo también unos. Comenta*» 
„ ríos y 6 iWemorias de Hannoñ General de los Car*' 
„taginefes encargado (filando en fu : mayor pu'^ 
^janza las profperidades de los Cartaginefes) de 
„ defcubrir , y reconocer el ámbito de África. Haii 
3^, le feguido ios mas de los. Griegos , y -de loi» 
j.nueílros (emieqde d« los Romanos) y entretef^ 
,, gído cofas fabulofas ; refiriendo muchas' Okida-í 
3¡, des edificadas por el mifmo Hannon, de que no fe» 
j, conferva fu memoria , ni veíligio , ó raílro. Halla 
aqui Plinio : de cuyo paíTage fale , que quantos ha*» 
blaron de ella parte Occidental de África , lo toma- 
ion de Hannon } llenando lo efcafo , y confufo 
de. fu Periplo con portentofas fábulas, como repara 
Plinio , y otros defpues de él : lo que nofotros ith^ 
mos anotando con individualidad en el diícurfo de 
ella iLuftra^cion. A villa de tantos monumentos, que 
mencionan el Periplo , no sé en que fuñd<5 Salmafio 
la abfolu^a «,.4^ x}ue en ninguno de los antiguos fe vé 
citado Hánnon ; pero es muy regular , leyendo con 
alguna aceleración , incurrir en eftas faltas* 

Di- 

• (i) '£» U HlftorU Natural Ub, K ca^, i. ,, f uece SC Híanonb Car*» 
•^tagíncnfinm ducii (efcribe Plinto) Commcntarii , Puiiicis rebús fío- 
„£en^'ünis cxploTare ambitum AíVicac iufsi , quem fcquuti plcrique e 
„ áxcis iioftrifque ; alia qu3p4^n fabidoíj. , /& vahes mmlt*S' ^ *eo^l:>n- 
,i ditas ibi piodiddere , quanun nec memoria olla , nec vcíUglum excic* 



-•. Dixe i qüe'efté patTage Plinianó cenia camtnen 
un carafter Chronologkío fobre el tiempo del Via-í 
ge de Hannon en aquella exprefsion Punicis re* 
bm florentifsimis , y con razón ; porque nunca 
ei poder de la República CaHagínefa eftuvo eti 
inayor auge , que én den>po dé Hannon ; por 
cuyo valor recobraron la Sicilia de Dionífio el TV 
nno los Cartaginefes , que fue defpues del año 
de 347. de la fundación de Roma , como hemos 
vifto. Porque Dionifio entrb á reynar en efte añoi 
en Sicilia , y murió 38. años defpues , como ad** 
vierce Diodoro de Sicilia en fu famofa hiftoria an«< 
tigua con el nombre de Bibliotbeca. 

Y no folo Carcagó pofleía Ja Sicilia , Cerde* 
fia 9 y otras muchas islas ^ fino también la coíhi 
de África , que defde Cartago corría' mas allá de 
ks Colunas de Hercules , y gran parte deEfpaña, 
á qué ídcfpues de la primera guerra Púnica fe ex- 
tendió con un poder marítimo , y de Comercio el 
mayor , que fe conocía á la fazon ( de que habla- 
mos en parage mas oportuno ) fin que Roma aun 
fueífe conocida fuera de Italia ; ni capaz de com- 
batir , como hizo de(]!>ues en las eres guerras Púni- 
cas 9 con Cartago. Y afsi todas las íéñales , que 
encontramos en los Autores , que hablan de efte 
cofteamiento .-» nos obligan á fixarle con toda efta 
antigüedad. . Por la qual poniéndole en la Olim- 
piada XCIII. y año L de Dionífio el Tirano , 6. 
347* de la fundación de Roma , paila en qualquier 
Syftema Chronoiogico de dos mil años de antigüe- 
dad efte Periplo. 

' Eftrabon (i) en el principio de fu Geographía, 
en que refiere mucho del origen de la navegación» 

di- 




dice , que los Fenicios navegaron fuera de las Co* 
luna^ y h hicieron Colonias en la cofta dé África, 
t^oco defpues de la guerra de Troya : lo que raa- 
hiSefta tina antigüedad prodigiofa , y que nó fue 
fel viage de Hannón el primero á aquella cóftá Oc- 
cidental de África. Y no sé como de eíhs palabras 
de Strabbtt quiere hacer un dodló moderna (i) 
lefte Períplo anterior ,.ó Coetáneo i la guerra de 
Troya , quando Cartago entonces llevaba folos 
cinqueftta años de fundación , y no podía hallarfe - 
én'éftado 'de Mcer una expedición tan grande ; tii 
Wenos Te le ácombda el rebtts florentifsifhis de Pli* 
nio. Es uno tié los vicios comunes en los que iluf- 
iran alguna obra , 6 vida , afpírar & atribuirla la ma- 
yor antigüedad. Yo en quanto he podido tiro k tto 
incurrir en^ él , y afsi atraía mas de 400. anos la 
epódia del Períplo , y creo qué con buenos faii* 
lamentos ,' fi fe eftlman por tales los que vén da- 
'dos en una antígitódad tari ranota , y cofa de Car- 
taginefes ; cuyas memorias donrefticas de todo 
^unto fe nos éfcoriden > li acafo la inculta África no 
las cónferva éri infcripcíones ^ medallas , y libros 
antiguos de fus Mayores. ' 

Hay también fu razón dé congruencia > 'pát$ 
que eñ el tiempo , que llevamos feñalado fe hicieíTe 
elle viage,- porque* regularmente ningún Principe, 
'6 Eftado libre effó en di fpQÍícion de hacer tamo gaf* 
to , cornea el de félbnta naves con fu tripulación 
de Tropa, Remeros , y Marineros , y treinta mil per- 
Tonas para poblar (a) ^ y' hacer Colonias , litigo- 

D 2ar 

(i) Kaac Yoíio m fus Qh¡krv Aciones tn, ti ,J>ip:»ffQ de U Giaiideza 
\.át Cattago. 

(1) li'aac. Voílo en fl lugar citado, dice , que eran tteinta mil Pobjadcrds, 
o Colonos, Idy-c^e 41eyat>a conügo etG€ncx4 Uaa&ba. Lo óntá C5 > que uipf* 
laci<)n > y Colonos bailan eíle numero. 



zar de tranquiKdad , y de un comercio*abundance, 
que le mueva h enfanchar fus confínes, fu lengua , y. 
fus coílumbres. Pero no nos detengamos mas tiempo 
en un aíTunto á queyk no necefsuamos añadir mayor 
esfuerzo de pruebas ^ ni en cofas can obfcuras fe han 
de exigir demoílraciones geométricas. 

La épocha que Juan Alberto Fabricio dH. eft% 
Navegación fe acerca mas k la nueílra, que la de 
Voíio. Señala eíle diligente Bibliothecario el tiempo 
de ella defpues de los infelices fuceíFos en Sicilia 
de parte de los Cartaginefe^. Pero como los tuvier 
ron varios antes', y defpues de eíla Navegación 
tenemos por mas fegura la epocha , que hemos 
feñalado , fino nos engaña el amor á nueáras mif- 
mas obfervaciones, 
Pag. I . H'j AXAwí ri^Af. Las Colunas de Hercules , fon 
' can conocidas de la amiguedad , y hay cancp fobr^ 
ellas dicho , que tomar pretexto de las nocas para 
dilatarnos en eíle afiUnco , feria cofa vana» y pedan- 
tería intolerable. 

Es cierto , que los habitadores del Mediterrá- 
neo ) ó mar interior reputaban por termino de la 
navegación las Colunas , 6 Eftrecbo de Hercu- 
les , ó Gaditano , que oy decimos de Gibraitar. 
Pero eílo en mucha parte pendia de la falta del co- 
nocimiento de la náutica : por no haver encontra- 
do los auxilios di& la aguja, y otrQ«,que hoy te- 
nemoa ; y eftkr preocupados con la &lfa ídéa y da 
4}ue el Qc<^ano era innavegable. V por eífo le lla- 
maban /ítblantico , que^ tanto viene k dar íl enteri- 
der ; y de hay el nombre de /tibiante k varios mon-* 
tes de la Coda , como padrones de fer inpenetra- 
blc : cuyas pifadas creyeron, no capaces de fer fe- 

guidas de otro mortal. Como fi la anciqulfsima nar 

ve- 



v^egacJon de Hereutes , (♦) 6 fea un célebre Ca- 
pitán con efte nombre antes de Hannon , no ha- 
viefe pendido de fu penetración en la aftronom(a- 
De hay las fábulas de fuílentar Aiblante los Cíe. 
los con el hombro , por el monte altifsimo deno- 
minado afsi. De hay los trabajos de Hercules á las 
Hefperides , lucha con el León Ñemeo ^ ó de 
bofque , cueva de Anteo » y otros » que no fon 
mas que fombras devaxo de las quales fe cifran fus 
navegaciones , y parages adonde llegaron^ Pues 
Cueva de Anteo » adelante fe dirík donde es í las 
Hefperides en nueftra opinión fon ht Islas de Cabo* 
Verde , la lucha con el León Neméo , fenala el 
Tbeon Ocbema , hoy Sierra-Leona , donde fe crian 
eftas fieras , y harta donde debió de penetrar Hercu- 
les ; trayendo por defpojo , y cropheo de fu na- 
vegación alguna piel de León < cogido en aquel 
filio ; para que firviefle de padrón y y monumen- 
to de fu viage* Afsi lo hizo Hannon quando entró 
en las Islas de las Gorillaí , ó Gorgonides* Todos 
eftos Sitios en el difcurfo de efta Ilu/lracion fe irán 
entendiendo con alguna individualidad ; difcernien- 
do en ellos lo hiftorico de lo fabulofo. Sin que 
bien entendidos aya motivo para tanta fábula i cpmo 
fobré ellos^ divulgaron los noveleros Griegos , de. 

Da qwf 

(») lUtí»\6S eg cocmpckn» , míe los.GtJegtó hicicroií del verdadera 
nopbre de.cftc Gen Navegador» á quien los Erythícos» 6 Phemcios Ua. 
marón itfeiffrfr/, como advierte Strabon ele los Tyrioí /¿6\)tagto^ í cuya 
tóz íacada ^U raíz Ph;nicja, y Arábiga, fe áehee&nvitMalekr^rd.^ 

^ji í^3n^ q«c fignificaRíy de U' Tierra í aludiendo Í fus Conquíf- 

tas . y poder marítimo. Seldeno ie IHÍs Syt. Syntagm. U cap. «.por ti» 
entender bnftdntemente el Arábigo , tcdnce con duda cfta ctyn^olQ^a al 
Griego, y 4. Hebreo,, queriendo hÜOer la.niitad de la voz Hebrea y U 
otra Vt¿ Griega : quando'eí fcntldo ,'y la raiz ésdel todo Phénicio^ 
Arábiga. Sin un eftudio tefléíivo de las lenguas , es pcligrofo tratai cofitt 
antiguas. Vcafc Phomuto de Vfst. Dew. íof. fu^*fi H'p*»Aiflw^» 



} 



rt6 
^ que fe dexaron llevar los (lemhs Pueblos antiguo^ 
como menos cultos , y mas fáciles a dexarfe 
engañar. Los Cartaginefes , que por la experieo'- 
íia , conocían la importancia de aumentar la ma- 
rina para hacerfe formidables alUníverfo , como 
fe) fueróo , y huvieran fido mas (á no haverles 
arruinado la envidia , y emulaciones interiores, 
qué han perdido tantos Eftados) trataron de llevar 
íüs defcubrimientos mas allá de las Colunas , ai 
Occidente de África , poblando las Marinas de Co- 
lonias Cuyas. Y es por fin duda , que nó feria eftei 
folo el vi9ge , que emprendieron á> ellos para- 
ges á vifta de la utilidad ^ que les traía f pata di* 
latar fu comercio hafta q{ Oriente. De los Efpaño- 
les , k mi ver , efpecialment^ los Gaditanos , como, 
eiü otra parte diré , aprejidieron eíla ruta los Caf- 
tiginefes^ Las círcunftancias de dle coíleamienco,. 
refiere el texcQ de Haunon , coma fe verá en lo 
figuicnte^ 
iV/?.i. ' ^ ^^ rv Kgfiív r6/¿/« £(ie Tcüiplo de Saturno era^ 
*' ' Utto de los mas célebres de Caf tago. Diodoro de Si- 
cilia (i) afirma que el ld.olo. de Satg^rtio ^n eíle Temr. 
pk) craunaEftatua de.metalboca abai^a foftenidg fO" 
bre pie^^y manos^ Que encima, de ^lla fe colocaban, 
los muchachos nobles de^ los Cartaginefes en yiétínia^i 
y de alli eran arrojados á una gran hoguera donde 
perecían: en efté brutal facrificio. La inhumanidad 
de él , obligb k los nobles Cartaginefes k comprar • 
muchachos Efclavos , que padeciefleh q1 rigor de 
cfte facrificio. Pero atribuyendo vanamente lo que 
Qra efeélo de fu defunion en las perdidas ocafiona- 
das por la Guerra de Ágachocles » á la cefacion de 
ííie rigoroXq 'ftcrificia ,^ híefejon fufr^ dofcien- 

-•■•• •■ ■..■■. :u I. ■ . ..'VP.* 



,/ 



*7 
tos nobles; Éílí detpílabl? coftümbre deftruñivi^ 

de la fociedad , y opuefta a la mifma razón , prue; 
ba la ferocidad de los Cartaginefes , y que en ellos 
reynaba mas el cfpiritu de Comercio , que el dé 
la iluAracion en las Ciencias. 

La ceremonia de colocar en el Templo de Sa* 
turno , luego qye Hannpn volvió de fu navega^ 
cipn , la relación de ella ^ ó P^ripU ^ pudiera 
íer un motivo de excitar nueílra curiofidad. Puef- 
que á la primera yiíla , no encontramos pro- 
porción para efte depofito en un Templo dej 
Saturno, Mas fi , reflexionamos , que los Roma* 
nos fiaban al cuidado de Gis Sacerdotes^ , Sacri- 
ficador^s , y Pontífices la cuftodia de Jas aftas pu- 
blicas 9 y anales de la República , no es mucho 
^bferveipps lo^ jpifmo en Cartagp.. En. ambas ile-< 
publicAS pudo 4íipyer.)h,elIo, el defe^de guardar. 
en fecreto , y para fu ufó con pretextó de faifa 
reHgjon ^ks memorias imporcjantes d^l Eftado. Lac- 
tancio (i) refiere por una de las fuperfticiones de, 
la Religión Gencilica , maniener en los templo;SL 
inas anoiguos , y faípofos^ ,; los mpnumento^ de fu^ 
Hiftoria:, qu^ lufgo dab^nrlps Sacerdpíe^sde fus^ 
icjplps > y Ips Sabios jil Ppít^lp.eti, v^ri^ alefforias^ 
y fatulas, que degeneraban alcabo en fuperlticion. 
l^ quaies podian fer mas importantes. ^ que la 
relación de una navegación emprendida k eantacof- 
ta de ia Re{iablka p^ra dilatar fu comercio í que' 



^-. ■ • ■ \. • ^ A ■ '. * 'áe' 



da á entender mucho de eftoj hablando del celebrado Oráculo de Apolo 
en Delphos, en quien tainbieii fa Confervaban las aé^ publicas. PoGMo 
e»,^ loj Excerptas de Virt , & Vif» dtl lib. ii. habla .d$ los Comme/tta^ 
n¿j publiéos de Jas Ciudades, que en poder de los Magiñrados cOatenian . 
^<heci»o» ñ^e^oiá^lo^;^^ l4ü.^i6ai¿ ezx^qúé eftáBaa pci^i49fi^9/9»íri|> 



i8 

de publlcarre al punco antes de eftar bien enta6!a« 

do , podrían mover la atención de otros Principes, 
y fruftrarfe el proyeélo de fus nacientes Colonias. 

Pues es hecho aflentado en la hííloría de los 
Cartaginefes , guiados de una refinada política , y 
como tal le refiere Strabon , C^) 4^^ »l principio 
ocultaban hada el comercio de Cartago con los 
Gaditanos fus Aliados k todas las naciones , y en 
efpecial k los Romanos , luego que eños empe- 
zaron k navegar en la primera guerra Púnica. Re- 
feriré las palabras dé Strabon ; (2) porque confir- 
man mucho nueftro penfamiento , y la alta pre- 
caución , y política de Cartago : debiendo para 
inteligencia de eíle , y otros paflTages de Strabon 
prevenir , que aqui entiende por Fenicios i los 
Cartaginefes , & quienes otras vetes llama Tyrios 
por fu origen , fegun que en otra parte advertí* 
mos. 

,, Mas al principio ( dice Strabon ) los (oíos 
„ Fenicios exercian efta contratación con Gadita- 
„ nos ; ocultando efta navegación k codos los dem^s* 
,', Siguiendo defpues los Romanos á- un Patrón de 
5, Navio ,^ Piloto para conocer ellos cambien efta 
^9 navegación > el' llevado de envidia ech6 á pi-" 

„que: 

(I) Gtogr.lih. 3. p. 17^* y de U tikcm de tyorjL^ fdg. x6 <^ 
, (j.) Strabon enelUág, cU' P^oTifior /I6ff evü %irf9&i$ /Ltínt t3f 

tf-i V&9 trAoou. TSt J VajLULiar ttreixú\^&9vunrSf ffttfXAigS rtfi^ 
2«ro^ )^ wSv9¡ fmu 7*k $/bbxro^<t y ^09^ S 9euflí\ii^9í &«i» «$ 
Tftifltyí^ é^i^ÍA€ Tw 9eLw» BfTttyccyJr Jjf ni ro9 wro9- cA*- 
•9-gor y é Tútfí itifd^fli;í ^ ctvroí (vJ-d^ húL 9ettfxyiv y 5 «trf- 

vu^df/^H V9f^íx4í f^f^ft^f rif «Aom* •— - 



09 

^ que la nave , en^ que iba contra un b&nco de 
„ arena , cayendo en el mifmo daño los Romanos» 
,, que iban embarcados en feguimiento fuyo* Pero ej 
„ fe falvó del naufragio ; y del erario publico recir 
,j bi6 en recozup^nfa del fervicio hecho á .Car- 
,, cago ,. el precio de las mercaderías y ó cargQ» 
yy que arrojó. Los Romanos continuando igualmen* 
„ ce muchas veces , aprendieron al fin eda navega- 
,9 clon. 

. c Si los Cartaginef^s ufaban caléis aftacias , para 
ocultar, fu comerfioí con Cádiz 9. y fu navegación k 
aquella Isla¿ con qi^anta mayor caufa npi callaría^ 
fus defcubrímientos , á Ja Coila Occidental del 
África , y mar Athlantico ? que pdos los habita- 
dores del mar Interior y 6 Mediterráneo tepian, 
como hemos, dicho , por innavegable. , y U^nabaQ 
pcoí" eflb el mar tenebrofo^ ü objcuro por falta de. 
la aguja y y demás inilrumencos , que .halló defr 
pues la experiencia y y la aplicación de los hom- 
bres k la Marina,. 

Auty)ue \d, perfidia de efte Piloco , ó Patrón 
contra los Romanos , que refiere Strabon ,Tea pror 
pia d^ A&ii^aqp hecho i tales cautelas , y lazos; 
es muy loable la- providencia de la República de 
Cartagp en premiar un fervicio , que canto inte- 
reíTaba fu comercio : fuente de las riquezas , y del 
poder <jue la hacía refpetable. No es de elírañar, 
que confiado en la feguridad del premio arriefgafle 
efte Cartaginés fu Na^via , fu hacienda , y lo que 
mas es fu vida. Es difculpable en algo efta infrac- 
ción del derecho de las gentes con pérdida del 
equipage de fu propria nave á vifta de un fervicio 
can grande k la Patria : principalmente habiendo 

la^ 



V. 



8^ 

las dos Repiiblicas paftado en Tratado erpécial 'qíie 

los Romanos no navegaíTen inas alia del Promon- 
torio Pulcbro (*) ; falvo fiendo arrojados por ten^-f 
^eftad , ó miedo de eneniigos. . -c 

Efte tratado de aliatiza entre las dos Utípubtieas: 
'fe hizo en el Gotifiíladó dfe Juno Bruñe' ^ y Marcos 
'Horacio (que fueron los primeros Cóiifules ^ defr 
pues de echados los Reyes de Roma) año 245.de 
la fundación de Roma ; treinta y dos años antes 
flfe la expedición de Xerxesf etí Crecía yíegiin ano- 
la el diíigéntifáriio Hiftoríddof PoIiWo , que 'ló^ 
leyd én (b tofiginal latino. Aqulife vé como los^air- 
tagidefes en los primeros tiempos , daban la ley 
á los Romanos mientras confervaron el dominio 
del mar , que perdieron en 1ü fegunda guerra Pá- 
nica ; fecibiendolá al contrario los primeros. 
Pag.u -' Kx^x^^mo^^ No fue la expedición de Hannóti 
íiecha por un particular capricho , finó por del&é- 
tacion de toda la República. Y i la verdad de otro 
modo , ni pudiera haverfe premeditado con tamo 
acierto ,'^y^ ventaja del eftadó ; ni. hacerfe lü^n ar- 
mátneiíco^ tari coIlt3iíb, ' . - - ; ' - * 
' Loí fines dé la expedición erart QSlo que ft dext 
entender , é infiere del cotejó comb otros Pue- 
blos extendieron fu Comercio , Colonias , y ma- 

ri- 

(*) Efto promottorio csxl «Gibo de Bp^ , k la^ paite Septenti'iofiai d^ 

iCattago , couio fe aota en' Polibio • en Ptholomeo« Soalcen: ¿, y, -b^ ácnús 

Efcrkorcs. De fuerte , que to¿o et Comercio , dsQde él taba de Bo»a hácúi 

•el Occidente « quedaba privativo ¿c ios Canaginefo , coa ablblutü ej». 

claílon de los Romanos « y fus Aiiad<^s, Vean aora los ^^ííUh&í tí. 

yMare liberum , quati bien fondado en el Derecho, de las Gentes e!U el 

privativo Com-írcio , y Dominio del mar , que' la Éfpaña exews ea los 

rinares , y Provinoios de Xiis Islas ^ e Indias Ofccideu^s. Aísl conio lo hacea 

los Holandefet en fus Colonias del Oriente , y otras 'Naciones rcfpeíliyamenté 

*en las füyaí en ftrtrrz'a'ie los derechos efe la plena fobdranUa ,'f irffcí ,{\méir 

ittcÁ^ales de las Indias , y reconocimieato de ios demás Sobetaaos ea ios 

Tratados , y Convenciones folemaes. 



3^ 
lint) los iigaiences. L exércioiT la mafineríá en la 

aavé^^icion V y ufo del mar. IL d^fcubrir al mifmo 
tiempo toda la cofta Occidental de África ^ hada 
lo que oy liatnamos Cabo de Buena efperanza ; IIL 
fundar Pueblos , 6 Colonias de Lihh-Pbenices , ó 
Carfaginefes ) (que es lo mifmo} para aíTeguraríe 
de efté mqdo el dominio , y comercio libre de los 
Paífes 9 que fe defcubrieiTcn , é incnodocir en ellojs 
iii Religión , fu lengua , y fus columbres j para 
hacer en ellos eilable fu fefiorío , y govierno. Con 
motivo de la voz pudiera hablar del origen , y 
progreíTo de la .República de Cartago , pero me 
Afteingo de ello , remiciendome al Dífcurfo prelimi^ 
nár , por no interrumpir la serie de eíla Iluft ración. 

. 'jcijTkXAfti^wi f$iJ6üFT« Haíla el porte, y calidad /'^¿.s; 
de las. embarcaciones , que fírvieron \ eíh expedi- 
ción reiere Hianon , diciendo fueron feíenta pen^ 
ié^dnkoros: Lii vos con que fe nombran eftasem^ 
barcaciones es Griega , y figniflca tiave de €in* 
fütmá rem$s , como y^ havian advertido los iní^ 
gruidos en la antigua conftruccion de naves , y entre 
tilos Lais del Marmol 9 (i) hablando de eftaex-k 
pedición , y Armada de Hannon. £1 ufo de' las 
tnves <fe cínquenta remos (como mas ligefasr que 
internes^ trirémes^ ^ 6 quinqtéereme^y era regu^ 
tormente para hacer el corfo ^ explorar la armada 
del enemigo , ó para expediciones de efta natura- 
leza'; en que ño fe temía armada enemiga^ y fe. 
iie«Qi»ba :1a ligera de tasr naves., 'paradiiF fon- 

d^i«tí- qualq^r forgí<teK> V ttftia' V í^^ rtda; 

& enfenada M íaka de puerto eomodo. 
- El' Penticontorote contaba entre hs naves hn* 
guí , ó de guerra , que regularmente tenia cubier- 

- 'E " • ' • ta, 

^K) En Cu deralpcion 4^ Afi^ica l¡b, x. caf ^6^ fm^^ !$ « ' ;•/ 



3ft 
ta. Jafon , íi creemos a Plioio (i) ^ qne la comb di 

Phitoftephano , foé el primero , qoe iuveg6 ea 
vave hnga. De ay fe derivaron las machas fábu- 
las 9 que Griegos iocroduxeron de fu navegación, 
queriendo algunos de ellos atribuirle contra el con- 
íencimienco de codas las naciones , la gloria de In^ 
ventor i/^ la navegación^ Pero del origen deelhu 
y condrucdott antigua de naves , afsi ^^r^^ri^r, 
ó de carga , como longas , ó de guerra , traed 
con feparaclon en mi introducción á la iifioria ma^ 
fitima Efpañola : en que bien lexos de creer , que 
en el medicerrsmeo fe inventaflfe la navegación en 
alca mar por loa Griegos , pretendo fe dterivafle 
de las Indias Orientales k los Erythreos , y de eftos 
por mar á los Gadicanos , y por el corto trecho 
del Ifihmo de Sues á los Fenicios. Unos , y otros 
fueron Colonias de los Erychreos , y propagadores 
de la navegación al mar imerior , y exterior > ó fea 
Mediterráneo , y Dceano* 

Afsi como la primera nocicia que en la hiílorit 
profana hallo de grandes armamentos marítimos, 
es del que Semiramis hizp en la India y y refiere 
Herodoto ; (t) del propia modo, defpues las no^ 
tjcias pertenecientes al progr^ATo de la Marina , v» 
san á los Erpbreos habitadores del Senfi Arabia^ 
y Mar Rojo. Plinio (3) aíTegura que elloa inven*» 
taron la navegación en maderos trabados » é bai- 
fr^ i y que eftps lefios fueron los primeros príndk 
pios de la conftriiccion de Vaxeles. 4 Laa Antígnas 
navi^cioiies deDionifio^^ Mber-Pater , .6 Aacüé 
defde la India ( que los. Griegos fe atribuyen vap 
ñámente} no fueron precifamente defde el Orien- 

... p «^ •_ 

fi) tib,6,tsp. ^é.defiáhiforidBMt.jfyariéU 

fi) tik. 1 . que deaomina Cüa del oonbít ác «u de Itt MnTai» . 



re por el Cabo de Buena-e(l)erafnza ái eftrecho Ga- 
ditano ? ^ lo que alude Sílío Icalico , (i) hablando 
de fu expedición i Calpe y hoy Puma de Europa 
en el Eftrecho de Gibralcar. 

Encuentro yíi por los mifmos tiempos mytbicoí^ 
¿ confufps de la bifioriafabulofa ^ que Fico (a) Ha* 
ma heroicos , á la Isla de Cádiz llamada Erytbria^ 
comando efta Colonia el nombre de los Erytbréos: 
5 porque la poblaron » d porque fe eftablecieron 
en ella los primeros de todos con fus antiguos ha- 
bitadores indígenas , ó del Pais. Como muchos Au- 
tores no advirtieron tal origen ponían eftk Isla hacia 
el Promontorio Sacro , hoy Cabo de San Ficente: 
otros junto á Lisboa , y alguno la hacia colocar 
en las Cafiterides ^ 6 Islas de Bayona. Pero todo 
inútilmente ; porque defqikiciadas las noticias d$ 
la verdad » no es fácil concordarlas fin encontrar 
aquella ) que no es dificultofo muchas veces hallar 
al que lee antes que efcribe ^ en co&s de nueftras 
antigüedades , y confronta codo lo que ha leído 
con el indifpenfable auxilio de las lenguas orientales. 

Que la navegación eíluvieíTe corriente éntrelos 
^rycbreos Afiatícosy y Brythreos Efpañoles^ éi ma- 
pifiefto en JPlínio , Solino , y fe deduce d&Eílrá* 
bpq^ y otros Autores. Y por ai no fin grave fundad 
tpento prefumen muchos doétos £xpofiG}res , que 
|a expedición de lajtierr^ d^ Qpbir ^ que del Puer« 
to ^e Áfionghf^her defpachd Salomón > y fkíiere lá 
Sagrada Hiftoria 9 pudo cofteandoet/AíHoa venir 
\ traficar en Efpaña , de cuyas riqí^ezsüS hay no obf# 
cura mención cambien en las Sagradas Letras» 

El Co- 

(x) sillo Ital. iih* $. i* Belh Puniso, 

Tempore quo' Baecbiás populos domitabdt Jberts . . .:, 

Concutiens tyrf» . Mtque ara^atA Maenade CaLptn, 
(i) Juan üKgúíksi Vico ¿e^onfiMtiá íbiloU¿4 Cf^, uf^^ , 



3^ 

en el principio de fu libro de las Guerras de LyhiB 
6 África afirma de propia femencia , que los funda? 
dores de Cartago fueron Xoro , y Karchedon , de 
quien retuvo el nombre de Qarckedonia. Ydefpuei 
cuenca como hablilla de Roraana$ , y Cartaginefes lo 
de Dido. Pareceme , que la fabula.aun fin eftas prue^ 
bas fe dexa percibir en sí miima, Silio Itálico como 
Poeta defcribe la fabulofa fundación de Cartago. C O 

Por m?s , que Cartago procuró redondear fu 
independencia afsi de los Tirios, cpmo de los Afriv 
canos , guardó con los primeros un lazo fuerte^ que 
les unib en lo fuccelsivo eílrechamente , y fue el de 
la Religión ; manteniendo el cülco á unos mifinos 
ídolos (áj:uyos Templos de Tiro) embiaban qna na-^ 
ve cada año, al parecer como en reconocimiento, á 
ofrecer las primicias de fus oblaciones; 

Polibio (2) trata de la nave bieragoga , que con- 
ducia eftas pretendidas fagradas oblaciones , é indif 
vidualizando la ufanza, añade,, que los Cartaginefes 
,, acoftumbran elegir entre todas las naves de Car- 
„ cago una , en la qual embian á Tirólas primicias 
„ i Jes Diofes patrios. Efta condufta de los Cartagi- 
nefes , fue ía que les mantuvo en la independencia, 
y mitigó el enojo de los Tirios , y fu difgafto por la fe - 

(1) Silio ItaUc. deBeü. Vun. - ^*' 

Vi^alioneis quondam per CdruU terris 
'Polluffém fuguns fraterno crimine regimm, 
Fatali Dido Libyes appellitur oree, 
Tum freno mercata folum , nova, moenia ponk» 
Cmgere qua fe^o permijfum littora tauro, 

(1) Polyb. Excerfta Ugat CXir, de la Ediccioa Gronovlína HM. t, 
Í4¿. i5o8.2ü;«^«;m i^rits-Ao?* ravrZ ^ U\oy^f \ttM^t¿ 
««S$^¿*c ^ K^^^éro^ tt* .r^ H, rjr Tif^f ext^i^tyc.- 
^if Oí Ka.f>x*i^hm rks varpíoU ¿tfapxif tus ^oIí; 
■cLcs , y ca otios Escritores» • 



i? 

pítmton en Colonia 'fiíff diíláiMíe. Diódoiro de Sicilia* 
^i)í bablancto de las Guerras de ^gmhó^les Tyranoi 
de Sicilia con ia República Canagínefa dice que por 
tver incerrompido efte ritual antigao , le renovaron, 
para aplacar los Diofes Patrios de Tyro viendore fi- 
dados de Agachocles;embiando done» confiderables 
k Tiro para las Deidades ^j en efpecialá la de Her- 
éules. 

Como los Gaditanos j no folo eran tan antiguos 
como los Cartaginefes , fino acafo como los mífmos 
Tirios , y todos de un mtfmo origen Erytreoy y baf- 
came poderofes en la mar ^ no leemos que los mífmos 
Cartaginefes les trataíTen como (ubditos^ Antes conf* 
ta vivieron unos^ y otros como aliados ;: viniéndoles 
\k focorrer contra los E/pañoles y que dífputaban á 
Erytria ^ hoy Cádiz ^ la independencia republicana» 
en que eíhiban ; afsí como los africanos de cierra 
adentro hacian con los Cartaginefes. 

Los primeros , que del mar interior confta vinie- 
ron á Tartefo , (que aun no fe llamaba Gadir Ery- 
tria} fueron los Focenfes en los fabuiofos tiempos 
de Argantbonio en fóntir de Herodoto (2} que Ci- 
é^xhTi\\mí2L padre de la Hi/hria. Las navegaciones 
de Hen;ules contra Gerion ^ fueron k efta Isla , que 
llamaban y k£ry/¿r/iar, y como dice el miímoHero- 
doto (3) es una Isla en el mar exterior fuera délas 
Colunas^ De modo » que aunque en la relación de 
i^as primeras navegaciones eílén envueltas muchas 
ftbulas» prueban lo celebre ykdefa Isla , y fu comer* 
do y que pi|do armar de ^cuerdo con losCartagine* 
fes , y Tirr henos , para combatir en mar contra' los 
Foúnfes: (quienes abatidos de los Perfas en fu Patria, 

(1) Diodor. BiV./í*. 19. , 

|i) Herodoco e» ClU Vth, !• - ' 



3» 

y de efliós ccros ciemígos en el tntt , al fin ce^e^ 

ron á la fuerza ;4exando algunas Colonias mMiúm^iSi 
que defpues fe confervaron fujecas á las mucacionei 
de los eftados , en que fe plantificaron. £ncre ellas 
fueron las mas celebres MarfeUa en la Galla y y Em^ 
^tfW^i en Efpaña. 

No dudo yo y que: la guerra hec^a á los Focenn 
fes fueíTe por virtud de alianza de los Erytrias , d 
Gaditanos con los Cancagínefes , por provenir de 
un mifrao origen Erytbreo^ Tamt3ÍeH pudo fer, que 
muchas Tirios al tiempo que fundaron áCartago fe* 
eílablecieflen en Erytria 9 y aumeataiTen con eflos* 
nuevos habitadores la fuerza de efta; kla \ foctíScaa*^ 
dola para mantener mejor la libertad , y el comer* 
do. Concu.rriendo deefte modo los Erytfareos ^ y 
Tynios fus Colonos al mayor auge de efta I^la, que 
empezaron lojsCarcaginefesk Wamzxfiadir: nombre. 
que confervó defpues corrompido por los Romanos: 
e4i Hades. Eftendia efta el comercio no folo al mar 
exterior , fino al interior , dando zelos k los Bfpa*' 
Soles habitantes de la Tierra firme el poder de la BjS' 
publica de Cádiz. 

Julio Solino(i) diimuchaluzparaelintento.Deí* 
cribe cite antiguo Geographo Jas Islas de Efpaña, y 
llegando á Cádiz dice Jo figuiente : „ En la cabeza 
,, de Ja fíetica donde eftk el ultimo termino del Orbe 
,) conocido , fe fepara del continente cofa de fece- 
9, cientos paflbs una Isla , á ia qual llamaron los Tirios 
„ venidos del marErythreo£ry/i&r¿rtf.,yloaCartagK 
9,i[^res , ó Peños len fu lengua Gadir^^ que^iñoib 
^y cercada^ • . \ 

Ni: 

(^) Solía, polyhtfi. cdp, i^. „ la capice Bxtícc , nbi extrsmus di 
n néti orbis terminus , ínfula ¿ Coatineati repcingeatis ^aísibi^ {qparofur. 
M quam Tyrii á Rubro mari gto£c6d £^tbr/téUií , Poem hn^ ¿ua Oddin 
«>ideft Sf^tm figoiticaac*. 



t*. 

' * Ni I'á variedad dé verla Ilaraírda Tartefio , £rjr- 
thrla , Gadir , Gadss , hace argumento contrario 
\ fu antigiiedad. Antes es lo que mas confirma , y 
aprueba , que cada nación de las que alli fe eftable- 
cían , y contrataban , la denominó á fu modo ; Gen- 
do eftas naciones , que afsi la fueron nombrando las 
mas antiguas , que conocemos. Obfervd efto Plinio 
el mayor (i)„ LlamanIaEphoro,yPhiliftides Ery^ 
„ tbr%a\ Timaeo, y Silaeno Apbrodifias : los natu- 
„ rales Junonia. Timaeo dice , que eftds la llaman 
,, también Cotynujfa entre ellos mifraos. Los nuef- 
„ tros (eran los Romanos) la nombran Tartefio^ los 
„ Cartaginefes Gadir , que fignifica cercada en len- 
,, gua Púnica. 

En memoría de fu origen , y de fu alianza cotí 
Ery threos , y Tirios no fué menos cuidadofa ella Re- 
publica de Cádiz en mantener los ídolos Patrios. Pues 
confervaron el famofo Templo de Hercules \ moda 
del que havia en Tiro > aunque mas funtuofo , y 
célebre : y el de Saturno ( que como confia de efte 
Periplo) era también famofo en Cartago , y dcpofito 
de fus monumentos, y añas publicas del Eílado. Con- * 
venian ambas Repúblicas de Cádiz , y Cartago igual- 
mente en tener templo de Juno. De Cartago fe prue- 
ba al -fin de. ellas notas , y que en el fe colocaron las 
píeies de las tres mugeres Gorillas , quetraxoHani- 
non. De las Islas de Cádiz lodáá entender Eílrabon, 
y que eílaba en una Isleta de fu cercanía. Con ef-^ 
tos vínculos pudo mancener Cádiz fu govierno Re- 
publicano , y adelantar fu Comercio. 

La guerra abierta , que los Efpañoles hicieron 

F por 

' (I) . Plin. tn él lib. 4. tap, xi, dt U títjlor. Kat. „ Vocanir ( U Irln de 
n'Cadi^) ab Ephofo & Pbiliílide Ery tria ^ i Tima; o iSC Sileno Afhrodifixs: 
„ ab indigenis /íéfuma : Timaws QetyHiéjfam apud eos vocotam ait : noíhi 
,i tartefsion appsUaat , Poeni Gadit , ica púnica liagua Sd^tfí fíg^iñcaaces. 



59 



40 
por efte nuevo aumento á Cádiz poco defpues de 
Ja guerra de Troya, obligb efta Ciudad á recurrir k 
los CartagineCes. (i) para que como auxiliares la 
ayudaíTen á la defenfa. Afsi fe debe entender Jufti- 
no (*) quando cuenta efto por origen del Imperio 
Cartaginés en Efpaña. 

„ Defpues de los Reyes de Efpafia (añtiguos^ 
5, dice) los Cartaginefes ocuparon los primeros el 
5, Imperio de efta Provincia. Porque haviendomuda- 
j, do el Santuario de Hercules defde Tiro (de donde 
traen fu origen los Cartaginefes) teniendo para ello 
en fueños avifo que fundaffen fu Ciudad allí ] roma-. 
„ ron zelos del auge de la nueva Ciudad los Pueblos 
5^ comarcanos de Efpaña , y fe refolvieron los Carca- 
,i ginefes k focorrer los de Cádiz. Con efto lograron 
„.una feliz expedición; libertaron k los Gaditanos. 
^ áe las invafiones , y agregaron la mayor parte de 
5^ la Provincia á fu imperio* 

Obfervo aqui de paíTo quan peligrofas fueron 
en Efpafia las tropas auxiliares , que regularmente 
han fido las que han quitado la libertad á los Efpa- 
fióles, de que hay infinitos exemplos en nueftra hif- 
toria. Y en la de Cartazo confta k la larga en Poli* 
bio, que defpues de h primera guerra Púnica^ lo 
que mas debilitó , y trabajó las fueras de Carrago fué 

(I) Ub. 44. á« /V mfi. Vni^irf. cerca del fn. „ Ppft xt^i aeindfi 
,, Hifpanix jprimi Cartagincnfes impcnum Provincia ocupavcre. Nain cnm 
,yGaditani i Tyro,unde Carraginenfium origo eft , Sacra Herailis per 
«quietem }aí;;i in Hifpiniam traníblifent , urbemque ibi condidifent ; in- 
„ videntibus incremento novz urbis finiúmis Hifpania: popalis , ac prop- 
„ terca Gaditaaos bello lacefeiitibus , auxiliuin confanguinciS Cartaginenfes 
„ miflcnmt. Ibi felici cxpeditione & Gaditanos ab. in uria vindicavc- 
„ runt , fie majorem partem Provinciz imperio fuo ^dieceront. 

(♦) Aqai es prccifo notar , que por Carra¿inefes deban entenderfc ttm- 
bien los Tyrios , y dermis Fenicios : pues los Csuthagineíes , que em- 
pezaban á darfe á conocer no eran aun bailante fuertes para aliados de 
ios Gaditanos por sí folos contra toda la Nación Efpañola , empeñada ca 
no permitir la independencia de Cadi2. 



4i 

la guerra porfiada, que tuvo con las tropas ^/^.v/7/^rifí, 

que formaban todos fus exercicos. 

Mientras losCartaginefesconfervaronenfu alian- 
za k Cádiz (*} no pudieron los Romanos echar el 
imperio Cartaginés de Efpaña. Pero odiado eíle haP- 
ca de los mifmos Gaditanos fus aliados por las in- 
jurias recibidas , dio motivo k que Cádiz entrafle en 
alianza con los Romanos. Faltándoles á los Carta- 
ginefes eíle Puerto , y el de Cartagena (en que te- 
mían un arfenal (i) tan famofo, como el de Carta- 
go) defpues de conquiftadapor Scipion, perdieron 
el mando en Efpaña , y defpues de poco fu propia 
libertad , y foberanía. Como que les faltó una Pro- 
vincia , que les fubminiftraba el dinero ; la tropa. 
Jas armas , las naves , y la acogida en eftos dos famo- 
fos Puercos , para fus expediciones : ventajas todas 
que Idgró confecutivamente Roma , y fin las quales 
nunca havria fido poderofa para domar á la pujante 
Republicia de Cartago. 

Los' Gaditanos yh en tiempo de los antiguos Re- 
ye* de EfpaSa , ya en el de fu República , yh en el 
deÁli«4os^deCarciig(néfes, y Romanos exercian lí« 
bretnente fu comercio en el mar interior , y en el 
exteriot haftá el feno Perfico ^ y Arábico , como fin ge- 
nerodeduda fe reconoce de Herodoto (2) Eftrabon, 
Plinio, y otros, qué citaremos en fu lugar quando 

Fa fe 

,'»CX Caái£teftil-rus Sujfetts ^ 6 Magiíbadot ea la mUhia conforniidad, 
«le Onago » y Qon el miíhio nonlbie , y authoridad. Ds los SuíFetes 
deCadishayea Livio czpreiDamenioúa. De ay fs iüfíe» , que \osErytbreost 
f T/rUJ compottian' la mas domiiunte porción de eíla Ciudad , que 
introibzexoa en Cádiz fu lengua , Cus leyes , y fií Religión , olvidan* 
do las codumbres fiCpañoles. 

(I). En el difiurfi frelimnar fe da uua deCaipcion topograhca del 
Ar final de los Cartágine&s en Cartagena , 6 Nova Cartazo , fu princi* 
páf Colonia de Efpaña. 

-..(t) . Heíodéto dkc-^ que el áUre íiftbrtm * 6 AfbUmifé fe toraait 
poc uno miünoi:. * > 



4» 
fe hable de h navegación , que !os Gaditanos ha* 

dan al mar Rojo , ,y de efte á Cádiz : rumbo , que 
aprendieron de los Erythreos fus antiguos Poblado- 
res , ó Conquiftadores. (*) Y ceíTemos por ahora 
en el origen de Erychreos, Tirios, Gaditanos, y Car- 
taginefes , bailando lo dicho para encender nueftro 
Periplo. Refervamos tratar de las particularidades de 
cada una de las tres primeras Naciones ^nnuepra Hif" 
torta Náutica de E/paña , y del nombre de los Ery- 
threos mifmos,y de fu mar Erytbreo , donde daremos 
en Caftellano fu Periplo , que corre con. el nombre 
de Arriano en el Griego. 
P^/j.a, ^i^^HiiLrityn De las Colonias , que fundb Haei- 
non en efta Expedición , han hecho mención los 
Geographos pofteriores. Y á lo que yo percibo de 
Eftraboii ( i ) no fué folo Hannon el que las fundói^íínq 
que le imitaron otros muchos , entre quieríes fe. pue» 
4e contar ////»i/ctf«. Cartaginés , que también efctí- 
bi6 de Geographia , y Coftcamienips , y le cita Pli-l 
nio en algunas parces. Eílrabon hace fubirel numero 
de eftas Colonias al de trefciemas : quando Hannon 
como veremos luego «una por .una. r ^^^^^ muy.pah 

( cas.... 

{*) Por Bfirabon cpnda. ,. que Eudoxo hizo ct^ Cádiz , y ^9fito&6^ Ip», 
navios pata Ci navegación al Mar Rojo , y' <^uc los de Cádiz eran 
qoieaes Cabían de eífau aavegac¡one«» IPlimo ailegura , <{m¿ atio eñ (2r 
tiempo fe confarvabaa en «I Mar Rojo fiíáales de los ntvios Efpanoles. 
De Hanrton confia la ftequeacla de los Gaditanos con los Lixitas en el 
Mar Athlantico , y la pericia de los últimos en eftas Coilas. Todoeílo 
hace muy ckia demoftracioA del trafico , que por el Mar. Atl^itíco» 
y Etiópico haíla ti Seno Perfico teman los KJpattoUt , y en erpecül lo» 
de Cádiz. El miúno Eürabon Hb. j. hablandío de- Cádiz añade , qaeeit 
fií tiempo en numero de Gentío no cedía Cadie á otro Pi^iblo , que' 
á la mifina ^ma > que los naturales folo Ce deilinaban al Comercio ma- 
ritbno al mar exterior , é inteiior : que Cus naves además del crecido- 
número eran de un buqué extraordinaiió páralos transportes, el R. P. Fr. fiiií' 
rique florete (9170 2elo ¿ ihiíirar nuelbras antigüedades coxreípcbde. klL 
¡nteníion de Cus Eíludios) en el tom. 10. de la E/fanM, Sagrada iluíM 
con. medallas. , y oíros mooumenJcos. eltt íkaoC^ Cmiíá , fií macha' no* 
hleza , y obras memorables de Cornelia Balbo en CuPuerto^. ..i 

it) Lib, i7'l«o¿,jfa¿, X X 8 z. £,dit, ÁmftelQdéum, 




43 
cas. Barca de quien fe dehonrina uh fitio' de ella 

Colla , feíTÍa otra de los Generales Canaginefes , que 

fueron deílinadosen lo íbcefsivo á igual Expedición, 

El prodigiofo numero de eíhs Colonias , y el fatal 

fuceflTo , que al ffn tuvieron á manos de los Pbaru- 

fios , y Nigrífas ( que componen los Paífes fujetos 

hoy al Rey de Marruecos ) y con quienes traxeron 

crueles guerras, los Cartaginefes , fe hallan anotados 

en el mifmo Eftrabon (i) por eftas palabras. 

„ Configuiente á efto , fe dice , que en las Eníe- 
,» nadas figuientes huvo antiguas Colonias de Th 
,,TÍos , (efto es Cartaginefes J y eflan defamparadas 
„ hby j no menos que trecientos Pueblos , los quales 
,, defolaron los Pharufios, y Nigritas. 

También obfervo ^ que eílas Colonias eftuvie- 
ron, fcgun veremos , y fe colige del paíFage ante- 
cedente ;de Eftrabon en tierra de Bbúrufios , y iVi- 
¿[rí/^jvd^dc hacían el íCjomercio' fin dud'a porrae-^ 
dio de tantas Cdlonias los Cartaginefes. Y es el pro-' 
pió y que hoy hacen los Europeos, defde que le ref- 
lahlecieron coa la navegación los Portuguefes, mo- 
vidos dclaípenfitfcacion del fabio InfofiuDon Knri' 
que i ¡h Borttigfll , confiftienda eñ oro y aromas , y- 
efclavt». Pues entpe los/anciguos^ yá^fe cuentan los 
negros por tales; Pero acabado el dominio de Car- 
t(^o,cefs<5 fegularmetite elle comercio, y perecie- 
r-on las Coloniat^or bofti)idad , y faquéo de eftas^ 
> : dos 

*'(!)' Stabotí en ei i»¿, ch.'B.yfv^ J Viro- To ¿¥'roT$'i^h jcoA- 
viii koltoikUs \íyi^ t^et^óUfccí Tv^icif j/¿í tpi^í ^TfOLi^tUf 

Nijjirctf 6^%'0^p-d^cAf, Ya UevamospieVeniáo , qne Strabon lUina tam- ' 

bien TyriQsí Los Caitagin^fes en <tks lugju* » como ea otsos. X^ trefeie^tas. 
Colonias de que habla EArahoa eílin fobre la Coila del Meditenaneo , fegun 
advierte Ifaac Volío i pues ¿ti'lá deí Occeaiao ¡amas llegaron á eaeñiubi^O 



44 

dos naciones de tierra dentro , cómo vk dicho; Del» 

comercio de los Cartagineles , y Fenicios en ertaf 
Coda, daremos noticia adelante en la defcripcion de 
las Colonias del Golfo Empórico. 
Pa¡í.2. •^•/WiítTnptcF Efta voz íígnifica incenfario ^ ó lu^- 
* g^^ f^grado adonde fe queman los incienfos , y ha*, 
cen las demás oblaciones del facrificio, Aqui debe 
toraarfe por altar ^ bfantuario^ que dedicó Han¿ 
non á los Diofes tutelares de Cartago , que eran los 
deque tenéniosnot¡cia(*) Júpiter, Apolo, Saturno, 
Neptuno , Efculapio , Hercules , Venus, y Juno» Fun- 
darla allí la primer Colonia , para que con efte priiici* 
pío le fucedieíTe bien á fu entender en el viage.'Del 
Sacrificio , ó altar erigido tomaron motivo la$ 
gentes de la armada para denominar la nueva Po- 
blación , Colonia del Sacrificio , b Santuario:^ 
diSante k dos dia^ de navegación faera del ^ftrs-^ 
cb¡9 fobre la Cotia de África ; qué eíTos tard6 al par 
recer , en llegar k efte íitio déla Colonia , defda 
que falló del Eftrecho ai mar exterior^ 

Por la efcafá noticia de Hannon , no diciendo* 
nos las leguas , que. navegb en Jos dos dias , ni de{^ 
cribifindonos el íítio , nral podemos percibir el ter« 
reno dteña primer Colonia. A lo que yo pieníb ;es 
la de que habla E{lrabóii;(i)" poniéndola por prin- 
cipio de las Colonias, de Tirios (que alli deben en- 
tenderfe los Carta^nefesytnla Enfenada del Em< 

, (*) En otras, fvfftes^tle .eíla J/a!^r4c>oJtf. & dá noticia d.e los DÍDÍéj,^á 

Dcydades fuperíliclofas de ios Cartagineres , y iÜs Templos. 

(1) Sttab. lih. 17. pAg. ii8i. la llanwíCo'A'sroí rv É/ÍTsropiV, ÍE«/tf^' 
nadn ¿el Cémetdo: Sus palabras originales , que arriba trad.j¿imos'fot\ eíUs. 

/udpof TAr «d-olAfltrlfltF 'o# taTí tsrAif^/ttip-iVi ^f;^p< 5 «orí* <^<t» 



45 
porto ^6 Comercio; por el que allihavria. Por las mi f- 

mas palabras de efte célebre Geógrafo^ que vamos á 

dar., fe podrán esforzar nuellras congecuras fobre 

efta primer Colonia Cartaginefa de Hannon. 

„ Cuentafe, que en una Enfenada, ó Cabo hay una 
5, Cueva , en la que enera el Mar con las mareas hafta 
„ fíete eftadios. Que delante de efta Cueva hay un 
„ ficio baxo, y llano, que tiene un Templo de Her- 
5, cules el qual nunca es cubierto de las mareas cre- 
,, cientes. Hafta aquiEftrabón, que tiene por fabulofa 
efta ultima circunftancia. 

Yi por fer el Templa dedicado a Hercules , dey- 
dad propia de Tirios, Gaditanos, y Cartaginefes, 
gentes de una mím2í prof^ia ^ fe viene en conoci- 
miento» que feria el milino que fundó Hannon con 
efta Colonia,^^ y adonde repos& el mifmo Hercules (ó 
fea el famofo Navegante , &; quien la antigüedad cele- 
bró baxo eftenombre) (*} quan-do navegó á hs'Hef- 
perides^de que hace mención Pomponio Mela. (i) 
V como confervaria Hannon las noticias de lasnave- 
ga<;lones.de. Hercules, (en que fe fundan las fábulas 
de fu? decaiCMíad05 trabajos) (2) que yá era venerado 
como un Héroe, ó Semi-Dios, le erigirla efte Tem- 
plo, h el quallafuperfticion Gentilica atribuía la pro- 
piedad miíagrofa de fer preférvado de la inundación 
de las mareas, aunque colocado en terrenobaxorcir- 
cunftanGÍa'íncreible,puesla antigüedad erigia regu- 
laTmenie los Templos en las mayores cumbres. Efta 
- pu.- 

(*0 Havémos yá iníinuado > que todos los trabajos atribuidos á Her- 
cules fon nn velo , con que fe oculta:! lis Expediciones , cfpccialmíáte 
marítimas de efte célebre Náutico , y de oaos grandes navegantes , que 
empezaron á propagar el conocimiento de la navegación. 

(i) Lib. j. caf.ií. de fu deícripcion de la Tierra. 

(1) Macíob. lib, s.cap. ii. de los Saturndes ^y en otras partes de 
cda obra reduce á la hilbria las fábulas de Hercules. En eílc miúno. 

€af, II. dcMaaob. fe debe cm;nda¡r«yírjip*enept/dpiet. 



4^ 

pudo fer una de hs caufas porque Eftrabóri (aun-* 

que Gentil) cenfuró de fábula eíla hablilla , quando 
dice(i), que coloca eíla. entre losengaííos mas cla- 
ficos. 

No obftante la exaílitud de Eflrabbn en la def- 
cripcion déla tierra , Plinio en la de efta Cofta Occi- 
dental , y Meridional de África , le hace muchas ven-- 
tajas, aunque no eílé libre de faltas. Por él fabemos, 
que el Pueblo , que aqui llama ^vf^iUrí^m Hannon, 
es Lingi^(^i) y también las circunftancías del brazo- 
de mar , que hace fu Puerto , ó En Tenada : el Templo- 
de Hercules , que én él íe encontraba , y el motivo 
que huvo para fundarle, Eftoes , de haver íido Coru 
de Anthéo, á quien la fabfcla llama Gigante , y que 
cayendo en tierra , luchando con Hercules , reco» 
braba fuerza, baila que ede en el ayre le di6 muerte» 
Que no es otro, que dar á entertdef , baxó de eftas 
fdmbras , la navegación lexana de Hercules al Mar 
Athlautico. (3) Lo agigantada de Anthéo confiftia en 
fu poder , como Rey de aquel Paii Occidental de 
África. (4) Recobrar fuerzan» la fierra Atiihéo yin- 
dica , que peleando en fu Pa^s , fe reforzaba con nue- 
vas 

(i> Las palabtas con (jrie Eílrabon leíbra eíle fabuloTo hecho fon las fi^ 

drrlbacitrdo. , ^ " ^* > 

(1) Macrob. ¿Ucho tap. it. ''"**.. 

(i) Acerca del rvombre de la Ciudad de Z^ímos tsAe ieMr pr«fente, ' 

qaf debe ür \tyy,9^ Xíflrgoj con» yft fegttn lefieteí.'Eftialíoiijreprehíwiaú 
Artemidoro á Eratoilenes , que confuadi6 el nombre de la Ciudad de 
Liugos coi el Rio Lixú, ApT«yi¿/J^opo5 ^t Ef^arotT'd'ípei ^ aft** 
Atye'í , í'iórt Aí?or tu*- <p}i<rt tyoAír 'Vipi rk ajc^ 'fi M*V- ' 

^^tctoLí rx tcaripiet ettrl AiyM^^ Eilas palabras eíláa ccm lo dicho 
C4li traducidas á la letra. Y afsí i'c debe leer en Plinio Lmge en vez de 
Lixo y Rombie de un Rio en b miíina Coila Occidental , de que luego 
trataremos 

(4) El miíino Macrob. lib, x. caf. 10./ lih. ). eaf. 6, ds fus Saturitdles, 



47 
vas tropas de k& rufn^ ; que le estufaba Hercules 

tn la invafion de fu País. Y que el haverle muerta 
tn el ayre^ no es ocra cofa , que haver peleado en el 
mar con velas; y que no teniendo recurfo al focor- 
ro en fu País, pereció Anthéo , (*) y fu Armada ; que- 
dando vencedor Hercules , 6 fea otro gran Capitán^ 
disfrazado con elle nombre. 

Pero voy k las palabras de Plinio, (i) que con 
la advertencia que acabamos de hacer , defnudando 
lahiftoriade la fabulofa lucha de Hercules, y Anthéo^ 
fe entenderán claramente. ,, Defde ella ( la Colonia 
^y Julia Confiancia Cilis^ i XXXIJ. M. palTos eftk 
^, Lixos hecha Colonia por Claudio Cefar , de que los 
99 andguos han hablada mil patrañas. Alli han puedo 
99 la Corte de Anthéo , y fu lucha con Hercules , y 
9, los huertos de las Hefperídes. A eílos huertos alu* 
de nueftro Periplo quando refiere la bondad dei 
Campo de la Colonia Tbymiaterion , ó Lingos^ 
9, Comprehende el Efiero una Isla , k la qual única* 
99 mente por fer la mas elevada del recinto cercano 9 no 
99 puede cubrir , 6 inundar la marea. Eftk en la Isla 
99 una jíra^ 6 Templo de Hercules , y á excepción 
99 de acebnches , ü olivos filveftres , no hay otra cofa 
99 del célebre bofque de oro. Haíla aqui Plinio , que 
íeSala la caufa natural de que la marea no inunde el 
Templo de Hercules 9 por fer la Isla en que eftaba 
' G mas 

O Amfaéos «ti'd^o^ en Griego figiúfica fLotidt por alufion á la 

imeMÍdad del Pais » en que habitaba Anteo. Tengo eAe nombre por in- 
vención Griega , a&t ccnio la fabulofa lucha ¿e HerctUts , y Antee 

(i) Lib. 5. Hifi, Nat, cap, i.„ Ec abea (ej U CohmaJuRa Conflancut 

„ Clis) XXXIJ, M. pa(r. Colonia a Claudio Carfáre fada Uxos , vel febulo- 

«, fiisimé ab antiqnis narrata. Ibi Regia Anthéá •ceitamenque cuín Hetcule , ^ 

„ Hefperidum hoiti. Afifunditur autem bule aeftuarium é maris flexuofo meont 

„ in quo Draconis cuftodiz inftar fuitlé nunc interpretantur. Ampleflitur intra 

Y, Infulam , qoam iblain i vicino tmftu aliquanto ejbceliiore non tanien xÁus 

», maris iuundat. Extac in ea de ara Herculis ) nec poseer oleaAros aliud ex 

/«ilió nanato aurífero nemore. 



48 
mas alta que el E/íerú,6RiaformaáapoTh%m^Th^s^ 

Conviene efta critica can la referida antes de Eftra- 
bón. Los que atribuyen todo lo fabulofo á Plinio, 
pueden defengañarfe , leyendo con atención lo que 
refiere de relación agena , 6 afirma de obíervacion 
propia. „ Entra baSandola Q>rí¡/íg«tf Plimo)\xxíEfie^ 
„ ro , ó Ria con corriente encorvada defde el mar, 
„ donde cuentan aun huvo un Dragón á modo de 
,, Guarda. No puede defearfe mas individual noticia 
de lo obfcuro del Periplo en efta primer Colonia. Al- 
gunos creen, que Linge es lo mifmo,,que oy Laracbe^ 
Continúa. Plinio criticando las. portentofas fabu» 
las , que los Griegos, han efparcido de efte Pueblo, 
y del Rio Lixo y. en que dice incurrieron también los 
Romanos , y entre ellos Cornelio Nepote. Por mane- 
ra , que no. tienen razón los modernos , que fin baver 
leído, á. Plinio. le llaman d crédulo , 6 fabulofo. 
Pues, aunque ya no le liberte en uno , ú otro paflTa- 
gede^eftaceníura, es precifo hacerle la jufticiade 
que fin él nada fabriamos fubftancial de los mas im- 
portantes hallazgos , y obfervaciones de la antigüe- 
dad ; quando del copiofo. numero, de Autores que 
€¡ta,,noconíerva.mos aun la decima parte, yqueaua 
quando nos cuente fábulas , es exaélo en decir de 
donde las tomó. Y bien reflexionada la fábula , dá no 
efcafa luz para entender la hiftoria de que es parte. 
pag.2. ííw^p*' Es una voz , que fignifica el Occiden* 
te , con cuyo nombre denominaroni Hefperia la 
Cíy?4r Occidental de, Efpaña, y África los Griegos. 

Los Árabes llaman v*/^^ Algarbe , ü Occidente ^^ 
(que es lo propio) efta mifma cofta. Occidental. 
Ihid. SflAoíFTct /Li^KOf AKporiplor Efte promontorio , ó 

Cabo , juzgo que es el mifmo , que Plinio CO 

Ua- 



te 



49 
llama Ptomntorium SMs , cefca del Puerco de 

Rutubls : cuyo Puerco dice y que diña de Lixo 

CCCXIIJ. M. pafos. Alguno creerá fea el Puerco de 

Sala y ó Salé , y Rio del mifmo nombre , que ficúa 

Plinioh mil paíTos del Río Subur^ en lo queno aSr- 

mo nada , porque dudo. Del Promoncorio Sn^kencia 

hace mención Pcholoméo , poniendo fu iíicuacion 

con el nombre de Saluencia eoitrema^ en los nue« 

ve grados y medio de longicud , y diez y liece y medio 

de lacícud. Es bien conocida la Coila de África eo 

efte parage , y lo era enere los anciguos» Afsi cengo 

por mas cierco , que la .Sia/^anciguaes el Salé de hoy, 

de que habla el Periplo , y hace un golfo conocido 

con el nombre de Golfo de Salé , corrupción de la 

voz Salado los anciguos. Al cabo de Soloente^ dico 

Tíu^xo Florian de Óeampo correfponder hoy el que 

llaman Caho del Bojadbr. 

E^r-s-A PoíTftiS^SKo? apflF Nepcuno fe llama en Gríe- PagAi 
go Pofsidonio ; y como vemos en Eftrabón , Plií- 
nio 9 y ocros Geógrafos , fue un gran Navegan- 
te , y de los primeros Naucicos. De aqui vino á 
fcr venerado por Héroe ^y luego por Deydad. Phur* 
ñuto en el tratado del origen de los Diofes , refiere 
todas las alegorías de los Gentiles hacia eíla faifa 
deydad. El edificarle en efte promontorio el Tem- 
plo , puede fer por el mifmo motivo , que en el de 
Hercules llevamos dicho. Eftrabón dice , que el Geo- 
grapho Pofsidonio defde Cádiz vino también k recono- 
cer efta Cofta Occidental. En memoria de haver def- 
cubierto efte Cabo le levantarla ^ como Hannon efta 
Eftatua , y Templo á Nepcuno Pofsidonio ; pu- 
diendo por ambos motivos confervar tal nombre el 
Templo de efte Cabo. 

kñ%o},rcL Efte Puerto , 6 Golfo mas hacia elUid* 
Occidente poblado de cañas (en cuyo terreno ve- 

Ga ci* 



99 



^9 
5> 



5a 

ckio hay Elepbántes ^ y mucho gdnadd bravio dé 
pallo) es el Golfo , y Puerco de Surrench , que 
eftá al Occidente , refpeéto al promontorio del SoU 
Tiene un monte , llamado de Barca (de cuyo nom- 
bre huvo en Cartago muchos Capitanes) en que fe 
pueden criar todos los animales , que dice Hannoni 
Mefa del Sol llama Mela k efte promontorio , y de 
él cuenca la (iguiente hablilla de los antiguos, „ En 
cierto ficio tienen fiempre copiofamente ( habla de 
los Etyopes , y Nígritas , que viven fobre el Mai 
„ Athlantico) manjares prevenidos , adonde para 
comer puede venir qualquiera. LJamanle Mefa del 
Sol^y afirman por cierto , que las cofas, que alU 
,, ordinariamente fe ponen , fucefsivameniie vuelven 
9., á nacer por virtud divina. 

Defpues del promontorio del Sol pone Plínio el 
Puerto de Rifardiryy alli losGetulos Auiololes , el 
Rio Cofenutn , la Nación de Scelaticos^ y Maffam^ 
al Rio Mafarap^ y at Rio Barata en que expreíFa 
criarfe Crocodilos. Luego añade: „ (*) defde alli fe 
5, incluye la Enfenada á DCXVI. M. paflTos, alargan- 
,9 dolé un promontorio, ó punta del monte deBar*^ 
„ ca hacia Poniente , á la que llaman Surr^ncio. Lo 
occidental de efte promontorio rae perfuade fer el 
mifmo que cita Mannon, No hago mas que cónge- 
turar , á vifta de la perturbación de noticias , que en- 
cuentro en los Geógrafos fobre efta Cofta , que ha 
íido á los antiguos por ignorarla , objeto de muchas 
fábulas, como ellos mifmos confiefTan en fus Efcrt- 
eos. Oe los juncos <f 6 cañas marinas , que refiere 
Hannon haver en efte parage , tomóEftrabón la no- 
ticia, que dá de las cañas huecas por dentro, y lar- 
gas defiete codos, que dice criarfe en cierto Rio, 

que 

1¡^) I, Deinde Sinum DCXVL H. paíT. i;ictndi montis B^ics piomofl* 
9> torio cjKUBciKB i& occaíum > quod apeUatux SurrtnmM, Fli», 



is» 



5v 
4|iie tampoco nombra » porque no le hall^ efpecifí- 
cado en el Periplo de Hannon. La voz ^Hm* con^ 
que nombra eílas Cañas Eftrabbn, (ignigca/2ingf^¿- 
juela , y creo , que el Traduñor Cafaubon erró ea 
tomarla por caña , á quien no conviene la acción de 
lefpirar , que eílá fignificada en el Texto, El paflage 
de Eftrabbn traducido literalmente dice afsi : £» t^»- 

tcLfJui ^i Tin y>í»f*<£g jaKM*5 ttííTA'rn^Hi 36*rctTérp)i/t4ír* 
l^(ii(r<tí rk ^poLyx^A h. ir fllr*trrtv<r<:Eílo es ,>En tíertO 

„ Rio ( dicen } fe qxvm fanguijuelas de flete codos» 
^que tieneauna elpeciede effina^^b cañas hue- 
„ cas , por las quales refpiran. Yá fe dexa conocer, 
que Eftrabóa.liabla de un atúmal viviente , y no de 
una planea,.. en quien no es dable ella acción. 

KATCfixita-oL/^ isr¿\H$ El. nombre de eftas cinco Co^ Pag> 3t- 
ionias 9. que nos refiere Hannon bayer eftablecír 
cío , no le hallamos por encero en otro Autar^ 
que en el Periplo mifmo. Tal es la efcaséz de noti*^ 
cias, que padecían los Geographos antiguos de eíla- 
Goíla. 

Sus nombres tomS Hannon dé los Pobladores , ó 
del ficto > 5 de la fertilidad de fu terreno, k^píjcí» 
rft7^o$ que es el nombre de una de eilas cinco Cor 
Ionias , puede manifellar, que la Colonia era délos 
Cares que dexó Hannon ,.para poblarla : 6 que fe 
llamaba Ká^ el que quedó governandok. Tengo por 
mas feguro , que es voz Fmcia y que fe reduxo 
tal dialedo Griego , y en Ai origen etü,Karat , ó Korat 

%Ji que fignifica Ciudad , ó Puebla et» eíle Idio* 

xna. Eíloes aun masverofimil ^ que. encender fueíTen _ 
los Cares aquellos Colonos i quienes Hannon enco-» 
mendó efta Colonia. Pues el milhio Periplo dice , que 
la orden del Senado Cartaginés era exprefla de que 
los^ Pobladores fuefien Libio- Pbenices , ó Cartagi- 
nefesyCffL^ es lo mifmo. Y en efefto de efi:a Nacioa 

eran 



5* 
eran las treinta mil perfonas deílinadas a éftas CoTcn 

nias. Muirla nombre de ocra de ellas en Stepbano^t% 

una Ciudad de la Libia ; y fin duda la miíma que 

con elle nombre fundó aqui Hannon. Por la ortho- 

grafia con que eíla efcrita veo , que no es una fegun- 

da Malta , que fe efcribe MéAiV^ y fue Colonia dé 

Cartagínefes , y baxo de fu dominio. Porque fi la 

crthpgrafia fueífe una , era muy verofimil le pufief- 

fen elle nombre^ por refpeto á la Isla de Malta. 6 

por fer Maltefes los nuevos Pobladores \ k menos 

que en la efcritura del Texto de Hannon haya error. 

La voz , pues , como fe lee /¿éAíow-*, 6 ^í^íri a fe- 
gun los Áticos, figriifica la jíveja , y acafo dá á en? 
tender la fertilidad de colmenas , y miel en aquel 
parage. Y no es repugnante ello en una comarca 
de África , en que hay tanta abundancia de miel , y 
cera, y que podria fer áEfparía un objeto de comer* 
ció en la Berbería muy gananciofo ; reembolftndo- 
nos efte trafico , y el áe granos por nueflras merca- 
derías , el cofte de Prefidios , que fobre fu Cofta man- 
tenemos. Y vuelvo k mis notas. 

Por la fituacion dieron íi otra el nombre de ^^^% 
Acra 9 cuya voz íigniiica extremidad , orilla , y ^ 
veces altura. Yo creo , que ella era la Población 
mas cercana al mar en una punta de efte Golfo Er»" 
porico , en que pufo Hannon las cinco Colonias. 
Y afsi es muy frcqüente llamar á las Ciudades puef- 
tas en el remate de un cabo , ó promontorio Acra: 
de que fon muchos los exemplos entre los antiguos, 
como Acre de Paleftina , tan célebre en la Hiftoria 
de Ultramar , ó de las Cruzadas. 

La de Apcc/^iS)! puede Uamarfe afsi , por haverla 
fundado en terreno cenagofo , ó pantanofo de if^*** 
que fignifica cieno « ó lodo. Yo creo fe debe leer 

Ha- 



53 

Haramia , que viene de Haram |fc /.* Ara , b cofa 

fifgrada ^ deáicüd2i k Dios, ó baxo de fu protección. 
Qualquiera enterado en las letras Orientales ^w^r^ la 
facilidad de efcribir Aramhe , por ^r^jmiV , omitien- 
do un punto diacrítico. 

De la que llama ri/Vlir confieíTo no alcanzo á hacer 
cong^tura efpecial ^ por razón de fu nombre acerca 
de las circunílancias de fu fundación ^.buícandb en el 
Griego fu raíz. Pero en el Púnico la encuentro muy 

clara de ok¿ Gotatj quees lo mifmo que Demerfa^ 

^ Sumergida.De dondetés de inferir , que eílaera una 
Población , que rodeaban, y batían fas aguas de todas 
partes. De manera queimpropiamente fe puededecir, 
que eftaba Qomxyfumergida. Su fituacion formaría una 
Péninfula encuna lengua ,6 punta de tierra , que falia 
hacia el Mar.. AL que reconocíeOe con eftas noticias 
aquellas Coftas,^ojferíadificil toparla verdadera fitua- 
cion de eftas Colonias, h^ Geografía antigua trae la 
necefsidad de entender la moderna perféftaraente con 
exaélas obfervaciones , que aun no fe han hecho por 
ho.rabres:, que juniaíFen ambas erudiciones: bien que 
todas /eftas; combinaciones etbimohgicas no paíTan la 
eípbera dé meras congeturas^ 

No quiíiéra que nadie dé á las antecedentes otra eP 
limación ; ni menos , que otro por efte motivo v dándo- 
lo por averiguado dexe de trabajar por si ; pues el defe- 
rir mucho á lo que fé lee en otros , es tan perjudicial al 
frogrejfo de las ciencias jQoxno no ceder k nada. Bien 
entendido , que quando la Etbimoíogla es facada del 
Púnico y paflTa yá de la esfera, de congetura. Porque los 
nombres de las Colonias tienen de ordinario uno de 
quatro refpetos : 6 toman de la Religión át los Pobla- 
dores el nombre: ó délos Pueblos de donde vienen á 
eftablecer la Colonia: 6 del Ge fe que la manda, 6 di« 



$4 
rige ; 6 finalmente ie la naturaleza del ttrrtm , tík 

que fe hace la nueva Población. Guiados de eftas ob- 

fervaciones , dirigimos nueílras ^ongeturas en hechos 

tan remotos. 

El conjunto de eftas cinco Colonias , y la fre- 
qüencia de fu comercio, dio motivo á los Geógrafos 
á llamar efta enfenada , ó recodo de Mar , ( á cuya 
orilla fe fwidaron} KoAtiroí etttsrop'*:^ 5 Golfo Mer^ 
cantil. Afsi le denominan Ptoloméo , y Eftrabim 
quien nos dk una puntual noticia del Comercio de 
ios Fenicios C*) en el Seno Empórico , y de fu fi* 
(uacion. Con efte paflage fe iluftra notablemente lá 
fituacion del Golfo Empórico. Dice pues efte exac- 
to Geógrafo, (i) „ AI medio-dia de Uxo , y de los 
„ Cotes ^ (*) fe eftiende el Golfo llamado Empori- 
Tí ^^ 9 C^) porque tiene Colonias mercantiles de 
y) Fenicios i fu orilla ^ <} en la Cofta. 

De que refulta verificado , que defde Hannon 
quedó entablado el comercio de Cartago en aque^' 
líos parages, y fe Infiere , que Himilcon Geógrafo 
Cartaginés también , c6mo fe apuntó arriba , debtd 
de hacer fegundo víage , para promover el comercio 
délas Plantaciones , ó Colonias eftabtecidas^ y para 
.adelantar los defcubrimientos. No dudo harían ocrai 
expediciones fucefsivas , cuyas memorias fe han fepul* 

{*) Vuelvo á repcm » qve fenicios , Tyrlos » y Canaginefes ei% 
Efifiíbott Cuelen fet ¡ynonmos en lo perceneciente á eíb Coila OccidencaL 

(X.) Scrabon. Ppo^ ForoF 5*« tj A/^? ^ '''**^^ 'K(¿r%a'i treLfí^ 

X-ot^ JtfltTOíXrttí. lib, 17' geo¿r,pa¿, n8i. aljff. 

(*) Loi Cotes es una población hacia el Bflrecho ^aiitajf muy cono» 
cida de la antigüedad , y oviamente fe encuentra en \os Geógrafos. 

(z) L,os Griegos traduxeroa machos nombres propios Fenicios cw fu len- 
gua ; y afsi es precifo bulcar las etbimologias > y raices en ambos idio- 
mas : como lo hemos hecho en eíla Obra , qne ha fido por lo mtfia* 
.¿t mayor ciWio t que el ordinadio. 



•fado en el olvido con la obra dé Hfmiícon , (*) y 
otras^quefin duda huvo,con coda laHiíloria de Car- 
tago , que por incidencia lio fe refiere en los Monu- 
mentos Griegos , y Romanos. Debe atribuirfe k 
eftos últimos la pérdida de todas eílas memorias , para 
borrar por efte medio baila el nombre del antiguo po- 
der de Cartago. ' 

Por lo antecedente fe vé el poco fundamento con 
<{Ví^ Artemidoro pone en difputa eftas Colonias Car* 
taginefas á Eratofibenes , por el folo motivo de ha- 
Uarfe á la fazon que efcribia arruinadas; cuyo fentir 
reprueba Eftrabón , que nos refiere efta opinión fin- 
guiar de Artemidoro. 

Si los Romanos huvíefl^n guardado los libros 
publicas del Rey Hiempfal , que tenian los monu- 
mentos mas auténticos ^<f/i7 Hifioria Pumca (^de que 
adelante fe dark mas noticia} havriamos confervado 
mas exaélas las memorias , que nos hacen hoy una 
falta tan irremediable. 

nror<tjLL'.f a/^cf La puutual defcripciou , que ha- Pag4íi. 
ce aqui Hannon del manantial , d fuentes del Rio 
Lixo , fu curfo , y Naciones , <ljüe en fu nacimien- 
to , y orilla hada el mar le habitan , no encuen- 
tro en otro Autor alguno. Plinio (O fe contenta con 
nombrarle muy de paflb , y defimprefsionar las gen- 
tes de muchas fábulas , que acerca de él contaban 
Griegos , y Romanos. 

Pomponio Mela habla de él aun con menos ex- 

H ten- 

O De la expedición , y viages raaricimos de líimilíom apenas ha 
quedado mención en otro Aator , que en FUnio , y Fefto AvUno. 

(I ) Tlinio en la relación de efta Cdla iUé; „ Menos fe admirarán de lat 
„ portentófas impoíhtras Griegas > afú en e^ coías como acerca delRíp 
«, Lixo , quándo buelvan los ojos á io que han e(crico los naefbros (los 
„ Romanos) de todo eilo , poco menos monífaracro. el original en PUnlo dkéi 
„Minus prore¿i6 misentur poríentofa Greciae mendacia de ijs , 5c 
«, amne Lixo prodiu > qai cogitenc no/brof nnper paul6 nÚBtts moníkifiea 
/t qusdam de üfdem tradidiUe» P/w* 



56 
tenfion , no obílaiite qoe era el «as conocido de 

los que defembocarien aquella Coflra del Mar Athlan- 
tico. Por lo que no puede dudar fe , que las buenas 
noticias (♦) de ñueftro Periplo por la exaélitud de 
Hannoo, hacen ventaja en él pormayor, y serie de 
ia Coda k las demás obras Geográficas de los Auto- 
res antiguos pofteriores. Creeré , que correfponda 
eíle RioLiXo de ios antiguos, con alguna alteración 
de ia L. en M. al Rio mifa , que eftá al confín del 
Reyno de Marruecos y el de 7V/¿^, cerca del Cabo 
ISÍQn , y frente k las Islas de la Madera. 

En E(lrab6n folo hemos villo diftinguir , figuien- 
do á Artem¡doro,la Ciudad de Lingi dtl Rio Lixoi 
pero eílo tampoco nos di la inílruccion bailante para 
conocerle. 

Plutarco en fu Tratado HydrografícQ ^^9* ^^u^^f 
de los Ríos célebres paflTa en íilencio efte , fi yo 
le he leído bien , enmedio de fer un Rio caudalofo» 
y de quien le denominaban las gentes, que habita* 
.banyen fus cercanías, y margenes. Pero como aque- 
lla Coila la frequentaban los Cartaginefes , y oculta- 
ban á los demks , no es de admirar tanta ignorancia 
de ella, en Iqs antiguos Geógrafos , por exa¿los que 
fueíTen. 

J^ftrabón CO mifmo confieíTa , que de eftas nave- 
gaciones ^1 Mar Atblantico , folo fabian con indivi- 
dualidad los E/pañoles^ y entre ellos los GaditanoSf 
.en cuyo Puerco fe hicieron las Naves , y tripularon 
para eílosdefcubrimientos, como fe indica en el Dif^ 

Qurfo biftoricp que firve de introducción \ ellas no- 
tas, 

{*) La fj^t^Srwde ¿fi, Hannan eíluvo eo no haver anotado en Cu Psriplo 

los nombres , que teaiaa,¿ debía pona á todos I05 Pueicos > Kios tj 

Coilas á donde Ucgó , 6 furgi6. Aísi ha (ido prccilfo hacer un coce^ 

db cíle coíleamienco con codos los GeogcaTos aoúgaos » para iluíixar «w 

, importante viage. 

ii) Lib, X • gtoff, fd^. 156./ lyS, 



57 
ms , y Periplc de Hanoon , y hemos dicho tntes. 

Pero volviendo á efte aíTunto mas de cer- 
¿a hallo , que los Mercaderes de Cádiz en Naves 
grandes hadan el comercio de África , y en las pe- 
queiías , que llevaban por infignia en la proa unos 
Caballos , freqüentaban muy út ordinario la derrota 
de Cádiz haila el Rio Lixo , con ocaíion de 
pefcar , (*) como lo ateftigua Eftrabón ^ por autori- 
dad del gran Viajador Marítimo Eudúxo\ que fe va- 
lió de los de Cádiz para fus navegaciones. Las pala- 
bras de Eftrabbn fon eítas. 

„ Los Comerciantes d^ Cádiz embian grandes 
,, Navios ; y los pobres pequeños , k que llaman Ca^ 
,^ ballos^ por las infignias que llevan en las proas. Ef- 
„ tos (entiendo los pequeños , porque los Mercan- 
„ tes iban hafta el Mar Roxo^ navegan hafta el Rio 
„ Lixo á pefcar. Hafta aqui Eftrabón. ( i ) 

Por quien de paflb advertimos quan grande era 
la aplicación de nueftra Nación k la Marina , exer* 
citando I9 pefca , que tanto produce , y es la gran 
efcuela, donde fe forman los Marineros , y de que. 
fe preció tanto Cádiz, que en fus Medallas Púnicas 
pufo los aíisunes^ (2) para manifeftar lo abundante 
de fus Pefquerías , que proveían la Europa , y el Afri- 
* • . Ha ca. 

<*)^ Bftas pefyuerids á la Coft* de Afiica «i lo que hoy e$ Reyno de 
Marruecos prueban la gran aplicación de los* de Cádiz á la marítima» 
ño contentandofe con I as que tenían en la Cofta de Efpaña. Pienfo que 
crai^ almadrabas dt atunes , que en efla Cpfta tenían formadas, y a cfto 
aluden las medallas Fenicias de Cádiz , y atunes , que eftán en cllaí, 
dci qtíe tengo algunas en mi Eíbdio. ' * • • 

(X) Eftrabón eneUíí^.cír. T/r»F ( Tít^ípirSjr ) yáp rtíV ^ 
c^íttropv^ ytt€y<ÍA* q'i^hHf t3r\(i7<f rv^$ ^§ w^tolí /u,ix,pk , ** 
x,aL\%7f itff'nrví y a/ato Tcif ¿t Toíii tsrpoópAií ítriaí/ttaf t«'^ 
rv$ 'j 'üfxuf fiix^t TV Ai'^v TfforoLfM tjrsp/ rí^i Mflti/py<r/*> 

tt, AíiüOyaírouí, lih. x.geogr. yag. i^6.. 

(1) Dsl modo antiguo de hacer la pefca de lo$ OtHfftf'ytdíí i Ph|> 
lofikraCQ lib, t, de fus Imágenes ,ó Uonef 



ca. Us6 Cambien dét Delfín , inügnia de fer CíQdai 
Marítima de mucho poder. 

Merecib Cádiz enere codas las Ciudades aliadas 
del Pueblo Romano, por el conocimiento, que ftis 
naturales tenian de las Codas ^ é interior del África,. 
que CornelU Balbo Caballero de Cádiz , fueíTe ef- 
cogido para hacer Ja guerra ^ Jos Garamantas en lo 
interior del África , y que por haverlos vencido , le 
declaraíTe el Senado Romano el triumpbo. Sienda 
como nota Livio , y demás Hiftoriadores Romanos», 
el primer Eftrangero^i quien fe concedió tal honor, 
que él fupo convertir en beneficio de fu Patria ; ha- 
ciendo varias, obras publicas , y entre ellas un céle- 
bre Muelle en fu Puerto. Es muy natural , que el. 
armamento contra los Garamantas fe hicieíTe en. 
Cádiz uno de los Arfenales. de los Romanos en Ef- 
paña. 

Hoy vemos , que las Naciones poderoías en la 
Marina lo fon por medio de promover la pefca ea 
fus Coilas., y aun muy lexos de ella. La nuefira deca- 
yó, luego queabandonamos en gran parte la del Jsurk 
en el Occeano , y Mediterráneo : la del Cecial en Ga- 
licia : la del Bacallaotn Terraao^a : y la de la Ballena 
en las Coftaa de Groenlandia. 

£1 Autor de la Hifloria Marítima de ínglaferrá 
confieiTa , que fus Nacionales aprendieron efta pef- 
ca , y maniobra de loa E/pañoles ; y hoy fegun la 
diminución de nueftras Pefquerias , y Pefcadores, 
es muy de greer , que necefsitémos acudir k los la- 
glefes., para, qu^ nos inftruyan* 

Como cenian los Gaditanos mucha marinería » y 
géneros que tranfportar ^ exercian, el comercio con 
no menores ventajas 9. hallándolas el Marinero en las 
Eft aciones que no eran de pefca , en navegar. ccí« 
\f¡&. Embarcac;ioi)es^ diet Comercio. £ílo pudo ibacjer, 

<^ 



S9 
qat Efpafta fgualalTe en Naves marchantes, defpues 

de la ruina de Carcago , y en tiempo de la Repúbli- 
ca » y primeros fíglos del Imperio Romano , al nu- 
mero de las que Cartago tenia mientras confervó fa 
comercio , y foberanía. Pero yh en tiempo de Tbeo- 
dofio , en que floreció Fefía Avieno ^corao confta 
de San Geronymo) Cádiz eíhba arruinada , y fin 
comercio ^ por el abandono de los Emperadores^^i^ 

üío/M^ií En efta voz , que es puramente Grie- Pa<TM 
ga , fe contiene el eftado de los Lixhas , babi- ^ 
i;adores de la coila , y orilla del Lixo , que aqui def- 
cribe Hannon ; aun quando no nos (úxera expreíTar 
mente eílár enfeñados á no vivir de otra induítria , que 
de apacentar ganados en aquellos comarcas. Puefto 
que la voz Nómades figniíica en EfpañQl Pajlores^ 
6 Apacentadores de ganado , del verbo nfK^ que 
es el thema , ó raíz de nM^^ , «^c^. 

No puede el Leélor, para mejor comprehendet 
las gentes que habitaban efta Coda de África , y la 
defcripcion de los Nómades , que hace nueftro 
Hannon , tener á mal que le prefememos la que fa- 
cada de los Libros Púnicos del Rey Hiemp/al ( que 
la fue de la Mauritania 3. traduxo en refumen el 
exaélo ííiíloriador Romano C. Saluflio Crifpo^ que 
4^ una idea* de la primera poblacioadel África en/éi 

guer- 

U) Avieno Ot£ Maritímét e» §1 v. %6y, empieza la defaipcion dfr 
Cádiz , y- añade (]ae aunque en tiempo de Augufia Tuha Rey de Mau- 
Utania folicitó la- Dignidad de- Danmviro en ella > 4 la fazon aada. iua&. 
cao&rvaba^ , que el cuko de ílerctUes, 



■* €adtr hic eft offidumt 

Kam "Pumcomm lin^ía confiftum heum 
^ddir ifocakat ; ipfát Tartejfux fritas 
^ognfmHdtM. eft. Multa & opulms CivitASt 
Kmte dtftitms $ tmnc ruinarum agtr tftt 
^s k»c Itcorvm fráter HtrcuUuemm. 
Mfmmutttm » viéimus miri mhiL. 






6o 
guerra de Jugurtba^ (*) y de las tranfmigaciones \ 
ella ; en E/pañol dice afsi: 

En la divifion de la Tierra los mas pufieron 
por tercera parte el África , y algunos pocos el 
„ Afia , y Europa , y en efta al África. Tiene pues 
,, África por limites del lado de Occidente el Efirecbo 
,, de nueftro Mar ( el Mediterráneo ) y al Occeano. 
,, Por el naciente del Sol , fu latitud es declive , b 
„ vk enfanchando. El íitio , que llaman los habitan- 
,, tes Catabatbmon , ( i ) tiene un mar inquieto , y pcr 
„ ligrofo para arribar. El campo es abundante de 
„ frutos á propofito para ganados , efteril de arbo- 
,, ledas 9 y efcafo de aguas corrientes , y llovedizas. 
„ Los naturales fon de cuerpo fano, ligero , y fufri- 
„ dores de trabajos. Los mas mueren de viejos, fl fe 
„ libran de la guerra , ó de las fieras ; y los menos 
„ de enfermedades , que fon raras. De animales pon- 
,, zoñofos hay muchas cadas. 

5, Pero quales de los hombres fueron fus pri- 
,5 meros Pobladores , quienes vinieron defpues , 6 
,, de qué manera fe confundieron junos con otros, 
„ fin embargo de fer contra la común opinión que 
„ entre ellos corre , lo hemos interpretado , 6 ave* 
„ riguado , como efta en los libros Púnicos ,{'2) que 
^, decían del Rey ///>»3|/>/¡?/. Diré pues en poi^o lo<iúe 
„ afirman de los Pobladores de aquella tierra; pero la 
„ certeza de eílo correrá de cuenta de Cus Autores. 

(*) Por no tener á la mano qaando fonnaba efta Ilufiraciom la era* 
duccioñ Efpaáola que Don Manuel Sueyro hizo de Saluftio , tradnxe tíke 
paflage originalmence : a£si como he procurado hacer fíempre con los 
Griegos para la mayor puntualidad. 

(I) En eñe parage fe divide el Egyfto de la Berbería, 
(1) Véi'e por eíla cita de SaloíUo , como aun en fu tiempo (é cónfer- 
vaban los libros de Hiempfal , que eran los AjtaUt Cartagi ve/es. En el 
tiempo , que eíluvo regentando fu empleo de ^eflor en África Saluf- 
tío , es vsroíimil aprendieíTe U lengua Pánica , paca leer eftos mona* 
meneos Canaginefes. 



6i 

■„ Los Getulos poíTéyéron el África los primeros, 
i, y los Lybe$ afperos, é incultos, que comian carne 
,, de fieras , y pacían yerva como el ganado. Ellos 
,, no fe regian por coftumbres, ni por ley, ni por 
9, mandado de alguno ; anees vagos ,,y errances ponian 
9, fu parada donde los cogía la noche. 

„ Mas luego queden Europa Hercules murió^ 
„ fegun los Africanos pienfan , fu Exercico compuef- 
5, to de varias Naciones, perdido el General, y afpi- 
5, rando muchos, al Generalato , fe diíFolvió breve- 
5, mente. De éfte numero eran losMedos^ Perfas^y 
^i Armenios^ que llevados al África en Naves, ocu- 
„ paron los Lugares cercanos á nueftroMar ; pero 
i, los Perfas fe eftablecieron mas cerca del Occeano, 
^^ y ufaron los huecos de las Naves puellas al rebés 
„ por chozas^ Porque ni en los campos havia ma- 
^, dera, ni difpoficioa de comprarla, ó traerla de Ef^ 
9, paña ; por otro lado el Mar^ grande , y la lengua. 
„ defconocida eftorvaban el trafico. 

„ Poco á poco por medio de cafamientós , fe 
,> enlazaron eftos conlos Getulos; y porque mudando 
„ de ordinario de terreno, fe eftablecian yá en unos 
„ fitios , yá en otros, fe llamaron ellos propios iV«- 
„ midas. Y aun todavía los edificios de los Nurai- 
9, das Salvajes, (queellos llaman Aí^^á[/te) (i) fon i 
,, modo de la quilla , y coftillas de navio prolonga- 
„ dos , cubiertos de tejas encorvadas hacia abaxo. 

„ A los Medos , y Armenios fe juntaron los ijr- 

biesj 

\i) Nuefiro Luis. Caicioa ea las noos lee magslia con autoridad de 
Servio. Sabanas^ot aluíioaá eíta voz Aía/»tf¿m Uaman en las Indias Oca- 
dentales á las grandes llanuras de paio. Ea:>iUQ ltAÍk$ (e Ua Ma¡ialía , <iuc. 
no tengo por la. mejor lección, 

f^os quot^ue deftrris in Cajira Mapalibns itis* 
Mijier} gtegibus Gttrull ajjtieta fcrarur». 
iadofíñrifiut lo^ui , & ftdan Uonihus irOi,. 



6a 

,, bies , porque eílos vagaban mas cerca del Mar de 

„ África. Los Gttulos moraban mas abaxo del Sol, 5 

„ linea ^ no lexos de los ardores, 6 fea Zana Torru 

„ da. Eftos tuvieron muy pronto poblaciones , por- 

„ que feparados de Efpaña por el Eflrecbo^ havíaa 

„ determinado dividir entre sí fus cofas , 6 haciendas» 

Su nombre fue corrompido'en breve de los Lybies^ 

99 



99 

llamándolos en fu lengua barbara Mauros en lu- 
gar de Medas. 

,, Los Perfas crecieron , ó fe aumentaron en bre- 
ve : Y defpues con el nombre de Numidas , ( O 
apartandofe de los padres por la muchedumbre, 
fe apoderaron de aquellos Lugares, que compo- 
ne la Numidia cercana de Cartago. (2) Defde allí 
forzaron k reconocerles vaflallage por las armas, 
ó por miedo k los inmediatos ai Eflrecbo de ambos 
lados ; adquiriendofe renombre , y gloria ; en ef- 



99 
99 
99 

99 

99 

99 

99 

„ pecial ios que fe eftendiefon h la orilla de nucftro 

„ Mar ; porque los Lybies , y Getulos (3) fueron 
„ menos guerreros. Finalmente la parte inferior 
„ (entiendo maritima') en la mayor parte fue ocu- 
„ pada de los Numidas. (4) Los vencidos vinieron 
„ a hacer una mifma nación, y dominio con los ven- 
„ cedores. 

„ Pofteriormente los Fenicios , (5) unos por 
9, aiiviar de gentío fu Patria, otros moviendo la ple- 
be 

<(x) Los Latinos corrompieroi el }^omÁies-¿it\Q& Griekos ea J^témidar 

f 1) Eílo es lo que hoy llaman Reynos de TuntK^ , y de Tnmtct» coa 
la Regencia de Argel, 

(5) Eftos Getulos habitaban del lado del Eftrecho GaditMHo Cobre éf 
Occeano Occidental , 6 Athlantico } que es la Coda de Ttmsn , Ttm- 
^tr , Lardcht , y otros Puertos bien conocidos por fus fieros Piratas. 

(4) Eíla parte in^or , 6 Numidia verdadera es lo que boy Uanu» 
Rejrno de Marruecos. 

iS) los Fenicios mezclados con los Lybios hicieron la Nación £/- 
hia^'Pkenicia de Cartaginefes , que a^ llama á fus PayCmos Hmohu 0* 
<U pKincipio de efte Periplo. 



Í3f 
^f be ^r ambidoñ de mandar , y ócros por fer ami- 

„ gos de novedades , edííicarotí k Hipona , Adrume-^ 



5> 



,, to , £rtf///V , y otras Ciudades en la Coda del mar. 
Las quales , havtendofe aumentado fobre manera^ 
(irvieron de feguridad , y de luftre k fus fundado* 
„ res primitivos. En quatito á C/ir/^r^^^ (i) tengo 
„ por mejor callar , que decir poco , porque el tíem- 
,1 po nos obliga k abreviar en otras noticias. 

„ Luego junto k Catabatbmon Ccuyo ficio divi* 
,, de ii Egypto de África) con mar apacible eftk cer- 
^, cana drene Colonia de los Tereos ; mas all^ las 
,,4os Sirtes ^ y ex\irQ ellas Leptis: defpues las Aras 
,, de los Pbilenos cuyo Pueblo por el lado de 
$> Egypto tuvieron por lindero de fu feñorío los 
,, Cartaginefes. (2) Defpues hay otras Ciudades Pu- 
,, nicas. Los demás lugares hada la Mauritania los 
„ pofleei) tos Numidas. Inmediatos (3} k la Efpaña 
^, eftkn los Mor^s, Mas allá de la Numidia llama- 
^) mos Getulos ; parte viven en Chozas , parte vagan 
,, mas rúnicamente en Aduares , 6 Cabanas. 

,, Tras de ellos eílán los Etiopes ,, luego los Paf* 
,, fes toftados de los ardores del Sol. Últimamente 
,) con motivo de la guerra contra /i/g¿/r/¿^¿^ el Pueblo 
,^, Romano 9 por medio de Magiftrados governaba 
,^ muchos de edos Pueblos Púnicos , y dominios 
,^de los Cartaginefes. Gran parte de los Geculos» 
i \-^'. I y • 

(I)' Harto (eoíible es que Saluftio Autor taa vctidico , y «jíadlo hu« 
^effe omitido las n^icias puntuales de Cartago. Pero' bieíi- da á entea- 
¿f%\t\íixo concedo que'-au» de/Tpi^s dje dsllimida confcrvó fu tnemorit 
entre los Romanos. 

(i> £s muy nouble efte lindero del Dominio antiguo de k Republí* 
ca de Cartago. 

(3) Por imniediatos fe debe entender fnniérti* >cn U OoAa o^íla de 
ABíica. ATsi los nucílos cocno. conocían los Moros^ , denominaron fCon tjfi . 
nombre á todos los demás BerberlTcos * ílendo scalüieñte Nacioács ¿JSér 
tentes en origen , lengoa , ^ cofbimbres, ... , , , 



'64 

„ y los Numidas hafta el Rio IVfetncha Ti) obede- 
,V ciati á lugurtha. A los Moros mandaba entera- 
y, mente el Rey Bocho , ignorante del Pueblo Ro- 
„ mano excepto fu nombre , ni conocido antes por 
„nolbtros (/í?í Romanos^ en paz ni en guerra. 
Para el cafo e:> lo que fe necesita faber de la África 
entonces conocida. Que es á la letra la defcripcion» 
que de ella hace Saluftio , y que en ninguno fe 
halla más puntual , en quanto á los orígenes de fu 
población , que copió Efirabon en parte. 

De forma , que los Nómades es un nombre ge- 
neral , que defigha codos los habitadores de Berbe- 
ría , por eftár dedicados generalmfeme (á excepción 
de algunas poblaciones marítimas} á la vidapaíloríl» 
cuya voz , que fin duda les pufo Hannon , trafcen- 
dió i los Geógrafos Griegos , y en los Latinos fe 
corrompió en Nutnidas , como fe ha dicho. 
- Pero los originarios habitadores de Berbería^ 
vivían fobre la corta del Mar Mediterráneo (que 
llama nueftra Saluftio) y eran los Libios , ó Lí- 
bicos , y fobre la del Ócceano Occidental , fuera de 
las Colufms de Hercules moraban los Getulos. 

Los Medos , y Armenios reliquias del Exercito 
de Hercules merclnndofe con los Líbicos hicieron 
la Nación de XosMauru/ios ^Mauros ^6 Moros defde 
cerca de donde fe fundó defpues Cartago bafla las 
Cotunas. Los Per fas con los Getulos forman la dé los 
verdaderos Nutnidas ^6Qomo\o% llaman mas propia- 
mente Éftrabon , Pomponio Mela , ^y Plinio Ph'á^ 
rufios ; cuya voz de Pharufios fuena en Púnico lo 

mif- 

• ti) Mdudtd eo.Punicofegnn el Aiabe (¡gaHka^Ie io/ Rí/ít Í^^Xa 

Eííe nonibre Ic tenia i lo que difcuno por fcr limite de los. dos Rey nos 
de JfurftUdf , y Moros como aíTegura el miíino Saluftio eci cfte paiTage: ' 
lo que luce demofliacioa de naclb:a congétura. ' 



/ 



L: 



■^_É 



• * ' 

mifih o , qué Perfasi porque todavía los Af abes llaman 

^jM^i Pbars al Perfa. Todos conocen , quando no 

lo dixera claramente Eft rabón , (i) y nueftro iWiir- 
Mol y que el Púnico , y Fenicio es un Dialeílo fe*. 
meja,nce aí arábigo deribado de una miíma raíz, 
afsi pomo el E/pañol^ Francés^ h Ifaliano fon tres 
DiaíeSios de la lengua Lacina i y ella lo es de la 
Griega. 

. Por nueftro Periplo finalmente conocemos, 
que los Nómades P bar u/ios llegaban harta lo». 
Échiopes j que correfponde a lo miímo que el Rey 
de Marruecos poífee con el nombre úq Fez , cor- 
rupción del antiguo Pbars , harta la Corta de los 
Negros ; conviniendo aun en vivir los de Fez en 
Aduares errantes , y mas dedicados k la cria de 
ganados , que á la cultura de la tierra , y en fer raaa 
Icncillos , y menos guerreros^ como nota Saluftio, 
que los Berberifcos , que habitan fobre la Corta del 
Mar Mediterráneo, 

La pobreza , y vida groíTera de los Pharufios en 
tiempo de Romanos (deftruidp el Comercio de Car- 
tago) la defcribe afsi Mela* „ Defpues fe figuen 
9y los Pharufios en otra edad , quando Hercules pa- 
99 fó á las Islas Hefperides , nación rica : groíTeros 
,, aora , y fuera del ganado con que fe furtentan, 
^fumamppte pobres , que es lo que hoy les fucede, 
^ . tíAíi yfi«A^o4 Efta Nación de Ips Nómades Pha- Pag.^^ 

, la ru-^ 

Eft<y.cí : „La Nación de Iqs Armenioi , laAp k)s. Axabes , J/» ^/^^^' 
„ Syros tienen en sí mucho parcntefco en el dialedo , «» «1 "^^.^«*^ 
„ vivir , y en los charaítercs , ó paísioBcs - dclr saUmc. RftpiieEfliaí)0Aa»% 
mlTmo ei\ otras partes. 



66 

nifiosde la Coda hecbos alComerdo de losCarai^ 
ocfes 9 hablaba todavía el PunÍ€o en dempa de los 
Romanos , como los Mauritanos. Afsi por h 
conformidad de la lengua no fue mocho , que 
hallaflíe Hannon en ellos buena acogida y e inter- 
pretes , 5 gfn'as , para coilear el reito del Afiica 
Occidental. Porque la uniformidad de la lengua es 
la mayor dirpofícicn para entablar buena correfpon- 
dencia , y evitar las defconfianzas , que los Pueblos 
Barbaros contrahen con todos los Eftrangeros , eo 
efpecial de diftinta lengua. 

TuaA* t-v^o^f Al^imtrtí Los autiguos Latiuos Ha* 
P^g*4* niaban Ethiopes también k los Nigritas. Afsi fe 
vé en Pomponio Me!a , y en los Griegos del mif- 
tño modo fegun Eftrabon. Unos , y otros diílin- 
guian Ethiopes Orientales , que aun hoy conoce» 
moH con efte nombre , y Ethiopes He/perios , íi 
Occidentales , que fon los Negros de la Cofta Oc- 
cidental de África , en que los Europeos tienen 
hoy el famofo Comercio , 5 refcate de Negros. Ha* 
blando de eftos dice afsi PomponkK,, Luegb vtiel- 
99 ven otra vez \ profeguirfe los Ethiopes ; nías ni 
99 tan abaílecidos fon como los otros ^ que have» 
99 moít dicho (eran los Orientales}- ni en la pro- 
99 porción del cuerpo femejantes , porque ellos fon 
99 mas pequeños , y menos cultos , y con Hefpe- 
99 1*10 ApeHido diferenciados* Afsi IVlela de la ele-» 
;ante traducción de Don joltph González áeSalas^ 

rdrabon dice 9 que el País de ellos Ethiopes Heípe- 
rios fobre la cofta eñi en la mayor parte muy mal 
poblado por la inclemencia , (in duda del tempe^ 
ramemo del País. El mifmoÉftrabon en otra parte 
lldma efta nación de Ethiopes Occidentales iVrgftf* 
ús 9 por fer una niifma.. 

Por 



L. 



• Por la mifma rázon Meía ( i ) llama Mar Erbio- 
pico todo el que defde el contin de los Pharufiosp 
ligue por Occidente , y medio dia bañando , y ro- 
deando el África hafta unir por el Icno Arábico con- 
el Afia. Haciendo pues una fumaria defcripcion 
de la Colla de África , diftingue los apellidos , que 
el Mar coma por refpe¿loá las diferentes Provincias 
de África , que baña. 

„ Al mar , que la cerca (á África) por el Norte 
„ llamamos Ubico , al del medio- dia Etbiopico , y 
y^Atblamico a) de Occidente: por aquella parte, 
^9 que fe allega al Libico Mar alinda con el Nih 
„ la Provincia , que llaman Cyrenayca. Junto á efta 
„ fe figue la África , Provincia , que á toda la re- 
5, gion di fu Apellido, (a^ Lo reftante tienen los 
„ Nümidat , y Mauritanos / pero los Mauritanos, 
iy fon los que confinan con el Mar Athlantico. Mas 
,, adentro fe eftienden los Nigritas , y Pbarufiosy 
,, hafta los Ethiopes. Eftos poífeen todo lo que de 
iy África refta , y todo el cortado que mira al medio- 
9^ dia hafta los confines de la Afía. 

Hannon dá por particularidad del País de Ethio* 
pes Occidentales tener grandes cordilleras de mon- 
tes V y eftar llenos eftos de fieras. Uno y otro es 
afsi , y continua en lo figuiente manifeftaodo la 
mifma relación del Periplo. 

pi?! ^ctrlrT¿^ A/f«r Yo' óongeturo ♦ quc en ^^^ Pag.^ 
de Lixó (é debe leer NiÍo , porque Mela , y otros 
Geógrafos convienen , que de los montes interiores 
de la Etiopia proviene la fuente , de que nace el 

Nilo, 

(x). Mth en U defcripeio» de la Tierra Itb, i. eap. 4, 

(1) Por eíTo los Atabes Uapnan (4.^ /^) prof»iÁheiite efte País, 

<omo advierte Lcon Africano e» la descripción de África i lo que tkot 
«ocha conexión coa lo que áuxMela. 



68 
Nílo , famofo Rio del Africá » que defagúa en el 
Egypco , y hace coda la felicidad de aquella Provin- 
cia , fercilizandola con el riego , y facilitándola por 
el famofo Delta , y brazos con que fe defagua en 
el mar , el Comercio , y navegación tierra adentro.. 
Quando por el contrario el l^ixo , que defemboca 
entre los Pharufios en el mar Athlantico , nace fe- 
gun dixo poco ha el mífmo Hannon , de la Libia. 
Por lo que tengo poca duda , que en efte lugar en 
vez de Ki^of fe debe leer nha*» , en que es muy fácil, 
la equivocación , trafponiendo cafi las.mifmas letras*. 
Eftrabón (i) apoya efta congetura , refirienda 
por opinión baftante eílendida , que las fuentes del 
Nilo y eílán hacia los extremos de la Mauritania. 

u<tv^<rt<tf. E/lo es : ^, Algunos pienfiín , que los raa- 
yy nantiales del Nilo fe acercan á los eílremos ,ó coi>- 
„ fines de la Mauritania. De efte modo confrontados 
los Autores fe iluftran refpeélivamente. 

TpoyAaWrctí Eu efta VOZ fedcfcribe la coftumbre 
-'^^á^^-de efta nación , que es habitar en cuevas ^ que eílQ. 
íígnlfica en Qricgo fu nombre. Plinip a6i como 
Hannon dice , que componen también parte de 
los Ethiopes , que comen carne de ferpiente , que 
rechinan en lugar de articular voces (2) por falta de 
Comercio con los demhs .hombres. Mela defcribien- 
doelgrandefpoblado, 6 deflerto de África ^ pone 
los Trogloditas entre las Napf on^s inculta; de tierra^ 
á dentro , que diftribuye de efta manera. „ Defpués 
,) del defierto los primeros de que tenemos noticia 
9, hacia el Oriente fon los Garamantés ; tras ellos I0& 



il ' :: . . ' '\' ' ir O 



(1) Efcas exageraciones reducidas á la verdad .prueban la fuma b»« 
baridaddecftosPuebldí. / ' '^ ^ " "'• '• 



»9 



yy 



Y/Augiíes 9 y Trogloditas; y' los poftrero^ al Po- 
„ niente los Athlantes. ( 1 ) 

roLxvr'iou^ La velocidad de efta nación no en- Pag./^. 
cuentro efpecificada en otro Autor , que en nueftro 
Hannon , de quien lo tomó Xenopbonte Lawpface' 
no Geógrafo Griego (del que no confervamos las 
Obfas ) y de cfte C. Julio Solino (2) , que hablan- 
do de cfta mifma nación dé Trogloditas, é Ichthyo- 
phagob dice afsi: „ Es habitada también la parte 
„ adufta , ó quemada de las Naciones Trogloditas, 
„ é Ichtiophagos , de los quales fon tan corredores 
los Trogloditas , que en carrera abierta alcanzan 
k^ fieras , que perfiguen , 6 cazan. Los Ichtyo- 
„ fagos á modo de beftias marinas nadan con fací- 
^, lidad en el mar. El ferMontañefes hace pofsible la 
facilidadde losTrogloditas en trepar por aquellos ter- 
renois deíiguales , y pudo de hay tomaríc la exagera- 
ción de nueftro'Autor , y de Solino* 

•fp/t)?rt¿$ La diligencia de tomar Interpretes ó¡k P^g.^. 
h. entender el cuidado con que el General Cartagi- 
nés reconocía la Coila , y bufcaba guias del Pais, 
y al mifmo tiempo fe colige, quelosCartaginefes ha- 
llaron gente difpucfta al trato en aquella Cofta.' 
Por no haver tomado efta precaución ni Eudvxo^ 
vA el Rey Juba , y otros , que fueron k hacer def-^ 
pues efte defcubrimiento mifmo , nada adelantaron 
confiderable á lo dcfcubierto por Hannon ; fino 
amontonar niñerías, y patrañas fin numero atrueque 
de contar algo Angular de fus inútiles navegaciones. 
£1 mifmo Hannon incurrió en efte vicio en aquellos 

pa- 
cí) Áthlantes fon los Moros ¿eU Cofta de Maimecos hacia elElttecho. 
(x) Solin. Pol^biftor cap, ultim. „ Habitari etiam <dice) Ethiopiae aduíla 
•> Trogjoditaium , ¿c Ichtyophagorum nationibus , quanim Trogloditas tanta . 
wfemicitace.póllent , ut ieras «quas agitánt , cur6i pednm aflé<}iiaananí 
« icbtyophagi non feois quam msin» b^uaezuóido ÍD.maá valcii^ r 



70 
parages , donde los naturales le prohibieroH la eiir 
trada ; teniendo por mas acertado referir el terror 
pánico de fu equipage , como luego veremos , que 
dexar de contar alguna particularidad. £1 deíeo na* 
tura! de ponderar cada uno fus hechos , y la credu^ 
lidad de aquellos ligios , en cofas vanas , manílruo- 
fas, y fuperílíciofas , dio fomento \ eíparcir , y abra« 
zar con güilo eílos cuentos de viejas. Delpues ea, 
el vulgo adquirieron con el tranfcurfo del tiem- 
po una autoridad diñculcofa de defarraigarfe : por- 
que regularmente aquel vulgo eftimaba las opinio- . 
nes profanas , de que hablo , para elevarlas a fuperf- . 
ticiofas , ó por rancias ^ ó por extraordinarias , como 
reprehende , y burla bien nueftro Prudentio contra 
Simacbe. (i^ Efta vana credulidad fe halla antes re- 
prehendida en San Pablo, 
p ípíyítíir -jt^i /tioTíajSpt'ctr Conviencn generalmente los 

•'5' Geógrafos antiguos , en que la Colla dé los Ni-. 
gretes (ófean Echiopes Occidentales) que vá coC» 
toando el Periplo , á cauía de los demaiiados calores 
eftaba muy de/poblada (a) , y dejierta ; y afsi no 
es mucho navegaíTe dos dias enteros , Gn ver mas 
que defpoblados. 

Su rumbo hacia el medio día nos confirma, 
que la Coila que defcribeesyafobre el mar, que los. 

. ap- 

(1) Pmdent. KK t. cerca dd medio. • . ' 

Siut hete barharicis ^enrilU Hwnina, fAgis 
' ^^' P^^^ «'<*"^ futrum e/2 juldquU frrmUé tri mmi§m 
Suaferit h^rftfiáos , qms prodi^slÚL ct^^nt 
Credere monfirM Déos. . . - 

'Iftt^gfmm , ac rmferum efi i» JReli^one temendk 
Id Jdptfe i immanes poptáU de mon ferin» 
Qtáód fáfium mdla, rudes rstione fequuntur. 

i%) Entre todos Macrobio Sdfum.* Ub, %. cap. 8/9. dqnde p«aeU 
idea geneoideliniiado , que ceaiaa 1m aotignos.coa tu mapj(íayo.. 



/fibtíguos ' como hemos «¿vertido Ikiiiaban EchiopH 
co , y hoy Colla ^e los Negras de Guinea ^ y demás 
Provincias de Negros de África hacia el medip-dia 
hafta el Reyno de Cango. 

Ktpm^ Isla 5 que delcubrió Hannon en cfte vía* Pagx. 
ge , y pobló poniéndola el nombre de Cerne. La 
voz )&€pro$ fignifica una maceta , <S tieflo , para .po- 
ner dores. Quizá eíla Isla , ó por la figura , b por 
fa amenidad , de la qual hace mención Dionifio lia* 
mado Periegete (i) en fu defcripcion dei arhe^ 
merecjó efte nombre á fu fundador. Hallo que fd 
(ituacion para la navegación era muy acomodada; 
pues le firvió de retirada al mifmo Hannon , y fu Ar« 
tnada en efta expedición. Todos los buenos Nave» 

f antes han eenido gran cuidado de poblar aquellos 
ueblos ^ ó Islas , en que fe podia furgir , 6 para 
hacer aguada , 6 para libertarfe de una tormenta ^ 6 
de una mas poderofa Efquadra enemiga. Eílas ven- 
tajas todas fe iogran con la fabrica de buenos fuer* 
tos en paráges abundantes , y amenos > como el 
ée efta Isla para furtirfe de víveres ; cultivando la9 
Colonias, y fortificándolas para hacerlas reípecablest 
y útiles^ 

No sé jorque Efirabin (a) dada de la certeza 
de la Isla de Cerne , quando Hannon habla de ella, 
como de la cofa mas poficiva de fu viage ; puedo 
que eftuvo en ella dos vec^es , y la pobló f)or la Co- 
snodi(lad , y amenidad de fu fidó. Yo no veo como fe le 
pafsó a Eftrábbnfu reconocimiento en efta obra de 
Hannon tan del cafo para defcribir efta parce Occi« 
dental de la Cofta de África , en que por falca de t)0« 
ticias es poco individual contra fu coftumbre. En 

K ' Pom- 

(t) Vi Situ erh, viff, 119. • 

{X) Eiluboii ¿i^i t,g99^,fái.ÍU ...» 



^ 



s 



t^pmponio Sfela no veo roenciot^ tampoco de efta Isla» 
Pero Plinio , ( i ) que leyó coq mucho cuidado los 
buenos originales y efte Periplo , al menos en Juí* 
mpbonte Lampfaceno , la hace muy individua), 
copiando las noticias , que de ella encontró efparci- 
da3 en los Au(;ores por eftas palabras. ,, A la con- 
99 crapoficion del Seno Perfico hay una Isla llamada 
99 Cerne en la Coda d^l Mar de Efbiopia , cuyo 
^9 termino ,. ni la ditlancia de ella de la tierra firme 
'9, fe fabe^folo fe dice, que la habitan Pwhlos Etbia- 
$^pes. EpbQfo dice , que los que navegan defde el 
19 Mar Rojo no pueden arribar á ella h, cpufa de los 
^9 ardores 3el Sol fino hada unos Islotes pequeño 
99 k modo *de Colanas^ Polibio dex6 efcrito , que 
^9 Cerne eftaba fítuada frente del Monte jltblas en 
»9 los confines de la Mauritania diftante ocho efla^ 
99 dios de la tierra. CorneltQ Nepote , por el contra- 
99 rio la pone en el paralela de Cartago , diftame 
,9 milpajfos , folamente del continentQ 9 ó Tierra* 
99 firmé 9 y que tendrá la mifma Lía de circuito coía 
9, de dos mil paíTos. No sé en vifta de lo que Plinio 
cuenta por %\ como duda del tamaño de efta Isla 9 fi 
leyó; , como en el mífmp capitulo lo manifíefta 9 el 
Péríplo 9 que le fefiala muy- por menor. Lo vaflio de 
fu. emprefla no le permitió leer con la reflexión ne^ 
(eíTaria tnuchas obras de las Q¡at s\6^ £s efte incon* 

ve- . 

. {%) PUa. Uh, ¿. M, )i. en donde coloca la Isla de Cjttn% entre \» 
del mar. Ethlopico. 

„ Contra ünum Peificum, Cerne- ifoiii}iiatnr> Infola ad^?^^ ErliiopíJB . 
«^^uit ñeque. magi\inulo , nec^ue ii^terváUum. á cominence conftat ; ittio- 
„pas tantum popules habcre proditnT. Ephorus. Autor eft á Rubro nuii 
•i fiivigantes , in eam non potfe propiet ardores «hra quafdam ColnmiuU 
ti (4ca apellan- ur parvae Infulz ) provehi. PoLibius in extrema. Mauritania 
„ contra momem Athlantem. á. térra ftádia odo abeíSé prodidit Cernen. 
»• Nepos Comelius ex adverTo isaximz Caita^i^ á ffffitÍP*"** paÜíis miUe 
ip non ampUoKcm ciivnita diwbas, mUlibofi 



veniente común )l los que emprenden obras taa 
univerfales , ó como dicen de largo aliento. 

El Scholiafte de Dionifio Períegete Euflbatbip, 
Arzobirpo de Theralonica (i) ^^^^^ Laguna eüa 
Isla de Cerne ^ aludiendo acafo al Golfo ^ ó Enfena-; 
da ^ en que efth íjcuada. P$boloméo Q%) hace efpe^* 
cial mención de efta Isla ; como adjacence al África 
en el Occeáno Occidental con el nombre de Kep?ii 
u9r%i 6 Cerne Isla en la longitud de cinco grados^ 

y latitud de ^5. y ^, 

Bochar t raftréó en Hebreo la raiz Púnica dé 
eda voz : yo exprimiendo mi dictamen la encuentro 

en la voz O^í^á» Keraan^tn que hay las letras ra- 
dicales de Kerñe ^ y fignííica eminencia que eflk 
defrente i y jüítamente conviene élto con lo que ad- 
vierte Plinio arriba de efta Isla recogiendo lo que 
havian dicho otros Geógrafos. Alguno inclinarla \ 
tomar efta Isla por la de Tenerife , íl caufa del ele* 
Vado picacho de Teide ^ que es la mayor eminenciaii^ 
y altura de aquella Coftá Occidental ; no difconvii' 
niendole las mas de las fefiales que dkn de ella loa 
Autores citados en Plinio 9 en eípecial la de eftar frente 
al ^tblanie. 

Obfervo en Hannon afsi como en los mas » qué, 
efcribierpn Geographía en GriVg¿) ,qije regularmente 
iniden por eftadios ; en vez que Plinio ^ y ios Lá** 
tinos , y aún tomándolo de eftos los jirabes miden», 
ó cuentan las diftáncias por paíTos , ó mWi^. Yá fe 
fabe con autoridad de Plinio (3), qué el eftadio ha-, 
cia ciento y veinte y cinco palios , y por efta regla 

Kl ocb$ 

(i) Sobre el veiíb de Diomff arriba citado. 

(1) a^sr- <'^* 4- caf. 6. tAbU 4. de Afrka éáicióA Látiaa d4 
^ 1560. que ec la que ufo. ; • j 

O) ^/i/^o>'-K4/. ^'^. a. (4/. 13, 



t % 



?4 
^cbo eftadios una milla : pop lo quah teniendo eti 

circuito fegun Hannon la isla de Cerne cinco efta^ 

dios hacía feifcientos y veinte y cinco paíTos de^ cir* 

cunftrtncia. Y efta exaélicnd de la medida , defpues 

de haver codeado la hia , es otra prueba de la cer*- 

^eza de ella , y de quanto refiere Hann$n. 

Otra experiencia hizo el General Cartaginés por 
el curfo de la navegación , y corrientes de las aguas 
fefpeéto úEflrecbo Gaditano ^y á^ efte á Canago^ 
para inferir la longitud y y latitud , en que fe en^pn-^ 
traba.. Ruftica fiíc en cierto modo efta obferva- 
cion por sí fola , i cau(a de la poca náutica que. le 
labia ; pero dá una idea , de que los Cartagínefes 
cuidaban mucho en perfeccionarla para corregir, 
y formar fus cartas de marear. Dexo el examen cien- 
tífico de efta obfervacion de Hannoná los Náuticos^ 
porque yo quiero mas en efto confeílar mi ignoran- 
cia en eíl:a utilifsima ciencia , que echarme á errar de 
conocido. Solo de paíTo defearia , que algún erudito 
náutico hícieíTe un prolixo cotejo de la ctencia náu- 
tica de hs, antiguas y fus Inftrumentos , fus adelanta- 
mientos, y fus errores por el poco conocimiento de la 
Aftronomía (como fe ha demoftrado por la Real Aca- 
demia de las Ciencias de París ^ y menos exaélítud 
en las obíerv aciones , con lo que los Wfi//er»w tienen 
averiguado. Lo que no daria corta luz para combinar 
los dos Syfihemas de la Geografía antigua , y moderna^ 
que es oyó punto que eft^ por examinar de raíz« 

EOa es una obra , que algunos años ba pro* 
pufc i mi KwAgoDon Jofepb Carbonél , de la Aca- 
demia Real de la Hifloria , que á mi ver es uno de 
los fugetos mas apropofito para tan útil , y difícil era- 
preíTa , por fu cotiocimtento en las mathemacicas, 
en la antigüedad , y en las lenguas orientales He- 
brea ^ arábiga , y Griega , y las mas de las corrien- 
tes 



ih^ 



75 
tes de Europa. El mérito dé elle Literato^ y lo mu- 
cho , que le eílimo me han dado oportuno lugar 
para dkr noticiia de fu fobrefalienie erudición , y jui- 
cio , y de lo útil , que feria ar publico contínuaflfa 
eñe penfamienco h que le vi difpueílo ; teniendo 
para ello oportunidad , y tiempo, (i) 

Reuniendo todo nueftfo aíTunto , congfsturan 
otros , que la Isla de Cerneas una de las de la Ma-^ 
alera j y cali , como mas adelante fe advertirá con 
otras reflexiones , fe dexa encender de Hannon;' 
dando una fenal indubitable , de que eftá fegun 
las corrientes de mar qué vienen del Eprecbo^ 
frente de él , pues dice Hannon. „ Por la nave- 
,, gacion al rededor \le efta Isla , encontramos fe- 
^ nales ciertas , que eílaba fítuada en derechura dé 
9,Gartago ; pues la navegación , ó corriente de 
^ las aguas de Cartagohaíla las Colunas, (*•) fe pare- 
,, ce á la que hay defde eftas a' la Isla de Cerne. El 
circuito de la Isla en Hannon eílá muy viciado 
por falca quizá de las copias-, y no es eíle el folo 
defeéto que en fus números fe encuentra : por lo que 
cegularmente me he acenído mas á las otras feií as ^ 
que dá de los parages , que no á los números^ To? 
dos faben con quanta facilidad fé yerra en los núme- 
ros , para no admirarfe que nueílro A^tor no eílé 
libre , ó las copias de fu obra de efte tropiezo. 

Cotege qualquiera por s\ el fw^^/i, verá puntual* 
mente frente de las Colunas de Hercules , 5 EJirt^ 
cbo de Gibraltar á la Isla ; y del propio modo de 
las Colunas Xt putde. tirar una linea derecha k Car'- 

ta- 

(1) . Ifáüc VoCo empez6á cebar las pr mieras ideas de efta Obra de cor- 
cegír U Geographia antigua en fu Diícurfo de Lmmendanoiie hngiwdi^ 
num qoe corte impicílb en .Londres cQtK fus Obfervacionex, 

(*) Dexamos prcTcnido , que los Griegos llamaban ^ÍA*^ 6 Xotunáf.sj^^ 
CA^cha^adkttie , y^ tttéXenddo le nombra Haimoo taabie% 



7<5 
sago.(i') ^o convienen tañcó euas feiías i las Islái 
Canarias , que efthA mucho mas meridionales , y> 
cubiertas del contineñce de África ; y mucho me- 
nos ^ las Hefperides ; ó de Cabo verde , ni á las 
OoriUas y b Gorgónas del Golfo de Sanco Thomist, 
que fon codas las que en eíle Periplo fe nombran^ 
como fe irá reconociendo*. 
Pas.6. ^fi^**^*^ /Aiy¿\v El Rio de que habla aqui Hart* 
•* * ñon , y llama grande , congecuro fea el Rio Niger^ 
ó Nigir , que llaman vulgarmente los Latinos ^ de 
que toman denominación Tos Nigretes , de quienes 
hablan comunmente los antiguos Geógrafos. Gif 
llama Ptholoméo (a) ít efte gran Rio dividido en 
dos brazos ^ de los quales uno dice conftituye la 
laguna Nigrete Atittri» K/j^ri^r. El nombre ')^^r^s que 
trae el texto de Hannon fe debe emendar jen Ní^í- 
rii Nigretes > que es el de eíla laguna > y del 
Rio. Las palabras de Ptholoméo , fegun U tra- 
ducción latina (por no tener h mano el original Grie- 
go) dicen en Ef pañol. ^> Y el Rio Nigir , que junta 
,^ los montes Mandro » y Tala. Hace también (-elle 
^, Rió) la laguna Nigrete , cuya fituacion es en 15* 
,, grados de longitud , y 18. de iaticud. 

El mifmo Aucor pone el Puerto grande ^ ^qué 
indica Hannon en la defembocadura de efte grao 
Rio) en loB 10. grados de lóngicud ^ y 14. de latícud. 
Sin embargo en las medidas de Ptholoméo yá por fu 
error en el computo Aflronomico , como por el W¿ 
cío conocido de los Humeros en el texto Griego , nú 
podemos hallar toda la fadsfaccioñ , pata puntuali* 
zar efte paflagede la navegación Cartaginefa. Eftra- 

bdn. 

<i) A efta antü^uirsihü Ciudad correfponde Tune^, y ÍU entrada cct 
Ubre de la Gñlttd « que es el Poeno. 

(X) PcholoiA» Uk* 4. cof, tf. en la Maipcioa de Afirícaí, 



*■» 




/ 



7? 
bón C») í'^fiaía de ái/lancia defde la Ciudad de Lift-^ 

If^álos Nigritas el camino de treinta jornadas. Por 
la incertidumbre de las. leguas de cada una , fe ven 
las efcafas noricia&de Eftrabón , y refulta del con- 
texta de fus. palabras : „ Dicen , que^fos Nigretes 
y, diftan, de Lin^i el camino ó curfo de treinta, 
9, lomadas. 

Reparo, que Plinio hablando del Rio Niger , y 
de los Pueblos de la África interior ( en que nace de 
grandes defiéreos efte mifmo Rio) dice hay una Ciu- 
dad con el nombre de Mauin : cuya voz fignifica en 
Arábigo dos aguas ^ 6 dos corrientes , para dar á en- 
tender Iqs dos ftmofos brazos de efte Rio. Pues 

L63\ el ma en el dual c:i->^V.^ Mauin figni&ca eíto. 
De que prefumo ,que ella fue Colonia i^mo^jr en lo 
interior de efte Riaparael Comercio de oro , aromas^ 
marfiles , y otros géneros de! África , que aun hoy fe 
comercian por efte parage. Prueba todo^ como fe hi 
obfervado.^ la excenfion del Comercio de los Car- 
taginefes , y de los Gaditanos fus Aliados ( mas 
dieftros en aq^uella cofia ) hacia efte mar Athlantico,^ 
^ exterior^ 

Aunque en Ptholoméo , y otros Geógrafos ík 
conoce la Laguna Nigretes (en la qual penetró. 
Hannon k coña de la navegación de un dia ) no en-, 
tiendo , quales fean las tres Islas mayores^ que Cer^. 
pe , feñaladas dentro de ella jen fu viage ; i no en- 
tendería de las Fortunatas , 6 Canarias ,,que aun-< 
que mas en numero fon las mas cercanas ^ ia, corta,. 
que vh defcribiendo el Periplo , y defcubrípia por 
entonces, Hannon folo las tres. Me inclino \ efto en 

vif. 

<i) Strábon>/f¿. 17. Ai€;^¿»r. ^i Ti^im (^ Kíp^rctí ^ 1^ Aí/yo^ 



f9 

vtlta de las eartas antiguas fonn!t(lBs.p(n- el fyítimi 
de Pcholoméo , y afsi la palabra M>n unas veces fe 
debe tomar propiamente por Laguna dentro de tier- 
ra , y otras {)or G6¡fo de mar profundo , en que n« 
fcdercubren corrientes, tí porun-^rcí/pií/agcmeEt- 
do entre Islas. Las damks Islas Fortunadas ,i) Cana- 
riai fe defcubrieron defpues en tiempo del Rey 
Juba, como fe dixo en fu lugar. Los Caftellatios en 
el íigio XV. vajo del Rey Don Juan II. las volvieron 
á defcubrir , y poblar , quedando defpues unidas ea 
eíla Corona; fobre cuyo derecho efcribió el Doftot 
Palacios Rubios de orden de los Reyes Catholicos, 
una célebre alegación con el titulo de Infulis ,<j}ie 
fe conferva manufcrita en el Efcurial. 
Pag'6. ■ h* ^íyí* Mandro llama Ptholoméo efle mon- 
te junto á la LngunaA'^rgr«tfjem4.gradosdelon^- 
tud,y tp. de latitud, y como nucOroHannon no nos 
dá nombre de él , y folo refiere fu elevación , no po- 
demos aclarar mucho fin otros auxilios elle punto. 
Eílrabóo , y Pllnio yá dexan defde eílos parages \% 
¿ofta hablando folo por mayor , no quedándonos 
otrorecurfo, que Píboloméo, porque los Otros dos, 
y Mela hablan de lo mas efpecial , pero interpolada- 
mente y fin orden. Alguno podría creer , que por 
el carañer de ^Uifsimo , con que fe nombran eftos 
montes (y aun la voz Tbala de Ptholoméo en feni- 
cio , ^ Árabe fignifica lo propio t^*^ ) fe ente», 
diefle bien del que hqy llamamos Pico de Tene- 
rife y por eftar en efta Isla que es una de las Ca- 
narias , reípeélo k fu empinadifsima cun^rv. Todo 
ello no páflaría de congetura ; pero en materia tan. 
;o es congeturar verofimilmente , porque 
' que nó fe puede hacer otra cofa. Ofre- 
k femejanza de.T^^^ íJ^ ^oeloi 
Cne^ 



'79 
. tüt Afilas es \x mirma corrompida por L«itios ,^ 
Griegos , declinándola eftos últimos íegun fu dialec- 
to. Pero no encierra otro mjfterio , queja fignifi- 
cacion de gltifsimo , diftado propio de todo- pipn- 
te muy empinado. Y aun de áy. í^ infiere con baf- 
tante naturalidad , que no huvo jamis Atblant^» 
efto es hombre, 6 Héroe Rey de eftos Paífes,,<Í 
Conquiílador de ellos , como fingen las fábulas. , 

También puede venir de ^^> que ftgnific» 
reconocer , ó atatayar , que de ay lo tomaron lójs 
CafteUanos; porque las Garitat Je Arálaya fe colo- 
can (iempre en alturas , y montes elevados. Pero Ik 
primera Etbimohgia, como mas natural debe pre- 
valecer. 

Ya en otras parres advierto, qpe todas las voces 
antiguas de los Sitios , y Pueblos de efta Cóft'a , ci- 
tan raanifeftándo el origen pumeo , ó Fenicio , y 
que fueron Colomas de Cartafio. Solo el conoci- 
miento de las lengSás O 
tos defcubrimientos , y fe 

•jí''»' lAssíi^ falvagc Pag.6, 

das de ellos montes por 
y nó aver permitido á lo 
antes los arrojaron de la 
de Éthiopes , al parecer 
velíidos de ^marras de 
milicos i fu ufanza : lo 
Hannon , y fu equipáge 
Padores , porque los r 
paftos , para apacentar 

«farde la ¿a«-íj,conquelfn duda arrojarondlo^ que .(.•.■ 
defembarcaban de los botes , y dé las tlaves las pie- 
dras , es muy propia de los que exercen una vida 
paftoril ; y eíTa era una de las caufas porque fueró^ 



t 



cffo 

tas dfeílrbs eq miahejarla tonJa nuéíbos Baleares; 
hoy Mallorquines , é Ibieencos. 

Los Cartaginefes penfarian para íurtirTe de vi?e« 
'^res , V aguadb llamóles k comerdo; pero los jM¡m- 
tañefes temerofos , de 4ae con hoíHlidad no les qui- 
ca^n fus ganados , covieron por mejor partido & pe^ 
<drádas impedir A delémbarco. Es una prevención 
muy pfovechofa para los nuevos defcubridores , y 
Pobladores de Paífes , caíligar en fu eqm'page qual- 
quier correrla, 6 robo , porqye nada indifpone mas 
los Barbaros ^ para confirmarles en la defconfianza, 
[ue les es natural de todo eftrangero. Las licencias 
le ia Tropa con las mugeres del Pais , es otra caufa 
aun mas poderofa , para coñtráher los defcubridores 
con losi falvages un odio , que pare en guerra abier- 
ta, é irreconciliable. El animo imperiofo de los nUQ- 
vos Colonos hacia los naturales es un impedimento; 
que ha atraíTado los progreflbs de las Colonias. La 
experiencia \áí enfeíiado á gran coda eflias obferva- 
eípnes : el genio avariento , dominante , y Ji- 
, cenciofó de los Cartaginenfes ocafion6 al fin lá deP- 
' truicion. da eftas Colonias , y k otras Naciones mo- 
dernas, fiempre que fe han dexado llevar de ellos vi- 
cios , que bailara folo k corregirla Sagrada Ley do 
Cbrifto. Porque fola la lüz del EéarigéJiQ pqede 
.defarraygar eílos vicios del corazón humanó, (i^y 
la buena adminiítracion^ de leyes prafticables , y acb- 
lUQclfdas,^! ufo de, los tiempos. -Algunos de eftos ex- 
'?e%'cbip!íeterían los Curtaglnefes y para fufrir de Ibs 
Wbaros tan njial recibimiento quando defenjbarcarpn. 
Paff.6* **^ we^» íA-^o^ ^oTA^f Eñe otro Rio de que 
*** * h^bla aqui , y no nombra fegun fu cQÍlumbre, 
'■',,. . por 

(I) tfta reflexión demueílra l^í milidM que trae en Ui Colonias , ain 
fot el lado político , la predicación del Evangelio , y qáan necel&rú 
itt Pisa mantenerles en fociedad ordenadaí 




»1 

CO por no baver oMo el nombre k los del PaVs , ni 

pueftole él como debiera, le llama Pítalo (ji);Bam^ 
hoto : conviniendo en las feñas que dk de él H^onotí 
de criar Crocodilos , y Hipopótamos ^ que fon Ca- 
kalhs marinos. Sabemos por Plinio también , que 
los habitantes de fu Cofta eran los Ethyopes Darar 
titas. „ (♦) En la Cofta de los Ethyopes Datatita^i 
„ eftk el Rio Bamboto lleno de Crocodilos , y C^: 
,v ballos marinos. Eftrabón habla con la mifnpia con- 
fuíion que Hannon de efte Rio , cuyo nombre fe 
havria perdido íi no haverle confervado Plinio. Pue- 
de fer que efte Rio correfponda al que hoy conoce- 
mos con nombre de Rio de Cambia , por el qual 
fe hace actualmente mucho comercio al interior de, 
África. A creerlo afsi dá motivo la femejaní» del 
nómbrey (Ituacion , reduciendo la G. inicial del nom- 
bre moderno á la B. del antiguo y que no es mu- 
cha alteración* 

- ¿.7fo<j'pt4.<tm5 Qual flieífe el motivo de inter- Pag.6. 
rampir el curfo de ia navegación Hannon , w/- 
menio i la Isla de CerM , fi por caufa de temporal, 
5 falta de baftimentos no fe nos dice. Fuefle qual- 
qüieradedlos, bien en breve experimentó el Gene- 
íFál Cartaginés ; quanto importa fundar Coloniasien. 
parages cómodos , paraguarecerfe de. Jas borrafci^r 
ó dér hambre, 6 de las enfermedades , b.naufragios: 
que fon los trabajos ordinarios de mar , que acaecen 
\ los navegantes en efpecial \ los defprevenidos, y - 
defcuydados- L* Pero 

(*) üaa de las primeras diligencias del dcfcttbtídor c$ poper nombre 
i todos los Sitios notables, de la Cofta , quando no le tienen propio, 
para que en adcbnte qtiede pcraianeiite á los NavcgíKitcs noticia de la 
Coila. Por no haveilo hecho Hannon en muChas panes , os tanobícuro fu via» 
ge , y cuefta tanto la iltiíbracion. 
<*) Plin. lib, f. cap. I. 

,Hk) i ,» Atinoñi iCtiopas Dsttutlwí (fon latpalabras Cuyas) flumen Ba»- 
^botum , Crocodilis , fie Hippopotaxnisrefotum. .'. ; ^ < ^ • • 



ti 

' Pero & he dé decir tó qué pienfo , en Piinio 
(i) hatlatnos, que la razón verdadera de retroceder 
éonTiftíb en encontrar aquellas Playas , y Coftas Ue- 
na^decotídtíuadas Cordilleras de montes: pues a0e-^ 
guta kiego que acaba de defcribir el Rio Bamboto: 
^^Quedefde él hay continuadas Montañas , hádala 
9) que llamamos (en tiempo de los Romanos^ Tbeán 
•9 Ocbema. 

Poroponio Mela (a) defcribiendo efta Coda , j 
hablando de un Lago , de que menciona algunas f¡i« 
bulas masal mediodía de \zMefa del Sol (cuyo Lago 
creo yo flsía el Nigrites^ y de los animales portento- 
Ibs que por el recinco fe crían , acercandofe ^ efta 
Coda del Mar Ethiopico en que vamos , continua 
de la manera cali que Piinio k faber: 

„ Defpues \ los que profiguen las Codas hada 
9, el viento Coro , (3) nada les ocurre memorable. 
9, Vados efpaciosfon todos , interrumpidos con ro- 
9,budos Montes 9 y unas Playas 9 que mas parecen 
99 Riberas. Mas adelante fe ligue un erpaciofifsimo 
99 trecho fin habitación 9 ni cultura 9 dexando en 
99 duda algún tiempo defpues 9 fi de la otra parce fu- 
99 ya eduvieflfe elOcceano9 que rodeade la tierra? O 
99 fiabraflkda de los incendios del Sol 9 fe eftendief- 
99 fe la África fin fin , ni termino* 

,9 Pero habiendo fido embiado de los fíiyos Han-- 
9) non Cartaginés á explorarlo 9 defpues que por b 
9^puerta del Occeano (4) hqvo falído 9 y rodeada 

99 gran ^ 

(I) Mín. m. 5. diché CMf. I. • ^ 

i%) Deíbipeion de U Tienft Uh, ). téf. ii. 

(3) Cor« ta viento <lé Poniente como advieiteel doAo Joftph Goiki 
nlez de Sal» tm U Huflrdciém k efie pagdgi de Pompomo MtU. Li«caa. L |, 
^harfal, ■ ■ i ^ fuidqmd Céelc,jufcátor Eo 

ImpuUrdt Coruf. 
' (4) Per puerta del QUemé MKndt hm nueíbo 54^el Blicdio do 
MmcuIcs » 6 Gaditano, 





83 
'„ gran parte fuya navegando , afirma en fus Efcrítos 

„ no baverle ¡aliado el Mar^ finó el mantenU 
^^ miento. 

Continúa Mela , que efia navegación^ y la que 
defpues hizoEudoxo de Cádiz al Seno Arábico, es la 
caufa de haver podido él adquirir algunas noticias 
de efta Cofta. Creo por lo jnifmo , qne muchas de 
las Fábulas , que proGgue contando Mela , y no. fe 
Icenen efté Periplo , las tomó del otro viagede Eu* 
doxo ^ quien aunque en muchos figlos pofterior ?k 
Hannon , no añadió k mi ver mas que patrafias. Lo mif- 
mo hicieron otros, que defpues embió el Senado Ro* 
m^w^paradefcubrír, ó governar aquellas Provincias, 
de qüieneshace critica Plinio , y díi por razón de la 
invención de tales embudes el amor propio de loa 
hombres , que aquí no puede haver otro interés. „ Es 
„ una cola tcftificada con la experiencia , y reprehen» 
5, fible , que perfonas conftituidas en empleos ^ qüando 
„ no pueden averiguar las cofas á punto fijo , por no 
„^onfe(rar la ignorancia , tengan por menos vergon- 
,j zofo el mentir , fiados en que jamás fe les cree me- 
,,jor , que quando un Autor grave toma á fu cargo 
9, una noticia faifa. 

iif Kipm Efta Isla adonde volvió la Efquadrap^g^^j^ 
Cartaginefa es la de Cerne , de quien tenemos da- 
do noticia arriba. Muchos creen, que efta Isla de Cer* 
ne , es una de lasque llaman de la Madera. La Atblanr 
f ida do Platón , y otros antiguos tan decantada , fué al 
parecer efta Isla: fu amenidad pudo muy bien dar caufa) 
á tantas ficciones como fe cuentan. Ptoloméo pone 
alli cerca la Junonia otra Isla , en que havia Templo 
de efta faifa Deydad , de que en C^rtago huvo Tem^ 
pío también como veremos al fin de eftas Notas. 
Es natural fueflTe edificado por los Canagiñefesen ef- 
ta Isla. Otros fénalan Junonia ilf^jr^r , "^ Menor. Tó« 
: das 



84 
das compondrían las que conocemoa con el nombre 

de Islas de la Madera , pobladas , y dominadas hoy de 
los Portuguefes, No obftance algunos colocan h&Ju^ 
nenias tn hs Canarias^ enloqualdi(curre cada uno 
con probabilidad : ya porque los antiguos no convie- 
nen en las diftancias de ellas ál Entecho , yá porque la 
inmediación de las Canarias íl las Islas de la Madera ha« 
ce^ que todas fe comprebendan baxo del diñado an- 
tiguo de Fortunata. Entre losüntiguos Viager os na- 
die reconoci6 con mas cuidado y que 3fuba las Islas 
Fortunatas^ de cuya relación Ce conferva en Eftrabbn» 
y Plinto todavía memoria , y en Lucano. 

Como fe verá adelante eílas Islas de la Madera^ 
ni las Canarias no fon propiamente hsffe/p¿rides; 
antes efte nombre es propio de las que llamamos hoy 
de Cabe- Ver de ^ por eílár inmediatas al Cabo Hefpe- 
rio 9 ó Cabo Occidental. 
p M fjLi(nift9>^l<f>6 Defpues de la arribada k Cerne 

0*7* preparado el daiio , ó motivo que huvo para ella) 
volvióla Efquadra ^ continuar fus defcubrimientos; 
navegando doce dias enteros (:dn rumbo al me^ 
diodia. 

Por lo regular , qüando habla de rumbo al me* 
diodia Hannon , fe entiende » que coíleabá el Áfri- 
ca 9 y quando habla de rumbo al Occidente , íe de- 
be entender de las navegaciones que hizo á las Zr- 
las opueílas al continente de África ; efto es que eíla- 
ban al lado de la Tierra-firme. Eftas fegun nüeftrá 
combinación fueron las de la Madera , las Fortuna-^ . 
tas , 6 Canarias ^ las Hefperides , y ias Gorillas^ 
ó Gorgonidas. De eftas uUimas vendrá mas adelante 
ocafion de hablar , y de decir fu correfpóndencia 
prefente. 

Doce dias empleó Hannon en efta navegación, ' 
k la viftadé la Coftade los Etbiopei fíe^eriós.^qúe: 

huían 




'85 
halan de los Cartagineíes. No hallaron modo de al- 
canzarles para entablar amiftad , 6 trafico , ni tomar 
lengua de ellos fobre las particularidades del País^ 
Como Hannon no defcubrió nada mas , veo k todos 
los antiguas Geografas palTar por alto toda efta Coda, 
interpolando folo algunas Fábulas de Eud^xo , y 
una ¿ otra que trae también íÍMnmn poco mas ade- 
lante* 

kcvHTcL Por efta exprefsion fe reconoce , que p 
los Lixitas entendían el idioma de eftos Ethiopes Oc- ^* ' * 
Cidentales; pues fe hacían cargo de los defpropofitos 
con que injuriaban la tripulación de la Armada Car- 
faginefa'^ fin duda al tiempo de acercarfeles alguna 
partida , que para foftener ios Interpretes Lixitas, ba^ 
xaria de las Naves á tierra. 

De la buida yá en otra parte di razón por qué 
feria. Ahora añado , que los Cartagínefes debían por 
no aterrar los naturales de la Cofta , hacer el defcu- 
brimiento con algunas embarcaciones ligeras , em- 
biandolas á diferentes partes una h una ; para que no 
recelando los naturales del País , no fe huyeíTen 
tierra á dentro , é hicieífen infruéluofa la expe- 
dición. 

Sus Colonias ppr igual razón fe debían poner 
i^as de/embocaduras de los Rios , en Puertos capá- 
zcsde dar fondo , para que pudieflen fervir al Conier- 
(áo, y fcr focorridas defde Cartago con prontitud , y 
fin-empeSarfe en penetrar tierra k dentro ; no fiendo 
por las embocaduras de los Rios en fus botes , ó lan- 
chas. Con efto iban mas feguros de los Naturales, 
yfe podían retirar Rio ábaxo 9 en cafo de fer inful- 
tados , con fuma prontitud en una pequeña embarca* 
cioncomo eftas. 

Pero qué es de admirar una falta de efta natu- 
raleza en (lempos tan remotos qué folo tenían im- 

per- 



86 
perfe¿la noticia de la tiavcgacion ? quando hoy alga- 
nas Naciones dexan Islas amenas , y Coilas con Ríos 
caudalofos fin poblarlas de Colonias .y las fundan 
cierra á dentro ; expueftas k la invafion inferior de los 
payfanos , y de los eftraños^í>r defuera. La primera 
diligencia , pues , de poblar. Colonias ha de fer en b 
Coila , y en las Fronteras , que en lo fofegado , é in- 
terior , la paz mifma combida los hombres á culti- 
var la tierra, y eílablecerfe en ella. 

Eíla es una prevención , que los Efpañoles Ccu- 
yas Colonias , y Conquiílas fon las mas dilatadas) de- 
ben tener fietnpreá la mira, para hacerla obfervar en 
fus Indias Occidentales ; eílendiendo la población 
en las Coilas, en todas las Islas , y las Fronteras ;yá 
para abrigar fu Comercio , y Señorío ; yá para impe- 
dir el eílableci miento ^eílraños, que turben uno , y 
otro. Los yerros de los paíTados bien obfervados, 
fon una Efcuelapara los prefentes, y los que nofo- 
tros cometamos para los venideros. 

El Caballero Guillermo Monfon adquirió (tanto 
como por fu valor en las expediciones de mar eo 
que firvió) éntrelos Inglefes un alto grado de eftimt 
por el cuidado con que anotó quantas faltas ad- 
vertía en las Empreffas Marítimas de fu Nación-^ no 
como el dice , por animo , ó efpiritu de contradic- 
ción , y sí por el de buenos defeos en beneficio de 
fu PatriavEíle quifiera yo promover en todas mis re- 
flexiones, como único blanco de ellas.. Y no creo, 
que nadie tenga tanta liviandad , que las interpre- 
te de otro modo , y quando no fe hayan verificado, 
(como fe proponen los remedios de eílas faltas) to- 
davía no perderían la fuerza de documento , yavi- 
fo para lo futuro. Eíle mifmo zelp fe vé con uti- 
lidad denueílra Nación , en las lieflexiones Milita- 
res del Marqués de Sama Cru:; ; yá fea para la Guer- 
ra 



w de Mar, 6 de Tierra, obfervatido las faltas come- 
tidas quando llega la ocaíion. 

' A\in quando necefsitaflre de autoridad extrinfeca 
rí ufo de prevenir los yerros , que han dañado los 
mcerefes de la Patria $ bailarían eftos dos Hombres 
iiuíles 9 para feguirles en nueftro propofito , fun- 
dado enla obligación de todo Ciudadano bien in- 
tencionado» 

€t;<»a\ Éftos /írholes , que aqai dice Hannori Paff,% 
haver de buen olor , fon los Hebanos fegun 
manifíeíla Plinio en dos lugares : C^) de los quaies 
ftl quemarte añade ^ uritar adore jucundo. Y es lo 
que dio motivo áHamiotí para recomendar fíi^4- 
ganda. No es de eftrafíar le cauíkfle novedad efte 
Árbol olorofo ; pues Nerón (como dice Plinio ) cA 
tím6 mucho fe le prefencafle mactera de él , traída de 
a^ui , y de otros parages^ 

^^*piVAtt;d-«.>r^ voC9rk Dos dias .^ .&ct tardó et Ibid% 
ntífúffif , ^ codear eftas MíiDmaíks ^ que i^oducian 
los fíehanos: yalparécer, fegún Plinio , continua- 
ban por mucho trecho^ verdbandok la viftadelMar. 
Para mejor inteligencia copiaré aqui el paflage de 
Plinió C) defcribiendo la £ti|iopía«. ,, Eftk fituada la 
„ Etbiopia defde el Oriente hiberno al Occidente 
;í fafberno«En el extremo de Medio* día verdean Sel- 
vas deHebanó, De la parte de enmecfio fe levan- 
ta un Monte elevadifsimo , quecaefobre el Mar, 
V^arden enél continuos fuegos ; llamanle Tbeón 

M j, Ocbe* 

(O tib, 6, de U Hijhr» ^j^^ tap. i.ylib. f i. caP. 4. 
(*) Sita eft i^iopia ab Órieiitó hiberno ad Occidencem hibemam. 
., Meridiano Cardine liiv2 hebano máxima rireát ; á media e)as parte i»<- 
^, 'mineas marl mons exceifus , áscernis acdet ig^úbus , Theon OChen^i 
di^us Gi;zcÍ5 : d qub navigacio quatcidiii ad promonrorium , quod 
Hcíperlon Ceras vocatur confine Afticz* juxca EtbiopevHefperios.C^idiiin 
-fie él eo tra¿^a módicos coUes amaena opacitatC: reftitos ^ipanuoif S«* 
jitiroram^ie p:odunt. 



9> 
55 



t> 



» 

9» 



68 
jy Ocbema los Grifos. De ai ^ qaatró dias de ha* 
9,vegacíoa, vafe al promontorio , que llaman Hefpc* 
^ rion-Keras , (^efto es Puncsi Occidental ) que es 
^^Confin de la i!^ca, y de losEchiopesOccideDca- 
,,les. Algunos afirman que en aquella comarca fe 
^vén algunos medianos Collados poblados de una 
^frondofidad amena , llenos de Egipanes, y Satyros. 
De que fe defeubre la amenidad de verdura en toda 
la Coda (conocida por los antiguos) deí Mar Etbio- 
pico Hefperio^ que yo entiendo empieza en Cabo-- 
Blanco , y condnúa en Cabo-Verde. 

Pag.'^. ¿A**T(«rrái Tampoco omitieron los Cartaginefea 
fondear con cuidado la proñindidad del Mar, 
que iban navegando. De que fe deduce , que el ufo 
de hi fonda fue muy antíguo, y neceffarío en la na- 
vegación. Llamabafe la fonda bolide, (i) Por hacer 
aquí el Mar un golfo , es mny regular no poder ha- 
Uarfe fondo. Ni Jos anriguos defquidaron el ufo de 
Cartas hidrQgraphicas. MoafeasP^/ffi^^Nkipbo- 
doro Siracupp , y ISirtpliis Heracleota efcrib|eroU 
de los Puercos , y Coftas. ^ come refiere s/tüfeneo; 
y éntrelos Latinos en el hinerarioconel nombre de 
Antonino fe trató lo mifniQ feguq fu. inferipcíQD , (^ 
titulo. 

Ibid. -s-á^e^ Ix)s lados ^^ que aqití Tefiala de nwr ft 
forman del promontorio /írfinaritm , que boy 
llaman CaboVerde^y en que parece bavia una Cam- 
piña grande. Ponele Ptolomeo en ella Cofta ^^.iq- 
ferímos fer el mifmo de que habla el Periplo^ 

Paíf 8 ««tTÓí oi^apSfdt» ^vp £1 fiáego , que aquí deA 
** * cribe Hannon , puede íener una cauía muy ordi- 
naria. Porque viviendo de paitar ganado todos los 
habitantes de aquella Coda , regularmente en fus 

ffta- 

(O Acafo dd vwlw griego ^*M» , que fignifica arrojarx 




9^ 
majadas encendian fbegos ^ como hacetl los nü^f- 
rros hoy figUiendo al ganado al paíTo que vá pa« 
ciendOi Los Cdrtagíl^elbsv 6 defeófosde volverfe, .: 
romaFort jsíte pretexto para x^omniover fu General 
\ queaísintieflrek la vuelca de la Efqaadra , ó lie* 
vados de temoh Uno ^ y otro puede haver influido. 
Eilo advierte ii los qae mandan f^mejarjce^ expedid- 
cienes quan(^ iprecaudon deben tenef ^ para no fer 
eiigailadosr de Hi ti^tttaeion con tales pretextos; 
{Procurando alentarla , y pi^emiárla quanto fe pueda^ 
para que tome animo ; efperan¿añdoIa de buenas 
ayudas de co^a $ para fundar las Colonias ^ cum* 
pliendoles bfetiquantof^omiNsá^l' General. 

Xenophonte Lamprudenfcí) I^lioiós ycbh él Solí- 
nó , y Pomportío Melá dftey^rdií fer tStefuégo per- 
petuo ^ hallando en el mírtno Hartfton „ que dice le 
veía folo de noche el defengaño ^ de que no era per- 
petuo i y (i unas veces mayor , y otras menor* Lo que 
dá á entender era fuego artificial ^ y de Paftore^ 
vftgántes por el campa Qislen creería^ qíieFimpaf- 
fage tati claro pudo dkr ocaiioñ á tancas fábulas? 
Pero Plinio fe dexb llevar de Xenophoitte Lamp- 
(aceno ^ fín reflexionar eti l^non ^ y quizá hizo lo 
liiifmo Mela. .ECTe es el peligro^ ¿el que falco de Cfi« 
tfca no tnedittlos oríginaíes^: .. - 

/üiycLP KiA'ict9 fíí el que ikma ttcoíeméó HifpeHM p ag.^. 
Kotpon 5 6 Seno Occidental , por ha¿er üUi el- mar 
una enfenada muy grande ^ y famofa éntrelos Geó- 
grafos antiguos , qise hoy ei^ileza en (a Goda llamada 
de Sierra Leona ^ ixi qué vuelve lai' Tierra^ y y Coáa 
de Afrkraangoílahdofe hacia dMedíodisr^haílá fbf* 
lüar el Gi?^ que llaman de^SannTbMtás\K^tQr% 
el Hé/pericus Sinus (bafiattdo toda la Corta de Gui- 
nea. ) Por eíTó con propiedad Hannon dice ^ que el 
rumbo de fu coíleamienco crntoncéá érft hacia el 



MediQ-dia ; ccRxiQ fe puede vér etl h Carta Ge> 
gr9pbica. 
Pag. 8. i^tt^^f U €p/e*Aí Los Interpretes eran Pi/^/^ prác- 
ticos 9 porque ibau refirieado los nombres , que 
tenian ios principales parages de la Coda , que fe 
iba reconociendo. Vemos que los Lixitas eran fre- 
qijiencados por la pefea .^ y cooiercto de los Gadim- 
nos. Por. codo me iftcllno jt quedaran diedros Natt* 
ticos , y buenos Meccantes: en ^a Cofta , y que de 
eüos 9 y de los Gadicano) contaron ennilacíon los 
Cartaginejes , para eftabkcer en ella fu tráfico. 

Es uña máxima bien proporcionada aprender 
de las Naciones vecinas i quat es la iuente d^Cu 
mayor riqueza » y 0I m^p cof^ <|ue lai manejan, 
para procurarfe .de efte mx)d.o a%i$n ucH eftableei^ 
miento femejante. La hiíloria de los quacro últi- 
mos íiglos dk una prueba de la folidéz de ede pen« 
famiento , ^e fin importunidad vamos i referir por 
mayor^ 

LoaPorcuguefes abrieron por el Cabe de Buenéh 
JE/peranza-Qon una cendancia , y un valor fin igual, 
el camino en eilos últimos Cglos k principios de el 
XV. para el Qri^te ; conociendo , que los f^ene- 
ciaws 4u>r /íkxiMdri^íXTWín Cus riquezas con el 
tráfico de oro, piedras -preeíaías , efpecerías , aro- 
m^ , y eftoi^ de la India , volviendofe Lisboa 
otra Alexandría. 

hx emulación de los .Caftdíanes de(cubri<$ en él 
xnirmo , y pQJbl5 bs Canarias yy conTecuiivamente las 
Indias, Qctíétítíaieshi&» el punto de hacer una parce 
can eflE^ciari^ y sdlida de fu .Corona ; llevando la 
Keligion v^dadera ,. fus coftumbres yfu lengua , y (us 
leyes áPaí fes tan remotos con renombre inmortal de 
la dación £rpaSola , y recobrando Cádiz fu antiguo 
vdomiuio iú Mat"» y prumeía del Comercio. 

Loa 



9^ 

Los Holandefes i competencia de los Portugue • 

fiís en el (iglo XVL emprendieron los viages del 
Oriente , y empezó AmfierdÁmk fer conocida por 
una Plaza de Comercio , difputando ^ Lisboa > y 
Cádiz el renombre áñ Emporio de Europa. . 

Los /i!i¿Ar/¿5 ^inftruidosde los Holandefes fus ve- 
cinos, empezaron ^ prohibir h pefca en las Codas 
de Inglaterra á aquellos; figuiercniles hacia el Orien^ 
te , y con pretexto de auxiliarlos comra EfpaBay 
aprendieron la navegación ,. y el tiáíico , Que bada 
Cromwel les era cad defconocido , G exceptua- 
mos fu primera Qompañia de Rufia , que fue el pi^ 
ybafade codo fu Comercio ; cuyo edablecimíen- 
to debieron á PhelipetlI. Rey de Efpaña , y h la 
Reyna Mariaíú muger» 

La mifma Guerra con Eípaík facilitó el Comer- 
cio á los Franaefes por medio de los corfos de fus 
Pbilibufliers. en nuedras Indias Occide;icale$ y. que 
ks enfeñaron la navegación , uniendore á los In- 
glefes y y k los Hola^Klefes^ Deforma , que losCaf^ 
séllanos ^ y Porcuguefes con fus de/iubrimieníos^y 
crecido numero de Colonias entablaron el Comer- 
cio 9 las otras tres Naciones por fu corfo. Pero unas^ 
y otraspor la emulación ^ teniendo á la vida las ven* 
tajas de fus veciiios. Entre codos fe puede decir^ 
que los Holandefes han excedido en hacer florecer 
fusedüblecimiencos , manteniendo en ellos un rea- 
men, y una conduAa vigilamifsima , afpirando mas 
úlmperiad^l Comercia^ que dtl País. 

E'ortpv Kfpotí Dá á entender aqui el Autor» que Pag.^^ 
todo aquél Golfo fe Hama fymrno Oa^idental , por 
hacer una gran media luna , fegun la pone Pto- 
lomeocon el nombre de Hefperius Sinus , 6 p'ínrepijtoí 
K(íA^oí toda ella. Inclinóme á que fea diferente coía 
d Golfo Hefperio del Cuerno Hefperio. Mela. 

pOr 






9ft 
pone el Cuerno Herperio con «I di¿hido de Promon- 
torio , 6 Cabo ; y por termino de los Ecbiopes Hef^ 
perios , y aun de la Coda Occidental de África co- 
nocida.,, Y üláíñüíúenie Q/bn palabras fuyas^ (i) 
„ el Promontorio, que tiene por nombre iio-tpSr iú^<tá 
„ termina aquella. Yaísi no es admifíble el (yftéma 
de Ptoloméo , que fit&a en el medio de eíle Golfo 
el Cuerno Hefperio : quando á la verdad correfpon- 
de elle nombre á la punta Occidental , con que em^ 
pieza el mifmo Golfo Hefperio , teniendo prefente 
la diílinta lignificación de las dos palabras Griegas 

Plinio pone el Cabo , 6 Cuerno Hefperio á la 
punta de efte Golfo Occidental , ó hacia la Mauri- 
tania que es lo mifmo. Promontorium quod Hef 
perion Keras vocatur , confine África juxt a Etbio- 
pes fle/périos. Y és que Plinio defcribe la Cófta por 
la banda opueíla de Hannon , porque elle baxaba 
hacia el Mediodía ; y Plinio al contrario fubia de 
Mediodía al Norte. Entre opolicíon , al parecer ^ de 
opiniones , convietieti fuílancialmente en que el 
Hefperion Keras forma la punta Occidental del 
Golfo. Por no reparar el Traduélor de Mela el 
doñifsimo Donjofepb González de Salas ^ que fu 
Autor empezaba ella Cofta defde el Hefperion Ke- 
rasii hsóolunasy no fe perfuadiók que Mela tuvief- 
fe por fin del Mar Ethiopico conocido efte Cabo* 
Pero ello esafsi : leído con reflexión Mela , fin cuya 
advertencia no es fácil entenderle , ni i otros Geó- 
grafos. 

Los modernos conocen hoy el He/per ion Keras 

con 

(i) Elle paíTage de Mela » y otros que desfracámos fuyos en ellas 
Ilotas ponemos conforme a la vcrfion Careliana del Erudito Don Jo- 
feph González de 5«/Ar«á quien debe Mela unalluliraciou» y Traduccioa 
«orreétíísinws. 



93 

con el nombre dé Cabo de Sierra- Leona ; reco- 

oociendofe con efe¿to , que eflie promoncorio eftá k 
la parce Occidental del Golfo , que los antiguos lla- 
maron Seno Hefperio , y hoy es el Golfo de Santo 
Thomás. Pomponio Mela le pone como hemos vif- 
(o por termino de la tierra conocida en la parte Oc- 
cidental del xVfrica. Por efto rae perfuado que no 
lo vio en el original del Periplo de Hannon , fíno en 
Xenophonte Lampftceno como Ptínio ; porque 
Hannon llegó en efeélo al Golfo de Santo Tbomás^ 
y fus Islas , como fe dirh luego. 

ríltroí Hp ju,iyi\v Las Islas de que habla aqui , ten- Pas.9^ 
go por fin duda fon las de Cabo verde , que los an- 
tiguos conocieron con el nombre de Hefperides 
puertas cafi enfrente del promontorio Hefperio fe- 
gun el fifthema de Ptholoméo , y los demás anti- 
guos, (t) „ Frente de efte Promontorio //¡?/?>^rí(? fe 
5, dice eftán las hXzsGorgades , habitación en lo anti- 
,5 guo de las Gorgonas diftances dos dias de navega - 
^ycion de la Tierra-firme fegun refiere Xenophonte 
„ I^mpjaceno. Profigue luego Plinio hablando de 
Hannon , y íix viage ; aplicando k las Islas de Cabo- 
verde lo que habla de las de Santo Thomás^ que fon 
las verdaderas Gorgonides ; y las de Cabo-verde de 
\2i& Hefperides , que fegun el mifmo Plinio eftaban» 
4e Hefperion Keras diftantes un diade navegación. 
Ni hay que admirar efta equivocación de Plinio, 
pues que el claramente confiefa en el mifmo lugar la 
confufion , con que los antiguos vivian en efta ma- 
teria : Adebqüe omnia circa bac Qas Islas del mar 
Occidental de Jfrií:a) incertafunt^ ut Statius Se* 

bd' 

(I) Plin. lib^ 6, cdp^ 31. „ Contra hoe promoiitoriiiin (dice Plinio 
>, ¿&\ Hefperio ) Gof^éídcs inTube nairaatiic , Gor^ottum quondam domus 
kidtái navi^atioae diílaofiesáCoiitiaeacc^masidkJfrftfo/Aoii Lamffrntmf^ 



94 

bofush Gorgonum Infttlis prana^lgaüone AtblanHi 
dierumXL. ad Hefperidum ínfulas curjum prodide^ 
rit ab iis adHefperion Keras diei unius. Nee Mauri^ 
pania Irt/ularumcertiorfama'e/i.VeS'aqui como el 
mifmo Plinio eftaba defconfiado de fus noticias ; pero 
no en que las Islas inmediatas al Cabo Hefperío , é 
Hefperion Keras eran hs He/per ides. Enfentir, pues 
die todos los antiguos^, y modernos Geógrafos las de 
Cabo- verde fon las mas cercanas h él , como de* 
mueftran las Cartas Geográficas. De forma , que coa 
el mifmo Plinio fe hace ver , que las Gorgonides no 
eftaban inmediatus al Hefperhn Keras , pues dice, 
que Statío Sebofo ("*") g^lló cuarenta y un días de na^ 
vegacion defde las Gorgonides k eñe Cabo ; los qua- 
rema á las Hefperides , y una de eílas al Cabo. En 
tales circuftancias precifa expKcar al mifmo Pimío 
engañado por no haverfe atenido al original de 
Hannon , confiado en lo que de él referia Xenopbon- 
u Lampfacentk 

No tengo por elle motivo dificultad en perfua* 
dirme , que las Hefperides fueron las Islas de Cabo- 
verde , y no las Canarias >, como los mas creen. 

Hay para ello también fundamento ; en que afst 
como el Cabo fe llamada //'^^i^ri^? por (er el termino 
de la navegación regular de los antiguos como dice 
Mela : las Islas , que eftaban no lejanas de aquella 
punta fe llamaron con razón Islas He¡peridts\ por- 
que eran las Islas mas Occidentales del mar freqüen- 
tado. Efto no fuccedia con las Canarias , cafi 
unidas al Continente de África ^ y diftantes éakien-' 
tas leguas de mar eícafas del de £^paña. 

La abundancia de Sal hace el principal comercio 

de 

(^> Stdth Sehüfú fue un VUgef9 Romd$to , deftiuado por fu Noción 
i deícubiii cftas Cofias del aiar AibUmieo y Etbh^ict , decaes <{«& 
Im lloi«9n«sfu0ni\ fetocs ¿s :A6iica « f Nimiidú. 



L_ 



95 

de eftas Istaa Hájpirides v6 dcCaborverde. Sus frutas^ 

y víveres para las naves que van. á comerciar ai 
Oriente, facilitan h fubfiftencia de fusnacuraies fuge* 
tos á ia Corona de Portugal , \ quien deben en la 
moderno fu nuevo defcubrimienco ^ y poblacton. 

¿tyoiaárríí Los Cartagífje/es viendo la impor- P^^^.y» 
rancia de confervar t y f^ñorear eftas Islas ^ y reco- 
nocerlas para facilitar fu navegación, faltaron en tier- 
ra , y de dia íiada defcubrieron ; porque los habita* 
dores de ellas atemori2:ados fin duda fe retiraron te- 
merofos de tan poderofa armada^ 

En la Isla havia menos peligro , que la Efqüadra 
fe dexaife ver , fí los Isleños ignoraban el ufo de la 
navegación. Pero en todo cafo havria hecho HannoQ 
mejor en embiaf alguna embarcación ligera , para no 
tfuftarlos ; porque los Isleños de ordinario hechos al 
mar 9 y á la pefca , y por lo común k navegar , y véí 
navegantes Eílrangeros no efquivan el trato ; quan* 
do la fuperioridad de una Efqüadra no les afufta , y 
obliga h efconderfe. Si los Cartaginefes huvieíTen 
guardado ellas medidas , k buen feguro qué de dia 
hu vieran encontrado gente ^ que les furtieíTe por 
trueque de orras mercancías de víveres ^ y que los 
inftruyefle de las Coilas del Cominente» 

Con Pueblos ño muy cultos el dinero es cafi in- 
útil para traficar ; importa mas llevar otros géneros 
de tienda , para hacer refcates efpecialmente en 
aquella Coila de África , cuyos naturales á pefar de 
tan continuado trato » no han podido perder fu inci- 
vilidad , y vida filveílre. Por no ir furtidos de ellas 
menudas mercaderías , propias á captar, el güilo de 
ellos Pueblos Barbaros , nada adelantaron con los 
naturales de toda la Coda. 

m.rU ¿ Qué prueba mayor de que las Ísla3 Ibid. 
eftaban pobladas , que ver de mipbi abuíaadas de 

N mu- 



y 



96 
muchos fuegos encendidos » y efparcídos por todo 16 

que fe podia defcubrir ? y el oíx flautas , fonajas , y 
adufes j como dice nueftro Periplo? Que es pofsible 
en coda una Armada perfuadiríe de lo que no bavía á 
caufa de un común terror pknico ? Es cierto , que el 
terror le concibieron ; pero cambien lo es , que vieron 
los fuegos , y oyeron el ruido de los inílrumencos. 

Si huvieran en la primera obfervacion de efta 
naturaleza reflexionado , que todo cfto denotaba, 
que aquel terricorio eftaba habicado de Paflores y y 
que en fus majadas ufan de eftos fuegos, éinftrüraen- 
tos , huvieran logrado no menores utilidades , que 
del ufo de ocras prevenciones , que llevamos infinua- 
das. El que no reflexiona, y coceja las cofas, que no 
ha vifto , ni oído por las que ya tiene comprendi- 
das , hallará graves dificulcades en el ufo del mundo. 
Pues las Relaciones modernas de las Islas de Cabo* 
verde nos certifican , que en algunas aun folo fe vive 
una vida paftoril , apacentando las Cabras , que en 
ellas fe crian abundantemente. De hay vino la fábula 
de los Sátiros , que fe juntaban medio hombres ^ y 
medio cabras , que mas adelante referiremos de eftas 
coilas citando á Pomponio Mela. 

De aqui fe puede colegir quanta prudencia , y 
atención necefsita el que comanda una expedición 
de efta importancia al Eftado. El famofo Hernán 
Cortés fabiendo , que los Mexicanos peleaban con 
gran tesón , mientras la bandera Real fe mantenía 
enarbolada k fu vifta , y que. por el contrario defma* 
yaban luego , que fe les apartaba ; viendofe comba- 
ttir de ellos en Oturaba ya por la fuperioridad del nu- 
mero , ya por mantener fu Imperio , con un tefon 
grande , fe arrojó al Alférez Real de Motezuma , que 
la llevaba , y con efte heroico ardid libertó fu Exer- 
d/o , y al Snconquiftó aquel /w/>^rw. 

Si 



'I Si Corres no íín vleflTé indagado hs columbres de 
los Mexicanos , y medicado fobre ellas , quan infeliz 
huviera (ido en aquel lance fu fuerte 1 Alli huviera 
quedado Cn nombre , y el de fus heroicos Compañe- 
ros fepuleado en una rota total. Bife es el fruto ^ que 
los Generales de las expediciones facan de la obfer^ 
vacion de las coílumbres de los Paifes ^ donde las de* 
bén executar. Podia ignorar Hannon ^ que en la Nu- 
tnidta los Pallores ufaban eftos mftrumentos , ni que 
en las majadas encendían de noche fuegos? No por 
cierto. Pues & que (e debe atribuir fu poca fuerte eti 
recirarfe fin averiguar nada en ellas Islas ; fino á fu 
falta de advertencia fobre el cotejo de coílumbres? 

Si fi6 á otro la expedición que debia hacer por 
sí mifmo, mucho mas culpable es; que diligencias 
de efte tamaño rara vez las executan bien por sí ü^ 
los los Subalternos, muchas veces folo por el daña»- 
do fin de defairar k fu Gefe. Qiiien qurfiere faber 
quanto importa en las cofas de monta la prefencia 
del General , lea en lá hiftoria de Hirríoy6ÍC2L Opi$ 
\o quehizo Cefar en el cerco de Akxandria , quan« 
do eílaba cafi en el ultimo extremo , retirado en eí 
Pbaro. Si el por sí mifmo nb fuera inftruido en las 
fuerzas, fituacion , y coílumbres de los Alexandri-» 
aos> y no aísiftieílb por fuperfona á las empreífas 
que meditaba ¿ no avría quedado Tepultáda la gb» 
ría del que acababa de vencer i Pompeyo , fumer* 
gido en el Puerto de Alexañdriaíi 

lu^tiyh Correfponde eíla voz 4 la que nofo- Pag*9* 
tros llamamos gritería , 6 algazara. Es propia eíla 
en las aífonadas de guerra de los Pueblos filveílres. 
Y de ay íe faca otra prueba, de que las Islas de Ca- 
ifa- Ver de eftaban habitadas ^quando Hannon las re- 
conoció. 

Con un caracol acoílumbran todavía los Ber^e-^ 

Na rif- 



9S 

rífeos , y aun los Ibkmcoi Uaniarfe , para acudir \ 
fus embarques para expediciones maricimas ; y toda 
Nación que no eftá en forma regular de milicia» 
tiene muchas de eftas ufanzas : de qae debe infor- 
marfe el General puntualmente para mandar con 
acierto , y el Subalterno para obedecer , y llegar k 
mandar á fu tiempo con el mifmo.. 
Pag.^ "p^^^^ La ignorancia de eftos antecedentes , <5 la 
poca aplicación pudo fer lacaufa de eñe gr^n miedo; 
íl es que no fue afeétado , como en otra parte in- 
finitamos ; fugerido poi el mifmo equipag^ para 
abandonar la empreílá* 

, Como quiera que fea el origen de efte miedo, 
afeftado , ó verdadero : fu efedlofue muy repentino, 
no folo para abandonar las Islas , mas también para que 
en lo venidero no fe navegaífe cafi á la coda del Coa*^ 
úñente opuefto , ni á las Islas^ 

Alguno podrá acafo inclinarfe , y yo no fe lo 
eílorbaré , ni haría empetio en contradecirle , en que 
todo eñe decantada miedo fuede ficción de Hannon, 
y de h República de Cartago , para que en cafo de 
divulgarfe la noticia de la Expedición fuéire con eftas 
circunftancias aífombrófas , que infundieflTen terror, 
y defanimaífen á lo^Eftrangeros , que por interés, 
6 curíofidad intentaflTen. emprender efta navegación^ 
en perjutcio de Cafitagp. . 

Si. el intento fue efte á b verdad le logró Car- 
tago ; pues por media de los Griegos y amantifsimos 
de las fábulas, y prodigios monftruofos , ie eftendJ6 
la voz de efte fuego , y ruido de inftrumentos como 
una cola efpantofa. 

PomponioMela(i) hablando del Continente 
que eftáenfrente de eftas Islas , refiere los fuegos con- 

a- 



tínrfos de noche , y ruido de ínílrumentos en eftit ma- 
nera. ,, Mas adelante del Monte mifmo un Cerro ver^ 
^yáe ala vifta procede trecho largo , y largamente 
5, ceñido de las Playas del Mar. Defde él parecen en' 
,, masdidanciadelo que puede alcanzarfe h ver con 
„ los o|os defcubiertos aquellos Campos , que teni* 
„dos fon por de los Panes ^ y de los Sátiros. Acredi- 
„ tófe efta opinión de elhaver advertido , que no ha- 
„ viendo en ellos feñales algunas de que fe cultivaíTen 
9, ni alvergues , que pudieíTen fer de fus habitadores » 
9, ni otros algunos indicios Tuyos , y una fuma foledad 
9, emre el dia , y mas fumo el (ilencio : de noche apa- 
y^ recen ardiendo fuegos en muchas partes , y afsi (e 
„ reprefentan,como Alojamientos Militares, dilata- 
„ damente efparcidos, efcuchandofe fonajas, y adufes, 
„y fuenan flautas rudícas de mas vehemente harmo- 
9, nía , que lasi^ue fuelen oirfe eni;re los hombres. 
Eftas y que fon las palabras ^^ Mela (aunque no tan^ 
circunftanciadas ) fe leen en el mifmo fentido fabulpfo 
en PliniO: , y Solino.. Eftrabbo no quifo contar efta 
entre las muchas ftibulas , que reftiíre de la Cofta 
Occidental en fe de oiros^ 

Qualquiera que leyere nueftro Periplo , y vea el 
paflTage de Mcla , hallará quanta materia de fábulas 
añadió efte ultimo al primero; que no habla da Pa- 
nes ^m de Sátiros y ni de Mojamieníos Militares á^ 
noche , ni de barmonia^ti el modo , que la hace Me- 
la portentofa : fu^ños todos de la fuperfticion Genti- 
lica.Peraen eftas mifmas fábulas defcifrando lo cier- 
to y lo fingido > hallamos , que los antiguos creyero¿> 
que eran aduares de Paílores eftos alojamientos ; é 
ijnftrumentos paftoriles los que fe tañían ; y los fue- 
gos, que fe veían de noche propios de fus majadas. 

Pues es bien fabido,que P^» fue tenido en la Gen- 
tilidad por el Z)w délos P aflores , y afsi fe fuelea 

nom. 



loo 
nombrar Pam$ , 6 Péanes ^^<i9. De modo que el 
paflTage dé Mela , bien entendido indica fer tierra 
poblada de Paftores vagantes en aduares , y majadas. 
Los iS^;/V(7^ denotan tiombreslibidinofos» qualeseran 
y aun fon los Negros habitantes de la Corta del Mar 
Eth¡opicoOcddemal,y que entre si no obfervaban 
las cartas leyes de un verdadero matrimonio ; Tiendo 
en ellos freqüente el concubito vago. 

Muchos Varones Doétos bufcaron efte modo 
alegórico entre los antiguos , para referir los hechos 
hiftóricos con mas atractivo. De ay la vulgaridad incau- 
ta añadió invención á invención , y pufo entre la 
divinidad las fábulas con que havian oído los hechos 
hiftóricos ; vicio de que fueron refponfables aque* 
líos á quienes eftaba encargada la púbiica inftruccion « 
Pero qué mucho , fi los Miniftros de los Oráculos, 
empezando por los Egipcios , vlvian de fábulas^ y 
hazañerías , que efparcian en el fencillo Pueblo fo- 
color de Religión , y culto , como demortró el doc* 
tífsimo entre los Santos Padres La&ancio Firmian^ 
con San Atanafio , San Agurtin , Theodoreto , y San 
Clemente Alexandrino: y aun de los mifmos Genti' 
ks el Philofofo Saluftio en fu admirable Obra, in- 
titulada ^6p< •3-íSíi' , é 3toír/¿v ó de los Diofes , y del 
Mundo , que traducida del Griego por mí en 
Caftellano efpera la luz pública en breve. (*) A que 
puede afiadirfe Phornuto de la naturaleza de los Dio* 
¡.es , y cafi todos los Mitbologos. La ley Evangélica , y 
verdadera dertroncó aquellos baluartes , ó fingidos 
Santuarios de la fuperfticion , y del engaño, introdu- 
ciendo la verdadera piedad. Mas profígamos hlluf 
tr ación de nueftro concifo Autor » que por lo mifmo 

nos 

(*) Eíla obra de Saluftio es la mas demofíratira contri los GnntiUs 
Traduxola en Latín León AUacio , do&iísimo Griego , y en Francés H 
Secretario de la AsAdtmia de Btrlm el Señor Ftrmer, 



101 

nosohlig^kpuntuaUzarlospsíT^gesenqúé no pufo 
nombres ^ y defcribió con Teñas barco generales , é in - 
determinadas. 

^ /uÁfretí Por efle paflage vemos , que en la Pag.^. 
Armada Carcaginefa iban los adivinos ^ 6 Sacrifica- 
dores j que hacian las ceremonias Gentílicas. Ap- 
plano Alexandrinodefcribe los facrificios , y ceremo- 
nias con que imploraban el auxilie de los Diofes pa- 
ra el buen viage. En las arribadas hacian del mifmo 
modo facrificios, para el fuceíTo de las expedicciones. 
Eftos Adivinos ufaban el agiíero de ecbar las aves^, 
para inferir fi ferian (auftas, ó infauílas^fi volaban k la 
izquierda , ó k la derecha. Efta fe llama op)'/9«-/A*Frírflt, 
que es lo mifmo , que adivinación por las aves. De 
eftas ceremonias cracaré mas largamente en mi bifio ^ 
ria Náutica^ trayendo en comprobación lasnoricias 
délos antiguos, que hablan de ella , y de la confa- 
gracionde las Naves, fusinfignias, y tutelares,que lle- 
van , y llamaban ta^apACí^^oy <5 tutela. 

El Emperador jL^(?» en ÍVí^TaSiicas 6 arte de 
ordenarlos Exercitos^ y Armadas , encarga con mu- 
cha razón fe bendigan las Naves de los Chriftianos, 
quando íe acaban de conflruir , y echan al mar ; y 
que en fus iníignias (afsi como los antiguos ponian 
fus faifas Deydades por tutelas ) fe pongan en 
ellas las de \os Santos ; íiendo las délos Martyreshs 
primeras que empezaron á colocarfe en las Naves 
Chriftianas. Al modo que San Geronymo contra 
yigilancio defiende el ufo de aquellas ceremonias, 
que adoptaron los Chriftíanos en fu Liturgia , para 
manifeftar hafta en el ornato la veneración debida 
k nueílro Criador, 

Xíop*' S'íáarü^F Volvicndo rumbo de las Islas Pag.^. 
de Cabo Ferde k la Cofta de Sierra- Leona , dice 
nueílro Periplo , que todo aquel País era intranfit^r 

b^f 



ble s fm poder refpirar otro ambiente , que el que pro- 
ducen allí los vapores , que el incénfiísimo calor del 
Sol hace exaltar. Los Latinos , en correfpondencia 
de la voz Griega Diapuron , llamaban eftc Púsinac- 
c^ffum , como fe vé en Macrobio, (i,) „ Por todos 
„ eílos efpacios de la Región Tofiada ^ aunque po* 
$^cos, viven algunos, habitadores. Mas adelante yh 
,, t%?2L\sinaccefsible ^ {\o interior del África^ prop^ 
„ ter nimiutn Sútis ardortm. Tal era Ja idea, que los 
Romanos tenian concebida de la interior África. Sí 
á los Africanos Berberifcos (quales eran los Cartagi- 
néfes ) fe hacia tan intolerable el calor de la Cofta, 
qué fucederá hoy klos Europeos , y en efpecial álos 
del Norte? que con todo eííb , y á colla de mucha 
mortandad trafican alli por toda la Coila de Gui- 
nea por caufadeloro, aromas, marfil, y el refcate 
de Negros para las Indias Occidentales. Los Por- 
tuguefes fufren mejor la fogofidad del Clima. 

Los Efpañoles «ílablecieron FaSíórias para el ref' 
cate de Negros de aquellas Cortas en lo antiguo, por 
medio de la Compañía de ios Grillos > AíTentiftas de 
Negros, eftablecidos en Efpañabaxo la protección de 
fu Mageílad Catholica. Con efte fe adelantarían nuef- 
iras Fabricas de Hierro^y de nidrio (^que uno, y otro 
produce EfpaSa } para hacer en África los refcates 
de Negros, que fe embiaban á nuertras Indias en Na-. 
vios propios , fin peligro del contrabando eílrange- 
ro , y fe aumetitaba nueftra Marina ; evitando* 
fe la extracción confiderable , i que la neceflTaria 
compra de los Negros nos obliga. No debe eílra- 
fiar elLeélor eftas digrefsiones , que firven para ha- 
cer patente á la Nación el ufo de las Coilas , que 

voy 

(1) Maaob. ^atnrn. />¿. i. cap. 8. „ Et per hapc omnia fp^fia {dic4) 
„ peiuftx Ucorarii tamen vita íiuuntur habitatores. Ultr& vero )am inacceíTum 
» eft {Me •méttdévfe U mttrwr di África) propter ninvuia SoUs ardoicm 



voydefcrihiendó: uno de los finés , que mé propufe. 
dcide el principio. 

^píed^BíT.ptáx,!? No tengo duda en que el texto, í^g.8. 
de Hannon eüé corrompido en eftas dos palábsss^, 
que como edán no hacen (en mi entender por lo 
menos ) bailante fentido. ConfieíTo , que fu inte- 
ligencia me facigi> demaliado. Creí baverle en* 
contrado y leyendo cafualmence en E(lrab6n faa«. 
bkndó. dé efta Cofta , la Relaciop que hace de las 
RJñzas ^ animales feroces , que fe crian por eftos 
p«rages , y que i modo de Toros bravios embiften, 
como hicieron , á lo que puede congeturarfe en eíle 
fyfthéma ^ hs que diípararon los habitantes de la 
Coila contra la Armada de Hannon : 16 que les obli*- 
gb á hacer vela, llenos de terror , y confufion. - 

Y afsi fe debería leer }^ií¡m rajup<^^ééí en lugar de 
poi»fí trup^s^H? en el original. La inverflon es tan corta, 
que con facilidad el Copiante , 5 el Impreílbr puede 
CDinet£r efta variación , que aunque en la fuilancia 
grande , en la mudanza de letras es muy corta. 

Para apoyo de la lección nueva fe pondrá el pa- 
fstge , que Eftrabón (i ) copia de Ipbicrates , en que 
habla de la ferocidad de las Rhizas , y las coloca pun- 
nalmente en la.Cofta de lo^ Ethiopes Ocddentales, 
ea que eftémos. No he viflo ,.qüe Cafuabon 5 ni. otro 
Interprete , ó Comentador de Eftrabón tuvieflTen pre-í 
fente efta efpecie , para iiuftrarla con el paflTage de 
Uannon ; que ambos reciprocamente fe dan luz. 

O „Mas 

•(itoi;^if TítyX^OF. JÉrT«tt!^« Jjf 5)¿A/tíXotr*pWArtí 9»tf-ir I^i- 
TAvpoHUTs /U.Í9 ¿í&i rnf /ttíp^íi' )(¡} ^ tÍf UdutdLf^ x¡ ri fily^^^s^ 



9y 



5> 
J1 



ÍO4. 

_ Mas arriba de la Mauricaniá (fon las palabras era- 
II ducidas de Ellrabón) en el Mar exterior eftá la 
Región de los Ethiopes , llamados OccídencaJes, 
en la qual refiere Iphícraces criarfe Camelo Par- 
_ dos^Elephantes, y los que fe IhmM Rbizes , que 
\l fon parecidos k los Toros en la figura ; pero en el 
,> modo de comer , en el tamaño , y en la robuftéz 
,) para la lucha, fe aíTemejan á los Elepbantes, 

Todos faben qaanco ufo tuvieron en el Afia , y 
en el África los Elephantes para los combates. Na 
feria de configuience eílraño , que atemorizados los 
Naturales de eíla Coda del poder con que venia 
la Armada Círtagin^^fa^ecbaíTen contra ella lasRU- 
2as para eftorbarles , como lograron » el defembar- 
co, con terror de los Carcaginéfes 9 que noeftabaa 
hechos i ver unos animales bravos ; que parecidos á 
los Toros en la figura , 00 cedían en la fuerza i los 
Elephantes, 

Aqui fe vé otra prueba para las reflexiones qne 
llevamos hechas contra la conduela de Hannon , en 
prefentarfe defde luego con toda fu armada deían^ 
te de las Codas , que iba á reconocer. Por efto unos ie 
ocultaban 9 como los habicances de laslslas de Cabo^ 
Verde t otros huian, y otros finalmente fe ponían ea 
defenfa ^ como los Negros ^ de quienes vamos tra- 
tando. 

Congeturarfe podría también , que de la fuerza 
de eftos animales , y deftrozo que caufan difparados, 
vino nuedro adagio , 6 refrán Efpañol hacer riza^ 
que dk ¿^entender el dedrozo , que algún particular, 
6 exercito ha hecho ^n fu contrarío. Déxo á los cu* 
riofosde lahidoria natural la averiguación de qual fea 
edeanimaU que parece fer un Búfalo Elephantino. 
Los Interpretes anteriores de Hannon entienden lite- 
ralmente el }viKts '0vfȒ^s arroyos 4c fuego , y afsl 

lo 



¡o hé dexado en mi Traducción ; aunque me parece 
por hyperbolica , y repugnante no la mejor lección. 
Mantúvome fin embargo enelhDon Juan de Triar-' 
te , Varón de mucha erudición , y leélura en los 
originales , por un paflage de Arriano , que efté al 
fin del Paraplo dcNearcbo , en que habla de arro'- 
yos de fuego en elle mifmo fentido , que lo toman 
ios Iticerprétes de Hannon. 

En «1 cafo de retener la lección de pwt»«í «r^p^^íií 
en efte lugar de Hannon , podria acafo entenderfe de 
alguna machina , con que aquellos naturales difparaf- 
fen teas de fuego encendido á ios Cartaginefes , como 

fix Graca , que los Árabes llaman Napbta xkiu 

y fe difpárába con el manganico , de cuyo inftrii- 
inento habla él Emperador LeonQti CvísTaSíicas.De 
h antigüedad del Napbía , y fu ufo trata el Dodlor 
Don Miguel Cafiri Maronita^ ProfeíTor ^ é Inter- 
prete Regio de Lenguas Orientales » en fu Biblia* 
theca Arábico Hifpana , á quien debo yo quanto be 
podido adelantar en el conocimiento del Idioma 
Árabe. En l^bijloria Bizantina^ me acuerdo aver 

leído la invención de efte fuego > O) P^^^ '^^ ^^^' 
bates Navales por Kallnico Siro » que le debió de 
aprender de los Orientales fus Compatriotas. 

Ifaac Vofio en fu Differtacion del origen ^ y pro* 
grejfo de la pólvora en Europa , pretende que de 
los Cbinos^ que navegaban á la Arabia^y Ceilán deP- 
de los mas antiguos tiempos ^ tomaron fu ufo los Sar* 
rácenos y b Orientales. Y afsi que no fue h pólvora 

O2 in- 

(i> De ^ mUHgdiuc^ y f nsveí eémhuJUrUt , 6 inetnitdnAs , qué 
I mado de naefbos brulotts arrojaban ¿n las Nave$ enemigas el Hdpbtd, 
Irae ta raiñatara un dibuxo Id HifioHd de Jua» ScUitd CuropaUta , con 
Vcra^ ronchas machinas de la Ta£tica *> cuya obra original en Griego Uena 
lie mijíaturafr , 7, en pergamino M. S» (é coaícnra tft U S^dl BikU$tk€9S djS 

ikadrid > donde la be TÍfto. ' 



•m6 

invención de Rogerh Baúúñ otro Moderno Eüf d^ 
.peo. Cica paíF^ge de Confl amina Porpbirogenita en 
que fe habla de fuego difparado por Sypbones , ó CaMih 
nes. Dá noticia del Napbta , ó H fumen de Julio Afri- 
cano ^Calinico Syro^y Jainville. Nueftras hiílorias 
de Efpaña afirman^ que por los Árabes nos vino el 
conocimiento de la pólvora. 

-P^g»9- <po^ñ'd-ipríí Sea lo uno 6 lo otro , el miedo ío» 
brecogió de codo punto , y ataiyentó muy en breve 
la Efquadra. Si Hannon eíluvíera informado por una 
Nave ligera -i qaehuvicíTe embiado en demanda de 
la Coila V de las parricúlarídade& de ella, y modo dd 
pelear de los nat^urales y del terreno , havria podido 
bufcar modo de formar trincheras , con que burlafT 
fu esfuerza , y hacer él reconocimiento del País. 'Ver 
tQ como iba á la cafuaHdad, y halló un recibimiento 
tan peligrofo , y que no riecelaba , fó vib precífado i 
retirarfe lleno de fuílo y fin gloria. ; 

f^io. . íAi^xToi' TI 'Qfv^ Todavia no fe havia defengana* 
do la Armada de la verdadera caufa de eííos fiíegos^^ 
que fue reconociendo en loS quatro días que nave- 
gó , luego que huyó de las Rbizas ^ dfean arroyos 
de fuego como quieren otros. 

Bien podría haccrfe cargo, t. que la cofta eftab» 
alarmada,y quelos j^d'^í^í en las montanas ferian abuí- 
madas ,. que hacían los naturales para avifár , que ei| 
la Coila ellaba una fuerte Efquadra de Eílrangeros, 
Y que por lo numerofó de ella creían de guerra^ 
para que todos acudieífen k la defenfa común ; afsi 
como fe hace defde Tas Torres ^ y Garitas en las CoP 
tas de Efpaña , para prevenir eldefembarco de los 
Corfariús Berberifcos 9^ y en tiefiípo de guerra de ks 
Naciones enemigas. 

íbii* ípo$ éipeLÍnro /iiyí<rof Eílealtíísimo mootc, que pa? 

rtce competkconlos Aftfos, fegun laeícprefsionhi-t 

Í9Ü 



perbolica de nueftro Petiplo , le llama -s-íSjf 'ox»^<t 
Carro , defcanfo , ó afsiento de hs diofeSé Mela, 
PJiDio;St>lino, y Éftrabón kíllaman áeí tniftiio- mo- 
dowPtolomeo igaalraeme le colaca ea eífa Coto, (^«al 
fea el verdadero Sitio , h que hoj^ cOrrefponda , nío ftife 
atrevo k determinarlo ; íi me parece fóan las meri- 
dionales Montañas de Sierra Leana. A quantas fo- 
failas di6 lugar.lo encumbrado de eftas MontaSást 
que: omito pomo .caa^r.al Leétor.i Y quantas no f¡t 
kan tomado del Mome Atblantei 

Si Plinio advirtiera aun en las noticias mifma3 
que, di , huviera defengañádo al Publico , y reco- 
nociera , que las mifmas voces quitan todos los mylj- 
terlos , que fe figuraba. Plinio dice, que Atblantc 

monte es lo mifnio, que Dyrin. Y Dyrin (:>.Í^M pro- 
piamente fegun la Raiz Fenicia , y Arábiga fignili* 
ca las dos lomas , que hacen k cordillera de eftb« 
cominuados Montes. Ptoloméo llama Rifardit 

^Á ^yij, üvaonte mas grande de efta€!o.fta^ que 

en el tnifmo dialeAo figniftca cabeza (kl Monte ^ b el 
Monte , que por Tu altura levanta fu cima fobre todo» 
los demks. ('^^ Al/Rio^ que de alli vaxa, le Uaman 

ambos Darat *ijd extendido. Plinia hace d^s Rm 

de ano porefta &ltade no entender la* lenguas orfeñ- 
. cales : aluno llamo Palfum ,<jue fe^cbe kdr Panfum,. 
y al otro Darat\ quandó ambas voces de Darat^y 
íanfum en diftintos idiomas fignifican una mifma 
coía, y tienen alufion k la laguna, de que proviene 

cfte Rio , 6 brazo de la laguna (cuyas aguas por cfte 

• ;. .. .' '^r- . ■-. í^' -El, 



1 . í •- 



<») También pncdc ycnir de ^JiJ jMt^^ \^^ ^ §hfetvamÍ9 ,^ 
^Jcficndo muy ^opofito para las. obfervaciones aíhonomkas íhigea los 

CDftfitt» Ci^ fttf hWbxOS los CtfÍ0S|. • ' / '<^ i^^ >>' 'H 



io8 
.Rio logran dilatarfe raas)y es lo mífmo quédecir Bra» 
zo ée la Laguna. 

El termino mifmo de Atblante no viene como 
quieren h% fábulas de la voz Griega ^^m prtmh 
de la lucha , ó de «t^A«oo> luchar , trabajar : por- 
que uno , y otro hiziefe fu decantado Héroe en cftas 
expediciones ; íiendo el ¿;^a«^ ^^cíi el Atblante ma* 
¡for i. b ultimo termino fin duda de fas navegacio- 
nes. Pero ya advertimos , que es voz Fenicia , j 

Árabe , que fignifica altifsimo, y afsi es <JLtV inacef- 

fiblepotfú altura, que es mas natural , y conforme 
derivación » que la Griega. Los Griegos todo lo ofuf- 
caron con fus fabulofas ficciones, k que deferían cie- 
gamente los Romanos , quienes quanto fabían apren- 
dieron de Libros , y Mae/Iros Griegos. 

Si el tiemp» , y elaíFunro lo permitiera » me atre- 
viera á demoftrar s que todas las voces (que no fon 
conocidamente Za/iWj^ ó Griegas^ de los Pueblos, 
Hios ^ y Montes de efta Cofta ^{btiEgypcias , 6/>- 
nicias. PotqvL^los Egypchs vinieron también á reco- 
nocerla como los Cartaginefss : los primeros tengo 
por muy probable , que vinieíFen acaudillados de 
aquel famofo Navegante , que conocemos con el 
nombre de Hercules.^ Y afsi también infiero , que el 
Jhmarfe Herfules Líbica fue por la navegación de 
.efta Cofta; pero que no esdiftintodel Hercules Egyp^ 
jcio^ qnecoñ í:,xeTCico de Per/as ^yEgypcios vinok 
idefcubrir , y.talareftos Paífes Occidentales C) ¿® 
,Efpaña y y ik frica. 

^. • i . •. rpi 

. (*) De U Venida áe tíereuUs í EfpMx i irtfeílar íiis Coilas atraído de 
\k rt^piexas de «fta Peninfata dex6 memoria determinada ÁrlfinteUs , 6 

Iba quien qüiétá el autor de*Ías 'árépt ^(tofii/rii^f AT^atiur^ctf 6 ttarra^ 
:€Íomtf maratáüofks , qúÁ coat ^xtie las obras de efle Philofopbo, De la 
«miada da HeremUs en JfiUa hemos traido anriba un largo paíTa^ dd 
Hiftoriadoc J«^&'«w «v . u*. > 



lop 
Tp<T(tr« Aquí puede figmficar vientos , que fue- P.io. 
len foplar al tercera dia^ ; peto yo confieflb , que no sé 
el teriúino propio coa qoe los Marineros E/pañoles 
determinan fu correfpondencia. Por el fentido diría 
yo , que habiendo fobrevenido un viento favorable, 
queiurb tres días, llegaron a} Golfo que vk k deferí- 
btrHannon^ 

; AtííKíV^* üs jw'awm Efte Golfo es-el Seno fíef md, 
periúóát Samo 3r¿í(»ff^5,y lo dice claramente Hannon 
enaquellas palabras w'rv ^^as Myé/u^m en que maní* 
ficfta haver llegado hafta la punta Meridional del Gol- 
fo. La Occidental donde le empezó, fue como y ¿he- 
mos Yiftoj.el Hefpéri on Keras , y la Meridional don- 
de le termina úNotu AV^fx r que correfponde 4 Ca- 
bo Lopo ^ donde acaba el Reyno de Gabán ^ y em- 
pieza el át Conga ^ como fe puede ver en hs Carias 
modernas de África , en que fe hallara fer efte el ma- 
yor Golfo de la Coila Occidental de la raifraa África; 
y feñaladamente fe entenderk todo con puntualidad 
por nueftra Carta bydrograpbicai 

h U r? M^vx^ En lo interior de la Babia , 6 GoK Ibid, 
fo coloca nueftro Fiagero dos Islas , y con efeílo 
en el Golfo de Santo Tbomás hay doslslas cercanas al 
Continente, y algunas otras algo mfts feparadas , y 
difperfas , que también fe pueden r^giftíacen las Car-^ 
tas modernas, y en la nueftra, 

^lflm %x'ijü-0L Porlasfeñas que dk déla prime- /¿/i. 
rade tener un Lago , 6 Laguna de agua dentro de 
ella , me perfuado es la que hoy llaman Isla i/<? San. 
Matbeo , que con efeéto tiene la tal Laguna , y es k. 
primera , que entrando en >I Golfo k encuentra al 
navegar con el rumbo dX.MedioJiaciw llevaba 
Hannon , y eftk yá paflada la linea, • 

plítroí Ht iTt^ De la fegunda Isla , no puedo de- p.ix, 
terminar á punto fijo , fi es*la que boy llaman de 

Mué- 



no 

An,mHn^^(.4nohMnü) tJ-k'rtpteHevá el nombre Je 
S¡^^ TM^rpií^s , ^n las .qualea remura . efte Golfa. ' 
Muévame \ que fa^íFe la. dis. Sanco Thornas, yi por 
e(larBm8Cí?rcai)aal.Conc¡neme,y noofar los antiguos 
enmararfe mucho , defviandofe de la Cofta ; yá porque 
^aA'ih.^i 4^mbbn ni es cao capiz de fer habitada^ ni 
tan grande como la de Santo Tbomás. Por nueÓro. 
P?r//i/«/fefulta ^ que^jeftábi ./i*<ri» ki^^i¿ist»9 ajfjiai; 
efto e^ llena , i^pjéladaJ€^:bopéresfilvtftres^h mcn^ \ 
Mr^i^fí., queneeefsicaban Campaña capkz para apa- 
centar fus ganados : en que ftielen entretener la vida 
fenaejantes Pueblos.. 

. Por £o4a la serie de k navegación de Hannotife : 
vé la uniformidad de vida en todos tos habitantes de ' 
las Codas, de África , en andar vagantes de deíieito • 
en deíierto fiu morada fixa : viniéndoles de ay el 

nombre de Barbaros^ porque d bar fignifica defier-^ 

^^ » y AA^^^'^^^ ^^ 9"® iabha en defpoblados,/ 
ó defiercos/Los Griegf>s tomaron la ^oz MpjSotpoj; 
deloí fV/j/V/V, y Aribes y fin añadirle mas que la 
f<rmina€Íon Griega ,.para hacerla declinable. 
, En habitar en €boza^ manuales , que llamamos 
aduares. > voz tpmada de los mifraos Fenicios , y 

Árabes^ que llaman ^^^ci dtüarlasbabitaciones^S 

Cabanas Pafl0riles , mantienen la mlána uniformi- 
dad eltbs Poebtós anualmente. 
•^Ej^ercii^n todos indinamente la vida pafiorili 
dédonde CohiD yá fe ha hotado , les vino el nombre, 
de NaA*^6^ Nomadti y 6 Paftores generalmente: 
puede fer caufádeello lo montáfiofo , y desigual de 
fti terreno. Aunque yo mé inclino proviene mas de 
fu poca policía , é ijidole perezofa , que aborrece el 
pefado trabajo de la tazada t y ^1 ^r<íip i prefirícu- 
.' • " do 



úb el cayado , y k Unáa. La multitud de fieras^ qué 

el terreno produce , no dexa de fer en parce caufa 
de la poca población; pero yo creo mas bien, que 
la poca población es caufa de producirfe. E$ ver- 
dad que aquellos arenales faltos de agua por cen* 
tenares de leguas , ferán un eílorbo eterno á la gran 
población de África ( no fiendo en las Islas , y rro^ 
vincias de la Colla } cuyos adelantamientos eílor- 
ban las diviíiones , á que fon inclinados los África^ 
nos ^ gente de mala fee , y que por fus emulaciones 
perdieron la libertad , y República en Cartago ; y 
en E/paña lo que havian adquirido. Los Roma^ 
nos para vencerlos fe valieron de las diviíiones del 
Senado Cartaginés ^ y de los Reyes confinantes Afri- 
canos. Y los EípaSoles para facudir fu yugo hallaron 
auxilio en los Moros contra los Moros. No puede 
hacerfe guerra de buen éxito á los Africanos en (u 
País , fin hallarles en la divifion , y mantenerlos cotí 
ella ; y efla es la caufa porque fe han dividido en 
tantos pequeños Señoríos , coílando la fucefsion de 
cada Soberano una guerra. Efto firve en general 
para percibir el carafter Africano. 

Para quien guílare ver la defcripcion de lad 
Codas de África , fujetas á Cartago , ó aliadas , las 
coftumbres de fus naturales > fus nombres^ fus arma- 
duras , y el modo de pelear , podrá por sí confulcar la 
Relación que hace nueftro Efpafiol Silio Itálico en 
el lib. 3. de Bello Punieojecundo ^ h Hannibalico : allí 
cncomrará lo que refiere el mifmo Poeta de los Pue- 
blos de Efpaña fronteros unos ; y otros aliados , 6 
Subditos de los Cartaginefes > adonde remitimos al 
Ledor. 

y»i*r»t< Que huviefle C volviendo á las Notas^ P.iii 
aqui mas mugeres que hombres con la particu- 
laridad de fer eftas de cuerpo velludas ^ es lo que 

P Han- 



^' ■» ♦ 



til 

Hannon dice de tñ^ Isla de las ü(^gmiiest , 6 dé 
Santo Tbomás^ como fe vé en el texto , y en mi tra- 
ducción, Plinio (i) copia fuftandalmence eftaRc" 
lacion : ,, Penetravit in eas (eftas Isks Gorgoni- 
„ das) HannoFtJsnorumlmperator birta^prodidiu 
,, quefceminarum cor por a. Salino (a) trasladó de Pli- 
nio truncadamente efta notida , añadiendo. ,, Has in-^ 
„ caluerunt Gor ganes manara , &fané adbuc monf' 
„ trafa gens habitat. A la verdad efte Autor , ni aun 
cuidó en fus noticiasde copiar con fidelidad á Piinio, 
de quien las tomó en lamas de fu Polybi/lor.Mel^ 
(3) con mas generalidad : „ Enfrente de los pro- 
,V pios Ethiopes fe mueftran las Islas Gorgonides, 
„ habitación , íegun dicen , en algún tiempo de 
9, las Gorgonas. Ssíc^ndo todos de Hannon efta noti- 
cia, puede qualquiera juzgar quanto la corrompie- 
ron , y abultaron eftos Autores en fus Obras , enga* 
Bados al parecer de Xenophonte LampfacenO'. 

El Padre Jt^an de Mariana hablando de eíla 
Navegación de Hannon,de las Gorillas^y gentes velJu^ 
i/¿3rx encontradas por los Cartaginefes, dice con mucha 
advertencia. „ Los hombres cubiertos de vello eiv- 
^tendemos que fueron ciertogenero de manas gxzn^ 
3^, des; de fas qu ales en África hay muchas, y de d¡vei> 
^, fas raleas , del todo en la figura femejantes á los 
,, hombres , y de ingenios , y aftudas maravillólas. Lk 
ligereza con que huían es una prueba de lo fundado 
de la congetura del Padre Mariana. (4) 
y.il. ropMAí Carillas llama á ellas mugeres el Peri- 
plo, fegun le informaron fus guías, é Interpretes Lixi' 
/^í; de que fe confirma el penfamLento , que yi he* 

moi 

(i)* Lih, 3. cAp. j-r. 

(2) Polyhiílor CMp. ío. 

()) Pompón. Mela. lib. 3. cap. xx. di fit% 

H) Hiíloria de BC^íd» ¿ib^ x. (^.11% 



U3 

mos apuntado de (b conocimiento en efta Cofta^Nacio* 

nes,é Islas de ella. Gorgones , y Gofgonides las lla- 
man Plinio 5 Mela, y Solino. 

Eftrabón en el Libro primero de fu Geografía^ no 
folo cieñe por mentira las fábulas que fe cuentan de 
la^Gorgonas, íino el que huvieíTe tales Islas. En lo 
yriraeromueílra fu juicio , y en k) fegundo la falta 
de noticia de ella CoftaOccidental^y pocadeeíle Pe- 
HÍplo*Eti el libro yZrp/iw¿? refiere la niifma fábula achar 
candóla ála^ ficciones de los Poetas , que abufando 
delaPoefsiapara hacer edas novelas mas llevaderas, 
las colocaron en eíle mar Athlanrico » entonces pa- 
co conocido de los Griego>s ^ inventores de eílas fá- 
bulas. 

iíi<pvyfn Si huyeron eftos habitadores de las Go- p^u; 
riílas ¿ de qué tomarían los Autores citados la 
febula, deque foJo mugereá poblaban eíla Isla ? ci- 
tando en nueftro Autor v y aun en Plinio con mucha 
índividu^lid'ad [Mntada la ligereza en la carr-era de. 
aquellos Isleíios. Piros ( dice Plfnio ) pernicitate 
€vafij}e:iy¡ aun Hannon añad^otr as cofas, que puedan 
verfe en nueftra Traduccioni 

yyraTjcaí 3Í r^Hi Las mugercs dfebian de tenerla Ibid. 
mifma ligereza , pu!ss folo tres pudo aprefar el equi- 
page de Hannon ; aunque^ con error dice Solino 
dos folamente.. 

T*5í^»p*^ Urjíju^iiTAjusti La refiftencíá de eftas muge- ^.la* 
res en no dexarfe llevar ,. y el defeo de los Cartagine- 
fes de producir en fu Patria un teftimonio vivo de 
fu larga navegación , pudo fugerir en aquella ru- 
deza de coftumbres , la atroz acción de deffoUarlas 
viváis y llevar fus pellejos k Cartago. Por Pli- 
nio fabemos, que como en tropheo público fe colo- 
caron en el Templo de Juno de aquella Capital,, 
donde fe mantuvieron , como dice él mifmo fpec- 

Vn tas 



114 
tas vfqut ai Carta^n$m eaptam. Porque defpaes 
dé; fu torta los Romanos confpiraron k dtfipar \ no 
folo el poder , y la foberanía ^ fina Cambien á borrar 
la memoria de aquella famofa República. 
T.i%. ti^ei^íwrfcpS Confiefla Hannon , que la falta de 
víveres no le permitió paíTar mas adelante tn fus deC- 
cubrimiencos* Efto mifmo dice Mela , hablaiído 
deeftefamofo viage maritimo.„ Pero habiendo (ido 
j^erabiado délos fuyos Hannon Cartaginés á expida 
5,rarlo(el Occeano ) defpuesquepof la puerta del 
„Occeano huvo falido, y rodeado gran parte fuya 
,, navegando , afirmó en fus Efcrítosno haverle falta* 
^, do el mar , fino el mantenimiento. Con lo que fe 
fatisface el fentir de algún moderno, (i) que cree 
haver llegado eíta Navegación al Seno Perfico , y 
perdidoíé algo del Periplo ; pero uno y otro folopue^^ 
de decirlo , quien no lo haya leído. Pero Juan Al- 
berto Fabricio congetura muy bien , que efto fe 
debe entender de \\x\fegundo viage ^ que hizo Han* 
non pc\ la raifma Cofta; el qual no confervamos 
:ya> Se puede creer le hizo íegun Plin. lib. a. y Marcia*^ 
no Capella lib. 6. fiendo la ocafion de fu perdida averfe 
efcrito en Púnico , y no en Griego como efte , á cau- 
fa del Decreto del Senado Cartaginés prohibiendo 
la lengua Griega , y fu ufo en toda la República k 
los Naturales Cartaginefes ; como advertimos ai prin- 
cipio de las Notas. Con lo que hemos dado ño k 
la Iluftracion de efle Viage Mariñmo. 

(1) Apud Fabric. tom. i*Biblioth. Orecd, Florbn ée Ocampo as ¿si 
tníTmo fentir de que Hannon Uegó al Seno Arábigo ¿d Mac I^o)o. H Ptdie 
Juan de Marjiana pone aqui d 6q guiado del Pctipío. 




tvá 

JÍtnilcar RhoUario^m^ 
biado d^ los Cartagi" 
aefes k Alexandro. D. 
•jp.74,. 

^mpbilíwbia ,. ( hoy 
Orenfe ) Colonia de 
[Griegos , en Galicia.^ 

D. J>. 32* 

Annibal , Almirante, 
'Cartaginés. H. pag^ 
.86ií .^ '. -. 

S^plicié que. le dki 
Tus Soldados,/^.87. vee 
Hannibai. 

\Antbéo^^ voz Griega^ fu. 
fignificaclon. !../>. 47. 
ai. (*) * . 

Jt$Á,am^ notado. D.^. 
•iio.n.(K) . 

Jlpohnioy (Promonto- 
rio ) en jd frica. D. p.^ 

Jtítambe , Colonia de 
Hanmn. P. ^. 4; I. ^,. 

«^r¿a^. de. \o%PbUenos^ 
'Piieblo.-Lj&. ^3. 
,^W^/tfí\y.qUündo fe i«- 
K,\v entarima. 0.^30. 
jíri/iüdles , Cdítagínes, 
•ía invénciofk D. >^. 

Arrfiíos de Fuego ^ fU : 



•'-...>.* 



'gTon , ^^offSe^s habla. 

P.>.9,yio. 
Fabulofa.l. pAo^ . 
Arfinariúm , Promoni. 
'. toria f.^.^88. 
Artabros , Puerto en 

Galicia, (hoy iif«ft^) 

^ Curcubion. D. ^^ 

AJdrtibal^Gemtú Car^ 
tagines , . fu cí;ueldad. 

Afdrubal , adquirió el 
renombre á^ Grande. 
D.p.107. * 

o ; Eundádor . de^ Carta\ 
go la Nueva ^ hoy Cáff- 
ta^ha^ibid: . ; 
Hace deícubrir las 
Minas de j^fpaña ,^* 
114. . ^^ 

. . Sií muerte .violenta^ 
/¿/V. ^^- f 

Ajdrubál , adcion hés 
Toica de íamuger. D« 
p.&,n.(d) ^ 

Atbenienjes v Tu inteíit)(x 
contra la Mariaar li^ 
los. Cartagine¡is. Df 

•^48-n'(g) ' '^ 
Atblame y fu fignificá-^ 

don. L JO4 ^4. 

. Sü:EeynioJ.^^id5'^J 



lies fean ? I. p. 6^^ y 

jibias , fu EtymoL y 
l]gnifícacion« hp* /S.^p* 

Héroe , fabulofo , ^. 

^//7/(? Regulo j Altniran- 
, te Rcfmano. D. ^. 86. 
. Sus acciones , p. 87. 
Hecho prifionero , j>. 
88. 
\ Fábula fobre fu mu- 
erte , iüd. 
atunes , modo antiguo 
, de pefcarlos. l,p. 57. n. 
• (2) 

'Auan^ (Ebn-el) fu Obra 

.¿ftf/ Cultivo de Tier- 

«^^i. Dos Capítulos de 

cW^y traducidos por el 

^upor^ y C^yí>i. £).;>. 

98. n. (¿) 

'púgiles y Nación. I. jf). 

1 69. 

Bacbo^ lyionifio , ói¿¿- 
. ber^ Pater^ famofo Na- 
vegante, hp. 32. 3. 
Balh , ( Cornelio ) fu 
expedición , y trium- 

,pho.LAd8« i 



baleares » Islas, librten, 

( hoy Mallorca , y Me* 

fforca).D.p.^fi. 
.Baleares j Nación, fus 
. coftumbres. D./>. 3^. 
Pujanza de fus bin-^ 

das^p.yé. 
Bambeto , Rio , hoy Át 

Cambia. I. /• 8 1 . 
Bárbaro , voz , qué fig- 

nificá ? I./>. 110. 
Barcbim , boy Baree^- 

lona , Colonia. Carta^^ 

ginefa en EJpaña. D. 

/). 100. 
Batalla^dthme áé Ci- 

tanea Naval dt^Ma-^ 

gon. D. j). 63. ') 
De CiVAsí , p^ 124^ 

. De CV^j/íi?^ , p. -88. : 
De Crimefoip^^t^ 
D^ Hertules.Qon jífi^ 
. /¿^(? , explicadas hp. 

46» 

Naval de Pulcber.U. 
í- 89. . 
' Dfe, Saldmina ^ > 

5?- ' -" • 
De Selinuníe , ^¿IrV» 

: : D.e lasT¿(fri9yi?/i7¿fir, 
^MA{« m .figni^cacion» 



-ros. hp.64. 
£ raga Ja, Río^ que paf- 
f. ' iaba por Utica*D.p. 18* 
•Byfra v Fortaleza de 
'^Carsago. D.p.s. 
Cádiz , nombres que 
í cubo, I.p. 38. 3^ 39. 

República , indepen- 
; diente. D.^. 27. 

Noticias de fu Co- 

- mercio , y Navegada* 

- fics.Lp.^i. 

- Su gentío. ^.42. n» 
(*) vee Gaditanos. 

^¿ilpe, Móme, y Pro- 
<inomorio. I. p. 33. 
Camerinos , Nación, en 

Ski¡ia.D.p. 58. 
Canarias , ( Islas) vee 

Fortunadas. 
<:ari0nél, {Donjofépb) 
• .elogiado , } Obra que 

medita. I. ^. 74. 5. 
JCarhunclos Carcbedo^ 

nios. D. ^. 42. 
jf^aritoá Teicbos , Coló* 

nit de Hannon. P. jí<4. 
J^ Lp. 51. 
Cartagena ^Capital del 

Dominio Cartaginés^ 
.nen Efpap^a.Ik p. i2t. 



• « 






*"Su' ddcrípciott/ j^. 
. 108. 13. 

Su Conquilla por 5d- 
//(?;i. p. 1 20. 3^ n. (o) • 
Cartago ( hoy Túnez )• 
1.^76. n.( i) 

Su EtymoK D. p. 7, 

Anti^^edad. p. 3» i. 

A35-n.(*)' 
. Fundación. D. p. 5. 
. Fábulas y fobreefta» 
. explicadas bijlorica^ 
mente. I. p. 34. 5- * 
Fundadores Xoro^ y 
Karcbedon. p. 36» > 
: Situación primitiva*: 
. D. p. 4* > 

Fábula fobre fu )?• 
. gura. ibid. 

Dividida en tres por- . 

tiones , ó Ciudades» 

p. 5; y fíguientes*. v 

Su Muralla* p. 11. 

Tonwda , y quema- 

. da. por Scipion.p. 133* 

Cartago la Vieja, en 

'\o%C$Jetanos,ó Iler^ 

'.cauónes. D* p. loi. n^ 

{d) Capital de las Co- 

\ \oxi\diS, Fenicias , antu 

quifsimas en Efpaña. 

D. p. ití%j> n, (A) que 

al- 



-líganos qoíeren fea 
Cantavieja. 
.Cafaubon^ notado. L^. 

SI» 
Cafiríy (D. Miguel) 

! Marónica , elogiado. L 

>io5. 

Cafiteridesj Islas en la 

Coila de Galkia. D. 

• A 44- 5^ - 

: Noticias de ^Itas. ib. 

Catabatbmon^ Pueblo. 

l.p.óo.y vi.{i) 
Celtas y Nación 9 viene 

á Efpaña. D./>. 32. 
Celtiberos^ Nación , fu 

Origen. Ú.p, 32. . 
Cerne jlsizj Colonia 
. de Hannon. P./.5. 
Su fignificacion. l.p. 

-r Noticiasde elJa.j^*7g. 

Qualiea. p.y$. . 
Cbretes , JLio^ P. p. 5. 

Es Nigretes. l.p. y 6. 

Corrígefe el Texta de 
, Hannon^ibid. . > 
Cilis^ {Julia Confian- 
,i€ia ) Colonia^ I. p^ 

• 47. 

drene , Colonia de los 
Terées.l.p.ó^. 

^inoi es el £^m (boy 



V - «k 



rli!9 

. Cuttiúl41iibir).T^.p, 

. Cnidios^ y Rbodios^ def- 
alojados por los 7]yr- 
r¿«f9(^j de las Islas de 
Lipari. D.p. 39. / 

Cohorte Sacra. D. j^. 

, 79,yn-(i) ^ 

Colonias de los C^r W- 
gine/es en áfrica. JX 
p. 1 8. yfigmentes.^ 
Llegábanla! buniero 

de 300. I. p* 4^- * • 
En Menorca. D. ]>• 

35. 
, EnZ¿i2^,D.jí..34.^ 
. ^n Malta ^ y C^/<^ 

( hoy Gozzo). D.p.$^^ 

En Aetalia , Isla 4e 

. las de Lipari» D. ^» 

40. ^ 

r : En Cerdei^a. ihid.:) 
'. En Córcega Jbjd^ : 

En Sicilia.^ D. />. 4^- 
BcCnidioSy y iíA^ 
. iifíw. D- p. 39. 
Fenicias en Efpaña^ 

y^. ioi.,ft. n, (<aO ^ 
' De loB Focenfes^ vee 

Mafsilia^y Emporias, 

Griegas en Efpaña» 

JJX^p.%uy^figmnW' 



'^.' 



«.*- . 



■" En Mdtti>réa.YT. p. 

35- 
De losTyrrbenos. D. 

P 36. y figuientes. 
"' De' los Zacynthios, 

vee Sagutito , y Dia- 
*'ne'Om ' 

Colunas dé Hercules. 

• l.p. 75. n. (♦) 
^^mpañia de los GrU 

Ihs , que hiibo en Ef^ 
'-pafiaj Lp. loa. 
CoYregldor de las cof- 

tumbtes , Dignidad en 

Cartago. l.p. 14. ; 
Córo\v\tnio.L p. 82. 
Cutes , Pudblo. I. ^.54. 
Cosbon , Puerto de Car- 

sago. t>. p. ^. 

• Su defcripcion, p^i i. 
y figuientes. 

C$thónes ^ Fe^lIaniacoQ 
los fuen&s cotiffafui- 

^os4^^^^* jy.p. io. 

Crafo P. fui Conquif. 
tas en Efpaña, D.p. 

-AS* 

Cuernoífefperi^S^\S(S). 
1. p*^t. g.. ' ' »: 

Cyrw ,• boy Córcega^ 

• Isla. D. jp.39. 
Damarata , mugcr de 

Gir/M^ r^ali} que le 



i * 



liacen Iq$ Cartaglne-^ 

fes. D. ^.54. 
Darat ^ Rio. Lp.io^. 
Dar a titas , (Etiopes) 

Nación. L^, 81. 
JDertufa (i hoy Tortífa) 

Tur^Tarsbs , y fia fig- 

nificacion. D. ^. 10 a» 

n.(i) 
Dianeo(hoy Dema)Cp'' 
. lonia de ^tffy/y/¿¿> en 

. EfpaBa.D.p. 33. ' 
Z>ii<9 , no hubo cal Rey- 

na.Lp.2S* 
DíMj Geife délos araotí- 

1 nados en Sicilia. D. 
p.70. * 

Dionifiú 4 M/syor too» 
el mando en Sicilia. 

s D.p. 58. 

Dio/es^ vee Templo. ; 

Diafesde Cartiago^qM'' 
les eran. Lpag. \j^ 

Délos Diofes , y dál 
Mundo , Obra Gr/¿^^ 
de Salufiio , traducida 
en Caftéllano por el 
"Autor A. p. ioo. > 

¿)(?i«v^tiotadd. l.p'^^ 

Duilio , (Cn.) primer 
Almirante BJomanoSX 

/>.84* 
V Su«á!orw¿Q.A85^ 



""fíhmres ifue recil>e. 
p. 86. 

Vyrin , ^ qué Cgnifica? 
J. />.. 107^ vee Atblan^ 
te. 

JEfápbaníes 4 noticias de 
4ví úib en Cartágo. D« 

/>. 11-3^88.9. 

De fu Caza cuidaba 
Jún General ^ p. 89. 

Elyffa^ nombre' de Car^ 
4ago.Lp.^^. . 
Su Íignjficac!Óh,^.34. 

Ewporias( hoy Empu- 
zifis.T>.p. 31.) Colo- 
nia 4ié FocBnfes , en 
£fpaña^p^fí%^ 

£!níp9rí¿Q.y 'jGolfb.' L /í. 

54- 
J^neiday fus deféftos. I. 

/>• 34* * • 
£úJideí> ^' Isías ^ h«oy . de 

LiparL D. p. 37. • 

Eblcis tfalníofo hávégan'-^ 

te- D.^.39. (b) 

Ereftm^Efefó^ (boy /í^í*. 

Xtf ) Colonia Cartagi- 

nefa en eíta /^. DL 

/>. í|6« 7* : . 1 " 

c 'Su etymoU p:^^:ti.<f}' 

Erytbreoí , los habitan - 

ees del Mar -Rojo. D. 

/.29.LÍ. 32, 



ít \. 



121 

Erythria , féHamó Ca- 
dizA.p.25,y^7. 

Porqué? D.p. ap. 
Efpaña antigua, divídi- 
«da en tres clafles, IX 
p. 27. yfi^uienies. \ \ 

Una de Colonias i^<?-^ 
fiicias , ibid. 
Otra de Colonias 
Griegas ^p.^i. 
Y la otra de índigo-' 
fias ^p. 53. -i 

' Sus riquezas, j^, 103* 
Defcripcíon de fus 
antiguos Pobladores». 
P* ^7' y fig^i^^tes* : 
Efiadh^ medida. Gri^ 
ga , explicada.i;/í;73. 
Etyopiay fu defcripción. 

LP.87.S. 
Etiopes 5 Nación. I. ^* 

^$3; ' ' •;- '. - -^ -•'-' 

. ; Jhhofpkables»4^/K 4S» 
.^OVientálfes. t;/J.^ií«'J 
Hefper¡os,yOccideii- 
.felésyí^///. . '• 

Eudoxo , gran J^ajadér 
^árlfíftio. I.^«^57l- ' 
.vyee Naoe'gidmff. '[ 

Euripo , Rio , rodeSlRi 
la Isla de Cotbofi.D* 

/. 10. 



tii 

Ftnicios^ labran las mi- 
nas de Efpaña. D» p. 
103.3^ 104. 

í>r;Re))ino, fuEtymo- 
11101*1.^.65. ' , 

i5fdrtó(R.P. Fr>Hen. 
rique ) elogiado. I. p. 

Fpcenfes , competidores 
j¿e lo$Cartagm^(ísS>. 
/.as- . . . ^ 
/ AlmUs perpetuos de 
los Romanos, p. 25. 

F^rttmaias , ó Cana- 
rias , Isks : tres def- 
^übieaas por Hahnon. 

.1 Las demás ^ovjuba.. 
P.7S. 
Fuego prodigjofo, def- 
cifrado , y notados va>- 

Mq9í amipáosdipMig. 

i^ir^ es Cádiz. D. p. 

Su fignificadon* L p. 

fíadif^Qs ^. fu orígeff^ 
y .amgU^dítdK L 'j>. 

,' Ei%i^ independienteí. 

ibid. 

• *Síis Jfefyiierias en, 



Vi 



.Afriea. p. 57* y ti.^ 
Medallas Púnicas de 

Cádiz j p. s^.S. 
Garántanles , Nación* 

1.^ 68. 

.zif, p, /• 4a.:)oColo- 

nia Cartaginefa.pag* 

39- 
Qeloes^ .Nación , en 5¿- 

Gelon, Seépr-de las Co^ 

JkmitsGriegas en íiW- 

lia.D.p. 50. ^. 

. Decorado Rdy.^-54» 

Su p0Üiical ibid. 
Ge fulos 9 Nacían, i Pcí- 

Jbladores de ^^ftíca. t¡ 

^.61. 
Qirg^ntinés ^ Nación/ 

en Sicilia. D. ^..5^*' 
Girgenio^W'^/lcragen- 

se. .- • : ' '• ' 
Cprffnnides , Islas,. I.^- 

93- 

Gorillasj tnugeres ve*^ 

iludas r y crueldad át 

ios Carfoghefes. P. jH 

II. 2. !./>. 113. 4. 

Guerra ^e j4fricanos^ 

y Sardos^ rebelados. 

cpmra Cattago. D. j^t 

68» ,. ^ .. .,»< . . 
' - De 



• ' De Agatboetés eti 
África, p. 76.yfig. 

De los CartaginefeSj 
con la República de 
' Cádiz, p. 29. 

Con los Focenfes. p. 

23. 5- 
Y Liparims , contra 

•los Corfarios Tyrrbe- 

fJ^s,p.2i6.y^S. 

' I. de SicUia con Ge- 

ion. p. \^. y ft guiantes. 
IL de Sicilia I. con 

Dionifio. p. $6. 

' III. de Sicilia IL con 

• Uhm/io. p. 61. 

I V. de 5/Vi7/¿j III. con 
Dionifio. p.6s^yfig. 

y. de Sicilia con 27- 
^iHoleon. p. 5a. 

VI. de iS/V:i7i^ con 
"JÍgatbücles. p. 75, 

De los Cartaginefcs 
en Efpaña. p. 98* 9. 

De los Romanos en 
.iífpaña.p. II g. ' 
1 DelosIndigenasEf- 
pañoles con las C0¿- 
- ií/¿í Etytbreas. p* 34. 
' 1. Púnica. p.B^^ y \i$. 

. ir. Puntea, p. íi6. 
' III. Púnica, p^ 1 2y. 



CfeiV entre los Grfe- 
gos de Sicilia, p. 70. 
Civil de los iS<?d(?í, 
j). 64. 5. 

Xenica. p. 93. 4. 

Gymnefias , llamaban 

los Griegos k las Islái 

Baleares. D.p. 35. - 

Gy//(? , Colonia de /íi^/f- 

«<?«. P. p. 4. I. ^.53- 

Hannibal^ (anterior al 

famojo ) General de 

los Cartaginejes. D, 

/><f¿[. 56. 

Hannibal^GtWTúCdr' 
t agines en Efpaña. D. 
/). 114. 

Sus proezas . p. 115. 
^ figuientes. 
Efcribií) Obras en 
Griego, l.p.i^. 
fíanmm , vee Peripío. 
Hannon , Embiado por 
los Cartaginejes á 
fundar Colonias de 
. Libio- Pbenices , fuera 
del EJlrecbo.^ V.p. i . 2. 
. Naves , y gente que 
llevó. P./>. 2. 1. ^. 23. 
Epocba de fu -^¿jrw- 
gacioñ. D.p^2. 
Fines de ella* L^. 

30. I. 



X2.4 

Caufade fu retroce^ 
fo. 1.^.82. 3« 

No llegó hada el 
MarRojo.hp. 114. 
Hizo fegundo f^iage^ 
que no confervamos. 
Lp. 114. 

fíellenes ( hoy Ponteve- 
dra ) Colonia de Gri^ - 
gosenGalicia.D.p.2^. 

fferculesLibico^yEgyp" 
€Ío , es el mifmo. L p. 
108. 
Su t^^/7/V¿? á Efpaña^ 

'ibid. n, (*) 

. O Malek-ard jfsimO' 

fo Navegante de la 

ancigiiedad. I. ^. 25. ^ 

n.O 

Sus trabajos fabulo- 

fos. I. ^. 25. 

. Su Navegación. D. 

p. 29. 

Viene contra Gerion 
á Erytbria. I. ^. 37, 

^ Varias Napiones de 

. fu Exercito difsípado, 

• pueblan al África. I. 

Herméo , Promontorio, 
en África. D.p, ao. 

jfíefperia , fu íignifica- 
cion. I.^. 48. 



fíefperides , Islas. I. />• 

84- 3^ 93-4- 
Hefperio {Cabo) P. ^ 8. 

Hejperion Kolpon , 6 

Hefpericus Sinus. I. p. 

Hiempfal^ fus libros de 
la Hiftoria Púnica^ 
perdidos, l.p. 55. y 6o., 

PaíTage que conferva 
Saluftio de ella , ír«- 
ducido. I. p. 59. 64. 

Hieron , dueño de 5/- 
W//^sr, hace alianza con 
los Cartaginefes.D.'j). 

.83. 

Himeréos , Nación i ep 
Sicilia. D. P.5S. \ 

Himilcon^GQVitxú Car* 
tagines. D. ^. 49. / 

Hizo viage para pro- 
mover el Comercia. U 

. Efcribió de Geogra* 
pbiay y CcfieamentóSf 

' y fundó Colonias .en 
África. Lp. 42. 

Himilcon , hijo de Han-' 
non , General Cartagi- 
nés. D.p.57. 
Acierto fuyo,, ibid. 

Himilcon Pbameasfic- 

ne- 



«eríil Cartaginés^ fe 
paíTa i los Romanos. 
D.^. 132. 

Nipona ^huvo dos^^m* 

bas Colonias Carta gi- 

nefas , en África. D. 
^.20. 1.^. 62. 3é 
íiijloria Náutica , (Jó 

íea Marítima. 1.^.32.) 

de E/paña , oñ'ecida 

por e\/íutor i p. 4 a, y 

loi. 
Jalaos j hoy Cárdena. 

D. ^. 39, 

Su Etymol. /^. n.(¿) 
W¿r(íx , Nación , los Ef- 

pañoles. D. />. 32. 
Icbtiopbagos , Nación, 

y fu coflumbre. !• j>, 

69. 
Jlerda ( hoy Lérida ) 
•Eíard , y fu fignlfica- 

cion.D.^. loíi. n. (d) 
Juba i fu ^^g^ , vee 

Navegación. 
Junomay y Junonias^ 

' Islas. I. />. 83. 4. 
Laferpitium\ Balfarao. 

p. p. 40. n. (c)yp.ift* 
Lelio j Almirante Ro' 

mano , vence Batalla 

Naval tn él Eflreebo. 

D.^. 123. • - 



• « ^ 

Lengua Puntea , <|utl 
era? L/,i5. 

Era la de los Cartti^ 
ginefes^ ibid. 

Zanatia , qual eral 

• ibid. 

Infcripcion de Cerdo^ 
va en eíla Lengua,ofre* 
cida por el Autor , ib. 

Griega u fual en Car'- 

♦ tago. l.p.19. n.(i) 

Prohibida a los Car'- 
tagine/es , y con qui 
motivo ? !./• 1 6, 
Púnica j y Fenicia^ 
dialeótos femejantés k 
la Arábiga. I. />. 65. 
yn-(i) 

Leonidas^C^ípitzn Gric* 
go. p. ^. 52. . . 

Leptis y Colonia. L p. 

-63. 

Libes y Nación feroz,. 
Pobladores de África^ 
\.p. 61. 

Ligures (hoy Genove^ 
fes) aliados eftrechoí 
de Cartago. D. ^. 24^ 

5- 

Ar>ríi fignificacion va- 
ria de efta voz. I. p.^B* 

Lixitas , Nación , eran 
P aflores. ?.p./f. 



1 1^ 

: interpretes de Hafh 

non. /I.5. 

, Y buenos Navegan* 

tes. l.p. 90. 
JLixo yRio. P.p. 4. 
Qual fea hoy. I. ^. 

.56. 

LybtQ-Fenices , Nación, 

^por qué fe denorainb 

.afsí? D.p. 21. 

Macrobio , emendado. 

.!./>. 45. n. (a) 

Magon , huvo muchos 
Generales Cartagine- 
fes Aq efte nombre. D. 

;í* 35* 

}&¡(ígí>«, Almirante C¿ir- 
t agines. D.p. 63./ 

filagon , Fundador de 
Puerto Mabon , ^. 35. 

Magon , efcribJQ fobre 

' la Agricultura. D. p. 

Su Obra traducida 
pot los Romanos, ibid. 
, Y por los -^r/f¿^í . /^, 
JUabarbal , fu confejo 
defeftimado.D.p.i 19. 
Mafion^ (Puerto M4' 
. /r^« ) Colonia ^^artá-* 
^ginefa, en Menorca. 

rPP-35- 

Jí^//^, (Isla) Colonia 



:Cartaginefis.^:p. '39. 
Mandro , Monte. I. p. 

78. 
Mapalia , qué fon? 

Critica de ella üoa;. I. 

/>.6i.3^n.(i), 
il/^r, exemplo antiguo 

del Dominio de él. L 

/>. 30- n. O 
JW¿r Eayopico Hefperio. 

I./>. 88. 
Mariana , elogiado. L 

/>.ua. 
Marina , origen de U 

de loi Romanos. D. 

/>• 84. : 

Naufragios freqüea 

tes en fus Armadask. 

p.%9. 

Marmol , ( Luis del) ci- 
tado. L/>, 31. 
Mauritanos , Nación. 

hp.éy. 
Mauros y Nación , fedí-^ 

geron los Medos. 1. pí 

62. 
MaurufíQS , Mauros , 6 

Medos^ fíacíon- i. p\ 

64. 

Mafilia y (hoy Marfe\ 
lia) Colonia de Pocen* 
fes , en Francia. D.p. 



^an MatBeó , I&lá. L 
p. 109. 
mauin , Colonia. L p. 

Su fignificacion. ibid. 
Medallas Púnicas de 
. Cádiz. I./>. 57. 8. 
Megara , Ciudad in- 
cluida dentro de Car^^ 
tago.\y.p.6*7. 

Su defcripcion. ^« 8. 
y figuientes. 
mebalat , por qué afsi 

llamada?/. 7. 
Melitta , Colonia de 
. Hannon. P. /. 4. 1.^. 

melucba , Rio , fu fig- 
nifícaciOn. hp. 64. n. 

(O ^ 

ilT^/í? del Sol. 1. p. 8a. 

Hablilla fobre ella. 

.^. 50. 

jy/on/on^ (Guillermo^ 

fu 2;^/(> elogiado. L j^. 

,86. 
¿íí!;^¿? , Colonia de Car* 

jaginefes^ en Sicilia.D. 

J>. 46. qué íignifica ? p. 

A6.yti.(f) 

jNapbta , y fu ufo* I. j>. 
-Í05. 
Naj amones ^ Pueblos de 



1.17 

jifrVea* ly.p. 41. 1 

Nave bieragoga » y ^ 
íu ujb. I. ^. ^6. 

'Navegaciones antiguif- 
fintas , fu caraüér btj^ 
sor ico. D. ^. 2»8. 

Navegación , no la in- 
ventó Jafon.. I. /. 3a» 
Donde fe invencd? 

Los Erysbreos hpro* 
, pagaron ^ l.p.^2: 

Primer /írmament^ 
de la antigüedad. I./;» 
32. . - 

De Hercules, p. 29» 

• De Gélvn i cofteanda 
el áfrica. D./>. 53. 4* 
n.(¿J 

De Himilcon , trasla* 

• dado eo: Fejio Avie^ 
no. D. />. 59. ^ n..(í) 

. Del Rey Juba^ ea 

qué /¡mores feconfer- 

va la memoria. I.j^. 84*^ 

Por qué hizo inútil 

,fu navegación^ L pi 

. 69» 

De/cubrió algunas de 
las Islas Canarias. t¡ 
p. 78. 

De Eudoxo. I.p. 57. 

Por qué hizo inútil 

"fu* 



fu navegaetúfi. tp.694 

- Sil viase Umo de par 

trañas.h p. 83. 
Pofterior de muchos 

figlos al de Hannon. 

l.p. 83. 
- De Stafio Sehfo^Kot 
.mano. I. p. 94. n. (*) 
Naves 9 antigüedad del 

ufo de bendecirlas. 1. 

f\ \6i. 
Naves pensecansoros^ 

quales eran ^ p. 31. 
Niger , Rio , p. 76. 
Nigrete^ Laguna, p. 

76. 

Nigrefes^ h quienes 11a- 
.ma StrabQn? p. 66. 
Nilo^ fus manantiales^ 

p. 68. 
Not9(^Cabodel)..V.p. 

co.. 
Notu^Keras , CáS^^. I. 

p. 109. 
Nublen fe ^ vee Scberif' 

eUDrifi 
Océano , Atblanticú^ 

fus nombres. L ^. 24, 

ya9. 
Oefirymnides^ Runnds 

Occidentales. D.^. 44. 

11.(0 
p^r , qual fea?Ljp.3^3. 



Ofliodés^ Isla, porqdS 
afsi llamada? Dwp. 97. 

Palacios Rubios yÍM Tra- 
tado de Infulis inedu 
to.l.p.^S. 

Pal/um , Rio. I. />.io7. 

Paraph de Nearco. I. 

^.19. 

Traducion deunpaf' 
fage de é\,p.^o. 

Ft»r4-A*<^(hoy Pantaletí) 
Colonia de Griegos 
én Mallorca. D. ^. 

35- 
Periplo^ vee Hannon. 

. Hay muchos. I.^. 1 3. 

De Hannon^ ibid. 

De Arriano 9 ibid. 

De Scylax , /¿¿¿. 

i£^í?¿:¿í del de //íífl- 

w». D./>. 59. 60. !.;/>. 

Se efcribi6 en Gr/V- 
¿[0. !.;>. 15. 6, 3^19- 
do. 

Efcritores Griegos^ 
que lo citan. I.^. 19^ 

Latinos. I. ^. 20. i. 
. Florian de Ocampo^ 
us6 de él , y del de 
Himilcon.D.p. 61. 

Fin que fe propufo 
«1 Jutor de efta Oá^/tf ^ 

ea 



en itujlrarto. L p. í6i. 

•3- 
Colocado en el 7>w- 

plo de Saturno , y por 

qué? I.^. 27. 

DeféStao/b , y por 

qué? I./>.56. 

. Del Mar Erytbreo^ 

ofretído por el jíutor 

en Cajiellano, I. p. 42. 

P^/r/ar , que hacían ios 
E/pañoles.L p. 58. 

Pharufiosjíigniñcsí Per- 
fas. I. j&. 64, 5. 

Pbarufios^ y Nigritas 
(hoy los del Rey no de 
Marruecos) deftruyen 
las Colonias Cartagi- 
nefas en África , ^. 

43- 
Pirro , focorre la Sici- 

Jia.D.p.ii. 

. -/í/^ery?r¿> de la MiVí- 

c/¿? , y TaEíica de la 

antigüedad ^ p. 82. 

/(? de Hanmn , cor- 
regido. I. ^. 103. 4. 
P/m^ '^ defendido. L 
p. 48. 

Su Texto emendado. 
J-/>.46. n.(3) 

Notado 9 l.p. 93.. 4. 



1X9 

Notado. I. p. 107. 

Notado. L/>. 72. 
Pólvora , no fe inventi 
en Europa. I. ^p. 105. 
6. 

Los Árabes la i«/ro* 

dugeron en Efpañay 

ibtd^ 

Pojsidonio 9 llaman los 

Griegos á Neptuno. L 

A49- 
Pretor , qué Dignidad 

exiX\.p. 14. 
Pulcber, (Claudio) AU 

mirante Romano.D.p. 

89. 

^ Depuefto, i¿iW. 
Pulcbroj Promontorio. 

I.^. 30.n.(*) 
JRií? grande. R ^. 6. 

Es el Niger. l.p.'/S. 
Repre/aliasj ufadas en 

Cartago. D. ^. 94. 

5- 
jR^y , Dignidad en C^fr- 

//7gfl. I. ^. 1 3* 

Rbizas^ qué efpecie íbn 
de Animales i L p., 
103. 4. 

Rbodios^ y Cnidios^ des- 
alojados por los I]yr-» 
rbenos de las /j/^j de 
LipárLD.p.^^. ^ . 



Kifnrdir^ Tu fignlfica- 

cion. l/p. 107. 
Rizay hacer riza^ Ada^ 
.gie i de donde puede 

venir? \.p. 104. 
Rufcino , Colonia Car- 
jaginefa en Efpaña. 

D. p. 100. en Afri* 

ca. D.p. 100. n.(c) 
Sagunto 9 Colonia de 

Zacyntbios en Efpa- 

'Jia. D.p. 31. 
SalaSy{D.JofepbGoU' 

zalez de) notado. I. 

f. 92. 

Elogiado y ibid.n.(i) 
Salmafio , notado* L ^. 

.SI. 

Santa Cruz y {el Mar- 
que$ de ) (us Reflexio* 

. nes Militares , elogia- 

. das* />• 86« 7* 

Sarmiento y (Fr. Mar- 
tin) efcribió unasA^- 
flexiones k inílancía del 
jiíutor , y elogio fuyo^ 
D.p. 3a. 3- 

Sátiros y (la Fábula de 
los) de qué vino. I.j^. 
'96. 

Scberif-elDrífiyóNu. 
iienje « fu Traducion^ 
ofrecida ^ottXAutjor. 

^i5- 



5c////¿ , XJ^an) Curo- 
palata , fu Hiftoria 
M, S. en la Real Bi- 
bliotbeca de Madrid, 
p. 105. 

ScipioH , ( P. ) General 

Romano en Efpaña^ 

y fus Proezas^ D. p. 

ii^.y figuientes. ' 

/6'/7^^ k Cartago. p. 

133- 
Seldeno , notado. I • p. 

Selinuntes , Nación , en 
Sicilia.D.p. ^S. 

Semiramisy hace el pri- 
mer Armamento de 
la antigüedad y en la 
India.l. p. ^2. 

Sicanos , Nación. D. p. 

58-' 

Aprenden k comer- 
ciar en Efpaña. p. 54. 
n. (A) 

Siliú Itálico y Efpaííol, 
cfcribe la Guerra Han-- 
nibalica. D. p. 11 6. 
n. (m) 

Siracufa , Capital de 
las Colonias Griegas^ 
en Sicilia. D.p. 50. 

SolinOf notado. I •/>. i x Ju 

•8- . . . 

So^ 



I. p. 48. 9. 

Sonda , fu Ufo muy ath 

. ;/¿5«/e?. !•/>. 88. 

- S\i Etymol. ikU.n.(í) 

Sofijiratro , y Agmbjih 
des ^ compiten d Ce- 
tro de Siracuja , y f/7ir 
prevakce, D.;>.74. 5* 

Strabon , notado. I. ^^ 
71. 

Suffletes^ T\xEtym$l.\i 
p. 14. n.(i) 
Qué Dignidad era.? 

Suntato , enemigo ^t 
. Hannon , y fu /r^j^- 

c/¿>f/. />. 16. 
Surrencio , Puerto , y 
. Golfo. />. 50. 
Talento Euboico , fu 
. Valor ^ D./.104. n.(^) 
Tarraco^ {Tur Kora) 
: fu figníficacio». D. /. 
. 102. n. ^^rf) 
Tartefios , Pueblos ^íi- 

daluc^, D.,/!..43. n. 

(O ' 
Tauromenio , ( impbr^ 

tanteP/í3f5;¿3f)hoy7Í3fü^r- 

fwí«/?. D.j^.67. 

Templo de jáj^e^/í? en 

Cotbon. D.p. 14. 5. 



15» 

De Z)//?f;^ en Sagun^^ 
,to ^ y noticias de él. 
/). 3i.n.O 

Pc£^kuiapÍQ^r\Syr^ 
/¿, y fu Dejcripcion. 

De Hercules eti 
^/z. L /^. 3.9. 
Del iw/y^ií? tfff Lingf^ 

De Jttfftf en C^^fe. 

/• 39- 
De Neptuno én iStf/í- 

nunte. D. />. 50. 

. Del i»i/í»(j , í( con, el 

nombre de Pojstdonio. 

l.p.^g.) fundado por 

liannon en Soloente. 

P-A 3- 
. Y^Q Saíurm^n Car^' 

tago. L/>. 26. .1 

Su Eji4itua^ yj^ruel 

Sacrificio , i/írf. 

Tbemifiocles , Capitán 

r¿^ofí Octema , Mon- 

. taña. P.jE>. 10. 

Su Significación. I. 
p. 107. 

Tbina^ (hoy Túnez) Co- 
lonia Caríaginefa en 



■ África-. D. p. ao. i . 
Tfoymiaierion , Colonia 
de Hafinon. P.p. «. 

• Su fignijicacion. I. p. 

44- 
- Su Situación, p. 44. 

•5. 

És Linge. p. 46. 

TifHoleon , de Corinto^ 

focorre la Sicilia. D, 

/C^áya el C^/rí?. ^. 

• 7a- 3- 

TVrrtf ¿(f Agatocles^ 

Colonia Siciliana en 
África. D. p. 20. 
JVici^ (hoy Nagcra) D. 

.^. lOI. 

Trogloditas , Nación, 
.veTocifs irnos. P. />. 4. 

5. 

• Sus ^coflumkres. L />• 

, 68! 9. 

Turdetanos^ Nación , de 

Andalucia.D.p.^o. 

T^rin y Ciudad de Fe* 

. .mciós. D. j>. i oa. n. (d) 



Tyrió, (hoy Turía)lMo. 
D.p. i02.n.(d) 

TyrrbenoSjfN^icion Cor^ 

faria. D. p. 36. ) inven- 
taron las Ancoras, y 
el E/polón de las G¿* 
tór/ií. D./>. 37. 8. 

faetones , Pueblos, (hoy 
laRioja.)D.p.io\. 

Firiato , famofo C^;>í- 
/^« EfpañoLp. 34. 

/'^íi/íii , ( //¿sTí^íT ) notado. 
I'/^-í^S yn. (i)yn.(fi) 

Uticá, Colonia Carta* 
ginefa en África. D. 
/>. 18. 
Noticias de ella. p. 
18.19. 

Xflí»í/p(>,Lacedenionio0 
Generalas los Carta- 
ginefes.D.p.SS. 

Su infaufia muerte, 
p. 90. 

Xerxes y Aliado de los 
Cartaginefes. p. 48. 

Triarte, ( Z)¿;« ^«¿ar« ¿fí) 

.elogiadq. L/>. 105. 



i^/iv; 



V 

^ 



í : 



:<H.- 



¿i 



. 1 



^ « 



FEE DE ERRATAS. 

En el difcürfo , 6 Prologo de la obfü ,*ÍDtítula3aí 
jíntigüedad Marítima de la República de 

CaríagOj con el Periplo de Hannon. 
Erratas. pag. Un. Emiendas. 

Calónos. • • . . . 9. 53. Colonos. 

En el Difcurfe Preliminar. 

Porcelaníi io,nota¿. antepen. Puzolana. 

aprifionado.... 25« 14. aprefado. 

Gibralbrar ap, 13. Cibraltar. 

¿e Cartago... 74. 3. de jllexandro^ 

^aquella.. 75, 5. aquellas. 

llamados Si. 14. llamado. 

embib 88. 5. embiaron. 

]a Roma 125. 19. la de Romaé 

buvieron 1 26. 1 2. buvieran. 

En el Periplo de Hannon. 

En la Iluflracion de él. 

Epopeía 34. 14. Epopeya^ 

el gran 57not.(* 2. la gran. 

que los 78. uk. que la. 

fe llamada...- 94. 24. /e llamaba.^ 

Camelo Pardos 104. 4. Camelo ' par dos^ 

/tÍAioM-flt ,. .. ... 52. 23. julÍMotcl 

Bollo conforme con fu «f ig|n^ Oibrícatie , y al fin firmado , (álvat 
'< come lo quedan) eílas rcfpe^^lvas erratas el Libro, que del Idioma 
Criege al CallcUano lia traducido Don Pedro Rodríguez Canipomanes, 
Abcgadp de los Reales Confejos , Académico , y Cenfor de la Real 
Academia de la Hiíloria , intittilado : Eí Periplo , ó Navegación de 
HíiQnon , coa fus Nocas , y Difcurfe , que la precede dftl Podci Mari» 
timo dt Cartago. Madrid 30. deAgo!lo drx7 5^. 

Lie. D. Manuel Licar do de Rivera. 

Correvt, Ccucr.por S, ^^ 



SUMA DE LA TASSA. 

DON Joreph Antonio de Yarza , Secretaria 
del Rey naeftro Señor , fu Elcribano de 
Cámara mas antiguo , y de Govierno del Confo 
jo : Certifico , que haviendofe villo f or los. Seño* 
res de él el Libro , intitulado : El PeriplOj b Na^ 
legación de Hannon , iluftrado con Notas^ 
y un Difcurfo del Poder de la República Í2ar^ 
tapiñe] a^ traducido del Idioma Griego al Caílellano 
.por Don Pedro Kodriguez Camporaanes,Abogado 
de los Reales Cofifejos , Académico , y Cenfor 
de la Real Academia de la Hiftoria , que cotí 
licencia de dichos Señores , concedida al fufodicho, 
ha fido impreíTo , taíTaron a ocho maravedís cada 
pliego; y dicho Libro inclufas dos Laminas, qué 
fe regulan á dos por cada una, parece cieñe treinta 
y cinco , fin principios , ni Tablas, que k eíle ref* 
peftj importa dolciencos y ochenta maravedís, y 
al dichp precio , y no mas , mandaron fe venda, 
y que efta Certificación fe ponga al principio de 
cada Libro , para que fe fepa el a qwe fe ha de ven*" 
der. Y para que conftc lo firmé en Madrid á qua* 
^6 de Septiembre de mil íetecientos cinquenta y 
feis. 

Don Jofepb Antonio de Tana. 



■ « 



f(*